Páginas

jueves, 29 de septiembre de 2016

Ni hablar mujer trais puñal

Han pasado unos cuantos días, la caída no fue grave. Todavía no me río de ello. Conservo el grito que pegué en mis oídos junto con unos cuantos moretones en el brazo derecho y dolor en los dedos todos. Esta vez dolió más que tus palabras dichas sin dejo de misericordia. ¡Ay dolor! Me alegro no estuviera La Bella, se habría llevado un susto tremendo. De vez en cuando conviene aterrizar para ver qué tan firme es el suelo que piso. Dicen que después de una caída hay que levantarse de inmediato, sacudirse el polvo y seguir adelante. No pasó nada. Del dicho al hecho... Me quedé un rato tirada bañada en lágrimas, esperando una mano que me ayudara a ponerme en pie pero no había nadie. Desde abajo pude ver a Babo Alejandro ladrar desaforadamente. Pinche perrito ayúdame, ¿ya ves cómo eres? El chihuahua joven no entendía qué carajos hacía yo en el piso. Como sea, me duele todo. Y ya, nomás escribí para darle un poco de vida a mis letras color moretón. Ay, no digas más. los silencios parlotean más que las inciertas despedidas. Septiembre, neblinas, lluvia constante, melancolía nata. Época ideal de los renegados del clima caluroso. ¡Me caí! Snif. ¡Azotó la res! (me río para mis adentros). ¿Dices que me vas a cuidar más? ¡Ay amor ya no me quieras tanto! Ay amor olvídate de mi. Byecito.









22 comentarios:

  1. Te tienes que cuidar y además dejar que te cuiden.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. las letras siempre acompañando... hasta éstas color moretón! que pasen prontito los dolores y mientras tanto usá todas las letras e inventá todas las palabras... son buen bálsamo curador!

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. cuídese, ye tome reposo, e igual aconsejable que vea un medico, si tiene todo bien adentro
    saludos!

    ResponderEliminar
  4. Cuando uno se cae, es mejor quedarse un rato echado en el piso, hay que aprovechar esa oportunidad que nos da la vida para volver a sentirnos niños.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Un beso tan delicado como la caricia de una mariposa.

    ResponderEliminar
  6. siempre hay quien vive solo Malque y eso si es duro cuando uno se cae, necesita un abrazo, una charla aunque levante dolor de cabeza como grillos en el oído ,
    No es consuelo , lo sé pero tb tu sabes mi hermosa sabia que hay personas que te envidiarían, porque te quieren y te haces querer

    un beso con final de canción

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.youtube.com/watch?v=gWQVpis4G9k

      Eliminar
  7. No sólo llevas con fortaleza tu dolencia y con humor, sino que aún te queda gracia, para reírte de tus caídas. Qué bella eres. UN beso. Carlos

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo y cómo. En marzo de este año me caí en la calle y muchos siguieron de largo, me arastré hasta la pared y unas chicas, sin mediar palabra enpezaron a tironearme del brazo para que me levantara. Una ayuda desganada y poco práctica.
    El dolor tardó semanas en irse. Pero lo que más me dolió fue la indiferencia de la gente.
    Hiciste bien en escribirlo, a veces es lo mejor que podemos hacer, para desahogarnos y por el aprecio que recibimos, aunque sea de lejos.
    Y más si lo volcás con tu estilo de humor.
    Cuidate mucho, Malque. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Ay! cuanto lo siento Florecita...
    Yo si te hubiera ayudado a pararte con cariño...
    Cuídate mucho, que te puedo decir que no sepas tu, la vida es así de hija de puta y no queda mas remedio que convivir con ella... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  10. Lo siento Malque.
    Si yo hubiera estado allí te habría recogido al instante como la flor que eres.

    Besos.

    ResponderEliminar

  11. Lo siento mucho 'Doña Malque'.
    Haga usted y háganos... el favor de cuidarse...
    dejándose cuidar.

    Un beso y un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Bueno menos mal que la caída no ha sido muy mala. Cuídate que no hay más remedio que hacerlo. Cualquiera se cae, esto le pasa hasta mucha gente joven.

    Besos Malque

    ResponderEliminar
  13. Jo...siento ese rato tan malo que pasaste.
    Yo me caí por la escalera,pero no estaba sola.Lloré igual.
    Cuídate mucho,un beso.

    ResponderEliminar
  14. Cuando sucede en la calle, hay que mirar si se ríe alguien —hay mucho idiota al que las caídas de los demás le hacen gracia— para sacudirle a él antes que al polvo.
    Mejórate, mi querida chamaca.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. has tenido mucha suerte de no haberte quebrado un hueso. tienes que tener un cuidado extremo de aquí en adelante. recuerda que tienes todo el tiempo del mundo para hacer las cosas con suma paciencia.

    cuídate, besos.

    ResponderEliminar
  16. ¡¡CachiiiissS!! menos mal que a parte de morados, no te has roto ningún hueso ... jo! lo sieeento, debe ser terrible queda postrada en el suelo, necesitar ayuda y no haber nadie a mano ... l menos tuviste el consuelo de la desesperación de los ladridos impotentes de Babo... aun sin saber cómo saliste del mal paso ¿ a que pudiste levantarte? ¿a que a pesar de todo has escrito esto? ... no se consuela el que no quiere preciosa... como dice XAVI .. tooooodos nos hubiéramos echado en plancha a por ti de estar allí ... ¿ cuanta gente puede decir lo mismo ? ... solo tú ;)

    Mil besos cosa bonita !!! morada,temblorosa e incluso dolorida eres bella!

    ResponderEliminar
  17. :)
    Ya pasó.
    :)

    Un beso, muchos, muchos ...

    ResponderEliminar
  18. Te apuesto que con la caída, te besó el diablo y se enamoró de ti.

    ResponderEliminar
  19. Jo, cuídate. Espero que estés bien.
    Besos, guapísima.

    ResponderEliminar
  20. buza caperuza que no todo retoña, un beso

    ResponderEliminar
  21. Lo importante es levantarse y seguir como si nada. Sí. También me lo dijeron.
    Pero imagino cómo lo pasarías...
    Últimamente tuve muchísimas caídas, y ahora cuando caigo, ya me da hasta la risa...
    Cuídate linda, que eres un bien preciado para muchos.

    Besos.

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje