Páginas

sábado, 19 de diciembre de 2009

Pa´ darle al corazón un poco de sentimiento...


 
Fue a conciencia pura,
que perdí tu amor,
nada más que por salvarte
hoy me odias y yo feliz.
 
Me arrincono pa´ llorarte
el recuerdo que tendrás de mi,
será horroroso,
me verás siempre golpeándote
como un malvao,
y si supieras bien que generoso
fue que pagase así
tu buen amor.

Sol de mi vida,
fuí un fracasao
y en mi caída
busqué de echarte a un lao.
 
Por que te quise tanto,
tanto que en mi rodar,
sol de mi vida
fuí un fracasao
y en mi caída, busqué de echarte a un lao.
Por que te quise tanto
tanto que en mi rodar
para salvarte
solo supe hacerme odiar.
y hoy después de un año atrás,
te vi pasar
me mordí pa´ no llamarte,
ibas linda como un sol
 
Si se paraban pa´ mirarte 
y yo no sé si el que te tiene así
se lo merece...
 
Solo sé que la miseria cruel que te ofrecí,
me justifica el verte hecha una reina
pues vivirás mejor
lejos de mi...
 
Sol de mi vida...
Fuí un fracasao
y en mi caída
busqué de echarte a un lao
por que te quise tanto que en mi rogar
para salvarte
solo supe hacerme odiar.
 
Enrique Bunbury. 
Solo pa´ darme valor en esta noche de vida incierta y de felicidad abrumadora.
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 


Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales