Páginas

sábado, 17 de abril de 2021

Si no las controlan no las consuman

El sol sale siempre a las horas muy raras

Habituado el organismo a consumir variantes de pastillas dominatrices del placer y la gloria efímera de la vida perfecta para quien cree que vivir drogado es vivir. Resumo mi vida en un parloteo sin contexto. Es cosa de ser dejadita y en ayunas.Tiovivo de sensaciones sin límite. Duermevela de quehacer poético. Musa desempleada venida a menos. ¡Acúsome padre de flagelar tres veces mi espalda por las madrugadas cuando el frío de la ausencia se  escurrió por mis ojos.

Nada de sexo que somos decentes

La disciplina conlleva a estar alerta a la hora exacta de la toma, minutos robados al trémulo gorgojeo del pensamiento infecundo. Que muy de mañanita con los ojos borrachos de pesadillas, mi cerebro mustio atolondrado equipara el canto de los zanates con el despertar armonioso de los pajarillos desconocidos habitantes de los tejados modernos. Postrada en mi lecho ensayo la sonrisa con la que he de saludar al primero que asome la  nariz por la puerta. Entornando los ojos buscan el bulto enterrado en el edredón de flores. Dormir, dormir, dormir sobre mi almohada perfumada con mis suspiros. ¿Qué más podía pedir?

Es hora de hablar de quimeras de todo lo que no te dije

En esta méndiga primavera de calor infernal, las ganas de permanecer recorren el camino fácil de la rendición. ¡Dios, si al menos este puto pp me diera un descanso! pero no, pero no, pero no, pa´ colmo se llega la fecha de la segunda dosis de la vacuna. Tomada del brazo de Laura pasamos cerca de tantos hoyos habidos en los solares que rodean la unidad habitacional a la que fuimos a dar buscando el lugar correcto. Tanto hoyo nos llamó la atención. ¿De qué serán esos agujeros? ¡Madre del Amor Hermoso sácame de este mundo. Mi cuerpo difuminado en la oscuridad de la habitación es hallado con los pies descansando en la pared, como si de pollo se tratara. Ay si tan sólo vinieras un ratito a darme un mar de vida.


Pero sé que si me das un poco de tu cariño, lo demás no va a im
Mi cuerpo es una gelatina de color pálido con cicatrices tatuadas donde antes hubo besos. Me derrito, soy una lombriz gorda reptando por las paredes. Rastros de tristeza abandonada antes de partir. De amor perpetua la llama.os,
Y la gente, bendita gente tan amable, tan atenta, tan metich... digo tan linda indicándonos por donde caminar sin sufrir un accidente. ¿Quiere una silla de ruedas? No amable mujer, muchas gracias. Voy a formarme para que no esté tanto tiempo en el sol. Gracias buen hombre, Dios se lo pague.
De haber sabido ni nazco.

Bienvenido al Club de los Imposibles

Enrique y yo y todo por lo que no me he ido.

Hoy no estoy para nadie´...

... murmuro comiéndome el sabor claro de mi voz de mezzosoprano o como digo ¨voz de borracho con agruras¨.  ¡Largo! No me quiero levantar.

El abismo de siempre

Yo te recuerdo, prolonga mi vida si acaso el valor que tiene sirve de algo para los míos. No me queda más. Se terminó desde hace mucho cuando trataste de meterte en mi cabeza para conocer más a fondo la melancolía de la que no pudiste sustraerme.

Me miras con ese aire de lástima pero no de esa que daña, si no como bien dices quisiera meterme en tu cabeza y reparar lo dañado que el cerebro está. Sólo así me volverías a amar tanto como te amo yo.

Ten caridad*

Salú compañeros, diez gotas no son nada. Exploremos el mundo desconocido conscientemente del cerebro de cables cruzados.







 



13 comentarios:

  1. Disquisiciones de un mal despertar, o uno bueno. Las pastillas ayudan pero a veces a precios exorbitantes. Pero, como bien haces, hay que seguir adelante, riéndonos de nosotros mismos :-).

    Un abrazo grande, Malque

    ResponderEliminar
  2. El despertar a una vida difícil, nos trae pensamientos dudosos, pero nos dejas un testimonio inolvidable.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Eres grande Malque.
    Tu palabra obra el milagro de despertar el alma.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Nos vendemos como entelequias y poco a poco lo olvidamos hasta que ya no podemos dejar de serlos. Las quimeras se las dejo para los que se dicen importantes.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  5. "De haber sabido, ni nazco".
    Menos mal que no supiste.
    Menos Malque no supiste.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Quería que una palabra perdurable. Algo tuyo. Gracias. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  7. Que prolongue tu vida.
    Seguro que iluminas.
    Siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Ufffffffffff, un texto que no deja indiferente si no que nos ayuda a seguir vivos y dar gracias por nuestras vidas. Seguro que eres la persona que levanta el ánimo a toda tu familia y a las personas que te conocen. Eres única y muy grande por soportar esos dolores y están tan cuerda, seguro que yo en esa situación sería un despojo humano. Gracias Por compartir y darnos una gran lección de vida.
    Abrazos enormesssssssss

    ResponderEliminar
  9. Tus escritos denotan que tienes los cables muy bien conectados.
    Gracias, siempre enseñas.

    Un beso, querida Malque.

    ResponderEliminar
  10. lo bueno es que siempre tienes a tu lado a uno de los tuyos.

    besos.

    ResponderEliminar
  11. Lo bueno como dice DRACO que siempre tienes a alguien,abrazo apretado.

    ResponderEliminar
  12. No se que decirte eres un fracaso
    hui y renace de nuevo

    ResponderEliminar

La titular de este blog, dama exquisita, dueña de su mente pero no de su cuerpo agradece la visita a este refugio de chilanga triste.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Nunca a un ser extraño le llamé mi familia