Páginas

domingo, 7 de julio de 2013

Restableciendo memorias

Con los brazos abiertos y corriendo hacia mi, La Bella me hizo muy feliz una tarde de sábado en que la memoria había grabado con hierro palabras hirientes lanzadas por un desconocido a una mujer que ni daño hace cuando él no tenía nada que hacer, cruzándose en un camino vano un viernes solitario. 

 La sonrisa de Natalia tiene el mágico poder de hacer olvidar sinsabores y valorar la vida con un trozo de queso en la boca. Tímida como soy en casas ajenas -que no extrañas, que no- estira su mano para que la acompañe a su recamara. Pidiendo permiso a quien ahí se encontraba, subo las escaleras detrás de La Muñeca con prisa de quien sabe que los minutos a su lado son oro molido. A un mes sin haberla visto, Natalia es la energía que hace la vida feliz. 

Subida en la cama, me enseña sus libros. Comienza en su media lengua a contar el cuento del Sr. Tigre. Miro sus tiernos ojos perdidos en las letras asombrándome que ya sabe "leer".
"Ten 'buela" palabra recién recuperada de mis memorias un poco empolvadas por los días medicados.
Tomando el libro se sienta esperando que le lea. Empieza la conexión entre esos dos seres queriéndose en el tiempo y a la distancia.

Leo con voz pausada sintiendo su mirada sobre mi, actúo lo que leo:

A de abrazo. 
Aprieto a la niña contra mi pecho y sus ojitos me llenan de vida. 

B de beso.
Con la trompa parada estampo un beso en la mejilla de mi hermosa.

C de caricias de niño travieso. 
Acaricio su carita con mano temblorosa. Ella no quita su mirada de mi. 

D de duende. 
La levanto al techo y su risa eterna llena mi alma caduca de sentires. 

E de es hora de dormir. 
Junto las palmas de mis manos poniéndolas de almohada recostando en ellas mi cara. La Bella hace lo que yo y le doy un beso tronado. Ternura inmensa consume mi alma. ¿A quién hay que agradecer tanta dicha? Natalia como esponja absorbe de mi lo bueno que como abuela le doy sin mesura.

Sus padres llegan y juntas les enseñamos lo que aprendió... A de abrazo...empezando de nuevo. Risa contagiosa de quien no quiere que acabe el día.
La abrazo orgullosa como estoy hasta que ella me dice "Ya 'buela" porque mi abrazo duró demasiado. Deshaciéndose de mis brazos corre a refugiarse en las piernas de su madre.

Luego...

Caminando en un mar de gente, La Bella me busca. Grita para que corra hacia ella, la cargue y la suba al tiovivo o a la silla de dibujos. Magia infantil resulta de su sonrisa.

¡Soy feliz! 

Comemos helado, jugamos a las escondidas, regaña a sus papas y pido al dios de mis ancestros que conserve esos momentos en la memoria y borre de la misma  las palabras abyectas de quien sin conocer ofende a una mujer-abuela que va por la vida escribiendo sus memorias sin el pecado más que de querer escribir el día a día de una eterna lucha contra sus demonios.

Nada empaña mi dicha, la gloria existe y la viví en los brazos de Natalia el tiempo suficiente para disfrutar lo que de vida me quede.











33 comentarios:

  1. Tenía que llegar este momento.

    :)

    Me alegro muchísimo.

    De verdad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué bien me ha hecho, leerte.
    Bss, corazón¡ y, a Natalia, igual

    ResponderEliminar
  3. Quien te haya herido de palabra u obra no tiene corazón y no merece siquiera tu desprecio. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  4. Precioso ese momento Malque, que lo disfrutes mucho.
    Bss!

    ResponderEliminar
  5. !!Que bonito escribes!! Haces de tus vivencias un precioso encaje con palabras, que algún día la bella guardará como un autentico tesoro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Yo se que se van a repetir muchos momentos como ese, además ten en cuenta que en la medida que va creciendo irás descubriendo nuevas Natalias constantemente, de ahí que seria bueno que la veas con la mayor frecuencia posible, por ella y por ti... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Tan espontáneamente bello y natural. Escribes este texto con la certerza del amor por esa pequeña, Natalia. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  8. Es muy tierno, qué delicia, leerte, Besos.¡¡

    ResponderEliminar
  9. Me encanta que Natalia te haga así de feliz lindaFlor.
    Un besazoooo

    ResponderEliminar
  10. Ofende quien puede, no quien quiere. Ni el podía llegar a más, ni tú a menos. Pasa del todo la página, especialmente cuando la siguiente es tan tierna, tan emotiva, tan preciosa y tan bien contada.
    Un abrazo, chamaca.

    ResponderEliminar
  11. Quien te insultó, no tiene ni la menor idea de la clase de persona que eres. Yo tampoco te conozco, pero leerte cosas así me despiertan mucha ternura; disfruta mucho a tu Bella.


    Saludos Enfermos.

    ResponderEliminar
  12. entrañable momento
    y es que acaso no somos solo ello?
    una sumatoria de momentos

    abrazos y que lo que venga sea aprovechado a concho
    la vida es una levedad , un soplo y un instante irrepetible

    ResponderEliminar
  13. esos momentos tan especiales jamás se olvidarán.
    besos.

    ResponderEliminar
  14. Me alegro muchíiiisimoooo, mi Bienquerida! Que momentos más dulces, graias por hacernos participar en ellos.-
    Muchos besos chiquilla... a gozar de todo eso, sí señorita!!!

    ResponderEliminar
  15. Llegó la hora, disfrutalo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. ¿Ves? Y tú que hace meses andabas preocupada porque La Bella le daba por pegarte nomás porque descubrió el placer de morder y fastidiar a la gente a su alrededor. Ella te quelle y mucho :)

    ResponderEliminar
  17. Me gusto mucho tu entrada!!!, yo siento un cariño enorme con mi sobrina, saber que está bien y que es feliz me hace sentir muy excelente. :)

    ResponderEliminar
  18. Ellos son la gloria, eso es irrefutable. Quién quiera ver que vea. Un abrazo-

    ResponderEliminar
  19. Estas entradas en las que se te ve feliz son las que más me gustan, has descrito la situación con la belleza de la dicha.
    Un beso enorme.
    HD

    ResponderEliminar
  20. Me encanta verte feliz y que te hagan disfrutar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Hermoso... mágicos momentos que duran para siempre!

    ResponderEliminar
  22. Lo he dicho antes y lo repito ahora, "el amor nos salva"

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  23. Esa balanza que es siempre un acertijo, a veces se inclina a nuestro favor, y procura en ese descenso que provoca el peso de un momento feliz, que perdamos de lo malo la memoria. Saludos

    ResponderEliminar
  24. Nada hay mejor y bello que estar con lo que uno ama.


    Besos

    ResponderEliminar
  25. Cuantisimo me alegro de que la niñez, cariño e inocencia de Natalia, te alivie.
    Besossss y muchosss

    ResponderEliminar
  26. HOLA QUERIDA MALQUE
    TANTO TIEMPO!!!
    PRECIOSO LO QUE NOS COMPARTES, MUY TIERNO Y EMOTIVO. LOS NIÑOS NOS CAMBIAN LA VIDA NO?.
    BESOS AMIGA CON TODO MI CARIÑO.

    ResponderEliminar
  27. ¡Qué lujo de abecedario!
    ¡Qué bendición tener a La Bella!
    Aprendo tanto contigo...
    Muá,muás, requetemuás...

    ResponderEliminar
  28. Ahhh el poder de la inocente niñez! =)

    ResponderEliminar
  29. Bendita eres entre todas las mujeres! Vivan las abuelitas! La mia me visita en sueños! Y hablamos y discutimos ella defendiendo la existencia de dios y yo intentando convencerla y como siempre termina diciéndome! Yo soy tu abuela! Por eso tengo razón! Y luego me da un beso! Y ahí me convence de que dios Existe y tiene por nombre Abuelita!!

    ResponderEliminar
  30. Admiro mucho tu capacidad para expresarte. A medida que uno va leyendote hasta va sintiendo lo mismo que vos, o al menos se lo imagina, la verdad es muy hermoso malque.

    ResponderEliminar
  31. Aww :3 ¡Que bonita niña! Me acuerdo de mi hermanita, tienen esa sonrisa que lo cura todo.

    !Abrazo Malque!

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje