Páginas

martes, 8 de marzo de 2011

A mi no me vengan con eso.






Quesque hoy es Día de la Mujer. Hoy se celebra a las mujeres, ¿a cuáles?. El Día de la Mujer sirve para recordar que existimos mientras somos ignoradas los 364 días restantes. En un país machista como México nunca seremos igual que los hombres por más que se esfuercen en decirnos que si. Todos los días se vive la discriminación. En las casas, en las calles, en los trabajos, en todos lados. Las mujeres somos más que vaginas, que pechos, que cuerpos pero muchos de los hombres (no todos, aclaro), no lo ven. Creen que nacimos solo para la cama y para la cocina. Para tener hijos y estar pegadas al lavadero. Las mujeres también pensamos, no somos animales con ideas cortas y cabellos largos. No se nos da la oportunidad de demostrar que somos más que un cuerpo. La fuerza bruta habla más fuerte que la razón. Los golpes callan las verdades.
Así que a mi no me vengan con eso, Día de la Mujer ni que mis polainas.











Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales