Páginas

lunes, 7 de enero de 2013

Echen confites y canelones pa´ los muchachos que son muy tragones



Fin de temporada


A veinte días de mi cumpleaños sigo recibiendo obsequios.
El regalo de ayer fue la invitación a ver una pastorela en el Teatro Coyoacán. gracias a uno de los sobrinos artistas que Los Apellidos Ilustres ha aportado a la sociedad.

Fue de lo más divertida -hacía mucho que no asistía a alguna- y hoy por hoy ha sido uno de los mejores regalos -sin menospreciar a nadie- que he recibido.

Y es que ir al teatro, ver a mi sobrino actuando y además de todo ganar una caja de dulces que dieron por el cierre de temporada fue de lo mejor para comenzar el año. Amén de que nos dieron tamales y atole el cual no quise probar porque tenía nata y me revuelve el estómago.

Ver el crecimiento actoral de mi sobrino me dejó gratamente satisfecha. Todavía recuerdo no hace muchos años cuando lo arrullaba en mis brazos. Cuando lo llevaba al kinder y me pegaba porque no dejaba que le agarrara la mano. ¡Oh oh él también me pegaba! Coincidencias infantiles con su prima segunda.

No es cualquier cosa que nos den un cariñito al alma en forma de carcajadas y las caricias de ayer espero me duren un buen rato y sino ya daré cuenta de ello en este costal de emociones en que se ha convertido mi blog.

Empieza bien todo.

Sigo teniendo pesadillas donde un tipo quiere hacerme daño -la última fue el sábado- pero no me preocupo prefiero ocuparme en cosas que alivianen mi alma.
También sigo teniendo problemas con el internet pero ya no me agobio, de cualquier manera no puedo hacer nada.

Todo marcha... 













17 comentarios:

  1. Pues... en estos momentos no me acuerdo si te felicité para tu cumpleaños... si así fue te REFELICITO y si no, pues ahora lo hago deseándote que lo sigas celebrando.
    Besos mil amiga.
    (Poniéndome al día de mis ausencias navideñas).

    ResponderEliminar
  2. Es bien bonito ver como crecen los sobrinos, ¿que no?

    ResponderEliminar
  3. Esos regalos como la invitación de un sobrino a no sólo que te deleites con el montaje teatral, sino que se te llene el pecho de orgullo como la canción de Los Galos, es reconfortante para el espíritu y el ánimo. UN abrazo, desde este lado del charco, donde los soles de enero incendian hasta el alma. UN beso. carlos

    ResponderEliminar
  4. Sigue el cumpleaños entonces!!!
    Así es cuando se quiere mucho a una persona!

    A seguir celebrando!

    ResponderEliminar
  5. Que bonito que todo va bien Malque =) esperemos que asi siga, te cuento que yo tambien he optado por despreocuparme ¿para que si no se puede hacer nada?

    Que tengas una excelente semana!!

    =D

    ResponderEliminar
  6. Ea Malque, así está mejor echandole ganas!

    ResponderEliminar
  7. Llego tarde a incorporarme a la vida bloggera y me perdí tu cumpleaños.
    Espero que la hayas pasado muy bien y que sigas recibiendo muchos regalos todo el año.
    Es bonito ver cómo crecen esos pequeñitos que tuvimos la oportunidad de cargar en nuestros brazos, sobre todo, cuando están cumpliendo sus sueños y nos invitan a ser parte de ellos.
    Te mando un abrazo fuerte y otro por tu cumpleaños.

    ResponderEliminar
  8. El teatro, siempre es balsamico.
    Como tu decisin de no preocuparte por aquellos problmas que no son responsabilidad tuya y que, encima, no esta en tu mano poder resolver; como Internet.

    Me alegra que tu sobrino vaya madurando su fuerza interpretativa. Es lo que ocurre con los buenos interpretes: ven, valoran y corrigen sus excesos o sus faltas, entonces...conocen su insuficiencia, se llenan de humildad y,... maduran.
    Pero solo lo hacen los grandes. Como los buenos medicos: siempre con humildad.
    Como tu con los problemas. :)

    En el 550 a.C., Confucio, ya lo advertia:

    "Si tienes un problema y tiene solucion, no te preocupes pues, tiene solucion. En cambio, si tienes un problema y este no tiene solucion,... tampoco te preocupes puesto que no la tiene".


    Bss, Compi y muchas gracias por tu visita, tu tiempo y tus generosos comentarios.

    Sarva mangalam
    Namasté

    ResponderEliminar
  9. Pinta bien ese año que ha empezado, Malque. Te veo muy positiva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Que lindo es ver a los que queremos crecer en la actividad escogida. ademas amo el teatro, en otra época tomaba clases debo volver
    Me parece bárbaro que no te preocupes por aquello que la solución no depende de vos
    Abrazo

    ResponderEliminar
  11. Estos regalos llegan mucho mas al corazón que los materiales.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Pues si todo empieza bien y todo marcha...¿Que mas se puede pedir?
    Mañana no lo olvides...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  13. Me alegro que todo marche, a pesar de esos malos sueños...

    ResponderEliminar
  14. me alegra mucho saber que tienes muy bonitos motivos para sonreir.
    espero que las sonrisas sigan.
    un beso.

    ResponderEliminar
  15. La belleza de nuestras tradiciones, de, lo esplendido de nuestra comida y la tristeza queda ver que se van perdiendo poco a poco...Gracias por estar en mi blog, gracias por tu comentario....Saludos

    ResponderEliminar
  16. qué bueno que te diviertas. sí, maldito internet mexinaco, uno de los más caros y lentos del mundo.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje