Páginas

martes, 31 de diciembre de 2013

Como el Tan Tan de las campanas

¿Cómo decir algo diferente que no suene a repetido?

Las palabras están tan manoseadas que me siento no apta para hablar sobre bienaventuranzas y buenos augurios. De abrazos ni hablar, andan un poco atrofiados, de tantos que doy se vuelven maquinales ni digan que no, no se hagan.

Los besos saben a igual, se reparten como rayos de sol, a todos nos tocan, ¿O no?

¿Cómo desear un felicidades auténtico? sonando a música celestial cuando lo oigan pero psss no soy su cantante favorito y menos si tengo voz de borracho con agruras.
Abrazos de corazón a corazón pero de a deveras no como si cualquier cosa.

Quisiera que mis besos fueran objetos preciados y no sólo cinco letras de despedida como un "Ai nos vemos" cualquiera.

Sé decir gracias por estar ahí del otro lado formando parte de mi mundo pero siento que a veces suena hueco. De a deveritas fuese dicho, que me lo creyesen y no un bla bla bla interminable.
No sé  cómo expresar lo que siento al verlos todos los días aquí regalándome su tiempo. A decir verdad no me he puesto a pensar que siento pero de que siento, júrenlo.

Como sea, gracias por estar ahí con la MaLquEridA. ¿Ven? Suena a repetido. Quiero ser como el Tan Tan de las campanas, tocando siempre igual pero sonando para cada uno diferente, ¿Lo dije bien? es que me enredo.

Tan sencillo -como dice Emilio- que es decir, ¡Gracias por leerme otro año más! (parezco político en campaña). Tanto bla bla bla para decir gracias, ¡Mñeh!










lunes, 30 de diciembre de 2013

Perdí un amor pero gané un amigo




No crean que soy yo ¿Eh? se parece a mi pero yo soy más pechugona


Yo emocionándome porque Yelena Isinbayeba está intentando romper un record olímpico en el mundial de atletismo y resulta que ya hasta se retiró.

Malditos recuentos de fin de año, no presuman mi ignorancia.

Aí estoy toda tonta viendo también como las atletas corren y corren y vuelven a correr (me suena a villancico), como almas que lleva el diablo acortan camino. 
Ganan las negritas -perdón es que no sé de dónde eran- pero eso también ya pasó.
Glorias sabor añejo.
Me emocionó el pasado, ¡mñeh!

De aquí hasta el miércoles puro recordar lo ido. Notas casi muertas dando su última exhalación. Después de eso, todo, aquí no pasó nada.
La vida sigue igual o no.

Yo no me quiero acordar porque los suspiros no me alcanzarán para recordar el día que no soñé. Cuando comenzaste a irte.
Del altar a la tumba no será.

Cuando algo se rompió.
(Ignoraba cuantos de mis suspiros te pertenecen)
De amor nadie se muere... ni yo. 

Voy a retacar mi alma con uvas llenas de un único deseo, que todo haya sido un sueño del que no tema despertar (espero no atragantarme como es costumbre y olvide qué estoy haciendo ahí).

Doce uvas sin semilla por favor pero no demasiado grandes, ya saben una es neófita cada año en menesteres amorosos,
sutiles palabras de amor eterno.


¡Click!
















sábado, 28 de diciembre de 2013

¿Quién entiende este amor?

Parece ser que mi Vecino el Asesino cada vez agarra más confianza en eso de hacer sus rituales extraños y cosas oscuras que no entiendo.
Verlos vestidos de blanco -a él y a su esposa chamana- era cosa rara pero de un tiempo a esta parte todo es más a la vista.

¡El diablo anda suelto señores y señoritas!

El vecino habla en voz alta sobre la protección que le da la sangre de perro. ¿A poco no sabe que la sangre de perro protege?
¡Pa´su mecha! Yo cuando vi la sangre de mi Babito al caérsele el diente pensé en todo menos en protección.

Al escucharlo hablar de pura casualidad, se me enchinaron hasta las pestañas. Por si las moscas agarré a Natalia muy fuerte -ya ven que dicen que los niños y los perros protegen contra todo mal, amén- y seguí como si no hubiera oído nada, ¡Lalara lará!

Todo empieza a tener sentido. Las manchas de color extraño a la entrada de su casa, los trastos con comida también en la puerta, los rumores de su santería, los cantos, los tambores...la imaginación.

Hace poco le pidió a Barry lo dejara poner una carpa que taparía la entrada de mi casa. Barry dijo que si no vaya a ser que lo convierta en sapo o en abuelo dócil o amante de otra y sus ¨Te amo¨ no sean más para mi. Eso dolería, ¿Se imaginan?

La cosa es que el tipo ya me tiene ciscada, miren:

Tiene su casa pintada de un azul extraño con un triángulo rojo en mitad de la pared -no es que me interese como la tenga pintada pero hay de pinturas a pinturas digo yo-. Tiene dos espejos o tres no recuerdo, en la puerta principal, se viste de blanco, habla de cosas raras. ¡Ampárame Señor!

Los tambores y cantos que decían se oían entrada la madrugada, eran meros rumores hasta anoche en que a eso de las nueve se escucharon junto con cánticos extraños. ¡Madre del dios bendito, arrepientome de mis pecados y de los ¨Te quieros¨ que no eran para ti.

Nos quedamos fríos.

Antes -por la tarde- se oían  los balidos de un borreguito. ¿Un borrego en mi calle? ¡Achis! ¡Un borrego!
Me asomé por la ventana pero no vi nada, digo, un borrego chillando en la ciudad no es cosa cotidiana, ¿O si? y sin embargo el pobre animalito ¨lloraba¨ de tal modo que al escucharlo  La Bella dijo ¨´toy tiste buelita¨ (Traducciòn; estoy triste abuelita).

Para distraerla nos pusimos con ella a romper una piñata en medio de la sala, ¡Dale, dale, dale no pierdas el tino, porque si lo pierdes, de un palo te empino!

Dicen que sólo los ignorantes y faltos de fe creen en esas cosas. Acúsome de ser la más ignorante de entre todas las ignorantes incluso de las robamaridos desquiciadas y fortuitas que pululan en el rancio mundo de la alta traición, soy la más ignorante porque ¡Tengo miedo señores!

Del borrego prefiero no acordarme, no chilla más. (Si mi vecino me invita barbacoa no voy a querer).

Como sea, si esto sigue así, migraré a otro lugar donde todo sea una cosa así normalita o de perdis no haya vecinos asesinos vestidos de chamanes ni esposas con voz de sargento mal pagado ni pájaras aventureras y palurdas queriendo meterse en un nido al que no pertenecen, ¡Pos estas!

Mientras me alacio las pestañas voy a juntar los pedacitos de un corazón atribulado que no sabe para dónde ir y que cual rompecabezas incompleto busca un trozo perdido entre palabras difusas que no eran para mi.

Mi Vecino el Asesino camina por la vida como si nada, mientras los demás construyen su leyenda.

Nothing matters.

















jueves, 26 de diciembre de 2013

¡Llegaron las rebajas!

Todo está de oferta, a pagar en quince meses con tarjeta de crédito, ¡Aproveche! Venda su alma al diablo por lo que sea, ande usted, hágame caso.

Ropa a mitad de precio que no usará porque están anunciando el fin de temporada, como si con eso terminara el invierno y el frío se fuera por arte de magia, ¡Tarán! 
De oír los anuncios me da calor, el arbolito comienza a estorbar y yo con un sueter y dos pashminas nuevas.. ¡No te vayas frío déjame estrenar mi ropa!. 

¡Oiga! ¡Compre¡ ¡Mire! ¡Vea!
¡Llévelo,Llévelo! 

Los comerciantes son aves rapaces jugando con nosotros, ratones perdidos en un consumismo sin fin. Y yo sin dinero chingao.
Nocierto. 

A decir verdad hace mucho dejé de desear cosas, con lo que tengo me basta. Claro que no me haría daño una sala nueva, un comedor nuevo, una compu nueva, unos tenis nuevos, ¡Siii! Cosas materiales que me hacen feliz, qué le voy a hacer, mea culpa. Arderé en el infierno de los consumidores suicidas.

Hace poco prometieron llevarme al Súper, podré comprar todo lo que quiera sin escatimar. ¡Virgen del Chongo Parado! ¡Por fin! Comprar de todo sin fijarme un limite como siempre pasa, pero... ¡Malditos peros! ni siquiera sé qué quiero. Me volví mesurada a fuerza de adquirir lo indispensable, comprar de más es un despilfarro. Siento culpa si quiero una marca cara. De todos modos Barry siempre me dice : -Eso no, no te alcanza- ¡Blah! Al fin que ni me gustan las marcas nada más era para ver si pegaba. Para saber qué se siente ser nice. 

Así la vida, cuando hay para carne resulta que es vigilia o estoy chimuela.

Luego preguntaron qué quería de obsequio para fin de año. Por primera vez no supe qué pedir. Todos externaron sus deseos menos yo. Es que lo que quiero nadie me lo puede dar porque no se vende en ningún lado. Tal vez en otro mundo exista lo que no sé qué estoy buscando.
Bueno si sé, pero no venden milagros en la tierra. 

En fin, ¿Qué tanto es tantito? Un milagrito y ya, total. Yo tengo fe, mientras tanto tengo que pensar que quiero de regalo ¿Qué pido? ¿Qué pido? ¡Dios de los cielos benditos, ilumíname! Haz que acierte en lo que busco.
¿Qué pido? ¿Un viaje en globo? ¿Un bastón con artilugios escondidos? ¿Una lap con Windows 8 integrado? ¿Un portal para mi casa? No, es demasiado, ¡Dios mío, que dilema!

¿A quién le dan pan que llore? Si me dicen pide lo que quieras pues ya está lo pido pero no sé lo que quiero Por primera vez en mi perra vida no sé lo que quiero.















martes, 24 de diciembre de 2013

La familia perfecta

Intentaré hacerlo diferente. Me meteré a la cocina -hace tanto que no lo hago- a preparar ensalada de betabel y ensalada de apio como en los viejos tiempos cuando de verdad eramos pobres y valorábamos cada cosa que nos comíamos, no como ahora que nos damos el lujo de menospreciar la comida que nunca falta en la mesa.

No sé si haga ponche ni qué guiso prepare pero lo haré con todo el corazón. Es lo menos que se merece la familia que habita mi nido.

Como cada año, encenderé el arbolito desde temprano. Limpiaré todo muy bien como si fuera a venir alguien muy especial.
Pondré música alegre aunque eso incluya la que no me gusta mientras en la cocina preparo algo que sea la delicia de todos.
En consenso lo elegiremos. 

En mala hora dejé de cocinar. Siendo buena en el arte de preparar alimentos con dejos de añoranza -como los que preparaba mi madre-, no hacerlo es un desperdicio, pero bueno así es la vida y sus ondas marcianas.

Esta vez no habrá reunión con familiares, no tendré que fingir nada. Me mostraré tal cual, sin aparentar nada. Seré simplemente la yo genuina habitante de este cuerpo pequeño.

Dado que mi familia ha crecido con la llegada de Nueris y La Bella, habremos de agrandar la mesa. Ya no somos sólo cuatro, mi familia creció y yo soy feliz.

No puedo cambiar de un día para otro ni siquiera en navidad, seguiré siendo el hongo gruñón y metafórico envuelto en su desnudez abstracta. Seguiré siendo la misma pero con un poco, un poquito más de sencillez y de amor hacía mí misma y hacía mi familia y amigos. 
Que no se diga que no lo intentaré y aunque esté acostumbrada a parir tristezas esta vez voy a sonreír más a menudo.

Seguiré escribiendo decires antiguos y enredados en su misterio. Voy a seguir siendo yo pero sin resquemor hacía mi pasado.
No prometo cambiar pero algo haré al respecto, al menos esta noche.

Todo debe ser diferente no por ser navidad sino porque mi familia merece algo mejor que mi amargura cotidiana, esa que no se aprende sino que los días malos tatúan en la piel y ni desollándose se borran.

Intentaré darles lo mejor de mi que no sé que sea pero que hoy como matriarca de esta familia descubriré al abrigo de una noche diferente.

Una noche donde cerraremos un ciclo y comenzaremos otro.
Tengo el lujo de poseer a la familia perfecta aunque para algunos sea chocante que hable tanto de ellos pero que caray es mi familia y la presumo con todo y que sea perfecta en sus propias imperfecciones.

Cuando deje de hablar de ellos será porque habré muerto.









sábado, 21 de diciembre de 2013

Usté ordene mi reina sus deseos serán concedidos




Juro que no tengo la culpa, ¡Lo juro!

Digo algo que quiero o se me antoja y alguien siempre satisface mis deseos pero que conste ante dios y el mundo que no hago nada, yo solamente los externo.

Digo esto porque hace tiempo cuando salió el albúm doble del Licenciado Cantinas, le comenté a Barry que me gustaría mucho tener el disco pero fui más lejos porque dije que me gustaría en acetato. 
Obvio lo dije así como quien no quiere la cosa.

Pasado un poco de tiempo llegó Barry con el albúm doble  y yo, ¡Oh, no lo puedo creer!

¡Gracias Barry! ¡Smack! ¡Smack!

Cierto que no tenía tocadiscos así que el obsequio quedaría guardado por los siglos de los siglos amén. (Barry lo sabía pero yo nunca le mencioné nada del tocadiscos sino seguro me lo compra).

Hace unos días fue mi cumpleaños número mil, motivo por el cual recibí muchos regalos. Mentira, recibí como cinco.
Dentro de los obsequios estaba una caja muy grande que cuando la vi se me cayeron los calzones y ya no hice caso de nada, quise saber de inmediato que era.

Cuando abrí la caja no se me cayeron los calzones -esos ya estaban en el suelo- esta vez se me cayó a mandíbula. 

¡Era un tocadiscos!

Alguna vez yendo de compras con mi hijo, le mencioné que me gustaría tener un tocadiscos para escuchar el acetato de Quique y de los Rolling Stones y el de Elvis Presley y el de Mireille Mathieu y el de Bob Dylan y el de... todos los que como reliquias sagradas tenía guardados.

Externé mi deseo que fue cumplido por mi hijo.

Cuando salió el disco recién de Enrique Bunbury -Palosanto- le comenté a mi hija que no lo podía comprar porque no tenía dinero.

¡Me lo regaló! ¡Santo Dios de la Patamocha! El compacto estaba en mis manos, bueno son dos cd´s que venían junto con el de duetos chidos de los Ángeles Azules que muchos menospreciaban por considerarlos nacos pero que ahora están inn.

Podría seguir enumerando todo lo que he deseado y que han cumplido mi familia y amigos pero seria demasiado.

También pedí a mi Ángel de la Guarda que me llamara el día en mi cumple pero se enfermó y no me habló, ¡Mñeh! los ángeles de la guarda no se enferman.
Esperaré porque sé que mi deseo será cumplido.

Soy muy afortunada, no entiendo por qué soy tan quejona y chilletas si tengo la fortuna de ser amada y bendecida como no me lo pude imaginar.

Quejarme es mi vicio y amar es mi existir.

Tengo muchos deseos imposibles de cumplir. Deseos íntimos que no veré realizados pero ¿Acaso eso importa? si lo que tengo, lo tangible mana de los que tanto me aman.
Ojalá esté a su altura cuando de mi se requiera cumplir un deseo.

Bye













viernes, 20 de diciembre de 2013

Espíritu sin alas

Me obligo a creer que en un tiempo abandonare este cuerpo y seré eternamente libre. Como las alas de los pájaros que sin una voluntad que las mueva, sirven para nada. Así yo. Soy libre dentro de un costal enfermo. ¿Como soñar que se es libre? O mejor dicho ¿Como ser libre? Atada a nada, ni siquiera a este cuerpo caduco. Ser un papalote con su cordel de burbujas, ¡Plop! ¡Plop! ¡Plop! Caída libre hacia la libertad. Di si a los besos. Lazos de besitos atando mis labios mestizos. La libertad son dudas de color rosa con negro como mi sueter. Ser libre y vivir para contarlo. A lo mejor siempre lo he sido pero no me he dado cuenta de ello y no he utilizado mis alas porque no se que las tengo. Alitas invisibles, paradoja de amor. Existencia fallida. Ser libre acariciando mi cuerpo con tus manos. ¿La querencia cuando? Los pañales son para los niños. Un espíritu libre como el que no poseo porque tengo cadenas en el alma. Parece titulo de telenovela boba. ¿Ser libre es imaginar? Siendo así soy una idiota porque lo he sido siempre. Arduo trabajo el pensar en las horas muertas. Soñar con la libertad cuando cada día esta se pasea frente de mi y ciega no veo. Alas rotas. Prestame tus alas un momento para ver desde arriba mi fútil existencia. Me exijo mas de lo que puedo dar. Yo lo único que quiero es ser libre y ya así como quien no quiere la cosa. Como mi gato o mis perros. No como Cabito que nada eternamente sin llegar a ningún lado. ¿Soy como quiero ser? Pues quiero ser libre entonces. Libre de un cuerpo enfermo. Hay mucha paja en este escrito sin acentos pero si la quito se queda vacío. Un post vacío es sinónimo de libertad porque las letras no se quedan aprisionadas en un escrito eterno. Letras libres, emancipación de palabras mil veces usadas. Si vuelvo a nacer quiero hacerlo en un pájaro de mil colores y de canto espectacular que con sus trinos ponga a soñar a todos. Si, eso quiero ser. Un pájaro nalgón de mil colores.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

¡Hoy es mi diablo!

Mi amigo Emilio pregunta por que menciono mucho al diablo, yo añado que también menciono mucho a la muerte. ¡Que caray! 
La mayoría de la gente vota por la vida y diosito pero yo quiero ser diferente ¡Chingao! (Me doy permiso de decir palabrotas como los alcohólicos, sólo por hoy).

Quería pasar de largo este día pero como lo celebro una vez al año, pues que caray vamos a darle con todo al festejo. 

Un día muy aciago, allá por los años que sean, vivían en una linda y humilde casita, un papá, una mamá y sus hermosos hijitos. 
Una noche -para ser mas exactos, el 18 de diciembre- la mamita se encontraba en labor de parto. Con una débil luz alumbrando el cuarto, la partera esperaba paciente la llegada de un nuevo ser -como dicen todos- a este mundo.
Serían cerca de las cinco de la mañana cuando entre los pujidos de la madre y el ¡Dale! de la partera nació una linda, hermosa, preciosa, divina y bella niña o sease yo. 

Conozco la casa donde nací -¡Siii, todavía existe!!! Tiene los techos altos, paredes de adobe y unos cuantos llantos guardados entre sus pisos. Cuando caminaba sobre su piso de madera solía oír los gemidos de algunos muertos ahí atrapados; para escucharlos tenía que poner mucha atención o corría el riesgo de confundirlos con el piar de las coconitas del árbol de peras.
Acompañada de la niebla fría eterna de las madrugadas tristes y la mirada de un padre clavada en la oscuridad nací yo.

Así imagino mi llegada a este mundo.
Como no puedo despejar dudas porque mamita ya murió y mi padre se perdió en el olvido de los días, pus me quedo con esta historia inventada por mi. 

Hace un año recibí cerca de sesenta felicitaciones en Facebook, ¡Dios! digo, ¡Diablos! Más de lo que nunca imaginé. Personas de todas partes del mundo felicitándome. 
¡Mñeh nocierto! En realidad eran de España, Argentina, Perú, México y ya, creo (Disculpen si olvido alguno, la memoria senil falla) 

Este año como ya no tengo Facebook y con treinta amigos menos (Dos amigas muy enojadas porque no creen que no sé mi número de celular y no hay contacto conmigo, pero juro por todos los diablos que no me lo sé ni me lo sabré. Si no me creen que me caiga un rayo y me deshoje en mil pétalos) arribo a la primera mitad del quinto piso, ¡Chingao, ya estoy vieja!

Añoro lo vivido pero lo dejo marchar porque es parte del madurar (Ni que fuera fruta diría reptilio) acepto el presente, las caídas fuertes -como las de ayer- y asumo lo que venga rebelándome aunque no pueda hacer nada pero con manos extendidas -como la de La Bella que en su infantil inocencia me ayudó a levantar ayer- que me ayudan a seguir aunque a veces les canse -es la verdad ¿Pa qué negar que cansa estar siempre con la mano presta a levantarme?-, y pus gracias a todos.

¿Del futuro qué espero? Nada, nunca he esperado nada -eso me lo enseñó mi Profe- pero agradezco que en los días cotidianos esté la gente que me quiere y que me acepta como soy sin querer cambiarme y que a pesar de mis berrinches, peladeces y demás, sigue conmigo.
Por los que están y por los que ya se fueron, ¡Gracias eternas!

Es todo, me estoy poniendo cursi. Hoy no voy a llorar -no vale- aunque se me quieran salir las de San Pedro por culpa de Emilio que se preocupa por mi y no merezco su amistad. Y por culpa de José Alfonso que sin saber que hoy es mi diablo escribió algo que me llena el alma y por culpa de Kiku y de Dn Héctor que tuvieron a bien felicitarme a través de la radio.Y por Bruno y Lis y La Bella y Víctor y....

Por eso y muchas cosas hoy soy muy agradecida y feliz sin el ¿Ya qué?

Con el ánimo maltrecho, las heridas sangrantes y uno que otro amor aplazado sigamos pues en este camino rumbo a las puertas de lo inconcluso sin esperar el punto final que un día habrá de llegar.










lunes, 16 de diciembre de 2013

Con camisa de fuerza (casi)

La cosa es así:
El protocolo está funcionando. Casi no tiemblo y me he acostumbrado a beber el agua simple estipulada. Camino sin ayuda y me he vuelto más tolerante. No me he peleado con nadie ni me han entrado las ganas de morir ni nada de eso.
Entonces he llegado a la conclusión de que estoy loca de atar. No pregunten por qué.

La cosa es así:
El protocolo está funcionando y eso es realmente lo que importa, de la locura luego hablamos.

Hoy toca ser feliz (Pero nada más hoy, no se me vaya a hacer costumbre)

¡Sea pues! Porque nada es completamente, ¡A darle que es mole de olla!
Mañana hablamos.








domingo, 15 de diciembre de 2013

Cochochi y las flores que no huelen mal aunque no se bañen

Tengo una rara aversión por las vacaciones. Y es que las autoridades gubernamentales tienen la mala costumbre de suspender el suministro de agua potable en cada período vacacional. 

No tenemos desde el jueves que amanecimos sin agua, ¡Maldición otra vez! Encima de que no salimos a pasear porque somos pobres, tenemos que quedarnos sin agua. Pobres y jodidos, ¡Vaya!

Puesto que no hubo aviso de suspensión nosotros ni en cuenta. Así pues al levantarse a bañar y abrir la regadera ¡Mocos! ni una gota.
Como sea, cada quién hizo lo que pudo y partieron a sus trabajos. Yo no porque yo no trabajo. Me quedé con Bella oteando el horizonte echadas en el sillón esperando llegara el agua.

No llegó.

Un día como quiera se pasa.

Pasó otro día.

-¡Chin no ha llegado el agua? ¿Y ahora cómo nos bañamos?

-No sé

Pasó otro día.

¡Maldición! -¿Por qué quitan el agua sin avisar perros?- dije ya muy enojada.

Tuiteé al presidente municipal quien muy orondo presumía sus obras terminadas. Obvio, no respondió. 
Tuiteé otra vez siendo el silencio la única respuesta.

Hoy ya es domingo. Llevo cuatro días sin bañarme (No se me acerquen ni me besen). ¡Estoy a punto de explotar!
No he salido de mi casa para que el aire de la calle y el sol abrazante no dejen su aroma en mi hermoso pelo rubio falso ni en mi piel arisca.

La gente en la calle anda con los pelos parados, puedo verla por la ventana. En mi cocina la pila de trastes es enorme. No puedo lavar a mis perros. No puedo hacer nada.

Es de madrugada y un chorrito ha empezado a caer de la llave de la cocina. Me voy a esperar para ver si sale en la regadera y quitarme este olor a desesperanza que hay en mi después de tanto sin bañarme.
Mientras espero salga más veo una película llamada Cochochi que trata sobre dos niños tarahumaras. Dicen que es muy emotiva o sea de llorar. Veremos.

Ya quiero que llegue el agua.

Creo que la próxima guerra mundial será por el líquido vital.

Me quiero bañar. Sé que no huelo mal porque bla bla bla pero no meto las manos al fuego por mi. Las flores no olemos mal ni marchitas.

Negro panorama espera a las próximas generaciones donde está mi Bella. ¿Qué harán sin agua? Me da escalofríos pensar porque en parte soy responsable del mal uso que le he dado.

Cada que nos la quitan hago más por cuidarla. La reciclo y procuro no desperdiciar pero me falta mucho por hacer empezando por no beberla, (ay que mal chiste).

¡Ya me quiero bañar porfa!









viernes, 13 de diciembre de 2013

¿Qué le pasa a Lupita?

Ayer empezaron formalmente las festividades de fin de año, quedó inaugurado el maratón Guadalupe Reyes.

Para los que no saben les informo que dicho maratón comienza el Día de la Virgen de Guadalupe que es el 12 de Diciembre y termina el 6 de Enero, Día de Reyes. Por eso el maratón se llama Guadalupe Reyes, ¿Captan?

Durante 26 días la gente -la mayoría- tiene reuniones en sus empresas, posadas (Ya quiero que llegue la tercera ¡Yupi yupi!), intercambio de regalos, cenas, brindis, etc. Invitaciones a comidas que hacen que la felicidad se vea reflejada en la panza (Si a esas vamos yo debería ser un mar de felicidad), por tanto tragar, perdón, degustar deliciosos platillos propios de la época o sease navideños.

Aunque no quieran muchos son arrastrados por la vorágine de abrazos y buenos deseos de sus compañeros, teniendo que aceptarlos con cara de grinch, ¿Ya qué?

Los centros comerciales, las calles, todo está inundado de personas ansiosas de felicidad, gastando el último de sus centavo comprando algo que los haga felices por un instante aunque todos sabemos que la felicidad es un instante.
Me gusta que la felicidad no sea inmortal.

Y bueno, como yo soy muy mexicana le entro al desmadrito. Eso sí, no voy a las tiendas ¡Horror! hasta se arrebatan las cosas. (Un día una señora me quitó lo que tenía en la mano, ¡Vieja jija de su mal dormir y otra le sacó a Barry lo que tenía en el carro del super).
La gente se enoja, anda alterada, irritable, estresada. Está loca y con eso de que muchos están armados (vivimos en una ciudad sin ley), andaremos con pies de plomo por los caminos navideños de la vida, como dice la canción.

Intento llevármela relajada, no busco problemas, trato de estar bien con todos incluso con mi Vecino el Asesino, (No vaya a ser el diablo y me convierta en princesa, bloggera frígida o anciana chillona y manipuladora).

Dicho lo dicho y como no digo nada nuevo ya me voy a comenzar el maratón con la boda de Dulce el día de mañana, ¿Quién se casa en diciembre? o mejor dicho, ¿Quién se casa en estos tiempos? 
Le seguimos el domingo con el cumple de Liz y nos vamos a la primera posada.

¿Ven? Aunque no quiera la vorágine me arrastra. 
Parto pues a comprar el outfit ¡Ay si! que luciré en la boda (Quiero un adorno para mi bastón lalara lará, nocierto )

Como dicen Genín y de soslayo, Besos y salud.
Como yo digo, aí los vidrios nos cortamos.
Como dice la gente decente, Hasta luego.
Abur.











miércoles, 11 de diciembre de 2013

¿Alguien?

Estoy teniendo problemas con mi blog. Hay varias personas -asiduos lectores a este mi sitio- que no pueden dejar comentarios. No se que pasa. No tengo idea que hacer. Entre a blogger para pedir ayuda pero no hay manera de arreglarlo. En las opciones que hay no aparece mi problema. ¿Alguien sabe que hacer? Me preocupa. Ojalá pudieran ayudarme. No tengo idea que pasa. Yo lloro.

Aires de boda y lentejuelas camufladas

No quiero ir a la boda. No es personal, es... no me siento bien. Nunca me he sentido parte de la familia. Son extraños para mi. Además después de los saludos ya no hay más qué decir. Necesito de alguien que me salve cuando no sepa qué responder, siempre pasa. Cuando las puyas van dirigidas hacía mi persona me quedo callada. Necesito a alguien cerca para sentirme segura.

-¿Te quedas conmigo Kiku?
-Si mami
-Yo también tía
-Gracias Pogh los amo.

-Kiku, ¿Sabías que en los tiempos antiguos del pueblo olvidado donde nací, las novias cuando ya no eran vírgenes, pegaban una lentejuela de color en alguna parte oculta del vestido? Eso querría decir que la novia había tenido sus queveres con el novio. 

-¿En serio?
-¡Lo juro!
-¿Y si se había acostado con otros?
-Pues mira, según sé era una lentejuela por cada hombre que habría pasado por sus brazos.



China poblana



.¿Tu vestido tenía lentejuela mami?
-Nena, ¿Conoces los vestidos de china poblana?

-¿Eh?















lunes, 9 de diciembre de 2013

La gente es así muy quien sabe como

Te miran de arriba a abajo con ojos curiosos., como esa señora de ayer en la feria. Observa el pelo revuelto .-te gusta traerlo así- bajando la vista recorriémdote toda con su falsa mirada de gata triste. Llegando a tus pies te mira de vuelta de pies a cabeza. De abajo a arriba sin menoscabo a la curiosidad malsana.

-¿Qué?- preguntas quedito mirándola a los ojos.

Desvía la mirada como si no te hubiera visto y a otra cosa.
Y como esa muchas más.
Gente absurda.

La gente te mira así muy quien sabe como.

Él te dice que el ser humano es morboso por necesidad. Ese querer adentrarse en tus entrañas cuando ve que no eres ¨igual¨ que los demás. 

¿Igual que los demás?
¿Cómo son los demás?

Ayer dijiste algo que me llamó mucho la atención: 

-Eres una flor rara-

Aparte de mi, nadie podía haberme definido mejor.
Intento ser yo con mi propia personalidad, remendando mi vida con retazos de otras vidas. Circulo sin temor a ofender. Sin ser entendida. Extraña porque no quiero a quien debe ser querido. Amo sin temor a quien merece mi cielo.
Cielo con mucha nubes.

-¿Sabes?- siento que no pertenezco a aquí, quizás debí nacer en otros tiempos.

La gente puede lastimar con la mirada pero afortunadamente Él está ahí cerquita de ti para cuidarte. Tomando tu mano te dice que siempre te va a cuidar. Nadie más ha estado contigo como lo ha estado Él. Sabe todo de ti. Como si fueses un libro que es el único que entiende. Comprende tus desvaríos. Sabe de tus traumas. Conoce tus traiciones (Sabe de tu amor por Enrique. Amor puro, imposible amor.). Ha secado tus lágrimas. Causante de tus sonrisas celebra por ti cada una de ellas.

-Siempre te voy a cuidar, ¿Oíste?- te dice con amor. (No te toca, respeta esa distancia por ti marcada. (Conoce tu alergia a las caricias).

Sonríes, esas palabras son música para tus oídos.

-Sólo te tengo a ti- le dijiste con esa mirada tan tuya que habla más que tus labios.
Ojos de perro triste.
Labios apretados.
Días sin sueño.

Al final de los tiempos y al principio de ellos, siempre han sido sólo Tú y Ella..

-Ayer pasé por la iglesia donde nos casamos. 
Un domingo te voy a llevar 
¿Quieres?

Amores callados,
sonrientes,
eternos.

Sí.










domingo, 8 de diciembre de 2013

El hoyo negro (Juego de la inconsciencia. Catarsis para poder dormir)

Cuando no puedo dormir -que suele ser muy a menudo- y estoy muy desesperada por lo mismo, juego conmigo al "Hoyo Negro". Pasatiempo que me invente un día o mejor dicho una noche. Consiste en cerrar los ojos al estar acostada. Colocar las manos a los costados con las palmas tocando los muslos. Los pies muy derechitos. Relajarse hasta el paroxismo de la inconsciencia. Despues imagino que estoy parada al borde de un precipicio. Un hoyo negro que estira sus brazos para tragarme. Las puntas de los pies tocan el vacío. Me relajo aun mas. Ya no oigo nada, estoy de verdad parada en los limites del sinsentido. Me acerco un poquito mas al vacío, mi estomago lo avisa. Esa sensación extraña en la panza, sublime al abandono de mi ser. Entonces me dejo caer al precipicio. Mi mente recorre la distancia imaginaria y comienzo a volar. El cuerpo se esta separando de mi alma. Lo se porque puedo verme surcar los aires. No tengo miedo. La inconsciencia me va haciendo suya. Siento que ya no soy yo. Vuelo planeando sobre lugares inexistentes. No hay aromas, no hay imagenes, no hay nada, solo yo en un mundo sacado de los laberintos del insomnio. De pronto cuando siento que me voy perdiendo entre las brumas de un espacio desconocido, reacciono haciendo que mi alma vuelva al cuerpo al que pertenece. Pego un brinco, que es cuando se fusionan el alma y el cuerpo otra vez. Comunión de locuras. Abro los ojos para situarme en el aquí y ahora. Respiro tranquila. Vuelvo a ser yo. Un ente sin sueño jugando al peligro. No estoy loca, solo tengo sueño. Tengo miedo que un día de verdad me caiga en ese hoyo negro y no regrese jamas. Mejor ya no quiero jugar. Iré con Barry que al igual que yo, lucha por atrapar un sueño que no sabemos donde se perdió. Al menos no estamos solos en esta loca desesperación nocturna que no termina nunca. No digan nada, ya todo esta dicho sobre mi insomnio, es solo que me siento desesperada y quiero llorar pero bueno, la mejor terapia para no llorar es escribir y ya esta. Mañana sera otro día.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Porque es muy feo ser una chinche

Si me preguntan cómo me fue este año simplemente diré que ya quiero que se acabe. No crean a los que dicen que nos va como nos lo merecemos. Nel, así no es la cosa.
Llevaba una semana sin usar bastón y hoy no sé qué me pasó, todo se fue al carajo, tuve que usarlo de nuevo. ¡Maldito pie izquierdo rebelde e inconcluso de pasos! Estuve a punto de caerme ¡Tres veces! ¡Caray! Y la pared tan lejos y el suelo tan cerca. Aún así creo en los milagros sino de qué otra forma se puede llamar a caminar sin ayuda por un buen rato.
Me duele ver a Barry enfermo. Él que es de hierro se quiebra ante la gripe.
Hoy me dijeron que La Bella es manipuladora y cómo no si tiene en mi a su mejor maestra, ¡Toing!
Si como bien, tomo agua simple ¡Puagh! y no bebo refresco, ¿Por qué diantres no adelgazo? ¡Asht odio a las flacas! Bueno no. Bueno si nomás poquito.
No me gusta que me tiemble la boca, parece que quiero llorar, ¡Joder! Yo llorando.
Igual sigo teniendo fe.
Tengo cita con el neurólogo en unos días, para ser precisos el día de mi cumpleaños, ¡Que buen regalo! Viéndolo por el lado bueno, andaré en la calle con Barry, La Bella, y quizás El Pogh. ¿Eso qué significa? Ir a comer y a pasear, y me comprarán todo lo que pida, así como niña, ¡Viva! Viendo el lado malo puede que me cambien de nuevo el medicamento por uno menos agresivo. ¡Hey, eso también es bueno. El actual de plano me noquea. Eso es malo.
Le dije a mi amigo que en mi próxima vida voy a reencarnar en perro cogelón para hacer lo que no hice en esta vida (Soy mojigata y me ruborizo fácil) Él dice que también va a reencarnar en perro para estar cerca de mi. Me dio mucha risa.
Con otro de mis amigos hice el pacto de no morirnos. El primero que lo haga pierde. Trato justo. Otro de ellos me hizo muy muy muy feliz. Soy afortunada en tener amigos chidos.
Por cierto -en otro orden de ideas- ¿Alguien más tiene problemas para entrar o comentar en mi blog? Díganme para ponerme a llorar porque no sabría como resolverlo.
Estoy muy atrasada en comentar pero es que La Bellita es muy inquieta y no puedo despegarme de ella. Creanme que me pesa no pasar a sus blogs pero lo jurito que no alcanzan las horas.
Oigan hasta mañana, ya me voy a dormir, ya me cansé de escribir a oscuras. Descansen o algo así. Me arrullaré con El blues del alambique, esta vez será Sabina el que me cante para guiar mis sueños al mundo en el que nada existe.
Abur.







miércoles, 4 de diciembre de 2013

Tenía el título para este post pero psss se me olvidó porque vi la estrella de la mañana ahorita que salí a acompañar a mi Kiku

Uno puede ir por la vida idealizando gente. Personas que a la vista de cualquiera pasan como rectas y ejemplares. 

Miradas limpias sin dejos de negrura en su alma.
Lazos rotos.

Sin querer ¡Maldición! se construyen ídolos de barro sin darse cuenta que al paso de la vida se van resquebrajando por sus malas acciones pero uno insiste y sigue ensalzando a la persona equivocada hasta que un día ¡Mocos! se quiebra en mil pedazos y te das cuenta que viviste engañada y que tu ídolo era barro vil.
Ese que creíste era porcelana fina no es más que un trozo de barro de pésima calidad. ´toy enojada y cuando me enojo me enojo de verdad no payasadas. Estoy enojada de desilusión no de coraje. Duele niños, duele mucho.

¡Tsss mal plan! 

El desengaño es duro, no hay manera de juntar los trocitos, luego ¡Maldita sea! Preguntan por qué eres tan dura.

La vida enseña niños, la vida enseña y uno no termina de aprender.

Moraleja:

No idealices a tu esposo, a tus hijos, a tus padres, a tus amigos, a tus hermanos, a tus perros, no.

No se construyan ídolos para que no sufran o si quieren háganlo pero no digan que no se los advertí luego no anden llorando por las noches preguntándose el por qué de ese golpe bajo o algo así que no sé explicar pero que duele muy hondo porque el madrazo viene de quien menos lo esperaba.

Se acabó niños, se acabó, ya desperté, no más desengaños.  













lunes, 2 de diciembre de 2013

Cosas que no entiendo y una dama que excomulga con la mirada

La noche empezaba bien. Habíamos sido invitados por la mujer del panadero a recibir a la virgen de Guadalupe que se venera en la mayoría de las casas  de la comunidad.
Me pareció muy atenta la invitación porque a pesar de que nunca nos paramos por la iglesia (A menos que no tengamos de otra, es decir seamos padrinos) nos invitó a recibir a la virgen en su casa.

Quitando la cuestión religiosa para no meterme en líos (digo lo que no debo) me parece que la señora que llevó la voz cantante está loca o poco le falta, de otra manera no entiendo todo lo que nos dijo.

Voy a explicar primero lo de los rezos.

Cada año los últimos días de noviembre hasta el 11  de diciembre -vísperas de la  celebración a la Virgen de Guadalupe- se saca a la ídem de la comunidad, de su nicho. Se lleva a una casa. En esa casa se reza. Al terminar de orar, los dueños de la casa ofrecen ponche y galletas, café o pan. Y luego cada quien da las gracias y se va a su casa, ¡Lalará lará!

Ayer le tocó a la mujer del panadero la que como dije antes muy amablemente nos invitó.

La señora que empezó los rezos, nos hizo una pregunta al iniciar la ceremonia: ¿Quieren que el rosario sea aburrido o alegre?
Y todos: ¡Alegre! ¡Siii! ¡Viva viva! 

Pa´su madre, de haber sabido ni hablamos.

Nos comenzó a preguntar que si fuimos a misa, que si nos confesamos y bla bla bla. Preguntó del porqué nos da miedo cantar los cánticos religiosos -valga la redundancia- en voz alta, que si a poco cuando estamos en nuestra casa no cantamos aunque tengamos voz de borracho con agruras, que si patatí que si patatá.

A esa hora ya quería salir corriendo porque la bendita dama nos señalaba cada tanto con el índice amenazador y con mirada fulminante. Yo como soy muy osada no evitaba sus ojos ¡Vaya, a mi no me asusta señora!

Para no hacer el cuento largo la señora nos dijo que cada uno íbamos a rezar un Ave María, ¡Joder! -como dice Emilio- ¿Que no ve que cuando hablo en público me tiemblan hasta las uñas? 

Entonces vino el desastre.

A Barry le dio un ataque de risa porque le tocaba rezar el Ave María pero no lo recuerda. Me lo estaba diciendo quedito para corroborar que no se le había olvidado pero se equivocaba y nada, me contagió con su risa. Unos jovenzuelos que estaban cerca de nosotros también.
Entonces la bendita señora nos vio feo y Barry se salió. ¡Puto! ¡No me dejes solaaa! -dije para mis adentros- pero nanay palomas, me abandonó el muy hijo de... Dios.

(Es bueno decir que nunca cometimos falta de respeto porque no nos burlamos ni de la fe católica ni de los rezos ni nada de eso, no vayan ustedes a creer que somos irrespetuosos con la religión. No. Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa).

Dicho lo dicho.

Barry me abandonó con las miradas encima de mi. Yo no pude salir tras él porque de aquí a que me paraba y luego con el bastón sería demasiado tarde. (Igual cuando me salí porque no tengo paciencia, me atoré con el sillón y con la silla y con la pata digo con el pie del esposo de la señora que es muy seria y voluble hablacuandoquiere igual que su amiga).
Para no seguir riéndome, me mordí la lengua ¡Ay! 

Y nada, con todo y todo me tuve que chutar el Padrenuestro que le tocaba al pinche Barry. Y qué bueno porque tanto repasó el Ave María para que al final le tocara el Padrenuestro.

Después de tres horas de rezos mezclados con regaños y preguntas sobre fe y esas cuestiones, la rezandera dijo que si habíamos entendido o comenzaba de nuevo.

¡Noooo! 














Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje