Páginas

domingo, 30 de junio de 2013

¿Por qué nadie cuenta chistes?

Estuve leyendo los blogs que sigo y me di cuenta que casi no hay donde cuenten chistes. Cierto que hay algunos ocurrentes que me hacen reír pero no son propiamente cómicos. Antes leía un blog muy peculiar pero desapareció y no he encontrado otro igual. ¿De verdad somos -soy- tan serios o será que como dicen es mas fácil hacer llorar que reír? Sepa la bola pero mientras encuentro uno voy a leer mis libros de chistes quien quita y me vuelvo graciosita digo yo y este blog se vuelva una sucursal de la carcajada. Tendría que pensarlo porque cuando estuve en Michoacán se me ocurrió escribir los viernes algunos chistecillos pero eran tan inocentes que me daba pena y ya no seguí con eso. Es que mirándolo bien lo mío lo mío lo mío es hacer el corazón pasita y creo me sale muy bien o de plano mi vida es un drama telenovelero y hacer reír no se me da. 

Como se ve que no tengo nada que hacer pero es que es de noche, no tengo sueño y seguir leyendo Rayuela no me apetece. Tampoco contar los latidos de mi corazón o las letras de lo que escribo. 

¡Caray! Si me pagaran por estar de ociosa seria millonaria.





De eso se trata...¿o no?

Hoy mi hija vendrá a pasar el domingo conmigo. Ha dicho que quiere quedarse un tiempo para acompañarme y estar más tiempo juntas. Lo estoy pensando-es una oferta tentadora- pero no quiero que la vida de mi familia se vea trastornada por mi culpa. 
Me ha abrazado tanto, me mima demasiado, no lo merezco.

Ayer sábado Barry me mimo -valga la redundancia- mucho, tampoco lo merezco. Es la forma que me están ayudando a salir adelante. Ha pensado mucho en mi -me lo dijo en la madrugada que despiertos mirábamos la vida sin poder dormir- dijo que todo estará bien.

Mi hijo no ha hablado conmigo, siento que esta rehuyendo el tema. Soy su adoración pero en los momentos bajos se pone triste conmigo.
Hoy lo hará, lo sé.

Son ya tres semanas que no veo a La Bella, la extraño tanto! Ayer me habló y me hizo muy feliz su ¨Hola buela¨ La amo tanto.

Ya no quiero estar triste, prefiero ser la berrinchuda y caprichosa de siempre pero no se trata de preferir sino de vivir. 

 Sea pues.


Los amo para siempre amigos,
ténganme paciencia
conozco el camino
esto también pasará.
Gracias por estar ahí.







sábado, 29 de junio de 2013

Cuando cáncer no es sólo un signo zodiacal.

-Yo le aseguro- me dijo el médico- que todo estará bien y sin embargo me manda a Oncología a realizarme exámenes de urgencia. Yo es que no entiendo a los médicos. 
Con mirada benévola dice que me vaya bien. 
¿Bien? 

¿Por qué? -pregunté a Barry- con carita desconcertada me dijo, -No sé- y miró al suelo. 

¿Por qué? -pregunté a Laura- y dijo -No lo sé, pero ya es demasiado- y miro para otro lado. 
Convencida de que la necesito mucho -¡Grábate que no es cáncer¡ ¡Tu mente es muy poderosa!-me abrazó. 

Yo será que no entiendo la vida -recuerda a Natalia, dijiste- y me quedo sorprendida del nivel de aguante que tengo. No quiero que me digan ¡Pobrecita! ¡No por favor! No lo soy porque nadie que tenga una familia como la mía, una Bella y muchos amigos puede serlo. 
Tampoco soy una heroína, solamente soy una Flor de Maria insumisa. Quizás muchos se alejen de mi -la mala suerte se pega, dijeron ayer- pero no importa, hay muchas cosas que ya no importan. 

No quiero que sufras -me dijo mi amigo Emilio- pero no puedo evitarlo. Perdón. 

Es por demás preguntar -hasta estúpido- el ¿Por qué a mi?, porque vendrán los ¿Por que no? Y tal pero ya estoy un poco cansada de darle duro a la vida. Cuando diagnosticaron a Laura con lo mismo, le dije que se tirara si quería pero había que levantarse y seguir porque no debía acostumbrar al suelo verla caída. 
Yo ahora estoy de cara al piso llorando pero no me voy a quedar así, nada más un ratito en lo que comprendo el ¿Por qué a mi? Y en lo que convenzo a mi mente y a mi cuerpo que no estoy enferma, que esto no fue más que un mal chiste de los que a veces uno no entiende.








miércoles, 26 de junio de 2013

No fue bueno pero fue lo mejor*



Imagen tomada un día que la vida fue muy bella.


...
también se preparó para el olvido 
Para lo siguiente que vendrá 
Para el dios proveerá 
y mañana será otro día
Depende del cristal con el que miras 
Todo es horrible o terriblemente bello. 
No fue bueno pero fue lo mejor 
todo casi todo salió de otra manera...

La señorita internista dijo que no podía decirme nada, mi médico dará el diagnóstico el viernes. 
Me hicieron dos estudios nuevos, Parece que si hay algo -yo lo vi- pero no quiero preocuparme. Igual puede ser un quiste o un nódulo -que para el caso es lo mismo según mi percepción. El día que escribí que tenía un fantasmita lo hice en forma de juego pero hoy pude verlo claramente.

No quiero adelantar nada, debo estar tranquila pero no puedo dejar de pensar. Mi familia me da ánimos pero también están preocupados.

Ya quiero cambiar de página. 
Ya no quiero ir a los hospitales ni ver médicos
solamente quiero estar tranquila.

Tengo claro que la vida no la tengo comprada y que cada día que amanece es ganancia. Mi maestra de cerámica dice que cuando amanezca decrete que todo va a ir bien. Es algo como lo que decía el Ángel de la Guarda elegir ser feliz cuando abra los ojos al amanecer.
Yo no sé qué me espera -nadie lo sabe- pero voy a seguir con mi vida hasta el momento que deba llegar.
No fue bueno pero fue lo mejor dice Enrique, eso lo sabré el viernes, la vida es así y hoy precisamente hoy me río de ella y de mi.
¡Next!


*No fue bueno pero fue lo mejor, Enrique Bunbury












lunes, 24 de junio de 2013

SOSpechoSA

Todo fue extraño desde que llegamos al hospital. El trato amable e inusual nos sorprendió. Durante los veinte años que me han atendido en ese hospital, siempre he sido un número. No me tratan mal pero suelen ser muy fríos. Tampoco es que quiero que me reciban con mariachis, flores y me den apapachos cada instante pero si un trato más humano. 

En la puerta de acceso dejaron pasar a Barry conmigo -nunca lo hacen-. Me atendieron antes de las chorrocientas mil mujeres que llegaron primero. Una señora bajó una bata para que me la pusiera, otra cerró la cortina del cubículo para que me desnudara. Otra más me dijo que me sentara. Las demás se me quedaban viendo con cara asímuynosécómo o si sé pero no lo quiero decir porque no me gusta cuando me miran así.

Tanta amabilidad me abruma.

La señorita asistente al verme sola llamó a Barry para que estuviera conmigo. Él me agarró delicadamente mi mano poniéndola sobre la suya y espero conmigo a que me atendieran.

La vida sin Barry sería una eterna jodida.

Por último para que no caminara, ella misma hizo mi trámite y fue hasta donde estaba sentada para decir que no, mire usted su esposa no tiene nada -le dijo a Barry- pero... (malditos peros inconscientes) debemos hacerle un estudio extra para saber que todo está bien y descartar el fantasmita denso que está de metiche en mi turgente pecho (eso yo lo dije).

Ya decía yo que tanta amabilidad era muy sospechosa.

¿Y por qué les platico esto? Porque siempre he dicho que si cuento lo que me pasa me duele menos.
Y ya, es todo, así que llévense el pedacitititito de dolor que les toca y conviértanlo en sonrisas, no vaya a ser que pase lo que en Caborca y entonces si todo habrá valido madre -con el debido respeto- y yo no sé qué voy a hacer porque ya nada más falta que me orine un perro.

Y no, no estoy salada solamente tengo una poca de mala fortuna,








domingo, 23 de junio de 2013

Colibríes asustando fantasmas

(Escrito a una madre muerta dos veces)

Si tuviera el tino de quedarme callada, nadie sabría de mi. 
Sería como un grano de arena tan igual como todos los granos de arena pero esa costumbre de no saber guardar silencio obliga... 
Y luego quisiera perderme entre las gotas que lloran las nubes gordas, tomando por asalto las banquetas donde transito con trémulos pasos aplastando la lluvia.
¡Ah que frágil vida!
Es Madre Eterna como si hubieses muerto dos veces. Y vuelves a ver a tus hijos y pides que te dejen donde estabas. Es mejor la tierra húmeda llena de vida que las frías paredes de lo que ya no es. Colibríes asustando fantasmas.

Amanece. 

Sonrisa etérea en tus gráciles labios iluminan mi rostro. ¡Madre mía, te amo! No rezo por ti, hazlo tu por mi, por este ser que no encuentra el camino. No me dejes de tu mano. Mi fortaleza se derrumba cuando nadie me ve. No soy hipócrita, cuando digo que te amo es verdad. Y me dejas solita con mis pensamientos en esta noche oscura de domingo febril. Te pido no me abandones Madre mía, prometo no hacer enojar a nadie. Pago pecados no cometidos con un cuerpo débil. La sal que sale de mis ojos escurre a mi almohada, ¡Que fragilidad! Solitaria vivo en las frías noches de insomnio intransigente.

Y me agarro a ti porque no es justo. La vida no es justa, no fue justa contigo y en tu memoria me rebelo asi sea quedarme sola en pago.

¡Madre! ¡Hazme caso! ¿No ves que estoy llorando? Cruces en el cielo y mi nombre pegado a tu recuerdo. ¡Sálvame! 

Tu luz me guía, voy sola porque la vida es así, porque el once no forma parte de mi.Porque yo sin ti...

Los tiempos vuelven haciéndome recordar que no pertenecí nunca a nadie. Ningún lugar me reconoce. Soy un fantasma en el sol callado de esa tu casa donde ahora moras. No soy ni siquiera el aroma de los nardos con los que soñabas. No te asustes son árboles mamá.

¡Madre! Tengo el alma lacerada por palabras necias que dañan mi corazón. Ya no voy a verte ahí donde ahora estás. No voy a regresar al lugar que me vio nacer. Grabaré con fuego tu dulce voz pronunciando mi nombre y solo eso quedará en mi. 

No llores por mi Madre Eterna que hay alguien ya velando por ti. 
No me flagelo ni me siento culpable de nada que no haya hecho. Esta noche de domingo en que has vuelto Madre mía, hicieron mi alma escribir. Me desnudo ante quien me dio el ser. Mi voz quiso gritar y no la pude contener.
Decidida estoy a ser lo que soy, un recuerdo en tus pupilas abrazadas por el fuego purificador. Un alma habitando la soledad de tu memoria asida a tu negro pelo. Y yo que no vivo sin ti.








sábado, 22 de junio de 2013

la reina se ha pasado al enemigo...

Cuando no queda nada ya mejor que la lluvia 
y entrar en cualquier bar y pedir un martini 
y volver a largarse sin haberlo acabado 
y odiar a las parejas que salen de los cines...


Dicen que ¨Al perro más flaco se le cargan más las pulgas¨ si eso es cierto con razón tengo mucha comezón. No es que sea perra ni tampoco tengo pulgas y de flaca no tengo ni el lado pero bueno hay que darle con todo que es lo que hay.
Me tocó estar de este lado pero hoy me paso al bando de los malos.

¿Quién dijo miedo?










miércoles, 19 de junio de 2013

Emilio y yo




Laura, su amigo Betito y yo en una reunión de música cool.

Cuando era pequeña mi hija Laura tenía un amigo imaginario llamado Emilio. 
Emilio era el dedo índice al que le dibujaba una carita, poniéndose a platicar con él cuando se sentía sola (tal como yo me siento a veces).

Kiku (Laura) vivió solitaria casi tres años hasta que nació su hermano. Siguió sintiéndose sola pero con un hermano que suplió a Emilio en repetidas ocasiones llegando a ser inseparables, tal como los dedos de la mano.
El amigo inventado supo mucho de ella. De los miedos nocturnos, de la soledad infantil a la que era sometida por no dejarla salir con las demás niñas por miedo a que le pasara algo o el rechazo de las mismas por sentirla diferente dado que llegamos de un lugar muy distinto al entorno en el que vivían.

Emilio era un amigo inseparable, de los que dejan huella en la infantil memoria.

Es -porque lo sigue siendo- el amigo del alma que acaba de cumplir 27 años. No tengo idea de si aún platica con él porque a riesgo de que la juzguen loca dudo que lo haga. (A decir verdad cuando viene a casa -y no le prestamos atención porque habla mucho- platica con Emilio pero eso es top secret, así que shhh!).


¿Qué adelantas sabiendo mi nombre...? Joaquín Sabina


Emilio y yo de paseo en jardínes utópicos


El caso es que ante mi incapacidad para hacer amigos reales, (virtuales tengo muchos, soy bendecida en ello), me inventé un amiguito imaginario. Ya saben que en eso de imaginar soy una chucha cuerera.

Mi amigo no tiene nombre. Es español, enojón, tiene los ojos azules, barba y un poco calvo. Le gusta Joquín Sabina -como a mi- además escribe de pocas, pocas pero poquísimas pulgas,
Todavía no hago que ame a Enrique Bunbury pero como ya estoy alucinando a Quique, no importa mucho que no le guste.

Casi no habla, es muy parco, le tengo que sacar las palabras con tirabuzón pero está bien porque yo hablo como loro huasteco entonces se compensa. Lo que no me gusta es que sea triste de morir porque yo también lo soy pero nadie es perfecto ni siquiera los amigos en su propia invención.

El problema era que no sabia cómo llamarlo. Había pensado en varios nombres como Sebastián, Alonso, Piero, David, Ricardo, Pucho, Gabino, Bruno, Pepe, ¡Ufff! hay tantos nombres que se me ocurren. Incluso pensé llamarlo Manolo pero no me gusta mucho.

Pero... (los peros son inherentes a mi) he decidido por mayorìa de votos míos y uno secreto, llamarlo Emilio y se acabó. 

Y no vayan a pensar que estoy loca porque ando desvariando e inventando amigos, no no no no, lo que pasa que el viernes tengo exámenes médicos y me pongo friki porque me sacarán sangre.
Los vampiros médicos harán que trague una espantosa bebida que sabe a diablos para ver si tengo diabetes.
Para no preocuparme -porque soy tan dulce- teniendo esa sombra sobre mi, entonces que mejor para distraerme que platicar con Emilio, mi amigo imaginario.

Ustedes dispensarán.







lunes, 17 de junio de 2013

Se dice de mi...

Dijeron el sábado que me siento ¨nice¨ por el hecho de que en la infancia me crié con gente rica, pero no dicen que gracias a ello soy educada. No menosprecio la educación que me brindaron en mi casa pero es algo diferente.
Han dicho que estoy salada porque todo me sale mal, pero no dicen que soy afortunada cuando las cosas salen bien.
Dicen de mi que soy amargada porque tengo el ceño fruncido pero no piensan que la vida me ha dado golpes muy duros y se quedaron grabados en la cara.
Hablan de que estoy peleada con la vida porque no sonrío pero cuando lo hago no dicen nada.
También cuentan que si no fuera por mi mal carácter la vida sería de otra forma pero no aceptan el hecho de que si se quiere cambiar hay que empezar por uno mismo y para mi ya es tarde por más que digan que nunca lo es.
Opinan que soy soberbia pero eso me ha mantenido a flote en los momentos bajos.
Dicen que soy tan pesimista que si hubiera un concurso de pesimistas lo perdería por lo mismo pero cuando soy optimista me ven como bicho raro. ¿Quién entiende a nadie?
Cuentan que quiero ser la primera en todo ¿Y quién quiere honestamente llegar después?
En los sucesos malos, soy la culpable y en los buenos nadie repara en mi.

¿Por qué nadie entiende que los malos también tenemos corazón? No busco el halago pero tampoco que tiren a matar.

Duele que lo malo sea lo que sobresalga de lo poco bueno que tengo, eso si, escojo lo que me hiera por algo soy la protagonista de mi historia y sólo me daña lo que yo quiero, como tu abandono.










sábado, 15 de junio de 2013

¡Jesucristo vencedor, aplaca tu ira y tu rigor!

Son cerca de la una de la mañana. Acaba de temblar cabronamente. Habrán de disculpar las groserías pero el sismo estuvo fuerte. 
En nuestra casa la escena al momento del temblor fue como de pelicula. Todos en pijama, descalzos, abrazando a los chihuahuas salimos a la calle. 

Estuvo fuerte. 

No puedo dormir porque tengo nervios de la réplica, mejor escribo. No tengo ni un pan para el susto. Con todo y que tengo mi temblor integrado este se sintió de pocas, pocas pero poquísimas pulgas. 
Sonaron las alarmas de los carros y la gente salió a la calle. Hoy si tuve miedo, lo bueno de todo es que estaba con toda mi familia y lo demás será siempre lo de menos. 

Tuve miedo y eso si es de pensarse.








Los dias obligados

Mañana se celebra el Día del Padre, por tal motivo Los Apellidos Ilustres se reunirán para celebrar a los papas que hay en la familia. Pocas veces son en las que se juntan a lo largo del año. El lazo que los unía -la madre- se rompió el día de su muerte. Asi pues con estas reuniones esporadicas, intentan volver a ser por unas horas la familia feliz de cuando eran pequeños pero que al paso del tiempo esa felicidad se fue perdiendo en los caminos de una vida comoda pero solitaria. Se puede decir que son felices pero cada uno sabe lo solos que están. Añoran por momentos -se les ve en la mirada- recuperar esa alegría que les daba ser unidos. El tiempo pasa y la vida también. Los hermanos son seres extraños de los que casi nadie sabe nada de nadie. Reunirse en dias como este es querer recuperar lo que ya no existe: ser la familia feliz de cuando jugaban bote pateado o a los encantados y que en ese entonces poco importaba andar con los zapatos rotos porque la felicidad estaba en la cocina preparando la comida, una mama que los reunía a la mesa con su deliciosos guisos y cariños en forma de pan y de carencias sustituidas por tortillas con sal. Esa mama un día se murio llevandose la alegría de estar unidos e intentando -en fechas como esta- dejar de ser solitarios -viviendo de recuerdos- en dias obligados. Bien,vivamos el momento como diría el #%^*} Angel de la Guarda. Fin.

viernes, 14 de junio de 2013

Los rincones viejos





El miércoles se llevaron la computadora de escritorio para quitarle el quemador de discos o algo así,  cuando la trajeron Barry y yo la conectamos pero algo hicimos mal porque aparece la pantalla negra y ya, no hace nada. Esa compu es la que uso para escribir los posts. Está viejita pero sirve y es lo que importa. 
Tengo que esperar a que un experto la revise o en su defecto que mi hijo tenga tiempo y eso señores sería un milagro porque anda muy ocupado en otros menesteres.

Y luego hoy en la mañana prendo el iPad para leer mi blog favorito y ¡Mocos! no me puedo conectar. Lo intenté chorromil veces y nel no pude. Esto si que es una tragedia. Estoy casi incomunicada con el mundo mundial cibernético. 
Lo único que me quedaba era ver si esta lap viejita servía y bueno aunque se salta los renglones haciendo que me tarde el doble, al menos tengo algo para poder escribir.

Visto lo visto, tomando en cuenta que no tendré distractores voy a ponerme a revisar los rincones viejos que no han sido sacudidos porque a nadie le interesa hurgar en recuerdos de otros, ni siquiera a mi.

Esto si que es feo, que se me descompongan mis artilugios de sueños está cab&%$ón. Ya nada más falta que me orine un perro y como tengo dos mejor ni le busco no vaya a ser el diablo y Benito Tiki me orine, con eso de que tiene incontinencia perril mejor ni le busco.

Así pues voy a ponerme guantes y mandil y a darle con el plumero al polvo del olvido. Y si no pues limpio mi escritorio al que le hace falta ya una buena sacudida.

Ai los vidrios amiguitos blogueros queridos y bienamados, los amo, al ratito paso por sus blogs ya ven que es viernes y los viernes son más largos que la agonía de una enamorada de imposibles.









Con una basta



Natalia enojadita

Por si no se habían dado cuenta hoy es viernes, viernes de Bella. Día en que Natalia ilumina mi casa con su presencia, pero hoy no viene. Llegará hasta mañana.
Tengo que esperar un día más para verla y abrazarla, suplicio porque la semana pasada no la vi.

Como toda princesa, La Bella deberá atender un compromiso social como lo es el bautizo de su prima. Ni modo, uno entiende que las princesas tienen que hacer vida social.

Esa niña está sacando a flote el carácter férreo de Los Apellidos Ilustres. Es muy alegre pero cuando le llaman la atención por una palabra mal dicha se enoja y hace un mohín gracioso que nos hace reír mucho.

En su media lengua nos da sus argumentos pero hay que enseñarle a hablar correctamente, ahí no hay ni para donde hacerse.

Alguna vez dije -cuando veía a mis cuñadas como presumían a sus nietos- que yo no iba a ser como ellas pero más pronto cae un hablador que un cojo, Ya les entiendo que para una abuela, sus nietos son únicos y para mi La Bella es sin igual, a las pruebas me remito.

Natalia está sacando el carácter de su abuela, ojalá no pierda en el camino esa frescura que la hace ser única y conserve la alegría que la caracteriza, miren que para enojonas con una MaLquEridA tenemos suficiente.
.










jueves, 13 de junio de 2013

Lo que me hace grande (2)

Si pudiera pedir un deseo, pediría dormir un día seguido. 

El domingo tuve una crisis muy fuerte, la falta de sueño hace que mis demonios despierten. No quiero ahondar en ello, no tiene remedio. 
Como siempre mi familia me sacó adelante. 

Ya pronto cuidaré a Natalia, me da miedo no estar a la altura y que gracias a las crisis no me la vayan a dejar. Estoy preparada para cuidarla, la cosa es si Natalia está preparada para que la cuide. 
Algunos creen que las depresiones son caprichos, que uno amanece triste porque el cielo es gris pero no es así.  Las depresiones son cosa seria no algo que uno maneje a su antojo. A esas personas les digo que bendecidas son por no padecerlas. A ellas les digo que son afortunadas y que las envidio por ser felices siempre, ¡Suertudas!



lunes, 10 de junio de 2013

Día uno

Me resistí por mucho tiempo a tomar pastillas para dormir pero el insomnio ya es insostenible. Voy a ver que se siente dormir obligada por una píldora.




domingo, 9 de junio de 2013

Un domingo muy de mañana...

"... a las personas no hay quien las entienda, será que a lo mejor, les resulto tan extraño, si, como ellos lo son para mi..." EB.

Se ha vuelto cotidiano despertarme en las madrugadas debido al calor terrible que hace. El sueño no llega. Miro de soslayo en el blogroll quien escribió. 

Tengo por costumbre empezar a leer de abajo hacia arriba, desde los que tienen mucho sin publicar hasta los más recientes.
Hay algunos que ya desaparecieron, otros admiten sólo invitados (eso me enoja, siento feo no poder entrar jaja). 
Elimino los que tienen más tiempo sin actualizar. Los que no publican desde hace un año ni modo, tengo que eliminarlos (conservo con los que tengo contacto vía correo electrónico por si las moscas), dando cabida a los nuevos. Hace unos días me puse a ver de donde es la gente que me visita. La mayoría son españoles. Se lo comenté a Barry, dice que algo he de tener para que les guste lo que o como escribo.
En menor cantidad -no menos importantes- me leen argentinos, peruanos, colombianos, una amigocha puertorriqueña, algunos estadounidenses de raíces mexicanas y los bienamados compatriotas. 

¿Que les gusta del blog? no lo sé. A lo mejor soy un bicho raro y estudian mi comportamiento jaja. Y eso que ya no escribo como antes cuando la espontaneidad era mi sello personal, que cambie por algo más complicado como es hablar de mis emociones (en realidad se murieron las musas). 
Tengo que preguntarles... O no. 

¿Y si intento dormir? Es muy temprano para tener dudas existenciales en este ambiente caluroso y encima con moscos mordiendo mis piernas. 








viernes, 7 de junio de 2013

Empieza con N

Yendo a clase de cerámica me encontré a una amiga que hace mucho no veía. De tanto tiempo sin verla no recordaba que existía. En mi vida he sido pobre de amigas.

Iba caminando por la calle, ¡lalaralalá! de pronto vi venir una bicicleta rosita muy mona conducida por alguien de melena negra rizada y tupida volando al viento.

Nos cruzamos...
la miré...
me miró...

¡Ahhhhhhhhhhhhhhhh! -gritó ella al momento que frenaba.

-¡Hola Flor!

¿Eh?

-¿Cómo estás? -Tanto tiempo sin verte

Este...

Entonces se bajó de la bicicleta, me abrazó muy fuerte y yo... ejem... hola.

Al quitarse los lentes la reconocí de inmediato. Es mi amiga... ¿cómo se llama? Este... Er... ¡Oh no recuerdo!  ¡Se me olvidó su nombre! 
Ni modo de preguntarle, Hola amiga ¿cómo te llamas? ¡Virgen santa! Tengo una amiga y no sé cómo se llama.

Ella desapareció un día de mi vida sin decir adiós. Detesto que los amigos, los familiares o los perros se vayan sin despedir. ¿No entienden que me dejan un hueco en el alma que no puedo llenar? Tengo problema existencial con los adioses no dichos. 

Le pregunté por su hermosa hijita de negra y rizada cabellera como la de ella, por cómo le va en sus estudios, quise saber de todo eso que las amigas se preguntan cada que se ven. Después de darme una noticia que hizo me desmayara en mi mente, me abrazó. (Su hija de escasos dieciséis años está embarazada, eso desmaya al más pintado).       

Hablamos un poco más. Me invitó a visitarla al negocio que tiene, que platicaríamos y patatí patatá, dijo que me cuidara. Despidiéndose con otro beso y otro abrazo, subió a la bicicleta y poniéndose los lentes se fue con la melena negra rizada jugando al viento.

Agarré de nuevo camino recordando los tiempos en los que supe de tener una amiga todos los días y lo feliz que fui entonces.

Lo que no supe ni pude recordar fue su nombre. ¿Se llama Nallely? ¿Nohemí? ¿Nelly? ¿Nancy? Lo poco que puedo recordar es que su nombre empezaba con N. La memoria me falla. Eso pasa cuando las amigas desaparecen sin decir adiós, el tiempo se cobra caro con olvido. Yo olvidé su nombre y por poco también su cara.












jueves, 6 de junio de 2013

Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa

Hace unos días alguien me hacía una pregunta muy interesante:
-¿Si tuvieras frente a ti a Dios, qué pregunta le harías?

De respuestas prontas y sin pensar soy adepta, dije que si viera frente a mi a Dios saldría tan rápido como mis piernas lo permitieran porque una cosa es creer que Dios existe o no y otra muy diferente verlo frente a mi con su túnica blanca dándome la bendición y todo eso.

Ya en plan serio dije que si viera a Dios -después del susto de su aparición- le haría la pregunta más boba de las preguntas bobas del mundo mundial de los bobos:

¿Por qué a mi?

En esa pregunta van implícitas todas las preguntas que en mi larga vida le hice a Dios: -¿Por qué a mi?-

Mi interlocutor dijo:
-¿Por qué no?-

Y yo dije:

-¿Por qué si?-

Obvio Dios no me contestaría porque estaría más apurado en arreglar la paz mundial y todas las calamidades que sus hijos bienamados provocan -¿o provocamos?- y no se detendría a responder una pegunta que de fijo no tiene respuesta.

¿Por qué a mi?

Y ya es todo, ya no pregunto nada a Dios porque no.










martes, 4 de junio de 2013

Algo así...

Voy a pensar positivo. 

No hace calor, lo que escurre en mi cara no es sudor, son gotas que mi nube particular deja caer en mi cabeza.
La hoja en blanco no tiene nada escrito porque escribí en mi imaginación.
Mis pies no son torpes lo que pasa que se gustan y por eso tienden a encontrarse.
No estoy gorda, soy coleccionista de kilos.
No estoy triste Genín, mira :) ¿Ves?
Si a la señora de la tienda le gusta Paulo Coelho a mi me gusta Jorge Igargüengoitia y todos felices, ¡lalalalalá!
A los moscos les gusta mi esencia por eso chupan mi sangre.
Me siento como payaso triste, soy feliz con cara de melancolía.










domingo, 2 de junio de 2013

Ecos disparatados

Amar la vida sin falsas expectativas. De vez en cuando viene bien dormir. El surrealismo abre la diversidad al alter ego de la imaginación. Parecer un personaje es un premio a los escritos de seres extraordinarios. Vivir en la realidad tergiversada de ideas. Comenzar a contar los días como la vez pasada. VickThor aparece como signo de buena suerte. Los santeros me inspiran temor y si viven al otro lado de mi casa me dan terror. ¿Cómo decirte algo muy importante si no estás? Los gritos en la noche son almas perdidas. ¿Oíste ese ruido? Me lees en silencio. Un amigo me enseño a reír virtualmente porque antes yo era seria. Ya no quiero hablar de ello pero es parte de mi vida. Los insectos me tienen cansada. El amor en tiempos de calor suele ser agobiante. Tu mirar de soslayo de cada día. Hasta el fin del tiempo. Ya no corro, es mejor caminar, de todos modos voy a llegar. Las malas vibras son como pájaros negros colgando de la ventana. ¿Dónde están los grillos? José tiene el don de la ubicuidad pero no lo sabe. Te amo más que ayer pero menos que mañana. El calor se ha estacionado en mi cuerpo. Dicen que después de eso tienes diez años de vida "normal", yo llevo cuatro. ¿Y luego que? Cuando alguien te dice que estás mal no hagas caso pero si dos opinan lo mismo entonces debes ponerte a reflexionar. La ausencia como forma de violencia. Era una niña de cabellera enredada como su vida. Pagar con besos no es prostituirse, es ser agradecida. Vuelvo a las cinco. Me acordé de ti y cuando te busque supe que ya no existías. Cuando me dices Flor es que es algo serio. La guitarra comenzó a sonar a las tres de la mañana. ¿Por qué no duermes mami? Los fines de semana son oasis de alegría. Calixto y su peculiar forma de amarme. Dicen que los "te amo" se han abaratado. Un toque de amor con sabor a pecado. No dejes que el olvido llegue. Es un triste porque nunca sonríe. ¿El nunca tiene vigencia? No será por mi.







Haikú de los amigos





Miradas de dos
de tristeza ungidas
sentires esquivos.















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje