Páginas

martes, 16 de abril de 2019

Esto se està descontrolando

Las Teorías del No.

Bichos negros, arañas en el cojín, textos publicados sin tener conciencia de ello. Textos borrados de igual manera. Sombras grandes moviéndose por mi cama. 
Demencia y esquizofrenia es lo menos que debe aguantar un enfermo de pp llegando como plaga de 
La verdad es que a veces creo que mi familia se confabula contra mi. 

No albergo pensamientos malos contra ellos consciente estoy de lo que pasa por mi cabeza. Algunas veces creo que tanta negrura no  tendrá cabida en mi mente. "Algotras" estoy segura que apenas comienza algo que no quiero imaginar.
Mantengo la cabeza ocupada para no envilecer el cerebro. Hablo, transito, pregunto, husmeo, invento, asimilo y aprendo poco.

Cridsty estuvo hace poco de cuidadora mía una mañana. He de decir que por las mañanas hablo como borracha, arrastro las palabras. No se me entiende lo que digo. Olvido significados de palabras comunes.

Esto se empieza a descontrolar.

Luego, en espera de la fecha de la cita de Barry con el neurólogo la vida fluye en melodrama
cotidiano. Es una cosa que si no fuera dramática por las circunstancias moriríamos de risa.
Laura le dio de regalo de cumpleaños a su padre dos boletos para un concierto de Vetusta Morla. A Barry le gusta una que otra melodía de ellos pero no aguanta un concierto. Igual había aceptado asistir por Laura.
Un día antes Barry dijo no. 
No iré a ver a Vetusta Morla. 
Le sugerí que lo dijera antes de hacer más planes. Para terminar pronto cambió la ida al concierto por una visita al neurólogo. Eso era lo que todos queríamos ¿no? pues ya está.

Esto se está descontrolando.

Barry tuvo un ataque de furia un tanto extremo. ¡Todos a temblar!  Pasada la ira entendió por si mismo que no era para tanto el enojo. Si eso hubiera avanzado la familia no existirá.
No encontraba su teléfono de ahí el enojo.

La forma de comportarse abrió las puertas del infierno. Nos estamos haciendo viejos. Barry dice que me he vuelto impertinente. Yo digo que él. Y así.

Entonces ¿ qué?

La otra vez vi a una señora de pelo largo cano pasando por el espejo. Tenía la espalda encorvada, el cuerpo cambiado. Algo había en él acusando el pasar del tiempo. Me acerqué para reconocer a la anciana. Era yo antes de tomar conciencia de lo que los sesenta años han dejado en mi.

Pienso en el mundo hipotético que les aguarda a mis hijos con sus padres viejos y enfermos.
Está cabrón niños. Muy cabrón.

Adeu 

Y ya eso es todo que no es mucho pero tampoco poco. Una cosa así un tanto tan sin embargo como las cosas sin principio ni fin. Igual que las plagas de grillos que no son grillos pero no recuerdo su nombre. Llegan sin avisar y al marcharse dejan desolación. Sepa la bola ya se me olvidó.




13 comentarios:

  1. todos tenemos días difíciles que hacen que veamos todo negro, pero siempre hay un mañana en que las cosas mejoren.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Si pienso en el futuro me dan ganas de noséqué... mejor no pensemos en eso... que no es muy divertido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tu lucidez no solo está bien, sino envidiable.
    Ya sabía yo que, estando el asunto en manos de Laura, Barry iría al médico. Las mujeres de esa familia los tienen muy bien puestos.
    Me has hecho pensar hasta dar con que las de la plaga eran langostas.
    Y no presumas de mayor, que eres una chavalica. Te llevo cinco años.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ay, Malque querida, ¡qué riquina eres!!!
    Eres un SOL de persona.
    Un ejemplo.
    Todos a una, muy bien.

    Un beso y muchos abrazos, querida Malque.

    ResponderEliminar
  5. Los días malos nos dejan un sabor a alquitrán en la garganta, pero luego, con la lucidez que tenemos, tú en evidente cantidad, nos sobreponemos

    Un abrazo y feliz tarde

    ResponderEliminar
  6. El futuro no sabemos lo que nos deparará, pero en este presente, tus palabras nos sirven y mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Dejar salir los demonios, eso. Sana,limpia,y esa misma furia te impulsa a seguir hasta que lleguemos al borde de ese final que nos espera a todos. Tarde o temprano. Hay que dejar salir...

    ResponderEliminar
  8. Me gusta tu forma de reivindicarte.

    www.somosfuego.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Creo que a todos con la edad se nos va acentuando la mala leche :-) Lo bueno es que si más o menos tenemos años arriba o a bajo, como es por igual, no le damos mucha importancia. El mal genio escondido en la juventud, sale de paseo cuando vamos envejeciendo.
    Abrazosssssssssss

    ResponderEliminar
  10. Lo malo de envejecer es esa sensación de que la vida te está ganado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. El futuro está cabrón,sí.
    No puedo decirte cómo arreglar eso porque me temo que no se puede,no podemos.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Advertencia:
Este blog està administrado por una bruja con sismos integrados en el pabellòn de la locura..
Y obvio es musa de poetas equivocados en querencias manifiestas.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales