Páginas

domingo, 29 de enero de 2017

Un poco demasiado imperfecto

Los incautos caen en la boca del lobo queriendo redimirse inevitablemente equivocan el camino. Mi semidios es Sabina, Sin rendirle culto y nomás porque escribe rebuscadito como lo intento yo.  Enrique no es más que un malnacido que no me ama. Osa perder la razón por otra bien formada. Vírgenes ignotas tocadas al azar por los donjuanes populares. Rockeros del amor matándolas con decibeles estridentes. Goma de opio por mi requerida. Malhaya el sino que así  pare a las diosas del perfeccionismo.
Escatimo mi propio lenguaje vistiéndolo de ocres otoños. Tal quisiera de noche venir a poseer mi cuerpo de por sí abandonado. Trémula la mano escribe nada de lo que entiendo. Como si otro por mi escribiera. Metáforas insurrectas que nadie capta. Las sirenas mentirosas me tratan con benevolencia. Nadie entiende a nadie. Mimetizo mentiras. Ni objeto de estudio merece ser quien por las noches descorcha sus venas embriagàndose del no ser.
No me gusta esto que escribes, no tiene forma. Me provoca ira la verdad escueta, lampiña, sin afeites. No entiendo lo que quieres decir. Nada digo con mis ideas inconexas. La petite morte de lo inconcluso. Dejo que mi dedo medio, obsceno irreverente se deleite bailoteando sobre el teclado de luz blanquecina. No soy yo, es mi dedo conectado por un hilo fantasmal por quien me habita cuando escribo sin entender lo que escribo, en algún lado tiene que caber lo que en un imaginario dijo Neruda. La poesía se vuelve banal cuando la empiezas a entender. No me jacto ni remotamente de escribir poesía pero si de escribir lo que nadie entiende. Le doy énfasis al final. Los incautos caen inevitablemente en la boca del lobo perdiendo el tiempo leyendo un texto que de tanto querer decir no dice nada.
Redención absoluta. Levodopa en estado puro. Tú que no estás y yo que de amor temblando.




Bonan nokton vizitantoj.




















miércoles, 25 de enero de 2017

Después del ahora

Dejemos para después la casa y el coche, los problemas, el amanecer con el canto del gallo, los amores no correspondidos, las noches sin sueño, las mujeres flacas, el dinero perdido, el departamento de arriba, tu familia, la mía, los no amigos de los dos, los príncipes azules, las imitaciones fantásticas, los confidentes que tenemos, el tú y yo para siempre, los amores que no hacen daño, los dueños de la fe, las misas de las siete, los hermanos castrosos, los perros en desbandada, los planes a futuro, las comidas del sábado, los pantalones cortos, el celular sin contactos, los ¨yo creo que...¨, los libros cerrados, las seudoamantes y los te amo sin compromiso, los cantantes decadentes, las muchachas de veinticuatro, los pasteles de aniversario, los amores caducados, los ahora ya no son los de antes, los días felices, el tú sin mi y yo sin ti, el a ver que se siente, el vámonos muriendo todos que están enterrando gratis, los besos apagados, el sexo sin respuesta, las manos vacías, los viejos desmemoriados, los escapes gloriosos, las sorpresas de fin de mes, los vacíos tormentosos, los libros paganos, la mala educación. los ojos culposos, los peros de siempre. Los nunca fui feliz, los ostracismos de domingo, los ya nunca más y todo lazo que nos unió. Las canciones de Sabina, los gritos apagados, las cartas sin remitente, las ansias atrapadas en las manos. Los pies en polvorosa. Los recaditos olvidados en la parte trasera del pantalón. Los besos flagrantes en el cuello de la camisa. El perfume que no es mío. Los vinos que no hacen daño. La mariguana pa´ agarrar valor.
Los celulares intocables, los viernes sin ti, los infiernos construidos, los paraísos sin alas dejémoslos de lado.

Pongamos las cartas sobre la mesa. Juguemos limpio, como al principio cuando todo comenzó. Sin miedos ni ataduras ni remordimientos carnales.

Pero antes de tener un después dime cómo se recupera lo que nunca empezó.















domingo, 22 de enero de 2017

Los ociosos suicidas

La realidad es esta, la verdadera. La que nadie sabe más que yo porque me toca vivir. Un fardo. A eso se reduciría todo pero no, todavía me queda fuerza en los dedos para escribir. Denostar contra todo a lo que haya lugar Después de dar gracias por haber amanecido demos lugar al pensamiento crítico. Muy bien. Perfectísimo. Abriendo los ojos a un domingo diferente. Cuando miles de agujas me obligan a querer seguir durmiendo. La mente dice que ocho horas de sueño inducido son suficientes. (Tengo mucho sueño). Muevo los dedos. Muy bien aún son mis vasallos. Muevo una pierna, luego la otra. Perfecto. (Cuanto pesan caray). La mente funciona (estoy escribiendo lo que me dicta la lucidez en un domingo temprano). El perrito de mis vecinos sigue chillando como todos los fines de semana. Supongo porque no le gusta estar solo. El olor del café preparado por Barry llega a mi nariz. No quiero bajar. Quiero que se relaje de mi un rato más. Le toca la parte dura de la historia. "Tú dijiste que te pidiera ayuda, todo lo que necesite", pero mi buen Barry no sabe leerme el pensamiento. Los accidentes se suceden y yo necesito que con una palabra adivine lo que necesito. Olvido que Barry no es mujer. Si lo fuera me habría evitado una vergúenza. Afortunadamente nadie me vio. ¿Puedes caminar mamá? No muy bien pero si me tienes paciencia... Tardamos poco más de hora y media en recorrer cerca de cien metros. ¡Dios! Dice Denzel Washington "Haz lo que puedas con lo que tienes". Tengo una silla de ruedas. ¿Y luego? ¿Quién me va empujar? Tú sola mamá, tienes dos manitas. ni siquiera tengo fuerzas. Derramé el agua hace rato. Vamos mamá, caminemos. No quiero que Laura me cuide hasta el final de mi existencia. No se lo merece. Ni Bruno, ni Barry. Natalia menos. Nadie se merece cargar con la carga que represento. Es obvio, no se quejan. Al menos no delante mío. Es domingo. El puto sol se mete por la ventana. Infame claridad vete de mi. Cizcalo cizcalo diablo panzón. Soy el ejemplo claro, contundente de lo que no se debe ser. Aceptar todo con humildad. No puedo, de verdad lo juro que no puedo. Ser un costal no es mi máximo. Es lo que hay. Pues no. No seré el ejemplo de nadie. Nadie verá en mi la abnegación ni me verá con la cabeza gacha aceptando una derrota por demás anunciada. Tampoco alabaré a Dios porque me permitió amanecer aunque sea así. El chiste es vivir. Si si si ¿A quién quiero engañar? Suicida ociosa por decirme algo. Lo menos cruel. Sobre este porvenir negro que me planteo se prenden luces de esperanza. La fe muerta da ligeros coletazos. Y ha sido Laura -otra vez- la que dice Aguanta mamá. Un poco más mamita. (Texto sin correcciones ni firma ¿A alguien le importa?). Click!

jueves, 19 de enero de 2017

Osadía

Nadie en la vida me había soltado una verdad tan contundente a la cara. Como si cualquier cosa  La Bella  Natalia, con la osadía que le da la edad -todavía puedo contar con una mano los años que tiene- me ha dicho algo que pocos por temor o precaución se han atrevido a decir:
Llana, sin adornos como me gusta que me hablen chingao:

Es muy difícil vivir contigo abuela.


Nada me describe mejor ni nadie me habló tan claro.


- ¿Por qué la vida es así?- pregunta.

¿Qué respondo? npi.












sábado, 14 de enero de 2017

Como perlas...

Viviendo así... de lejitos. Comiendo estrellas porque quiero acabar con todas. Ya me hartó su titilante inseguridad. ¿Quiere una? Me gustan las plateadas con hilos de mentira y sabor de engaño. Dicen que no coma muchas porque sensibilizan la lengua.
Como perlas hilvano mis risas en cordel de oro. Ese día me vendieron un árbol de peras en veinte centavos, entonces me hice rica. Camino entre las nubes porque me dijeron que ahí puedo volver a ser niña. ¿Ve ese lucero brillante? Me lo cené anoche pero apareció de nuevo. Yo creo que es mi mamá porque la muerdo y le sale juguito de lágrimas. Mamá lloraba mucho ¿Sabía? Vivo cada noche de a poquito. Tenía un par de trenzas recargadas en mi espalda. Un día que lloré se acabó el engaño. Amo a los hombres que tienen gusto por lo salado. Así sabe mi piel, como pescado de ojos saltones en marea alta. Otras veces olvido respirar renaciendo en días cubiertos de neblina donde me pierdo con los fantasmas de mis ancestros. Evito los exámenes de conciencia porque me limpian el alma.

Tengo el pelo de caracolas chillonas. De vida pobre me revuelco en el pasado glorioso de los que me desprecian. Paso la vida armando rompecabezas de lamentos. Colecciono olvidos.  De profesión archivista de derrotas. Llorona por convicción. Maestra en el arte sutil de decir verdades en forma de regalo. Hoy poseo más risas y menos desvelos. Necesito saber dónde quedó mi olvido, quiero llorarle un poco.  Tengo recuerditos envueltos en sangre sobretodo los de mi niñez ausente. Un día fui la más hermosa pero el loco viento me dejó desnuda a la vista de todos. Desde entonces son conocidos los recovecos de mi inocencia. Lamo huellas buscando las que perdí un Abril del año del Señor.

Ausencia me llaman por mal nombre María Solita pa´ servir a Dios o al Diablo según se me ofrezca. Me bautizaron así porque el día que nací perdí el futuro. Bebo agua de los ríos rastreando la risa de aquel que murió en pos de vanaglorias disolutas. Los corazones de los que no me aman ensordecen mi angustia. Me gusta la vida ¿Sabe? me recuerda la infancia vivida en una casita de adobe. Gozo de caminar en el lodo para lavarme después con agua de alhelíes. Escribo complejas ideas absurdas mezcladas con añoranzas. Atemporales pa´  toda la vida. Dios me lo tenga en cuenta. Yo digo que mientras menos entiendan no habrá culpables. Peco de impaciente con actitud insumisa. ¡Maldita dulzura la nuestra! Maldito el olvido que me niega tu ausencia.

Ya me voy porque acabo de recordar que ya morí. ¿Y usted cómo dice que se llama?






















domingo, 8 de enero de 2017

Las horas

La fe es un grave sufrimiento, es como amar a un extraño en vano...*

Estoy agarrada del filo de la ventana a una altura aproximada de unos poquitos metros para llegar al infinito. Al no retorno. Así mi fe.

Cuando me dieron una buena noticia me aventaron al precipicio de la felicidad. Necia como soy me agarré a la orilla. Yo no quiero paraísos, que no. No me den esperanzas que miren luego no me puedo levantar pero si me dicen con una sonrisa ten fe, verás que si. Les creo.

Llevo un tiempo asida con una mano a esa esperanza. La otra se soltó de a poco conforme los días han estado pasando.
No puedo más. Si ha de tronar que truene de una vez  La espera es una tortura innecesaria. El  ¨ya¨ tirano no admite más tiempo. Si digo ya es justo en el momento.
La fe debiera ser como yo: Necia pero pues no, más bien es bruja, desaparece a la primera por arte de magia. Y eso que no nomás estoy pensando en eso si no... Dios o el diablo salven al mundo de los necios. Apóstata de la esperanza rindo culto al desasosiego.

A primera hora solté una mano. He perdido si se puede la mitad de mi fe. Se cayó por allá lejotes de mi. Ah por dios ¿quién inventó los paraísos?

¿Dónde guardo la poquita fe que me queda antes de que termine diluyéndose en los caminos vanos de la desesperación?
De una cosa estoy muy segura. No podría ser guardiana de la bomba atómica.


¿Por qué siempre conviene alegrar a la gente? también de vez en cuando está bien, asustar un poco.*



*Las Consecuencias EB.



¿Un cafecito con un bolillo?  Que pastas de thé ni que ocho cuartos  Bolillo señores. En las mañanas beberse un café junto con un bolillito es tocar el paraíso. ¿Qué no tiene chiste? ¿Qué saben ustedes de amor si nunca les han besado el ombligo? además eso dicen porque el bolillo es tan simple como yo pero si lo probaran adiós galletitas. ¡Bolillos para todos! ¡Yo invito!
Después de eso aguanto hasta que me digas que ya no me quieres. (nocierto).










viernes, 6 de enero de 2017

¡Ay que dolor tan grande!


No sean fijados, son mis tenis favoritos.

Un poco más tarde de lo habitual, el rey mago llegó anoche con los audífonos puestos, farfullando una canción en inglés y el ritmo impregnado en el cuerpo.

-Lalaralará- cantaba muy alegre.
-¿Qué trais? ¿Estás borracho?- pregunté mientras le daba el beso de bienvenida.
-No- contestó tomando a Babo Alejandro -el chihuahua joven- de las manitas para en seguida ponerse a bailar con él en mitad de la sala.
Barry, digo el rey mago de mi casa es muy alegre.  Ni en los momentos tristes se deja caer. Es de los que nunca se le ve con los brazos cruzados ni con las manos dentro de los bolsillos. ¿Por qué nunca aprendí nada de él?

-¿tás borracho?- volví a preguntar.
-Que no - me dijo.
-tá güeno-

Desde que entró miré sus manos. ¡No podía creerlo! ¡No traía nada en ellas! ¿Cómo puede ser? mañana es Día de Reyes.

Que yo recuerde el rey mago siempre llegaba cargado de bolsas y regalos para los niños. Regalos que eran escondidos en la lavadora, dentro de la estufa, debajo del sillón, en fin. El rey era lo que se dice un verdadero rey mago.

Por eso anoche que llegó sin nada me sorprendí.

.¿Y los reyes?-

Él siguió bailando como si nada.

¿Y si están escondidos y me va a dar una sorpresa como antes? ¿Y si se le olvidó qué día es mañana (hoy)?
El rey está teniendo olvidos importantes últimamente, puede que sea eso. No puede ser de otra manera. Si.

Ya no pregunté nada. Cenamos, después me subí a dormir no sin antes y como quién no quiere la cosa, dejé mi tenis en mitad de la sala.
Este año no hubo árbol navideño entonces a falta de uno, pues dejé el tenis a mitad de la sala. Si lo veía seguramente se acordaría qué día es.

Mis esperanzas murieron cuando hoy al bajar a ver qué me trajeron, la sorpresa fue mayúscula.
¡No me dejaron nada putos reyes!
¡Nada!
¿Saben lo qué es eso?
NADA Ene a de a. N A D A.

Mejor mátenme. ¿Para qué nací?

Mi tenis huérfano pedía a gritos lo quitara de en medio de la sala. No quería que nadie más viera que los putos reyes ni lo miraron siquiera.
Pero no.
Si alguien hay necia en este mundo soy yo.. Voy a dejar el tenis ahí hasta que el rey pregunte o se acuerde .lo que suceda primero- qué hace ahí ese tenis viejo a mitad del camino.

Aunque la desesperanza me agobie , lo pisó -nomás lo hizo a un lado- en la madrugada- lo voy a dejar ahí. Este dolor de niña desencantada tiene que desaparecer. No puedo dejarlo que termine de apachurrar mi corazón, snif.
Como dice una niña que hace mucho no veo -¿dónde andas mi nieta querida?- haz destrozado mi corazón en mis cachitos.

¡Buaaaa! Qué triste mi vida es. Los Reyes Magos no me trajeron nada. Si al menos estuviera La Bella pero no. Le toca a mamá Joaquina disfrutarla.
Sea pues, también es su nieta.

¡Ay! de haber sabido ni nazco ay.


Y todavía falta decirle a Laura que no llegaron aquí los putos Reyes Magos. A lo mejor el rey está pensando qué le trajeron a él porque la verdad sea dicha, él siempre nos deja regalos y nosotros nunca le damos nada. Nomás las gracias.

Quizás el rey mago está esperando algo.
Y nosotros también.


Si así se sienten los niños cuando amanecen y no hay nada, déjenme decirles que se siente muy pero muy requetefeo.
No me juzguen banal. ¿No dicen que no debemos perder nuestro niño interior? pues eso. Muy pero muy en el fondo de mi,  la niña que me habita
suele asomarse en este día para ver si ¨ora si ¨ le trajeron lo que pidió.
No es mucho pedir ¿o si?
¿O no?
Total si nomás es hoy. Qué tanto es tantito.


Ay de mi.










jueves, 5 de enero de 2017

No me verán ni el polvo

Salir a la calle. Echar un vistazo. Para ser un día normal no hay gente. Los comercios están todos cerrados. Es miércoles 4 de Enero del año nuevo. Mediodía. Silencio raro.

Están asaltando las tiendas, cierren todo. No salgan para nada. Platico con alguien para enterarme de lo que está pasando. En las noticias no dicen nada. El descontento por el aumento de la gasolina ha creado enojo entre la población. Ambiente tenso. ¨Se están metiendo a las casas¨. ¨No salgan¨. ¡Virgen del Chongo Parado yo sin poder caminar y las pastillas mágicas en la cocina! ¿Y si corro? ¿A ónde pendeja? si no puedes mensa. Ay es verdad.

Me encierro bajo mil llaves. Las dos recientes llamadas diciendo tener a mis hijos secuestrados me tienen en alerta. Dos en menos de una semana. Hay que joderse..
Internet es el medio. Me entero lo que sucede. Saqueos en tiendas departamentales. Gente aprovechando el caos para robar. Juguetes y electrodomésticos los artículos más codiciados. A la gente no le da pena robar. Yo ni siquiera me atrevería a pensarlo. No me jacto de ser tan honrada pero la rapiña no va conmigo. ¿Cómo explicas a la familia de dónde salió ese objeto robado? ¿Cómo disfrutas de dinero malhabido? Es algo que espero nunca saber. Pobre pero honrada,

El presidente sale a dar su informe de inicio de año.. Espero hable de lo que sucede. Empieza por desearnos felicidad y un buen año. ¿Es en serio? ¿En qué país vive este imbécil que ni se entera? Cambios en su gabinete. Habla de medidas dolorosas pero necesarias. Alguien dice ¿de qué se quejan? a los pobres no les afecta el alza de la gasolina porque ni coche tienen.

¿Coche dices? Tuvimos que venderlo.No me pobreteen ¿eh? no nací en coche puedo vivir sin él.  Los impuestos cada vez más altos nos orillaron a deshacernos de una herramienta importante para Barry. Yo nomás pa´cuando voy al neuroloco pero pues siempre hay alguien dispuesto a ayudar. Desde entonces poco salgo de mi casa. No me quejo. Me andaba buscando a mi misma desde hace mucho, gracias al encierro obligado he encontrado lo que no sé qué andaba buscando. De algo puedo estar segura. no me voy a encontrar jamás de los jamases.

La situación en el país es tensa. Se habla de grupos de choque, toques de queda, el ejército por todos lados, asaltos, saqueos. Medios poco informan. Medios maniatados o vendidos.

Si antes no salía ahora menos. Hay mucha gente afectada. Cierre de carreteras. Amenazas de bloqueos y manifestaciones. Hay quién dice que no pasa nada. Otros suben videos para decir que si está pasando algo en este país al que muchos se refieren por nuestra pasividad ¨El país del no pasa nada¨.

El lugar donde vivo es uno de los más afectados. El problema está ahí. Nadie sabe como resolverlo.  Los políticos siguen dándose vida de ricos en un país de pobres.
Nosotros ni sabemos qué hacer. Una pena señores. Pena penita pena.


Chido. Aí se ven porque al menos en estos días no me asomo a la calle. Teoría del caos dice que se llama lo que está pasando. Si, creo eso es. Teoría del caos. Lo aprendí ayer.
El miedo como arma letal usado por el gobierno para alejar a la gente de las calles. Por mi parte funcionó.  El miedo será tu peor enemigo me dijo un día La Bella Natalia. Así es, no salí y hoy no quiero hacerlo.

Una cosa si les digo, esto nunca había pasado.
Los nunca no existen.

















martes, 3 de enero de 2017

Altares


Se me ocurre construir un altar al desamor, a los amores rotos.
Con flores disecadas, páginas en blanco, pergaminos endiosados.
Botellas de tequila con cartas de amor firmadas con sangre dentro de ellas.
Vientre de papel.
Diarios a la mitad, historias truncas. Héroes rotos.

Desliz de viernes.  Dulce paranoia.

Fe circunstancial. Mercaderes del azufre atiendan el mensaje.
Los manicomios como casas de venganza. Esquizofrenia en dosis perfectas.
Dime el cómo y el qué. Yo diré cuando.
Aceites esenciales diseminados por mis brazos.
¿O dónde?
Sírvase lo que quiera. No está en su casa.

Bendiciones al mayoreo.

Hoja en blanco el inicio de un algo.
Soy una escribidora mercenaria haciendo añicos mis letras.
El idioma de los locos trenzando emociones.
A nadie importa el camino seleccionado.
Escribo para mi.
Aí abran de disculpar si por error caen aquí.

Seis meses.

Nomás.
¿Te piensas sola de verdad sin nadie?. Nunca nadie.
No la había sentido tan cerca.
Tenía los ojos gris como la abuela.
Me leo escribiendo lisonjas.
Me pienso lamebotas.
Me sé bendecida por labios sinceros.

Admiro a algunos.
Detesto a muchos.
Quiero a pocos.
Nadie ha peleado mi cariño nunca.
De amor ya ni hablamos.
Mentes inconexas.

Epílogo.

Dicen que siempre escribo igual.
Renegando de mi existencia y su claroscuro desamor.
Muéstrenme a uno que escriba diferente.
No es cuestión de estilo,
lo mío
es tan sólo necedad.





















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje