Páginas

martes, 22 de abril de 2014

La mejor de las críticas

Venciendo el temor que me daba el leer uno de mis cuentos a La Bella por miedo a no captar su atención, ayer por tercer día consecutivo le he contado una de las muchas historias fantásticas salidas de mi cabeza.

Puestos los codos sobre el lugar más cómodo que ha encontrado después del regazo de su madre, Natalia espera sobre mi panza, las palabras con las que ha empezar a soñar.

Erase que se era... en su mente comienza a dibujarse el personaje del que hablo. Apolinar III una lombriz sin manos queriendo ser guitarrista. 

Presta su atención he dejado atrás el miedo a que no me entendiera algunas palabras por demás incomprensibles para ella. Atenta escucha lo que saco de un libro sin hojas.

Sigo leyendo, ojos somnolientos, frágil cuerpecillo cayendo sobre mi soñando en un mundo que ahora sé inventé para La Bella.

Temores atrás, respiración profunda, brazos de abuela arrullando una vida que es menester hacer feliz como prioridad en este mi mundo de dolores recurrentes y quejas insalvables.
Voy por buen camino, ayer se durmió casi al final, dándome sus opiniones en cada frase que se le diera la gana.
Natalia La Bella, la mejor crítica y dueña de mis cuentos ha nacido ya. 
Mis miedos como tantos otros han quedado en el pasado que no ha de volver. 
Hoy toca ser feliz.











31 comentarios:

  1. Hermosos recuerdos tendrá la Bella de tus historias Malque.

    besos...

    ResponderEliminar
  2. No tenía ninguna duda del resultado final.
    Yo que no soy tu nieta, jajajja, me quedo con la boca abierta cuando leo tus cuentos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tampoco tuve dudas... la nena dirá a sus amiguitos.... que bien escribe mi abuelita.
    Besos bienque
    carlos

    ResponderEliminar
  4. Que padre, es algo que todos como niños hemos podido disfrutar y que hoy las nuevas generaciones ya no valoran

    ResponderEliminar
  5. Estupendo, linda Flor!!! Tú no tienes idea de tu propio talento, mujer! La Bella seguirá disfrutando de tus cuentos y créeme lo agradecerá por siempre. Besos porteños, guapa!

    ResponderEliminar
  6. Que lindo! Que envidia siento de tu bella! Y que suerte la suya de tenerte como abuela!un besote para las dos!!
    Y que paso con Apolinar III?? Llego a tocar la guitarra??? Leeme! Leeeme!!!

    ResponderEliminar
  7. Seguro le encantan tus cuentos.
    Besos para las dos

    ResponderEliminar
  8. Cuando toca ser feliz, hay que aprovecharlo al máximo
    saludos

    ResponderEliminar
  9. Que lindo Malque!!!
    Y SIEMPRE toca ser feliz!! no importa lo que parezca.

    Un abrazote que alcance hasta Natalia La Bella.

    ResponderEliminar
  10. Sabes por aquí el contador de cuentos a nietos es mi esposo,su personaje Calito,viene desde la primer nieta hace ya como 19 años atrás(tiene 21) hasta el peque que tiene en estos momentos tiene 3 añitos,besos .

    ResponderEliminar
  11. Bravo!!!
    Aproveche para leer el cuento, es hermoso, me gustaria dibujar como Juanlu para que una imagen lo acompañe
    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. que edad tiene tu nieta?. Tengo un hijo que tiene 3 años y no me presta atención. Creo que va más rápido que yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos años y medio. Le gusta que le cuente cuentos a la hora que sea y presta mucha atención.

      Saludos

      Eliminar
  13. para la bella eres la mejor de las abuelas.se ve que la pasa muy bien contigo.

    besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Felicidades! Nunca olvidará estos momentos contigo, y tú ya tienes la felicidad total en tus puños... Nunca la sueltes. Tqm,M.
    Gran abrazo de estrellas con sabor a anís.

    ResponderEliminar
  15. ¿Ves?
    ¡Te lo dije!
    Estaba seguro de ello, eres muy buena y no importa la edad, además la Bella debe de ser tan lista como su bella abuela :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  16. Que orgullo para ella, tenerte a ti.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Pues claro que le gusta, ¿cómo no le va a gustar? Tus relatos gustan a todo el mundo!! Un besote.

    ResponderEliminar
  18. Te vas a asombrar cada día más de cómo disfruta tus historias.
    Lo mismo me pasa a mí y eso que no pongo los codos en tu panza.
    Besazo

    ResponderEliminar
  19. Una nena inteligente que se metio al bolsillo a la abuela.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Hoy toca ser feliz y mañana tb!
    Eres un dulce mi Malque, aunque no lo quieras ver!
    Beso!

    ResponderEliminar
  21. Qué encanto de experiencia Malque, es mágico poder vivirlo y yo me he sentiddo emocionada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Que disfrutes este momento, te lo mereces y Natalia también.
    beso

    ResponderEliminar
  23. Disfruta, un barazo, te lo mereces, besos.

    ResponderEliminar
  24. Escuchan con embeleso nuestras palabras, como si fuésemos narradores excepcionales... un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Son los mejores y sinceros críticos. Sueña tú también con ella en tu regazo que el tiempo pasa volando y es otra oportunidad de volver a sentir la infancia.

    ResponderEliminar
  26. Aquí las dudas sólo las tenías tú porque los demás sabemos que pones mucho ingenio e imaginación en tus escritos y era normal que tu nietecita se embobe con tus cuentos, me alegro mucho de que lo hayas podido comprobar.

    Me ha encantado la ternura del post, Malque.

    Besos apretaos

    ResponderEliminar
  27. Se feliz belleza, un abrazo
    Gracias por pasar por mi blog y dejar tu comentario. ; )

    ResponderEliminar
  28. La mejor espectadora expectante y atenta se llevo la mejor parte que para eso eres su abuela poeta ....

    Besos hoy toca ser feliz, jeeje¡¡¡¡

    tRamos

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje