Páginas

lunes, 31 de mayo de 2010

Barbarie.




La oscuridad era densa, apenas se podía respirar debido al sofocante calor que hacia que el aire se condensara y lo hiciera irrespirable.
El ejército que se encontraba fuera de la casa afilaba sus lanzas, debían ser muy filosas para no errar, para dar en el punto exacto y así poder libar el cáliz sangriento.
Esperaban impasibles al paso del tiempo, sabían que en algún momento los moradores de la casa tendrían que salir y en un descuido ellos entrar y atacar inmisericordes.

Dentro de la casa los habitantes se sofocaban con el extenuante calor que los tenía tumbados en los sillones. Apenas hablaban para no agotar las escasas fuerzas que se escapaban a través de los poros de la piel, de las palabras que apenas pronunciaban, de los movimientos lentos que apenas hacían. El hombre mayor se refrescaba con un abanico de palma adquirido en uno de sus viajes frecuentes hacia el interior.

La mujer más grande, abochornada y malhumorada dejaba que de vez en vez el hombre le diera un poco de su aire fresco. Apaciguaba un poco el calor que salía de su piel.

Los dos jóvenes eran los únicos que reían ante el espectáculo que daban los mayores. La frente de la mujer mayor se perlaba de sudor y esta las limpiaba con su toallita que se ha vuelto infaltable en los calores de mayo.

Así pasaba el tiempo hasta que la mujer mayor no aguanto más y abrió la puerta. Entonces sucedió lo que tanto esperaba el ejército agazapado entre las plantas y los bultos.
Con las lanzas por delante, las hordas salvajes arremetieron contra todo ser vivo que hubiera en la casa, incluso las mascotas, todos probaron el filo de las armas que se clavaban sin misericordia en las carnes de los habitantes no haciendo distinción.

Poco a poco las lanzas hacían heridas profundas y vertían su veneno para poder sacar la sangre sin que esta se coagulara, sangre que iba a parar a los recipientes hechos expresamente para eso, para guardar el preciado líquido que era arrebatado al enemigo.

Las piernas, el pecho, las manos, la cara, los brazos, no hubo un solo lugar donde las afiladas puntas hurgaran para sacar el líquido rojo que a veces era muy espeso.
Lo más difícil era que picaran en la planta de los pies los pinches mosquitos porque ahí es muy difícil rascarse sin soltar la carcajada.
La cara de Kiku, los brazos de Barry, las orejas de Benito Tiki, los dedos regordetes de los pies de tamal de la MalquEridA, la planta de sus pies, todo tenía huella de los piquetes de mosquitos que se han reproducido de manera alarmante en el patio.

Todos quejándose pero con la sonrisa a flote porque la MaLquEridA era la más quejona y no se podía rascar en la planta de los pies porque le daba un ataque de risa y además se enojaba y lanzaba maldiciones cosa rara en ella.
Dos ronchas en la planta de su piececito izquierdo da cuenta de lo duro de la batalla. Además de otras dos ronchas en su dedito medio y una en su frentecita.

Lo mejor de todo es que existen las plaquitas mata-moscos que acabaron en un instante con todo aquel  mosquito que osó herir las carnes de tan ilustres moradores de la casa dejando sendas ronchas del tamaño del mundo y que han tenido que curar con gotas de jugo de limón que según Barry dice que así se quitan y sino por lo menos les calma la comezón.

El parte de guerra ha sido: Ningún muerto ( a no ser por las decenas de moscos caídos pero esos no cuentan), tres humanos heridos pero sonrientes y un chihuahua enojón con una ronchita en su oreja.



TAN-TAN.





sábado, 29 de mayo de 2010

¿MaL-quEridA?.




Siempre  es bueno saber que lo que escribo puede parecer interesante para algunas personas independientemente que algunas veces me azoto sin misericordia.
También es grato que pasando el tiempo las personas sigan visitando este espacio que cambia día con día pero no deja de ser el mismo.
Las sorpresas llegan sin esperarse y estas han sido así.
Tengo el gran honor de recibir tres premios que me ha otorgado Antonio tnf25 . Toño habla en su blog de su interesante vida a veces en Costa Rica y otras tantas aquí. No tengo presente desde cuando lee mis posts porque apareció así de repente hasta que se hizo infaltable, pero si sé que se convirtió en alguien importante para mi por los consejos que me ha dado en más de un año de vida de mi blog y para que yo reciba consejos está difícil y sin embargo le acepto los suyos.
El aprecio y cariño que me tiene se lo retribuyo con una amistad virtual que espero siga creciendo para pasar algún día a ser real como alguna vez ya lo comentamos, espero que cuando eso suceda el complejo de inferioridad haya desaparecido del todo y no me dé pena verlo a los ojos.

El premio Bloger Choice Award, me ha sido otorgado compitiendo con otros grandes bloggeros y he sido la afortunada en recibirlo.
También recibí el premio en la categoría Sin Reservas, gracias de nuevo Toño.





Y por último el premio Máxima Award ¿qué decir?, me quedo sin palabras, mi ego está por los cielos, deberé de re-escribir el post de El complejo de inferioridad.





Agradecida por los premios, agradecida a Toño por haberme tomado en cuenta ( hoy no hice berrinche), pero sobre todo agradecida a todos los que me leen y comentan y a los que no también porque sin todos ustedes esto no funciona.

Gracias mil.

He encontrado con profunda sorpresa otro premio en La Casita de Cass en el que me premian junto con otros bloggeros más que hemos sido reconocidos por Cassiopeia la dueña del blog, una mujer muy valiente que me está enseñando que se puede ser feliz aunque nos esté llevando la chingada con la enfermedad. Ella  me ha otorgado el premio Dardo de Oro que es la unión de dos premios, gracias Cassiopeia.



Tengo otro premio que no había tenido oportunidad de postear que me otorgó Lulu del blog Sentimientos y me lo ha dado por la entrega diaria de mi vida en el blog. Gracias infinitas Lulu.





Sé que en cuestión de recibir y entregar premios en el blog no está muy bien visto por muchos pero sé también que cuando uno los recibe la satisfacción que se siente es tal que la sonrisa que se dibuja en el rostro no se borra por días.

A Toño, a Cassiopeia, a Lulu, a mi Ángel de la Guarda que seguramente me está protegiendo con sus alitas, a mi familia que hoy valoro más que nunca, pero sobre todo a los que me leen y aguantan, que me dan su apoyo y siempre tienen palabras lindas y a veces duras les agradezco estar conmigo. También agradezco a los que no saben decir palabras lindas, a los que me hacen poner los pies sobre la tierra, a los que no me alaban, agradezco a los que me hacen reir mucho con sus comentarios como P´Pito pero con su apoyo siempre me ayudan a salir adelante, en fin a todos los que de alguna manera han pasado y pasan por mi blog y gracias a eso recibo tantos premios inmerecidamente.

Un abrazo muy fuerte y de nuevo MUCHAS GRACIAS.






viernes, 28 de mayo de 2010

La apariencia no es sincera.*

¿Cómo hacer para no sentirme menos?,
¿cómo hacer para entender que la gente muchas veces ni siquiera repara en mi cuando llego a algún sitio?,
¿cómo hacer para creerme que de verdad valgo mucho por lo que soy y no por lo que tengo?,
¿cómo hacer para no sentirme menos?.

El complejo de inferioridad que cargo desde mi niñez no me deja avanzar y me trae problemas cuando alguno de mis hijos pide que lo acompañe a algún evento o reunión de su trabajo... no voy, no me gusta porque siento que no sabré que hacer, que se me quedarán viendo y que me juzgarán por mi forma de vestir o por mi forma de hablar. Nunca acepto ir a la estación con Kiku ni al trabajo de Muny, no quiero... no me gusta.

Cuando tengo que ir porque no me queda otra opción, empiezo a sudar y me pongo muy nerviosa, me escondo tras de mis hijos o Barry y volteo para otro lado para que no me hablen, sé que es grosería pero no se me ocurre hacer más nada.
Sé comportarme, no en balde he aprendido muchas reglas de educación y urbanidad, sé como actuar pero el sentirme inferior hace que me esconda en mi caparazón y que no saque la cabeza hasta que el ¨peligro¨ haya pasado.

Hoy debería asistir a un evento con mi hijo, me pidió de la mejor manera que fuera pero le dije que no voy a ir porque me verán sus compañeros de trabajo. Barry que ya los conoce dice que no entiende porqué no quiero ir si son personas normales como todas, pero me da pena. No quiero que me vean, ni siquiera es por el parkinson, es que no me siento segura.

Ese siempre es el tema de discusión con mis hijos, mi complejo de inferioridad. No sé porqué sea. Sé hablar  bien, tengo un vocabulario más o menos fluído, sé el significado de palabras que no puedo usar mucho porque no hay con quien usarlas, ¿y cómo si no hablo con casi nadie?, sé como vestirme para la ocasión, sé algo de cultura, soy inteligente y tengo temas que puedo tratar sin problema, pero... siempre hay un pero en mi vida.

Sentirme inferior sabiendo que no lo soy, que soy igual que los demás, ¿cómo hacer para valorarme?.
Algunas veces me siento fea, pienso que asusto, que estoy gorda, que soy enana, que nadie me quiere. Mis manos son regordetas y ásperas, mis ojos son tristes, mi pelo es cano, soy insegura.

Me siento menos que mis hermanos, ¿cómo hacer para cambiar eso?.

¿Habrá respuesta?... ¿porqué me siento inferior si sé lo que soy?... ¿porqué?...

Hoy no estoy triste, hoy estoy reflexiva, hoy debo pensar y dar un paso hacía adelante...

Tengo tiempo para decidir si voy con mi hijo, va ganando el no.














*La apariencia no es sincera, es el título de una canción de Héroes del Silencio.

jueves, 27 de mayo de 2010

¡Me quiero bajar, nomás un ratito!.


No había llevado una vida tan agitada como la que llevo hoy día. Clases, consultas casi cada mes, terapias, más clases, caminatas largas, en fin, creo que no puedo dar un paso más, estoy muy cansada.
Había decidido el día de hoy parar al mundo para sentarme un momento pero no debo hacerlo, tomaré un respiro y seguiré. El agotamiento ha dejado apenas que abriera los ojos para ver a mis hijos marcharse a trabajar y volver a quedar dormida.
He caminado tanto que no aguanto mis piernas o deberé decir, ¿mis piernas son las que no me aguantan a mi?.

No todo caminar ha sido tan malo, ayer volví a hacerlo. Caminé un poco por el Bosque de Chapultepec que tenía cerca de 359 años de no hacerlo. ¡Me tomé una foto con un chango!, ( no, no era Barry, era otro chango, je). Me compraron un helado muy grande que me lo terminé sin emitir una sola queja. Y seguir caminando por calles interminables.

Seguir caminando sin parar hasta llegar a terapia. Mi bolso pesa un fregamadral por todos los adminículos que cargo, no dejo que me lo cargue Barry, es mío y debo hacerlo yo aunque algunas veces él me ayude. Lo mejor de todo es cuando llega Kiku porque me ayuda, además me lleva de la mano caminando conmigo para no rezagarme. Claro que me manda al carajo cuando me enojo porque no quiero dar un paso más y me suelto de su mano, pero lo entiendo perfecto. Soy un lastre para ella cuando salimos, pero lo carga sin queja, eso le admiro.

Pero hay algunas cosas que me hacen recapacitar como ayer por lo que me dijeron mis hijos. Les pregunté que les gustaría que les heredara sin ser cosas materiales porque igual no tengo nada no soy de atesorar cosas. Siempre he pensado que ellos deben de luchar por obtener lo que quieren, yo no les doy nada solo les digo como obtenerlo, así de sencillo, siempre de la mejor forma sin tener que pisar a nadie, sin tener que pasar sobre nadie.

Ellos me dijeron cosas sorprendentes, cosas que no imaginaba.

Muny dijo que le gustaría mi sentido del humor ( si, si tengo sentido del humor aunque no lo parezca). Le gusta mi sonrisa que cuando río contagio y mi tenacidad para salir adelante ante la adversidad. Le gusta mi letra de molde porque la manuscrita no la entiende y le gustan otras cosas que no puedo poner aquí porque dan mucha risa.

Kiku dijo que le gusta mi inteligencia, mi audacia ( soy muy audaz y no me detengo a pensar en las consecuencias si es que las hubiera), le gustan mis cejas, mis pestañas, mis pómulos pero no le gusta mi carácter porque ella es igual que yo de temperamental.

Y alguien más dijo que tengo una familia muy bien avenida, una familia pródiga en afectos , que seguramente somos muy felices porque ver a Kiku como es, demuestra que lo somos.

¿Y con todas estas palabras, cómo puedo parar al mundo?. Así que debo seguir adelante no importando que le tenga que pedir permiso a los pies para caminar, auch!. Hoy me siento un momentito a escribir esto para tomar un respiro y seguir.
Pero que cansada estoy, debo ir a clase ni modo yo así lo quise, no debo quejarme.

Pero como alguien también dijo ayer, si yo dejara de ser enojona y quejumbrosa dejaría de ser Flor y eso no podré hacerlo nunca.

Seré la Flor de María de siempre, tratando de cambiar sin nunca lograrlo y sorteando obstáculos como siempre, nunca dejaré de ser Flor, pero ¡ay que cansada estoy chingao.



miércoles, 26 de mayo de 2010

¿Ves?, te lo dije.


-¿Quién te prestó los apuntes?, me ha preguntado Barry cuando le dije que había faltado a clase de computación, me preguntaron cosas que no sabía y había tenido que pedir prestados los apuntes para repasar.

-Nosecomosellamanimeimporta, contesté.

-¿Qué?, la señora a quien no le quisiste prestar tu libreta, te los prestó?.

-Si

-¿Ves?, te dije que debías habérsela prestado, uno nunca sabe cuando vamos a necesitar de alguien.

-Si, si ya sé.

-¿Entonces?

-Pues ya, se los pedí prestados porque mis otros dos compañeros tienen sus apuntes patas pa´arriba, no me quedó de otra que morderme el rebozo y pedírselos a Nosecomosellamanimeimporta, ¿ya qué?.

¿Y qué te dijo?

-Que si pero es que mira: Le pregunto que hicieron la clase pasada y se queda viendo al techo tratando de recordar que hicieron. Después le pregunto si dejaron tarea y dice que si pero no la hizo., era un texto para poner sobre una imágen. Le pido su cuaderno y su letra antiquísima la tengo que traducir tratando de adivinar que dice para no avergonzarla porque ni ella misma sabe que escribió. 
Le pido su cuaderno a Leonardo- mi amigo taxista- y dice: es que no vine la clase pasada.
mmmta estoy jodida con estos compañeros.
Le pedí también sus apuntes a otro muchacho pero le da pena verme a los ojos y me dice: esto es todo lo que tengo y nos enseñaron esto sin siquiera voltear a verme, mmm.
Así que tuve que traducir letras gregorianas mientras el profe decía lo que íbamos a hacer.

¿Y qué creés?, que como soy muy lista pude hacer lo que decía el maestro como si ya lo supiera, el texto que pidió, lo saqué de ¨Bendecida¨ de Enrique Bunbury, tuve dos pequeñas fallas pero nada del otro mundo, hice todo muy bien gracias. ¿No te da gustó Barry que sea tan lista?. Aprendí a hacer algo sin casi ayuda de nadie, ¿qué te parece?, ¿no te da gusto tener una esposa tan maravillosa e inteligente?.

-No.

-¿Noooooooooo?, vaya contigo

-Bueno si, pero lo que no me gusta es que hayas sido envidiosa con Nosecomosellamanimeimporta y ella haya sido la que te prestó los apuntes. Y además no me gusta que le digas así, debe tener un nombre, ¿porqué no se lo preguntas?.

-Porque Nosecomosellamanimeimporta. No me interesa hacer amistad con ella, me desespera y no le tengo paciencia, prefiero mejor hablar con Leonardo, a él si le pregunté su nombre, me cae mejor.

-Pareces niña, haz lo que quieras, sólo fíjate como haces las cosas para que después no te tengas que arrepentir y sobre todo no seas envidiosa con tus compañeros.

-Si ya sé, pero ya pasó, pensaré para la otra, no seré envidiosa... creo. La verdad es que no me gusta prestar mis apuntes.

-Aí vamos otra vez... recuerda que vas a tener que faltar algunas veces caray!

-Ya sé, ya sé... está bien seré una buena compañera osht!, pero no me gusta prestar mis apuntes... y ya, punto final.

-Haz lo que quieras.

-Eso hago.

-Ya cállate

-Ya me callé

-Que ya!

-Pues yaaaaaaa!.







lunes, 24 de mayo de 2010

Acceso denegado.


Tener que dejar mi entorno por casi una semana es con lo más difícil que me he encontrado en los últimos días. Buscar en el interior de mi misma para saber de que voy es algo complicado.
Puedo estar viendo el mar tratando de buscar respuestas. Y puedo ver lo alto del cielo y estirar la mano para poder tocar un poco de su azul, que casi lo logro, pero no pude chingada madre, sólo era estirarse un poco más, pero... el vacío me esperaba así que dejé de intentarlo. Estoy segura que ni mi Ángel de la Guarda estaba cerca para poder agarrarme del brazo y evitar estrellarme contra el pavimento. 

No encuentro respuestas a preguntas sin respuestas.

Creo que no soy normal. Me pregunto si la gente va por la vida haciéndose preguntas de tal o cual cosa o vive la vida sin vivirla o sin preguntar. Yo y mi manía de preguntarme todo, hace que mi  pensamiento se pierda en los laberintos de una mente ocupada en otras cosas, otros lugares, otras personas, otros tiempos.

Si tan feliz que soy siendo como soy, ¿porqué querer cambiarme?.

El fin de semana me asomé al precipicio sintiendo mariposas en el estómago, fue lo más friki que me pasó este sábado. Las piernas me tiemblan ( ja!), el vértigo hace que no pueda separar la vista del fondo, y sin embargo mis ojos siguen fijos sin poder moverme.
Qué difícil es buscarme a mi misma, lo más difícil es no encontrarme. ¿Cómo hacerlo si estoy acostumbrada a tratar con una Flor valemadrista?. ¿Dónde buscar?, tan fácil que es ir por la vida sin pensar.

No tener contacto con mis hijos, no poder tocarlos ni hablar con ellos. No acariciar a mis mascotas. No tener acceso a mi computadora, a charlar con mis amigos que son imprescindibles, no tener acceso a mi blog es algo que me trajo un poco de desazón toda la semana.
Como los extrañé caray y sin embargo sobreviví y aquí estoy tratando de dar un nuevo curso a mi vida.

Volverme analítica es lo que me está trayendo esta búsqueda constante, pensar todo antes de hacer las cosas, ha alejado de mi la espontaneidad que regía mi vida.
Ya no soy la sombra de lo que era. Las duermevelas han dejado en mi a otra MaLquEridA que no soy yo.
Y sin embargo debo seguir, he visto que mi familia está mejor, que yo he mejorado un poco en cuanto a las relaciones con ellos, ha cambiado un poco mi carácter y eso es bueno para todos. Deberé hacerlo por ellos, nunca habíamos estado unidos como ahora lo estamos.

Pero... ¿dónde quedó la MaLquEridA irreverente que dejaba con al boca abierta a los demás por las  cosas  que decía?.
¿Dónde quedó la MaLquEridA que le importaba madre si su familia llegaba cansada y ella tenía su música a todo volúmen sin importarle más nada?.
¿Dónde quedó la MaLquEridA que creyó que el mundo era de ella?.
¿Dónde quedó la MaLquEridA inconsciente?, ¿porqué tenían que venir personas ajenas a moverle su mundo cuasi perfecto?.

Como sea cualquiera que sea la razón, la MaLquEridA sabe que quien ose querer entrar a su mente, sentimientos y convicciones no podrá hacerlo y menos si toman la actitud que la sicóloga tiene con ella, retarla no es la mejor manera que ella acepte tener sesiones grupales.

Tendrán Acceso denegado.

¡Hola a todos!.







miércoles, 19 de mayo de 2010

De tin marin de do pingüe...


Estoy metida en un gran lío... y todo por decir la verdad.
Dije lo que no debía a quien no debía y ahora estoy en un lío y además en un dilema.
Si voy a la terapia dejaré de ir a inglés, donde estoy aprendiendo, lento pero aprendiendo.
si voy con la sicóloga dejaré de ir a computación, donde estoy aprendiendo fácil... muy fácil.
si no voy con la terapeuta el neurólogo me manda al carajo, si no voy con la sicóloga el neurólogo pensará entonces que si estoy loca y me aumentará los antidepresivos, ( que no estoy tomando porque no los necesito digo yo).

Pero si todos coinciden en que estoy bien y que el éxito que estoy teniendo saliendo de la depresión ( que yo por más que la busco no la encuentro),  es porque mi familia me apoya, y porque soy coherente con lo que siento y expreso ( bueno no, un poquito nada más), ¿entonces porqué tengo que ir a terapias?.
Soy bipolar pero de esos hay muchos y no van a terapias. 

Si, si, ya sé que decirles que me quería suicidar no ayudó pero... se los dije a quien no debía: a las terapeutas y a la sicóloga.
Cualquiera que me conoce sabe que yo NUNCA me suicidaría,
pero claro, eso sólo lo saben los que me conocen...
Ahora debo decidir que es lo que voy a dejar porque todos los horarios son en la mañana, y todo se me junta. Si me ponen a escoger diré que no voy a terapia.
Pero no podré escoger y todo porque dije lo mismo que Sabina: ¨Sin pensar lo que digo y sin decir lo que pienso¨.
Si yo no me quiero suicidar sólo fue un ¨lapsus idiotus¨ que dije en un arranque de ira.





martes, 18 de mayo de 2010

Besos robados.





Algunas veces me he preguntado, ( en realidad nunca ) si la educación que les dí a ti y a tu hermana era la apropiada. No me cuestiono lo que hago, lo hago y ya, sin reflexionar en lo bueno y malo que puedan traer las acciones que tomo.

Por eso al pensar en el significado que este día tiene para ti, me he preguntado que debí junto con tu padre  haber hecho las cosas bien, si ya estás en este punto de tu vida tan importante.
Tomé la decisión sola de traerte a este mundo y afronté las consecuencias que esto implicaría en nuestras vidas.
Te enseñé a caminar.

Nunca te he dicho que me gusta cuando me dices ¨Honguiro¨,
me gusta que me robes besos,
me gusta que me abraces,
me gusta que me protejas,
me gusta que me robes besos,
me gusta que me hagas reir con tus chistes,
me gusta que siempre estás de mi lado aunque no tenga razón,
me gusta que me robes besos,
me gusta que me acaricies el pelo sabiendo que no me gusta que me lo toquen,
me gusta que me consientas,
me gusta que me robes besos,
me gusta cuando tomas mi mano,
me gusta ser tu mamá,
y me gusta mucho que me robes besos.
Ya sabes caminar solo.
Nosotros, yo... tu familia siempre estaremos detrás tuyo por si te caes.

Hoy y siempre estaré muy orgullosa de ti Licenciado, lo sabes.


Te amo.






sábado, 15 de mayo de 2010

¿Yupiii?.






Plática muy breve entre Barry y la MaLquEridA.

Barry: Chikis, vamos a ir a la playa.

MaLquEridA: ¡¡¡VIVA!!!

Barry: También van mis hermanas.

¡¡¡TOING!!!






viernes, 14 de mayo de 2010

140 escalones a la realidad.



Este ir y venir en los últimos días me han dejado muy adolorida, no estoy acostumbrada a caminar y el salir con Barry eso implica... caminar hasta que de plano deba ponerme seria para dejar de hacerlo.

Hay tanta gente, aglomeraciones, calor, hastío. Me cansé de tanto caminar, el menisco lastimado desde antes por el ejercicio me ha vuelto a dar lata, auch! me duele mi rodillita.

Hice lo que nunca pensé haría... subir 140 escalones sin quejarme, pero al escalón no. 100 ya iba sacando la lengua, uff!.
Caminé por Reforma por casi 40 minutos, tenía que llegar con la sicóloga, llevaba tiempo así que decidí caminar. Ver la gente que presurosa se dirige a sus trabajos, a las escuelas, yo que sé. Muchos van inmersos en si mismos, ni siquiera ven a la gente que pasa a su lado. Otros con  los audífonos puestos, ausentes del camino que los lleva a su respectivo destino.

Me cansa caminar, sin embargo me gustó haberlo hecho. Pude observar cosas que en el coche ni me fijo: la cara de la gente.
Parecen ausentes, como si no existiera nada a su alrededor, la vista perdida en solo sabe ellos donde. Nadie repara en nadie, ni siquiera en los pajarillos negros que pululan por todos lados. No reparan en el rocío que cae a veces sobre uno mismo debido al riego de los jardines de la avenida.

Paso por el Hard Rock que me recuerda cuando cené con Meme de Café Tacuba. Pasar por el Auditorio, recordar los conciertos a los que hemos asistido. Recordar que ahí conocí a un excelente amigo que adoro.

Ver El Lunario a donde fuímos al concurso de bandas de rock . Conocimos a un grupo muy bueno que tocaba música de mis favoritos Héroes del Silencio. Ver al clon de Enrique Bunbury fue de lo mejor de esa noche. Las porras que les echábamos al grupo Audiofilia, corear las canciones, bailar al ritmo de la música estridente, que buenos recuerdos tengo de esa etapa.

Tantas cosa que he recordado con solo caminar.
La Fuente de petróleos, la avenida que me da miedo cruzar porque no hay puente,debo  hacerlo esperando que ningún coche acelere y pase a ser estadística, mis piernitas no dan para caminar muy rápido y Kiku no iba para llevarme de la mano.
Llegar al edifico del HSBC es gritar casi de alegría, falta poco ya para llegar con la sicóloga, eso me anima a acelerar el paso, en verdad estoy cansada, aún me falta el regreso, pero eso es lo más fácil.

Y en verdad que caminar se está volviendo una costumbre, lo que es peor, me está gustando. No se lo diré a Barry porque entonces si ya no habrá queja que me salve.

No sé cuantas veces tenga que hacer este recorrido pero me esforzaré en disfrutarlo, últimamente estoy haciendo cosas sorprendentes y caminar es una de ellas.
De regreso a casa no contaré escalones, sólo quiero llegar y que mis chihuahuas me laman, bueno no, no me gusta sentir sus lenguas en mi cara o en mis manos, mejor que sólo me pongan sus patitas en las piernas y corran a mi alrededor esperando un cariñito de mi parte.

He estado pensando lo que me está pasando y creo que nunca como hoy debo vivir el presente. Lo demás forma ya parte de mi historia personal... quedó atrás.

Nunca como hoy estuve tan consciente de mi realidad. Esa realidad me dice que disfrute lo que tengo porque es lo que hay, esa realidad nunca como hoy me gusta tanto, no importa que tenga que caminar para encontrarla.

Hoy... es lo que hay y lo que hay me gusta mucho... TODO.




jueves, 13 de mayo de 2010

De pocas... pocas pulgas.


Si bien es cierto que me falta poco para ser suegra, no quiero pensar que para cuando lo sea, mi nuera me llegue a odiar.
Y es que las dos tenemos un cáracter fuerte, entonces la convivencia se puede tornar difícil, pero las dos sabemos que pondremos de nuestra parte para llevarnos bien.

A la novia de mi hijo la conozco desde mucho tiempo ha y me parece una de las mejores personas que he conocido. Mi hijo y ella se llevan muy bien. 
Falta poco para que pase a formar parte de mi familia, aunque ya desde hace mucho la consideramos así.
Estudió lo mismo que mi hijo, terminaron la carrera al mismo tiempo, han sufrido la misma burocracia por obtener su título pero ahora están a un paso de lograrlo después de tanto esperar.

Hoy, ella... Cristy presenta su exámen profesional. Barry y yo no estaremos con ella por las terapias pero sabe que la estaremos acompañando.
La vida está de acuerdo en que ellos sean felices y lo están logrando. Tienen un mismo sueño que compartimos con ellos... formar su propia familia.
Ya he hablado con ella sobre mi forma de ser y de lo que quiero cuando ellos se casen. Cuando nazcan sus hijos, cuando me visiten, cuando seamos ya familia. Ella sonríe, seguramente por mis planes pero la mejor forma de llevarse bien es hablar claro desde el principio, sin malos entendidos.

De siempre he oido que la mayoría de las personas se expresa mal de las suegras. No las quieren, no se llevan bien, y terminan hablando mal de ellas.
No sé porqué, ( bueno si sé, muchas suegras son metiches, fastidiosas, groseras, brujas), eso es algo que siempre me ha molestado. Hablar mal de las suegras es hablar mal de nosotras mismas porque al final la mayoría de las mujeres terminamos siendo suegras.

Yo nunca me he llevado mal con mi suegra, tampoco bien pero eso no quiere decir que voy a hablar mal de ella o ella de mi. Cada una tenemos nuestra particular forma de pensar, ella me tolera y yo... también.
Últimamente nos llevamos mejor pero es por su enfermedad y la edad que llega sin misericordia.

Creo que ya hasta la quiero y ella a mi. Las dos tenemos en común que queremos a Barry así que ponemos lo mejor de nosotras para llevarnos bien.
Pero hay veces...

Hay veces... pero poquitas, en las que quiero desaparecer de su vista para no enojarme. No importa he aprendido a tener tolerancia pero...
Barry sin quererlo ha hecho que no quiera ver mucho a su mamá pero es que los hombres nunca terminan de madurar y la mayor parte del tiempo quieren estar con ¨mami¨. Eso a mi no me gusta pero ahora ya lo entiendo porque es la mamá y contra eso no puedo hacer nada.
Casi no la visito, ni la busco para que cuando la vea me dé gusto saludarla.
Es lo mejor para todos, así Barry no se preocupa y nosotras somos felices cada quien en su casa.

Yo no quiero que pase eso con mi nuera. No quiero que me tolere, quiero que le den ganas de verme, que me abrace, que me quiera y que me acepte como soy que yo haré lo propio.
Tampoco quiero que mi hijo le diga: ¨¿porqué no haces las cosas como mi mamá?, ¿porqué no guisas como mamá?, ¨mamá hace esto así, ¿porqué no lo haces igual?¨ , no quiero eso, porque ella terminará odiándome y no me gustaría que mi nuera me odiara.

Hoy... ella... Cristy... la novia de mi hijo presenta su exámen profesional y yo estoy muy orgullosa de ella, tanto como si fuera su propia madre no como la suegra que seré.
Como ella dice, nuestra relación será de pocas, pocas pulgas y yo estoy segura que así será, mientras nuestro carácter no salga a flote porque entonces si, que se agarre el mundo.





lunes, 10 de mayo de 2010

¡Ah chinga!.

-¿Porqué no le prestaste la libreta a tu amiga?
-porque es mía y además no es mi amiga
-¿y eso qué?
-yo elijo a quien prestársela
-pero ten en cuenta que algún día tu puedes necesitar que te preste la de ella
-se la pido a Leonardo
-¿quién es Leonardo?
-mi amigo que se sienta al lado derecho, a él se la presté un fin de semana
-¿y a ella porqué no?, ¿cómo se llama tu amiga?
-que no es mi amiga y nosecomosellamanimeinteresa, además está fea
-no digas eso
-pues está fea, además me cae mal, no sé porqué
-pero no digas que por fea no se la prestas
-es la verdad, ¿quieres que te diga lo que quieres oir o la verdad?
-la verdad
-pus aí stá.
-a ti no te gusta que digan que las mujeres son feas
-no pero, es que ella si está fea

-Debes de aprender a no ser egoísta.
-pues es que no sé porqué no va a la escuela, ¿para qué se inscribe si no puede ir?
-no sabes qué problemas tenga.
-yo también tengo problemas y voy.
-Ponte a pensar mamá, mañana y el miércoles no vas a la escuela, ¿quién te va a prestar los apuntes?
-Leonardo, me debe una así que seguro él me los presta
-¿Y si no?
-pues que ojeis porque yo se los presté. Además si no me los presta Leonardo, se los pido almuchachoaltoquenuncasonríe
-¿Y si no te los presta?
-Pues muy fácil, se los pido a alguien más y si nadie me los presta, ¿te olvidas quién soy?, puedo sobrevivir a eso
-Eso es ser egoísta.
-no es egoísmo, es mi elección. Yo elijo a quien si y a quien no y a nosecomosellamanimeinteresa no se la quiero prestar. Además quería que llegara temprano el martes para pasar  los apuntes o que me fuera tarde, achis! ¿y estar ahí esperando a que termine?, no quise.

-Entiende, algún día puedes necesitar de ella.
-no sé pero mientras no le presté la libreta
-Le voy a decir a mi papá y a Muny
-¿Y qué?, ya les dije
-¿y qué te dijeron?
-lo mismo que tu, que no sea egoísta
-¿entonces?, ¿le vas a prestar la libreta?
-espera pienso... mmm... mmm... no, no se la voy a prestar.
-Mamá!, tu no nos enseñaste eso cuando éramos chicos
-ya sé
-¿entonces? se la tienes que prestar
-¡ah chinga! pero si es mía
-aggg!  contigo no se puede.
-está bien se la prestaré, pero que conste ante dios y el mundo que es contra mi voluntad
-bueno, me parece bien que actúes así
-pero si algo le pasa a mis apuntes...
-¿qué?
-no sé, me voy a enojar mucho
-no les pasará nada
-bueno, que conste, si nosecomosellamanimeinteresa me los arruina tu serás la culpable
-tranquila mamá, no les pasará nada
-si, si, si wathever... me tratas como si yo fuera la hija y tu la mamá.
-pues parece...







domingo, 9 de mayo de 2010

¨Que los que maten se mueran de miedo¨.

Pero...
si lo único que quiero es salir sin miedo de casa y que no nos toque una bala perdida...









¿Es mucho pedir?...



sábado, 8 de mayo de 2010

Que ser valiente no salga tan caro... que ser cobarde no valga la pena...





Hoy Joaquín Sabina retumba en mis oídos más que nunca.

El viernes pasado Día del Niño, pedí que Barry me comprara una hamburguesa y fuímos por ella en la noche que llegó.

Una moto como las que manejan los chamacos de hoy estaba frente mío y montado en ella un niño de cerca de 8 años de edad y con él otro de unos 13 años comprando algo.
De pronto volteo y el niño más pequeño le movió algo a la moto, esta se vino encima de mi. Sólo acerté a gritar y tratar de tirarme a un lado, Barry alcanzó a detenerme para que no cayera y no me lastimara más de lo que ya me había lastimado la moto que pasó aventándome.

Los niños se asustaron mucho, el mayor alcanzó a detener la moto para que no atropellara a más personas, apenado me preguntaba si estaba lastimada.
Le respondí que no pero me asusté mucho, había gritado y todos voltearon a verme, estaba temblando -jeje-, me puse pálida y ya no quise saber más nada de la hamburguesa y nos regresamos a casa.

Ayer pedí que me comprara Barry una hamburguesa - después de todo no me la compraron el viernes pasado por lo de la moto- así que Barry accedió de buen modo.

Salimos a comprarla. 
Al dar vuelta a la calle vimos muchas patrullas y mucha gente. No quisimos regresarnos porque no había comido así que la hamburguesa sería mi comida y mi cena.
Al pasar por el grueso de la gente y de las patrullas Barry me dijo que había alguien muerto porque estaba tapado ya con una sábana y tenía una veladora.
Yo lo único que hice fue llevarme la mano a la boca del susto.
Cuando pasa algo semejante cerca de casa -asaltos, cosas de esas- Barry dice que debemos enterarnos porque vivimos ahí y debemos saber lo que pasa a nuestro alrededor para estar prevenidos.
Así que yo me esperé en algún lado llamando a mis hijos para saber que estaban bien, mientras él investigaba, fue entonces que se enteró que quisieron asaltar la vinatería. El muchacho y sus amigos se habían reunido como todos los días en la esquina, cuando vieron que íban a asaltar, los maleantes les dijeron que se fueran, él no hizo caso y le soltaron el disparo. Tenía 17 años.
La juventud de hoy se está muriendo sin apenas empezar a vivir, aprendiendo apenas a caminar.

De lo que se enteró también Barry fue que era hijo único y su mamá estaba trabajando. No quiero pensar en el sufrimiento de su mamá.
Barry es muy católico, me pidió que prendiera una veladora en memoria del muchacho. Ojalá eso ayudara.

Decidimos regresar a casa.
En el camino encontramos un vecino que nos dijo que si sabíamos de la casa de seguridad que tenían unos maleantes en la otra calle y de la cual la policía ya se había hecho cargo, tenían a  unas personas secuestradas,  Barry y yo sólo nos quedamos viendo y dijimos que no.
La colonia ya no es segura como cuando llegamos aquí.

Yo ya no quise saber nada y apresuré el paso.

Creo que está siendo hora de emigrar de aquí como antes ya lo hicimos por la misma razón: la inseguridad.
El problema es que casi todo el país está igual.
Tengo hijos, ¿cómo decirles que no salgan?, ¿cómo hacerles entender que ahora hasta el divertirse les puede costar la vida?.
¿Cómo hacer para que me entiendan?.

Después de regresar a casa, recibo llamada de mi hija diciendo que le robaron la tarjeta en un bar donde estaba festejando a un compañero, que un amigo la llevará a casa porque la han dejado sin nada.
Últimamente a mi hija la han estado asaltando y ni siquiera es por el lugar donde esté., ni siquiera porque salga, tiene la mala suerte que cuando sale a divertirse algo le pasa.
La han asaltado en lugares muy diferentes, ni siquiera es porque sean lugares feos o que sean de ¨clase¨ , sin embargo la asaltan, ¿cómo decirle que se aquede aquí?, ¿cómo?...

También me ha dicho mi hija que cuando venían para acá unos tipos en un carro se les venían cerrando y en un momento dado se bajaron - los tipos- del carro y les aventaron algo.
Algo le está pasando a la gente que ya no tienen respeto por nada ni por nadie, ni siquiera por la vida.

¿Qué hacer?.

Cuando estaba esperando a Barry en el tumulto observé a la gente, la mayoría tenía los brazos cruzados.

Así estamos todos, de brazos cruzados viendo como pasa todo.






viernes, 7 de mayo de 2010

Siempre-viva.



Hoy me he visto al espejo y he visto tu cara en la mía. Tu pelo cano en el mío. He visto tu mirada triste reflejada en el espejo, hoy me he acordado de ti.

Trato de buscar entre mis recuerdos tu sonrisa. La última vez que la ví, fue cuando comíamos mandarinas de la ofrenda de muertos. Reíamos sin saber que pronto te irías.

Mami, si te prometo que me voy a portar bien, ¿no me dejarás sola?, te prometo dejarme desenredar el pelo sin llorar.
Prometo comerme la sopa de fideos sin protestar. Prometo ponerme los vestidos que me hagas sin rezongar, ¿te quedas conmigo?.

Mamita, ¿puedes decirle a mi hermano que me suelte las manos?, sólo te estoy agarrando para que no te vayas y me dejes sola aquí.

Ma´, ¿me esperas?, voy a venir con Barry a cuidarte. Aunque no lo puedas oir te contará chistes y te reirás mucho con él... aunque no lo puedas oir, y te hará enojar en son de broma al decir que no quiere a tu hijo consentido... a mi hermanito consentido.

Mami, ya no me voy a enfermar para que no te preocupes por mi. No me pelearé más con mis hermanos ni haré berrinches, ¿te quedas conmigo?. Prometo no hacerte enojar. Prometo no irme de la casa.

¿Sabes?, ya no quiero quedarme en esa casa rica mami, no me tratan mal es que no me siento bien ahí, quiero irme a casa contigo y mis hermanos.
No me importa que en casa no tenga juguetes, ni mucha ropa cara y bonita, yo sólo quiero estar contigo.

Mami, ¿le dices a mi hermano que no me abra los dedos de las manos?, es que no quiero soltar tu suéter, no quiero que te vayas.
No quiero sentirme abandonada... no quiero que te vayas. 

Por favor mamá no te vayas.

Si te prometo que voy a tratar bien a Barry y a los niños, ¿te quedarás conmigo?, ¿querrás venir a vivir a mi casa?.

Mamita, ¿le puedes decir a mi hermano que me deje ver tus ojos por última vez antes que te vayas?. Sé que me oyes, mamita, ¿verdad que me oyes?.

Mamá. si te prometo buscar en el cielo la estrella más brillante y ponerle tu nombre, ¿me perdonarás todos mis arranques de ira?.

Ma´... no quiero dejarte sola en el cementerio. Te dará miedo y no habrá nadie que te proteja. Mamita, ¿me perdonas por no ir a visitarte al cementerio?, es sólo que lo que enterramos ahí no eres tu. Tú estás viva, nos dejaste sólo para saber que hacíamos sin ti. 

Quisiera regresar el tiempo y no haberte hecho sufrir tanto. Sé que muchos de tus sufrimientos fueron por mi culpa pero era una niña consentida y berrinchuda, ¿me perdonas?.

¿Cómo no se me ocurrió decir que te incineraran?, al menos así te tendría cerca. Sabes que al cementerio no voy a volver, lo sabes mami.

Mi mente guarda dos momentos tuyos ma´ . La última vez que te vi caminando y cuando volteaste a verme antes de irte. Mami, ¿cómo se borran esos dolorosos recuerdos?.

Mamita...

Mami, ¿me oyes?.

Por más tiempo que pase no puedo alejarme de tu recuerdo. No te dejo descansar pero es que de verdad nunca me sobrepondré a tu pérdida.

Mami... sin ti no vivo.












jueves, 6 de mayo de 2010

¿Y si hubiese?...




No
puedo
dejar
de
pensar.

Un escalofrío me recorre el cuerpo. Mi corazón late de prisa, dos lágrimas quieren huir despavoridas.

Estoy
muy
asustada.

El solo pensar me da terror, quiero borrar de mi mente el temor que siento.

La
muerte
estuvo
de
visita
en
mi
casa.

Estoy aterrada, no quiero pensar. Quiero borrar de mi mente el horror que me da el saber lo que hubiese pasado.

No
quiero
pensar.

No
quiero
pensar.

No
quiero
pensar.

Ni siquiera estaba preparada para morir.

No
estamos
preparados.

No...

No quiero recordar, tengo un nudo en la garganta y un dejo de preocupación en el rostro.

No
quiero
pensar, quiero borrar de mi mente esta noche.

No
quiero
pensar.

No...

Estoy asustada.

Ojalá existiera un borrador para la memoria.

Trataré de pensar que esto no pasó...

No
pasó.

No
pasó.

Esto no pasó y todos estamos felices.

No
pasó
nada.




miércoles, 5 de mayo de 2010

Gotas.


Abrió la regadera y se metió bajo la lluvia fría que empezó a caer sobre su cabeza. Lentamente el agua fue formando surcos sobre su piel morena.
Cerró los ojos dejando que el agua paseara sobre su cansado cuerpo, el sol había hecho estragos sobre ella, lo único que quería era recuperarse para poder dormir.
Tomó un poco de jabón líquido de alhelíes que vertió sobre la esponja empezando a recorrer su cuerpo suavemente. La caricia de la esponja la relajaba no dejándola abrir los ojos.
Recorrió cada centímetro de su piel acariciándose lentamente dejando huella con la espuma.
Levantó la cara para que el torrente de gotas le limpiara el polvo de las calles que se había depositado sobre sus ojos y sobre sus mejillas.

Abrió aún más la llave del agua fría para que esta le aplacara los deseos que se despertaban de manera recurrente en las últimas fechas, sólo así podía apagar esos deseos que en forma de suspiros amenazaban escapar por cada poro de su piel.
Le quemaban y sólo el agua fría aplacaba esos sentimientos de confusión que se acrecentaban con el tiempo.

Se lavó el pelo que había teñido para cambiar un poco su fisonomía que no le estaba gustando por las marcas que el tiempo estaba dejando en su rostro. Necesitaba un cambio pero no sabía dónde buscarlo, así que había empezado por el pelo.
Ya habría tiempo para cambiar lo demás. Algún día llegaría a tratar de cambiar su propia alma si es que eso se puede.
Dejar de ser egoísta y pensar un poco en los demás.
Finalmente dejó que el agua fría recorriera su piel por última vez y cerró la llave para empezar a secarse sin prisa, estaba sola en su recámara, tenía todo el tiempo del mundo para ella.
Enredó con una toalla su delgado pelo y se dirigió al cajón de donde sacó su ropa interior y la pijama. Se untó la crema de almendras sobre cada palmo de su piel recorriéndola delicadamente. Sobre la cara se puso la crema de noche. Por último roció unas pequeñas gotas en su pecho de su perfume favorito, ese, el que le acaban de regalar. Terminó de  vestirse. Sacudió el pelo acomodándolo con los dedos y lo dejó sin peinar.
Se quitó las pantunflas acomodándolas derechitas al pie de la cama como lo hace cada vez que se va a dormir. Una costumbre que tiene desde sus años mozos.
Se acostó encima del edredón, el calor se empezaba a sentir y decidió quedarse sin cubrir su cuerpo. Apagó la lámpara, acomodó las almohadas y los cojines posando su cabeza sobre su cojín favorito aspirando el delicado perfume que su pelo dejaba en él. Se quedó mirando fijamente el techo esperando que el sueño cayera sobre ella mientras sus manos descansaban sobre su pecho, dando la impresión de estar muerta. Grillo al pie de su ventana tocaba una melodía meláncolica que hacia que sus ojos se nublaran de repente.

Siguió mirando el techo y sonrió dejando ver sus dientes limpios. La sonrisa que se dibujaba en su rostro decía que los recuerdos eran gratos. Fue cerrando los ojos pensando en lo que no fue, en lo que no es... en lo que no será.
Se durmió después de un rato de agonía somnolienta, cayendo los párpados al fin sobre sus recuerdos no vividos.
No se dió cuenta cuando su esposo se acostó junto a  ella pasándole la mano sobre la cintura, abrazándola... protegiéndola como siempre lo ha hecho desde que el entró a su vida.
Él tocó su pelo húmedo y le acarició la mejilla dándole un beso de buenas noches.

Pronto los dos quedaron dormidos... soñando juntos, un sueño en donde el amor se ha quedado dormido igual que ellos.




martes, 4 de mayo de 2010

Achis!.



Dice el neurólogo que ha llegado la hora de mandarme con la sicóloga, achis! y solo porque se me salieron dos lagrimillas porque me dijo que el lado izquierdo está más rígido.
Rígido e inútil digo yo.

Y ha decidido mandarme porque dice que tengo algo muy grande dentro de mi que en cualquier momento estalla, no sé que pueda ser. De no ser la furia que siempre tengo o de la frustración que me causa el que mi mano se mueva sin sentido.
Pero ahora más que nunca pienso que mi alma está tranquila, no siento que esté mal con nadie ni que deba alguna disculpa o algo. Bueno si, a mi familia que la hice enojar el domingo ( para variar), pero ya me perdonaron, (creo porque me hablan como si nada hubiese pasado). Por eso los quiero no son rencorosos conmigo.

Siempre he dicho que mostrarse débil lo único bueno que trae es nada, por culpa de esas dos lágrimas me mandaron a terapia familiar y al sicólogo.

Ahora deberé enfrentarme a una ... maestra que no conozco y que querrá meterse en mi alma para saber cual es el trasfondo de dos lágrimas, mmta si he sabido ni lloro.
Tanto guardar mis secretos y ausencias para que venga alguien a querer que se los cuente, ni que fuera mi madre para decírselo.
Pero bueno allá ella, quiere desenmarañar mis pensamientos, pues venga! a ver si puede y luego que no se queje si la que tiene que ir al sicólogo por mi culpa es ella.

Y es que si no voy con la sicoloca entonces el neurólogo me manda derechito y sin escalas al demonio, y eso si no lo puedo permitir porque aunque piense que estoy deschavetada es el único que me ha atendido desde que me enfermé y no quiero cambiar de médico.

¨Florecita¨ me ha dicho, veo que estás arrastrando el pie y que el movimiento de la mano se ha acentuado, (dígame algo nuevo), ¿cómo vas en tu vida?, ¿has tenido depresiones?, ¿cómo te trata tu familia?, ¿en qué te entretienes?, ¿te deprimes por algo que te pasa o de a gratis?.

De a gratis he contestado, ni lo hubiese dicho, me ha mandado anti-depresivos. Chale ya no me puedo azotar sin que piense que necesito amansalocos para poder seguir en esta vida de ensueño que llevo.

Así que deberé de ir con la sicóloga que dicho sea de paso ya la conocí y no se ve friki. Ya tengo mi cita en terapia familiar, mi cita con el neurólogo y hoy voy con la doctora de cuerpos atrofiados por el paso del tiempo.
Últimamente he pasado tanto tiempo en el hospital que ya hasta estoy pensando en que consultorio voy a poner mi cama.

Y todo porque se me salieron dos lágrimas.







lunes, 3 de mayo de 2010

Se vende...





Vendo un alma llena de ilusiones,
unas manos que no se han cansado de acariciar,
vendo unos pies desnudos pisando el pasto,
vendo unos ojos cansados de llorar.

Vendo las ilusiones de un alma vieja,
vendo dos fracasos amorosos,
vendo un sinfin de rencores
y miles de palabras atragantadas.

Vendo el dolor de una madre perdida en el tiempo,
vendo el recuerdo de una niñez aciaga,
vendo el olor de una cocinita de humo,
vendo el aire fresco de mis madrugadas.

Vendo las carcajadas de mis amigos,
las sonrisas de mis hermanos,
vendo las caricias que los abuelos nunca dieron,
vendo las palabras manoseadas de un amante furtivo.

Vendo dos renglones de un poema sin terminar,
vendo las primeras notas de la canción de Flon,
vendo mi desdicha y mi desconsuelo,
vendo el recuerdo de un amor de juventud.

Vendo la promesa de un novio desterrado del alma,
vendo los días de sol en mi pueblito natal,
vendo las noches de miedo,
vendo la ventana de la cual no me he de asomar.

Vendo la soledad de mis horas sin sueño,
vendo el libro de mis deseos escondidos,
vendo el insomnio no agotado,
vendo el temblor de mi cuerpo.

Me quedo solo con mi corazón maltrecho
que se resiste a morir,
que lucha por vivir buscando letras,
dentro de la inmensidad de su pecho.







sábado, 1 de mayo de 2010

Constrúyeme un cuento.



- Constrúyeme un cuento

- Los cuentos no se construyen

- ¿Entonces?

- Los cuentos se sueñan.

- Suéñame un cuento

- No, yo no puedo soñarte un cuento, eso sólo tú lo puedes hacer

- Pero yo quiero que me lo sueñes tú

- Cierra los ojos y trata de soñar

- No puedo

- Te tienes que quedar quieto, sin oir, sin ver, sin pensar, sin hablar... quietecito para poder soñar. Deja que las nubes te lleven volando entre el suave algodón, arrellánate entre el mullido piso y sueña... sueña. Cierra los ojos y escucha el latido de tu corazón, así podrás empezar a forjar tu sueño.
- Imagina a los pájaros pasar junto a ti piando de felicidad rumbo al sol. Mira a los árboles que se mecen suavemente al soplo del viento. Ve las mariposas multicolor posarse sobre las flores. Las abejas bebiendo del dulce néctar de los girasoles. ¿Escuchas el canto de los ríos? Sus aguas limpias arrullan a las ranas que embelesadas se quedan quietas sobre las piedras lisas de tanto bañarse. ¿Puedes ver los peces dorados que nadan en busca de la felicidad conjunta?. ¿Escuchas las risas alegres de los niños que felices cantan rondas  dando vueltas sin cesar tomados de las manos?. Cuando puedas ver todo eso entonces estarás soñando.

- No puedo hacer eso, algo me distrae, dime ¿si me porto bien, me sueñas un cuento?.

- Ya te dije que no puedo soñarte un cuento, yo no puedo soñar... no sé soñar

- ¿Porqué no sueñas?

- Soy mayor, dejé de soñar hace mucho tiempo.

- ¿Cuándo?

- Cuando vi la vida.

- ¿La vida es fea?

- No, la vida no es fea. La vida es como nosotros la hagamos, según como la vivamos así es la vida. La vida es un ir y venir de emociones y sentimientos. La vida es alegría y tristeza. La vida es blanca y negra, la vida es solo el camino para llegar a la muerte. La vida es como subirse a un barquito y dejarte llevar por la marea hacia donde ella quiera. No tienes control, ella te toma en sus manos y hace de ti lo que quiera hasta hacerte  llegar a un puerto. Puede ser el de la felicidad o el de la sinrazón. Puede ser al del éxito o el fracaso. Puede llevate a la felicidad compartida o a la soledad completa. A donde solo se oye tu respiración pidiendo dejar de vivir. La vida te lleva  a la muerte. La vida te puede llevar a la locura de la razón. El camino que elijas para llegar a ella es tu responsabilidad.

¿Porqué si la vida teniendo cosas lindas, sólo te conduce a la muerte?, ¿tan dura es la vida?.

-No es dura, sólo es vida

-¿De qué color es la vida?

- La vida es del color que tu quieras

- ¿La vida puede ser azul?

- Si, la vida puede ser azul, rosa, amarilla, del color que quieras.

- Quiero que mi vida sea azul, quiero que mi sueño sea azul.

- Venga entonces, que tu sueño sea azul.

- Ya me construiste un cuento.

- Ya te dije que no puedo hacerlo, no he construido nada

- Si, lo acabas de hacer, me construiste un cuento azul, soñaste mi sueño, el que yo quiero.
El que yo vivo.
-Quiero ver los pájaros, quiero beber las nubes, quiero tocar el sol, quiero oir los ríos y su canto, quiero vivir.
-Mi sueño azul es vivir!.





Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje