Páginas

martes, 13 de septiembre de 2011

Sueño adormecido con visos de realidad





Abrir la puerta de la calle es todo un reto si se encuentra Babo Alejandro -el chihuahua joven- trás de mi. Los vendedores, el vigilante, todos los que llegan a tocar mi puerta saben que tengo un feroz guardián en él, incluso el de la tintorería ha visto sus afilados colmillos cerca muy cerca de su pierna. Los enseña nomás pero no muerde, él es la clara muestra del refrán popular, Perro que ladra no muerde. Tiene la mandíbula salida, así que sus dientes inferiores se pueden ver sin problema, por eso le temen a mi perrito preciosito.

Siempre sale corriendo pero nunca llega al arroyo vehícular, se frena al llegar a la banqueta pero esta vez no fue así. Salió disparado atravesando la calle, al verlo corrí tras él seguido por Benito Tiki -el chihuahua viejo- mientras mi hermana desde el coche veía todo.
De pronto una camioneta salió de no se donde dándome de lleno en el costado, aventándome varios metros,  dejándome inconsciente. Babo Alejandro llegó hasta donde estaba tirada y empezó a lamerme la cara -como cuando hace algo malo- mientras yo me perdía en la bruma.

Oía las voces lejanas de la gente que se había juntado a mi alrededor, los llantos de mi hermana. Sentí a un lado mio el cuerpecito de Benito Tiki -el chihuahua gruñón- que se acostó junto a mi, como siempre hace cuando quiere protegerme. 
Trataba de gritar pidiendo que me levantaran pero de mi boca no salía ni un gemido. Algo se me atoraba en la garganta sin dejarme decir nada. Tenía una opresión en el pecho y creía que iba a morir.

Con mucho trabajo abrí los ojos y pude ver claramente el cielo raso del techo, había despertado de un mal sueño. 

Todo había sido un sueño.

El domingo pasado, una camioneta que iba en sentido contrario hecho la cochinilla, estuvo a punto de arrollarnos a Barry y a mi. Me quedé con ese temor, el sobresalto que tuve cuando la camioneta pasó rozándome casi la nariz. El vuelco que dio mi corazón al sentir el estremecimiento de la mano de Barry quien también se asustó.

Ayer mismo, Kiku tuvo un accidente quedando en mal estado, afortunadamente -dentro de lo que cabe- está bien. Hoy la traerán a casa para recuperarse.

No sé si el sueño que tuve se quedó en mi subconsciente. Si el suceso con la camioneta se quedó atorado en la memoria o si fue un aviso de que algo pasaría, nunca lo sabré, pero la coincidencia me eriza los vellos. Esta manía de pensar sin poder hacer otra cosa. Trato de distraerme leyendo, o haciendo tonteras o limpiando vidrios como dice un buen amigo pero ni así puedo apartar todo lo que traigo dentro.

Están pasando muchas cosas con las cuales no puedo lidiar. No quiero escribir de eso, pero debo hacerlo o me volveré loca y eso no puedo permitirlo. Debo estar tranquila para recibir a Natalia que está pronta a nacer, no quiero que su primera impresión sea la de ver mi cara compungida. Estaré en ese momento, me lo han permitido. Quiero estar cuando ella abra sus ojos al mundo como dice la comadre Ángel.
Tengo muchas travesuras que hacer con ella, quiero estar bien para poderlas disfrutar. Aprenderemos juntas a tocar el piano, la montaré en el patín del diablo, le dejaré cargar a Chema, le enseñaré a hacer su blog y contar sus aventuras, le enseñaré la mejor música que hay, la enseñaré a leer, le cantaré canciones de cuna. Haremos tantas cosas juntas.

Quiero estar bien... quiero que ella esté bien, lo único que quiero es que ella esté bien.











*Imagen tomada de google

33 comentarios:

  1. Hay que tener precaución y en pensar las cosas bellas que estas apunto de vivir.
    Hay que ser sumamente cuidadoso con lo que pensamos y sentimos por que eso se hace realidad, lo creas o no lo creas.
    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Solo ten los ojos bien abiertos...
    Natalia estará feliz de entrar en tu mundo y con gusto vivir las mejores aventuras que puedan existir.
    Un beso grandote!

    ResponderEliminar
  3. Todo está rápido, la gente acelerada y las cosas pasan frente a tus ojos con un queriendo decir: hey poco a poco, paren!!! pero no se puede, solo ten cuidado, fíjaos bien en todas direcciones y sé optimista que las cosas mejorarán, lo sé. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que sólo fue un mal sueño.
    He vuelto, espero poder seguirte como me gustaría.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me asusto !!!!! Que bueno que esta muy bien y nomas fijese mucho al cruzar la calle ....y a su fiera amarrela con cadenas por si las dudas...

    ResponderEliminar
  6. Me imagino a las dos en el patín del diablo y no puedo evitar reirme.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Uf, que susto me diste!
    Pensé que era cierto todo.
    Menos mal que solo fue un sueño.
    Deja de pensar en esas vainas, claro que tendrás todo el tiempo del mundo para dedicarte y dedicarles!
    Salud y besitos

    ResponderEliminar
  8. Exactamente de la forma en que terminas tu texto es de la que deberías tratar de pensar en todo momento, es decir, pensando positivamente.

    El sueño solo es un reflejo del miedo por lo que pasó pero no debes dejar que eso te 'coma'.

    Ahora, lo de enseñarle a hacer su blog está bueno, pero que lo haga en Blogger ¿eh? xD.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Pues a tener más cuidado, sobretodo cuando andes en la calle, hay mucho pinche loco al volante.
    Por favor a tu nieta no le vayas a decir que Bubulubunbury es buena música.
    Cuídate mucho Malque, para que pases muchos buenos ratos con tu familia.
    Un abrazo, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  10. Querida Flor:
    Mujer, por favor ten cuidado! La vida está cada día más acelerada y uno debe estar con los ojos bien abiertos!
    Te has puesto a pensar lo afortunada que va a ser Natalia? Tremenda abuela le cayó en suerte! Talentosa, divertida, con una imaginación padre y con un corazón lleno de amor!
    Sonríe y piensa en positivo bella Flor!
    Besos enormes desde Buenos Aires!

    ResponderEliminar
  11. Faltan tantas cosas por hacer comadre, deja ya de andar de torera por las calles. Cuidate al atravesar las avenidas.

    No solo abrirá sus ojos al mundo, si no que le sonreira y ten por seguro el mundo le regresará esa sonrisa.


    Saludos :D

    ResponderEliminar
  12. Qué susto, no presté atención al título y creí que te atropellaron en serio.

    Me es difícil creer en los sueños premonitorios, pero fui testigo de una coincidencia igual de fuerte, un día mi esposa me contó un sueño en el que veía a su gato despidiéndose, al día siguiente el gato desapareció para no volver.

    Pienso que es bueno ser escéptico en todo pero también tener mente abierta... no perdemos nada siendo un poco más cuidadosos.

    Y sobre las malas vibras la misma idea.

    Saludos amiga

    ResponderEliminar
  13. Bueno espero que Kiku se recupere pronto y que esos malos sueños salgan de tu cabeza de una buena vez, un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Al principio, pense que era real, que habias tenido un accidente, !fiu!, que bueno que solo fue un sueño.

    tienes que despejarte un poco, y distraerte para ya no pensar en eso, intenta ver peliculas antes de dormir (pero no te miedo) eso me fuciona

    y que bueno que lo de Kiku no fue grave.

    ResponderEliminar
  15. Eso es sabotearse sabias?, lo mejor de todo es que eres consciente, siempre agradezco que cuando estoy mal me doy cuenta, tanta gente que anda por ahí siendo infeliz y ni de eso se da cuenta!. Los problemillas todos los llegamos a tener, de salud, de dinero, de amor, cosas mentales etc. etc. La actitud siempre va a marcar la diferencia.

    Estas esperando nieto!!! mejor sueña con el chiquito de Bunbury o con ese mundo de fantasía del cual escribes!
    Que abuela tan hermosa contando cuentos sobre hormiguitas, mariquitas y arañas con zapatos!, una abuela que anda en patin del diablo y le pone nombres padrisimos a sus mascotitas!

    Besos Ahijada!

    ResponderEliminar
  16. Hola Malque:
    Hay que tener cuidado. Por aquí también los automovilistas manejan como locos.
    Los nietos se disfrutan muchísimos..
    Felicitaciones!!

    Besos

    ResponderEliminar
  17. lo bueno es que vas a tener nuevas distracciones con la bebé que está por llegar a tu vida. besos.

    ResponderEliminar
  18. Cuidate, por Natalia y para que podamos seguir leyendote. Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Uy malquerida, me asustaste con el relato, no creí que fuera un sueño, que bueno que fue sólo eso y que esten bien. Eventos así se quedan en la memoria, así que no tengas pendiente de creer que es una premonición, lo que sí, es que si el tío de la camioneta suele pasar con frecuencia, pues hay que andarse con cuidado, pues tarde o temprano en verdad provocará un accidente :(
    Van apapachos para vosssss ;)

    ResponderEliminar
  20. Es un cúmulo de cosas, en los sueños aflora todo!
    Todo estará bien , respira!
    Bss:)

    ResponderEliminar
  21. nunca podré visitarte o abrazarte esa fieraaaaaa

    seguro que no me dejara...

    sueña bonito




    abrazo

    ResponderEliminar
  22. Malque, no te preocupes tanto, como te dije antes, un día a la vez y veras que vas a ver a Natalia, y le enseñaras a hacer travesuras, a escribir en un blog y montar un patín del diablo.

    no te preocupes tanto chula, deja los miedo y concretate en los anhelos, ellos te darán energia.

    te dejo un beso, un abrazo y mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
  23. Hay que tener mucho cuidado MalQue, con la vida real y con las sorpresas que de repente nos da la mente.

    Pero mejor que suceda en sueños, mas vale un pequeño brinco que nos despierte a no se, mejor ni pensar.


    Saludazo y besazo !

    ResponderEliminar
  24. Tranquila Malque!!! que no son presagios, son coincidencias de la vida que a veces nos hacen pensar más de la cuenta. Por cierto, elchiguagua tiene carita de draculín con esos colmillitos salidos!!! jejejejeje!!! qué gracioso!!! BESITOS Y SALUDITOS DESDE EL NORTE DE ESPAÑA.

    ResponderEliminar
  25. Pues ojala ya esten mejor todos!

    (que buena foto le tomaste con los dientes de fuera hahaha)

    ResponderEliminar
  26. Hay mucho merluzo por ahí al volante, si se quieren matar que lo hagan, pero que dejen al resto en paz... Y entiendo eso que dices, no puedes dejar de pensar, planear, revisar, repensar... en fin, es la narración de nuestra vida, hay quienes necesitamos autonarrarnos continuamente :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. pues es normal que te sientas asi después de esos sucesos, tranquila! ya pasará, seguramente no tardan en llegar sucesos más amenos que te hagan dejar eso en el pasado ^^
    cuidate!!

    ResponderEliminar
  28. Estarás bien mi malquerida, te entiendo, muchas veces siento que la muerte está cerca y la sensación es horrible.PUNTOYSEGUIDO. Tengo un perro Chihuahua exactamente igual, sólo que su mandibula está en su lugar, es también un perro q ladra y no muerde y lo amo, se llama Lucky.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Se dice que, nuestra vida, es apenas un instante para la inmensidad del Universo. Y, en un instante, en lo que dura el relucir de un relampago, todo nuestro mundo puede cambiar de la felicidad a la tragedia...tanto, como de la adversidad al sosiego.
    Por eso conviene ser prudente en todo y, especialmente, en el cuidado de las personas y los seres sintientes y, ya que vivimos en una sociedad motorizada, vivir atentos a nuestros movimientos.

    Claro que, tambien es cierto que, a veces, las situaciones de compas de espera alteran nuestra concepcion de algunos sucesos cercanos, ampliando su magnitud y escenarios.
    Serenaos: ya vereis como Natalia se asoma al mundo la mar de bien.
    Y, ya que estamos, casi voy a atreverme a felicitaros a todos por su llegada porque, he observado que llevas dias sin actualizar... ¿O me equivoco? Jijiji...

    FELICIDADES, "ABUELICOMPI".

    Y, papas, tios, primitos, etc.
    Felicidades para todos y... ¡Bienvenida, Natalia!

    ResponderEliminar
  30. Los sueños son proyecciones del subconsciente.

    De momento no hay manera de ver el futuro, querida...

    ResponderEliminar
  31. Como que vas a enseñarle a Natalia a hacer su blog??..Nooooooo...eso noooo!!
    No puedes inducirla a este vicio estando tan pequeña, espero que eso lo hayas dicho nada mas de broma he??
    Te voy a decir porque me parece mala idea eso: Hace tiempo vi el blog de una señora que comenta aqui en tu blog, no recuerdo el nombre de ella ni del blog, pero todo él era solo de su nieta, una hermosa bebé de ojos azules -o verdes?- al parecer de Monterrey, pero si era practicamente el blog un album familiar, que fuimos aqui, que ahora cumplió un mes mas, que esto que lo otro, lo mucho que la aman, sus felices papás, lo que le compran, etc. y me atreví a dejarle un mensaje diciendole que no sé como se atrevia a exhibir de esa manera a su nieta con tanto loco suelto, pues exhibia su forma de vida, su entorno familiar, etc. A poco no es en estos tiempo una invitación a algún loco de mente torcida?
    Sencillamente ya no se puede hacer eso en estos tiempos francamente.
    Bueno, ese es mi punto de vista, o será que estoy demasiada paranoica?

    Besos y apapachos y Bienvenida sea Natalia!!

    Diana

    ResponderEliminar
  32. Toda va a estar bien seguramente Natalia traerá mil bendiciones a tu vida y a la de los demás, que bueno que Kiku esté bien, ten mucho cuidado y abre bien los ojos...
    Cuidate Mucho querida flor te queremos

    ResponderEliminar
  33. Ella va a a estar bien. MaLquE

    Y tu tambien ;)

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje