Páginas

viernes, 25 de septiembre de 2009

Mudanza de ideas.



Me he cambiado muchas veces de casa.

Cuando me casé, nos fuímos a vivir a una colonia de clase media...media ratera, porque nos abrieron el coche y la gente nos veía escondidos, atrás de las cortinas... atisbando.
Los alcanzábamos a ver de reojo.
Después, tuvimos que cambiarnos cuando mi padre falleció, porque yo estaba embarazada de Kiku, y mi madre me cuidaría.
Nos fuímos a vivir a la casa de mis padres, después de la reconciliación de él con Barry.
Alguna vez Barry quiso que tuviéramos algo nuestro y compró un terreno...muy lejos. Construyó una casa y nos fuimos para allá.
Se inundaron los alrededores, sin contar que en la noche, la colonia  parecía cueva de lobo. y aunque la casa no se inundó, dejamos todo lo que Barry había comprado, muebles,  aparatos, todo. Se lo dejamos a su hermana.
Y nos regresamos a la casa de mis papás.

Tiempo después nos fuimos a vivir a dos casas de la casa de mis papás. Ahí disfrutamos mucho la infancia de mis hijos y la convivencia con mascotas y aves de corral.
Nos pidieron la casa que rentábamos.

Entonces nos regalaron un departamento. Bueno, nosotros teníamos que pagarlo, pero nos lo dejaron, que era lo más importante.

Ahí vivimos los 15 años más maravillosos de nuestra historia familiar.
Aunque también los más tristes, los de maduración como pareja y como padres... en fin.
Los mejores.
Fué entonces que Barry haciendo un máximo esfuerzo, compró una casa.

Y se inundó.

Solo duramos una semana ahí, porque empezó a llover mucho, las calles empezaron a inundarse y el agua de las coladeras empezó a salir.
Agarramos los aparatos eléctricos, subimos a los niños al coche y nos fuímos a la casa de su mamá.
Y al otro días nos regresamos al departamento...sin nada.
Al paso de los años, se puso feo el ambiente en las calles, la delincuencia empezó a llegar y tuvimos miedo por los niños. Fué entonces que nos venimos a rentar acá.
En esta casa llevamos seis años.
También han sido muy buenos. Es como la consolidación de la familia.
Tenemos dos hijos, dos chihuahuas, un pez beta, y...
no tenemos casa.
Después de tantos experimentos, Barry se quedó sin dinero y ya no pudo comprar nada.
Pero no importa, ya aprendí a  que las cosas materiales no son lo importante, porque cuando muera nada nos llevamos.
Lo que vale es lo que se queda en la mente y en el corazón.

Ayer fuí a ver una calle. Una calle a donde nos vamos a cambiar.
Hay muy poca gente, pero todos son muy amables, cordiales... incluso gente conocida. Muy cercana a mi.
Ellos viven ahí y yo ni siquiera sabía.
Le dije a mi familia que me quiero cambiar y ayer empecé la mudanza... me voy a cambiar...

a ¨La calle de los abrazos¨..., ahí vive una gran amiga mía...la única... me gusta ahí.

Y aunque me cueste trabajo adaptarme, ahora sé que solo sobreviven los que se adaptan más rápido a un ambiente, solo sobreviven los más hábiles... los más fuertes.

Por eso me voy a cambiar.






25 comentarios:

  1. Así anduve yo por muchos años.. rentando aqui y allá.. adaptandome a lo ke mi bolsillo podia..

    Ahora ya tengo una casa que me regaló mi papá... pero de todos modos me mudaré a otra ciuda y rentaré casa porque no importa donde estés siempre y cuando estes bien... Y yo me voy, para estar bien ahí..

    ResponderEliminar
  2. Que historia la tuya con las casas, departamentos, inundaciones,robo,inseguridad...
    Gracias a DIOS no he tenido ese tipo de problemas, estoy muy a gusto donde vivo solo, todo bien.
    Te deseo de corazón que esta próxima mudanza te vaya mejor y con toda la familia que es importante tengan ahora si paz y tranquilidad

    ResponderEliminar
  3. Por qué siempre me ganan para comentar?
    Las mudanzas son maravillosas, aprendes a revalorar tu espacio y sirven para cerrar ciclos e iniciar cambios. Aunque a mí por lo que me gustan más que nada es porque siempre encuentro cosas y recuerdos que creí perdidos. Suerte con los cambios.

    ResponderEliminar
  4. Mudanzas…ir de aquí para allá, pero mira que también dejan la posibilidad de que si algo no te gusta puedes cambiar una vez mas…mucha suerte en esta nueva casa, que se convierta muy rápido en un hogar..abrazotes

    ResponderEliminar
  5. "clase media....media ratera"...jajajajajajajaja

    disculpame pero me causo gracia tu frase descriptiva jajajajajaj

    eso de andar de mudanzas es muy estresante...
    cuando se es para mejorar hasta da gusto y satisfaccion y lo que se rompe ni da coraje...!!!

    feliz fin de semana!!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo le agradezco Majestad que me de hospedaje en su corazón... Su verdadera casa.

    Saludos desde mi deparentado.

    ResponderEliminar
  7. Híjole, Flor.. qué cambiadero de casas y andar dejando cosas y muebles por todas partes. Yo todo lo contrario, sólo he vivido en la casa de mi mamá hasta los 21, luego en un departamento, luego en otro, y luego en mi casa, donde llevo 17 años. Es por eso que me cuesta mucho, mucho trabajo pensar en irme a vivir a la casa de mi mamá, o mudarme de ciudad, eso me aterra. Estoy demasiado apegado a mi casa y a mis cosas y pienso que eso no está bien, porque uno se paraliza. Coincido contigo en que sólo sobreviven los que se adaptan más rápido. (Aprende, burro). Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Querida Malquerida,

    Vaya que es interesante y además de aprendisaje lo que has pasado viviendo en estas casas.

    Yo hasta ahora solo he vivido en casa de mis padres y desde hace unos 4 años en mi pequeña casa que si Dios quiere pagaré precisamente este bimestre (no sabes que contento esto y es que, ya no me descontarán infinavit).

    Olvida eso de adaptarse y/o ser valiente o no, simplemente vive!!!

    No te mando abrazo por que se que no te gustan.

    ResponderEliminar
  9. "clase media....media ratera"/Jajajaa... pensé que eso se daba sólo en mi país/me gustan los cambios/sobre todo si son para mejor...


    Suerte y felicidades por ese gran logro/Bueno ya tienes varios/me refiero a los cambios de domicilio...

    Besos

    ResponderEliminar
  10. en la calle de abrazados está un portalito con violetas para ti.


    te quiero abrazar

    ResponderEliminar
  11. A mo no me gusta cambiarme de casa, es muy molesto andar cargando cosas ja ja ja, como que inundada dos veces????, pos a cual santo le rezas?, en fin lo unico que se lleva uno a la tumba son los recuerdos, lo material es secundario.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Hola Malque (Ingrata)

    En esas ando yo casualmente, como un gitano pa´ rriba y pa´bajo!


    un abrazo

    ResponderEliminar
  13. KUANDO LEI TU POST.. PASE DE LA RISA (KON LO DE LA KLASE MEDIA..MEDIA RATERA..) A LA INKREDULIDAD.. TANTOS KAMBIOS, TANTAS MUDANZAS! ESO DEBE SER DIFICIL..

    SIN EMBRAGO, KREO K ES UN BUEN MOMENTO PARA INICIAR UNA NUEVA ETAPA, GUARDAR REKUERDOS Y ABRIRLE PASO A ALGO NUEVO..

    NO OLVIDES GUARDAR CEPILLO DE DIENTES, Y ALMOHADA!! JEJE! SALUDOS.. DAYANN

    ResponderEliminar
  14. hola florecita recuerda que una casa de ninguna manera son 4 paredes y un techo sino la famila que vive dentro y tu en definitiva siempre has tenido una casa o mejor aun, un hogar jejeje
    me da gusto que vengan tiempos de cambio para bien ....
    saludos malquerida.

    ResponderEliminar
  15. "... y empiezo a pensar que en realidad hay muy poca gente..."


    Me gustó esa frase.

    Yo nunca me he cambiado de casa, aunque viví mi infancia en casa ajena, la casa de una señora que me cuidaba cuando mis papás se tenian que ir a la escuela. Esa casa ha cambiado mucho y la mia (con dos padres profesionistas) sigue igual, y se cae a pedazos...

    En fin, asi las cosas... Al menos mi cuarto no está tan cutre XD

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Toda una lección de vida...

    Solo los más fuertes.

    "Home is where the heart is" Felicidades por tu nuevo hogar.

    Que lo disfrutes mucho.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. wow! monton de recuerdos que se juntan!, de mi vida familiar nos hemos cambiado 3 veces, la primera a un depa que duramos 6 meses, de ahi a otro depa donde duramos 6 años, actualmente donde vivimos tenemos 2 años, esta casa es la mitad de mi esposo y la mitad del socio (la hicimos arriba del negocio) por esa razon la vamos a dejar..
    como bien dices, lo material no importa!

    Saludotes! y mucha fuerza!! se necesita para el cambio =S

    ResponderEliminar
  18. Realmente has pasado de todo. Lo bueno que aún tenés una gran entereza para mudarte y comenzar de nuevo en otro sitio, eso es envidiable, al menos para mí, que todas las mudanzas me resultaron muy traumáticas. Mucha suerte en esta nueva casa.

    Muchas gracias por el comentario, y el domingo claro que te espero, estás invitadísima.

    BESOTES.

    ResponderEliminar
  19. Una casa no es un hogar.. y lo más importante es que tengas un hogar.... Y creo que ese siempre ha caminado contigo...

    Un abrazo mi querida malquerida.. besotes!

    ResponderEliminar
  20. Me he cambiado de casa, de país, de ciudad de...

    uf, estoy harto de eso

    y creo que la cosa no ha acabado.

    En fin. Me tienes que contar. Besos.

    ResponderEliminar
  21. {...vivo en el numero siete,
    calle melancolia,
    quiero mudarme hace años
    al barrio de la alegria,
    pero siempre que lo intento
    ha salido ya el tranvia...}

    oye malque, ya actualizaste mi nueva direccion de blog? recuerda que ya el de la direccion anterior no lo uso pues fue el que me cerraron.

    ahora estoy en:

    http://xhabyra001.blogspot.com/

    xhaludos

    ResponderEliminar
  22. A mi me da angustia mudarme... y hasta de áís me he cambiado... y ahora me voy a mudar y parece que no me voy a poner tan pior... aarghhhh!!! que miedo!!! Ayuda malque!!

    ResponderEliminar
  23. ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh casa nueva mmmmmmmmmmmmmmmmmmm que padre es llegar a una casa vacía y poco a poco ir dándole calorcito y olor con las cosas de uno mmm... eso me gusta... a lo largo de mi vida he vivido con 9 casas distintas.... y las que faltan.....

    hay que sobrevivir, adptarse, sacar astusia y si es en casa nueva ¡¡¡ mejor!!!... te deseo una buena y tranquila mudanza, no te estreses mucho que vas a un mejor lugar.

    te mando un abrazo grande

    ResponderEliminar
  24. A todos lo queridos amigos que me han comentado diré que una que otra persona entendió lo que traté de decir.
    Y es que NO me cambió de casa... cambio de pensamiento.
    He debido aceptar una terapia... después de abominar de ellas, pero en vista del poco desempeño que estoy teniendo con el avance mental de la enfermedad he querido hacerlo.
    Las mudanzas me han dejado exhausta, pero ahora tendré que ir cambiando poco a poco de forma de pensar, que no de casa.
    Se que me costará mucho trabajo, menos que las mudanzas normales.
    También sé que me ha costado una semana empezar a hacer lo que tengo que hacer, pero bueno he dado el primer paso y espero seguir adelante.

    Después de despotricar contra sicólogos, psicoanalistas y demás, he visto la necesidad de aceptar terapia y aún más... me falta otra.

    Y si es necesario otra terapia más la aceptaré, quiero, solo quiero que mi familia esté orgullosa de mi.

    Mi familia verdadera y mi familia del blog.

    De lo que estoy segura es que¨pensaré lo que deba y haré lo que pueda¨.

    Muchas gracias.

    Los abrazo fuerte A TODOS:

    ResponderEliminar
  25. Querda Jlor, ya sabes que Malquebien, yo si te quiero =D

    Ahi la importancia de leer de manera conciente desde el pricipio mas que saber leer o leer bien; desde el titulo de la entrada: Mudanza de ideas...

    Pero es que fuiste tan literal, tan real, que casi me la crei, en serio.

    Ahi les dejo la letra, la rolita te la debo:

    Hoy voy a cambiar
    revisar bien mis maletas
    y sacar mis sentimientos
    y resentimientos todos
    hacer limpieza al armario
    borrar rencores de antaño
    y angustias que hubo en mi mente
    para no sufrir por cosa tan pequeñitas
    dejar de ser niña...
    para ser mujer.
    hoy voy a cambiar
    sacar a luz mi coraje
    entregarme a lo que creo
    y ser siempre yo sin miedo
    bailar y cantar por hábito
    y ver claro en vez de oscuro
    desarraigar mis secretos
    dejar de vivir, si no es por vivir la vida
    que grita dentro de mi... mi libertad
    Hoy voy a cambiar
    salir dentro de mi no ser solo corazón
    dejar y parar fracasos
    soltar los brazos y libertad que oprime mi razón
    volar libre con todos mis defectos,
    para poder rescatar mis derechos
    y no cobrarle a la vida caminos y decisiones
    hoy quiero y debo cambiar
    dividirle al tiempo y sumarle al viento
    todas las cosa que un día soñé conquistar
    Porque soy mujer como cualquiera
    con dudas y soluciones,
    con defectos y virtudes
    con amor y desamor
    soy como gaviota
    pero felina como una leona
    tranquila y pacificadora
    pero al mismo tiempo irreverente y revolucionaria
    feliz e infeliz
    realista y soñadora
    sumisa por condición
    más independiente por opinión
    porque soy mujer,
    con todas las incoherencias que nacen en mi
    fuerte, sexo débil
    Hoy voy a cambiar
    revisar bien mis maletas
    y sacar mis sentimientos
    y resentimientos todos
    hacer limpieza al armario
    borrar rencores de antaño
    y angustias que hubo en mi mente
    para no sufrir por cosa tan pequeñitas
    dejar de ser niña...
    para ser mujer.

    Con cariño para mi Leona Dormida en Jlor favorita. =D

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje