Páginas

jueves, 29 de octubre de 2015

Estereotipo perverso

Si se me ocurriera -tal como se me ocurre de vez en diario morir- crear un hombre a la medida de mis circunstancias, crearía un ser inhumano. Con voz bajita -para no temer sus enojos- y así seguir "hablando" con mis querencias sin temores. Colocaría un botón de pánico para que en los momentos off corra en mi ayuda salvándome de cualquier ridículo que de mi provoque. Le inventaría un cerebro brillante, capaz de crear todo lo inimaginable. Ay no, mejor eso no, en mis manos sería un arma letal sujeto a mis estados de humor banal. Dejaré que mi prototipo piense por sí mismo.

En el cuerpo no me afanaría mucho. Sería persona normal. Más alto que yo -la seguridad en forma de estatura- ni gordo ni flaco -tal como Barry es- solícito pero no servil, con el pelo lacio pero bien peinado. Los rizos en el hombre no los tolero, no entiendo como en Barry los acepté. Mi prototipo no tendría barba -después de ver lo que ha provocado externar mi afición por los barbudos prefiero que no la tenga, ay dios-.

Sus brazos y piernas deben ser como los de Bruno -quiero que me lleve de nuevo a la entrada de los infortunios. Ay Muny quiero morir en tus brazos-. Loas a mi hijo bienamado. (No te enojes conmigo mi querida por escribir esto, sabes que mi amor por ti es más grande que todas las olas que forman todísisimos los mares del mundo).

Ojos tendría dos si no llamaría mucho la atención con un tercero que pudiese ver el futuro. De color como los míos. Azules como los tuyos no porque me marearía como cuando tengo el mar bajo los pies. ¿Te he dicho que conozco el mar? ¿Habrá gente que no lo conozca? Npi. En un mundo como el que habito no conocer el mar sería una blasfemia.

Mi prototipo sería un poco cuerdo, un poco poeta, un poco risueño, un poco loco, un poco banal, un poco sensible. Un poco tú. Un poco como yo no lo soy. Que adivinara el momento exacto en que necesite un beso o un abrazo ya de perdida -perdida pero no de las perdidas perdidas ¿eh?- pobres perdidas incomprendidos seres que ni en maldición alguien quisiera ser como ellas. El dios bueno debería ser un poco benévolo por sobre muchas cosas con quienes de amor no viven.
 ¿A quién hablo yo? Quimera crucificada encima de mi cabeza.

Ya me cansé de escribir y pensar.

Las horas de la locura imposibilitan ver lo que escribo con paulatina "creatividad". Dios salve al mundo de la mezquina cerrazón de mujeres como yo que idean crear seres acordes a sus intereses sin valorar de fijo y sin aspavientos lo que a mano tienen. Y ya. Fin. Omito disculpas por la mala redacción y renglones seguidos, como siempre culpa mía no es. El iPad no ha aprendido a escribir.
¿Levantarme a escribir en la computadora, dices? ¡Calla insensato soez! ¿Sabes lo que tardaría en llegar hasta allá palurdo? Llegaría al escritorio a la hora exacta en que el sol abanique su hermosura. ¿A quién interesa un texto amanecido a mediodía? Además se me iría la "inspiración". Por cierto, descubrimos que el celular de Barry funciona con la voz. Si no fuera quién soy se lo cambiaría por el obsoleto mío pero nah, no lo ocuparía. Mi celular es de los pocos en este mundo con el que su dueña puede vivir sin él.

Abur ora si, el amanecer me atrapará con el alma en desbandada. No busquen cordura en mis textos -si es que alguien le da por tratar de entender mis adentros-. Nada de mi se aprende. Me declaro loca antes que los cuerdos lo hagan por mi. ¡Deja mi Yo escribir lo que quiera que de ti no hablo! ¡Ay inquina relación tengo yo con los lugares comunes! Preciso leer más aunque de ello nada aprenda. Sin saber sigo sin ver. Digan click o lo que quieran. La cosa es entablar un diálogo de sordos. Profundo aprendizaje nutre mi alma de palabras nuevas. Aparta de mi el Yo como prioridad. Escribe, lo demás ya no corre por tu cuenta.¡Espérame, no te vayas sin mi! ¡No me dejes sola en esta vida que no entiendo!
















30 comentarios:

  1. de seguro ese "frankenstein" que imaginas está inspirado en Barry o en su alter ego (de todas maneras Barry).
    No te eches culpas que con lo que tienes para ganar el cielo ya es bastante hija
    eres linda de corazón! no dejas a nadie fuera de tus pensamientos. Eso es poco común por estos días. Lo que es yo sólo veo mi ombligo
    Abrazos y besos compañeriles

    ResponderEliminar
  2. Yo te veo como un abanico de colores que suaviza la quemazón de los sueños. Besicos.

    ResponderEliminar
  3. Primordial. Ésta entrada tuya es quilla que conduce toda la embarcación ...
    **hubo un ser humano, sin alma ni nada, al que sólo le faltaban cuatro costados amputados de deshumanización. ** punto y segundo...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Primordial. Ésta entrada tuya es quilla que conduce toda la embarcación ...
    **hubo un ser humano, sin alma ni nada, al que sólo le faltaban cuatro costados amputados de deshumanización. ** punto y segundo...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Click.
    "La hora exacta en que el sol abanique su hermosura", tú si has creado una hermosura de frase.
    Pues a mí me encantan tus textos rotos, son dolorosos pero bellísimos y llenos de sensibilidad. Por cierto, a mí las barbas me pican y aunque no me hacen caso, me sigo quejando!!
    Sí, es normal que busquemos eternamente el prototipo perfecto ,pero si lo tuviéramos le sacaríamos otros defectos ;)
    Un beso muy grande para ti.

    ResponderEliminar
  6. Yo quisiera que mi otro yo, sea completamente diferente.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos un pais mediterraneo, no sabemos nadar y solo nos bañamos cuando llueve

      Eliminar
  7. jajajaja Pero pa que te vas a complicar la vida creando si ya tienes a Barry, ¿que mas puedes pedir?
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Ay Malque, tus letras son un hermoso laberinto por el que me paseo sin la imperiosa necesidad de encontrar la salida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Los locos y las locas son los mejores.
    Los cuerdos aburren una barbaridad.
    Siempre están haciendo las cosas de forma correcta y sensata.
    Son grises y de plástico.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Yo también...siempre un hombre más alto que yo...

    Besos locos
    Click

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de que adivine el momento en que necesite un beso...sí,por favor.

      Eliminar
  11. El mar...qué privilegio hemos vivido conociéndolo...

    ResponderEliminar
  12. Eres como el aire fresco en un día asfixiante. Me gusta hasta ese prototipo de hombre que es el ideal para ti, pero sin vuelta atrás, pues con su capacidad de crear lo inimaginable, ibais a ser ...¡la bomba!!!
    Eres una mujer increíble, fuerte como un roble, digna de admiración, yo si aprendo de ti, me gustan tus locuras, me recreo en ellas y como tú, tampoco entiendo este mundo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Como tú, cada día soy menos yo y más alguien... No vuelvas a amenazarnos con dejar de escribir. Si nosotros en ti tú en nosotros. Escribe, no valen las excusas. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  14. Sigo diciendo que la cordura está sobrevalorada. Si la locura te hace escribir así, bienvenida sea.

    Click!!

    ResponderEliminar
  15. Más rápido pedir un principe azul y te ahorras tanta descripción, qu epor cierto, me ha gustado mucho, como también eso de escribir como se piensa, a salto depensamiento

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. ¡Click!

    Me gusta mucho lo que dices, y me hizo gracia lo de la barba, a mí me encanta, corta, no poblada. Lo de la cordura y locura es muy relativo, a mí me pareces muy cuerda y muy divertida. Me gustan mucho los detalles en los que te fijas. Me reí con lo de las "perdidas", me hizo gracia el término. Dios las tiene muy en cuenta, el evangelio lo dice claramente, y así lo vivió Él en la tierra. Miró su corazón, lo más importante.
    Tu Diosito te quiere mucho y tú a Él, se nota.

    Un beso grande, Malque.

    ResponderEliminar
  17. Que las musas del alba nunca te abandonen, ni a todos los que escribimos!!!
    Para esos instantes, tengo una libreta en mi mesita de luz, pero a veces me desaparecen los bolígrafos.....
    besos

    ResponderEliminar
  18. Sólo faltaría que no pudieras jugar de madrugada a ser la creadora de hombres a la medida de tus necesidades. Todos lo hacemos cuando pretendemos que el otro sea como soñamos en vez de dejarlo que sea quien quiera ser...

    Puede que seas dependiente por tu enfermedad, pero tu mente es libre y rebelde, de ahí tu enojo y esa manera de desahogo alocado, con ese humor negro que es como una barrera donde se aremansan todas las lágrimas que no dejas fluir.

    Luego te sigo leyendo, Malque...

    ...me dejas siempre tocada, aunque también me haces sonreír...

    Prefiero a los locos lúcidos que se pelean con la vida que a los cuerdos sumisos que ponen todo en las manos de un ser superior al que le dan la exclusiva de que los jorobe en esta vida con la promesa de llegar en la otra al paraíso con más puntos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  19. Tendrías un prototipo la mar de curioso, un poco locuelo, que es lo mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. a mí también se me ha ocurrido "crear" un ser humano. en este caso, una mujer. ¡¡of course!!
    tendría que ser una mujer de tetas grandes, de cuerpo con forma de pera y carnosos muslos. cabellos negros con un corte bob y ojos azules. piel sonrosada y... y mejor no sigo, je.

    besos.

    ResponderEliminar
  21. De solo pensarlo me da una pereza enorme, si lo crease yo sería terriblemente agotador...besos

    ResponderEliminar
  22. No merece la pena malgastar tanto tiempo en un arquetipo que acabará desengañándonos por perfecto que sea...
    Saluditos, MaLquE.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje