Páginas

martes, 23 de febrero de 2010

¿Ton´s?...




Los príncipes y el Rey voltearon a verse al oir a la reina decir que ya se quería ir y no entrar a la feria después de ver la cantidad de gente que había al interior del Palacio de Minería.

Se quedaron en la puerta, una ola de calor humano los recibió dándoles de lleno en la cara. La hermosa reina quso huir pero la Princesa la detuvo. El calor era agobiante y no habían entrado aún.

Kiku  la tomó firmemente de la mano conducíendola al primer stand en donde vieron que iba a ser difícil encontrar el libro que la reina quería.
¨Kiku me lastimas¨ dijo quedito la reina pero la mano firme de la princesa no la soltó. Ella no cedía tan facilmente a su voz como lo hacen los hombres del castillo.

Su majestad preguntó a un guapo mozo que daba indicaciones, en donde era que podía encontrar un libro. El buen mozo haciendo una reverencia le pidió el nombre ( del libro, porque la reina siendo tan famosa no necesitaba presentación, todos la conocían). 
La reina se lo dió y el muchacho haciendo varios clicks en su computadora, le dijo a tan excelsa visitante que el libro no lo estaban manejando en la Feria.

Fue suficiente. 
Perdió todo interés y se fue a refugiar a un muro cercano a una puerta en donde no era molestada más que por el aire que circulaba. El Príncipe Muny la acompañó, él también estaba desencantado por la cantidad de gente que no les permitía hojear ni siquiera un folletín.

El Rey y la Princesa siguieron buscando algún título interesante mientras al Príncipe se le íban los ojos tras las ladies que pululaban por doquier. Había una que otra plebeya de no malos bigotes pero la reina le daba un golpecillo en el pecho o el hombro cada que veía que al Príncipe le guiñaba el ojo cualquier mozuela. Ella cuidaría que el príncipe no estuviera de coscolino, se lo había prometido a la princesa Nueris.

El Príncipe al igual que el Rey son muy ojo alegre, hay que estarles jalando la rienda para que se aplaquen o darles un pequeño golpecillo que a la reina se le dan fácil o ya de perdida un bolsazo que duele debido a la cantidad de objetos preciados que carga la reina en la bolsa que es casi del tamaño de ella.

Se dirigieron a la parte alta que no estaba tan visitada, ahí más o menos pudieron buscar. 
A la reina le llamó la atención un libro llamado ¨Flor de Adrenalina¨, le pidió a la Princesa que se lo comprara, pero siendo media quincena la nena no podía gastar más, con la mirada le dijo que nel.
Haciendo un mohín de contrariedad volteó a ver al Rey, este se hizo el desentenido, pero la reina es la reina y  aún no nace quien se resista a sus encantos menos el Rey al que le tiene bien tomada la medida.

La reina lleva su dinero pero agota todas las posibilidades antes de pensar siquiera en sacar su cartera.

La preciosa reina se dirigió al Rey y con voz melosa le dijo:
Barry, ¿me lo compras?,
¿me lo compras?, 
¿me lo compras?.
El Rey con tal de que no estuviera chingando, digo con tal de que su reina estuviera feliz dijo que si.

Con libro en mano, la reina decidió que era suficiente, quiso entonces ya irse. Esperaron a la Princesa que adquiriera otro libro y se dirigieron a la salida de Palacio. En la parte de abajo seguían pululando los chamacos como hordas destructivas. Tiempo después la reina se enteró que el Hijo de &%%&'# del Santo se encontraba autografiando su libro, blah!.

Todos contentos... no, en realidad íban frustrados porque la visita no había sido fructífera. Ya fuera de Palacio no supieron a donde dirigirse. Les sobraba mucho tiempo, aún no querían regresar a su acogedor palacio.

La Princesa quiso ir a ver más libros pero el Rey dijo que no quería saber más por el momento de  ese tema. Decidieron buscar un lugar para comer.
Compraron algunas viandas para aguantar porque cuando el Rey dice ¨vamos a caminar¨ lo dice en serio.
En el camino encontraron a un cliente del Barry, digo, del Rey que les invitó a pasar a su hostería en la cual se servían ricos platillos y vinos exquisitos.
La presencia de tan regios visitantes atraería clientela a la hostería que se encontraba semi-vacía.

Pidieron crema de cilantro, arroz blanco que estaba batido y sin cocer, la reina quiso reclamar pero su familia le dijo que no.
Ahora entendía el letrero de la entrada ¨Se solicita cocinera¨. Si lo hubiera visto antes otra cosa hubiera sido.

La preciosa reina pidió carne a la tampiqueña que de verdad era tan piqueña que apenas si le calmó el hambre. De todos modos estaba muy fea la carne y apenas si probó bocado.

Estuvieron muy a gusto aunque la comida fue malísima en el restaurante ¨Bicentenario¨ , hoy todo se llama bicentenario. 
A ese lugar no volverían más.

Siguieron caminando para buscar algunas blusas para la reinita pero la comida y el calor hicieron estragos en  ellos, no podían dar un paso más.
Decidieron tomar un carruaje extraño donde cabe mucha gente, parece que se llama microbús, la reina no lo sabe, nunca se había subido a un carromato de esos y menos rozarse con la plebe, pero algo había que hacer para llegar a su coche que se encontraba ya muy lejos de donde estaban.
No quisieron tomar taxi porque había mucho tráfico, además no tenían prisa. Se subieron al microbús para ver que siente la gente del pueblo subirse a esos artefactos conducidos por un ente maligno.

Al ir a buscarlo encontraron en el camino más libros. La reina adquirió ¨Si yo fuera  presidente, el reality show de Enrique Peña Nieto¨ que le pareció interesante.

El Príncipe compró ¨La Biblia del Diablo¨ título un poco aterrador para la reina. Y es que desde que hizo la investigación para su tesis, al Príncipe le llaman la atención los títulos oscuros.

El rey le compró algunas cosas más a la hermosa reina para tenerla contenta , también le compró cosillas a los príncipes.

Regresaron a casa cantando y la reina bailando en el carruaje con el benéplacito de su familia que le gustaba verla contenta y no con el ceño fruncido. Iba bailando ¨La macarena¨ pero se cansó pronto y cambió de melodía, además era una canción viejiiiiisima.

Así llegaron a palacio.

Los chihuahuas los recibieron ladrando y corriendo encantados de ya no estar solos. 

Se dispusieron a ver una película para terminar el domingo familiar que después de todo no había sido tan malo.
La reina había tenido solo un connato de furia pero la habían aplacado sin dejar que les amargara el día.
De cualquier forma, lo pensarían bien para otra vez que la reina les diga que quiere ir a algún otro lado.

¿Ton´s? preguntó la reina, ¿a dónde vamos el próximo domingo?.


¡¡¡TOING!!!.


La reina del País de los Hongos está de regreso.











27 comentarios:

  1. No estuvo nada mal... pero el que no se queja... no recibe!
    Bien por tí!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja!
    Yo voy a ir anotando tus formulas para cuando me encuentre en situaciones parecidas... No saliste nada mal! Regalitos incluidos!!!
    Bueno, mi Malque, y a donde vamos el proximo domingo?

    ResponderEliminar
  3. la biblia del diablo ¿trae dibujitos?

    ResponderEliminar
  4. Suena a titulo d epelicula de cantinflas ¬¬ "Si yo fuera presidente" jajajjaa

    Tampiqueña!!! Jajajajajja te pasas!!! oie yo tmbm el domingo fui a comer iba por un postre segun pero al llegar pues pedimos y el Dan pidio una tampoiqueña quesque para que la conociera, pk segun es un corte grande y trae no se que tantas cosas, y si traia arroz, enchiladas, guacamoles, nopales y la carne pero tambm era piqueña jjajajajaja.

    Y a donde vamos el otro domingo? Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Buenas recomendaciones y excelente opción para un Domingo.
    Este Domingo quise salir con mi novia la morena a tomar fotos y ruta cultural en museos pero no se pudo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. a la Reina del Pais de los hongos olivdó que en Domingo todos los súbditos y demas de la comarca salen a pasear¡¡¡¡¡¡

    ... creo que Peña Nieto era la unica opción que no compraría acaso la reina no le leen revistas??

    :D

    ResponderEliminar
  7. A mi tanta gente me agobia, pero tu saliste muy bien, y con regalito y todo, jejeje

    Un besote cielo

    ResponderEliminar
  8. Saludos Querida Reina.
    Pues le hace falta salir más seguido a darse sus baños de pueblo, Su Majestad.

    Un domingo en familia, chido.

    Te luciste con este post, Mi Querida Malque, bien jocoso. Hasta luego, fina y distinguida.

    ResponderEliminar
  9. lo bueno de todo esto es que así se disfruta más a la familia!!


    saluditos!!

    ResponderEliminar
  10. jajajaja.. me encantó tu relato!! Así es como se deben de contar los domingos!

    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  11. Con ese "toing" me imagino que se deben haber quedado con los ojos abiertos como platos.... estuvo bien su domingo; a pesar de que hay mucha gente, es bonito volver al centro después de no haberlo visitado durante algún tiempo.

    ResponderEliminar
  12. la biblia del diablo o_o
    a pues que bonito tu domingo

    tu bolso en el que casi entras tu jaja ten cuidado pueden ser armas mortales...

    que estes bien :)

    ResponderEliminar
  13. Cierto siempre hay que mantener la agenda real ocupada, claro que los compromisos reales siempre hay que atenderlos pero las actividades de recreo tambien son importantes.

    ResponderEliminar
  14. ja, ja, ja...

    como me has hecho reir Querida Malquerida y es que eso de la Tan piqueña si era para reclamar hee.

    TÙ la reina, te subiste a un micro? Yo que soy de provincia disculpame pero prefiero aprovechar el metro... ja!

    El titulo del libro en tu post es fabuloso.

    Un muy uerte abrazo!

    ResponderEliminar
  15. no ps nice nice siempre quice saber como vivia la realeza jejeje
    que miedo con el reality show hee jejejeje

    ResponderEliminar
  16. Nel, yo ya no quiero saber de ferias de libros ni nada.

    No encontré lo que yo quería, me acaloré, gasté a lo tonto y a mi NO ME COMPRARON NADA.

    Ya me meteré a la librería esa amarilla con moradito para encontrar a Messi en la portada de algún libro... O de Eduardo Galeano... O de Umberto Eco... O de Luhman... ¡O del papacito de H.P Lovecraft! ¡O de Nietzsche!

    Pero no, pinche feria.

    ¡Pura madre de "Cómo educar a sus hijos para que no se les salga el pum en la mesa"; "Cómo ser un buen hijo y hacer como que estudias pero no estudias"...

    Bah, ya me enfogoné otra vez...

    ResponderEliminar
  17. Me he reido un buen rato. Bonita forma de pasar un domingo, aunque yo no soporto las aglomeraciones, supongo que será la edad jajaja

    Un bewsito

    ResponderEliminar
  18. jajajajajaja me encantó tu lenguaje tan fino de "con tal de que ya no estén chingando"... jajajajajajajaja yo quiero un rey así para ir encontrándole el modo! jajajajajajajajajajaja

    Saludos Malquee!!

    XD

    ResponderEliminar
  19. Cassiopeia: Gracias, por eso me quejo siempre.


    Saludos.

    Pelusa: Claro que no salí nada mal y si vieras todo lo que gano, je, no es cierto.

    Hay que ir a... pasear a los jardínes reales.

    Besos.

    Xhabyra: Sepa la bola, no lo he visto.

    Ely: En realidad es el título del reality de Peña Nieto con televisa.

    La carne yo creo que por eso se llama tam-piqueña je.

    Vamos con la Pelusa a pasear a mis jardínes.

    Abrazo.

    Germán: Pero tal ve este domingo si se pueda.

    Saludos.

    Jolie: Se me olvidó decretar que me dejaran el palacio de Minería para mi familia y para mi, je.

    Yo tampoco, pero es que quiero saber que es lo que está pasando con su carrera a la presidencia.

    No leo revistas je.

    Besos.

    alex: Con varios regalitos a pesar de tanta gente me fue bien.

    Saludos.

    Pherro: No con el baño del domingof ues suficiente, no más je

    Es que tú no conocías a la reina Hongo, bueno, pues te la presento.

    Saludos y gracias.

    pekeña: :)

    Saludines.

    ResponderEliminar
  20. BIENVENIDA SU MAJESTAD!!!!
    SE EXTRAÑABA SU PRESENCIA POR ESTOS PAGOS.
    BESO!!!!!

    ResponderEliminar
  21. Cuetzpallin: ¿Verdad que si?.

    Saludos.

    elbibis: Se quedaron tan sorprendidos que nadie dijo nada. osht!

    Abrazo.

    Apolline: Sipirili.

    pronto escribiré un post de lo que cargo en mi bolso.

    Saludos.

    White: Tengo la agenda llena tanto que no me da tiempo de salir con la familia por eso cuando puedo no me acostumbro y lo arruino, jeje

    Saludos.

    Casacelis: Yo como soy de la ciudad, sé que en domingo JAMÁS me subiré en metro y menos en Pino Suárez o Balderas porque hay MUCHA gente por eso la opción del micro.

    Me dió gusto verte por aquí.

    Saludos.

    Diabla: Nice como toda yo.

    Y eso que no has leído nada acerca de lo que se está tramando para que este sujeto llegue a la presidencia.

    Saludos.

    CállateTú: Yo tampoco.
    A mi si me compraron todo lo que quise.

    O también El Hijo del santo, o está cañón, blah! pura bazofia que venden ahora, con razón la gente no leé.

    Taxi Driver: Puede ser la edad je, es lo que me afectó jajaj

    Saludos.

    Pashmina: Es el lenguaje familiar, fino y exquisito.

    Ojalá te encuentre pronto a tu Rey jeje

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Elina: Gracias, igual a ti se te extraña.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Me has alegrado el día Malque... qué buen relato de un domingo de paseo.

    Luego nos cuentas qué tal están los libros.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  24. WTF! DIOS NOS LIBRE! (O EL DIEBLO, O EL CHAPULÍN) JA!

    sALUDOS.

    ResponderEliminar
  25. Jajaj Malquerida Por dios!

    Me he reido como un enano lujurioso de circo. Y he anotado varias de las consideraciones y recomendaciones para venideras situaciones ...Muy bueno, de verdad me ha gustado mucho

    Y saludes de mi madre real, quien te envia hermosas oraciones de sanación...

    ResponderEliminar
  26. Estimada Malque, sabes que Malquebien yo si te quiero.

    Bienvenida de regreso a palacio su majestad!

    Estas huidas tuyas del Blog son para que extrañes a tus queridos lectores y regreses con harta enjundia, mj que diga con el entusiasmo desbordado y jocoso, verdA majestA? =D

    Hermoso cuento real de un Pomingo familiar en la CiudA.

    Pene Quieto presidente?, mi Reina, ni lo menciones que puede escuchar!. Sera posible que el Principe aprendiz de maligno pueda interceder por la patria con algun conjuro, hechizo o maleficio mediatico/politico de su nuevo libro del chamuco prieto?

    "tiene dibujitos?" jaja!, ese camarada si que me arranco una carcajada!

    Que gusto da leer a quien sabe escribir de manera tan maravillosa y amena. Felicidades su alteza! =D

    Lo siento pero el Rey Hidrogeno precisa retirarse a descansar a sus aposentos rai nau..., siyu my Queen!

    Un abrazo Malque.

    ResponderEliminar
  27. Cuidado con la biblia del diablo y el barry, si es la biblia que imagino tienes dos mejores opciones: mantenerte cerca del barry cuando se haga preguntas del susodicho librillo, o, disimuladamente desaparecer ese libro de tu palacio.

    Es una cosa sectaria, de fanáticos y cosas por el estilo que sólo aprovecha la "aversión" generalizada hacia la iglesia. (y no estoy defendiendo a la iglesia)

    saluos!

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje