Páginas

lunes, 30 de septiembre de 2013

¿Huir?

Los policías me dan miedo.

Después del acontecimiento violento de la semana pasada me queda claro que de entre los ladrones y los policías no hay a quien irle.

Los ladrones después de sus fechorías mandan a sus familiares para que los afectados les otorguen el perdón y librarse de la cárcel.

Los policías piden dinero para ¨sembrar¨ armas o lo que sea a los ladrones y estos se pasen una larga temporada tras las rejas.

Y la gente buena, a la que roban y golpean no sabe qué hacer y tiene miedo pero con miedo no se hace nada.
Hay que ser muy valiente para denunciar y afrontar las consecuencias. Vivir con sobresalto o cambiarse de casa.
Huir o esperar...

Así ya no hay quien viva.










sábado, 28 de septiembre de 2013

El lado humano de Calixto




Mi gato -Calixto-que no es mi gato pero si porque lo adopté pero no porque es libre y no pertenece a nadie,  dio hace poco un espectáculo que me dejo perpleja.

A media mañana escuché un ruido en el patio trasero pero no hice caso porque supuse que era Calixto así que seguí leyendo.
Después escuché otro ruido, esta vez más fuerte y me asomé.

¡Oh oh!

Calixto había sacado su lado salvaje atrapando a un pajarillo.

Me quedé atónita porque no me había tocado ver en Calixto su lado humano -matar porque si- y en segundos no supe qué hacer pero reaccioné poco después acercándome a quitarle el pajarillo que se revolvía en sus fauces.
Calixto y sus colmillos son de temer.

Al acercarme le acaricié la cabeza a mi gatito -no tenía idea qué hacer, sólo salvar al pájaro- pero como nunca en su felina vida, Calixto me gruñó o algo así, asustándome y haciendo que me echara hacía atrás mientras él seguía aprisionando a su débil presa.

Por unos instantes seguí observando hasta que mi gato soltó al pajarillo que para esos momentos ya no se movía. 
Quitándose unas plumas del hocico, el gato se alejó, entonces pude agarrar al pajarito ya muerto.

Me dio mucha tristeza, le pedí perdón porque mi miedo pudo más que salvarle la vida.

Después lo envolví en una servilleta y lo enterré en la maceta de la hoja elegante donde yace Mauricio y Jason Enrique (Mis peces beta).

Calixto me observaba desde la lavadora,

Cuando terminé de enterrar al pajarillo me acerqué a mi gatito que no es mio pero vive en mi casa y lo acaricié.

Él se dejó querer y todo volvió a la normalidad pero no pude dejar de pensar en que si no me hubiese dado miedo el gruñido de Calixto, el pajarillo seguiría vivo.

Desgraciadamente soy humana, muy a mi pesar. 












Mañana, ¿Si?

Dice: Tomar la medicina es tu ÚNICA obligación. ¡Ah y hacer ejercicio! Pues si pero, ¡Chale, que hueva! Si lo que quiero es ya no tomar medicina y menos, menos ¿Eh? Hacer ejercicio. Mejor hay que dormir. Si, ya se que soy afortunada por todo lo que tengo y mi familia y mis amigos -primeros y segundos y terceros y bla- pero solo por hoy, Gracias, te quiero, es mas te amo mas que a nada en el mundo y si miento que me de Parkinson. Ya sabes que esto es asi nena. Ahora anda, ve a tus menesteres mientras sigo con lo mío. Besitos. Y no olvides que te amo para siempre jamas, ¿Eh? No lo olvides. Chaito. No olvides Kiku que tenemos planes juntas. Vamos al teatro a ver a Polo y a la cineteca y ver las películas que te gustan y comer sano ¡Puagh! e ir a Coyoacan y que me compres miles de aretes y dormir abrazadas y asi. No te olvides ¿Eh? pero mañana, hoy hay que dormir.¿Si?

jueves, 19 de septiembre de 2013

El perdón de mis pecados







¿Si perdono a mis muertos, ellos me perdonarán? Puedo vivir sin perdonar, ¿Quién soy para hacerlo? ¿Los muertos necesitan ser perdonados? Lo hecho no tiene remedio. ¿Cómo se perdona a un muerto? ¿Y si ellos no quieren ser perdonados? Cada día que amanece es un nuevo comienzo. Hay preguntas que no tienen respuesta. El corazón es sensible. El recuerdo queda pero ya no lastima, entonces ¿Para qué perdonar recuerdos muertos? Ya todo pasó. No se siente nada. Seguir entonces. Los muertos, muertos son. La vida sigue con un hálito de inconsciencia, de no saber. La vida es hoy y hoy toca preguntarse ¿Cómo se perdona a un muerto cuando se tiene la certeza que ese muerto pide ser perdonado? El alma lo necesita. Yo ya no siento nada. Es como si no hubiera existido por más que las memorias olvidadas resurjan cada cierto tiempo. Un recuerdo diluyéndose entre el espacio del olvido y el eterno adiós. Sin sentir.










miércoles, 18 de septiembre de 2013

¡Oigans, íren, vean!

¿Pues qué les digo?

Tuve la suerte de ser elegida por Chema del blog Bitácora de Macondo, para contestar algunas preguntas en su Macondografía. Especie de biografía de los creadores de los blogs elegidos.

En el blog de Chema se habla de diversos tópicos de los que mis favoritos son el Diccionario en Clave de Humor donde da su peculiar significado a diversas palabras, Citas de famosos y últimamente las Macondografías, en el que me siento muy afortunada al haber sido elegida.

Ojalá pudieran darse un tiempito para visitarlo -las respuestas son ágiles, de lectura rápida- y conocer un poco más a los blogs invitados -siempre es bueno darse una refrescadita leyendo blogs nuevos- y de paso echarle un vistazo al de Chema.

Espero les guste.


Gracias mil.









¡Sobreviví!

CREIA... No sobreviviría a Facebook. PENSABA... Que dejar de escribir tonterías en mi muro, me iba a resultar complicado. PERDI... Contacto con muchos "amigos" INTENTE... Volver dos veces. TUVE... Fuerza de voluntad y no lo hice. LOGRE... Estar casi un mes sin esa red. QUISE... Abrir otra cuenta para estar al pendiente de mi hija pero me abstuve, seria pan con lo mismo. TAL VEZ... No supe usar correctamente ese espacio. ME SIENTO... Libre, de veritas que si. Y... Ya. A LOS AMIGOS LES DIGO... Si quieren encontrarme, ya saben donde estoy.

Lo verdaderamente importante

Anoche, al escribir un post acerca de que pronto tendré que usar bastón y de escribir sobre los dos últimos accidentes medianamente importantes que he tenido en menos de una semana. Despues de redactarlo bien a mi parecer, me pregunte si era importante decirlo. Concluí que no y lo borre. Es mas importante lo que esta pasando en el Pais en cuanto a las inundaciones, la rapiña y la ayuda solidaria que están pidiendo para asistir a los damnificados por las lluvias de los últimos dias. Eso es lo verdaderamente importante no mis dudas existenciales bobaliconas sobre el uso del bastón en mi futuro cuasi inmediato. ¿Que es lo que realmente importa? Me siento egoísta hablando de mi pero no se hablar de otra cosa. Me preocupa el golpe en la cabeza y la caída del lunes en las escaleras pero, ¿Que gano diciendolo? ¿Que me compadezcan? ¿Gano algo con eso? Quizás es verdad que soy rara, o a lo mejor lo verdaderamente importante es que ya no hay nada que decir porque lo importante para mi no lo es para los demas. ¿Y que tal si el golpe en la cabeza acomodo mis ideas y ya soy una persona preocupada por los demas y no por mi? Seria un golpe bendito que desafortunadamente no duro mucho porque con el golpazo que me di al caer en las escaleras -¡Echen pajaaa!-, las ideas se volvieron a acomodar. Nunca lo sabré pero ¡Ah jijos! ¡Que Madrazo me acomode! Me duele hasta mi real apellido ¡Ay! ¡Sana sana colita de rana! Al final termino hablando de todos modos de mi. Que puedo hacer diosito, dimelo tu porque yo ya no distingo el bien del mal.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Fuegos de artificio

El olor a pólvora se cuela por todas las rendijas. Hace el aire irrespirable. El tronido de los cuetes es ensordecedor. Los fuegos artificiales rompen la negrura de la noche. Benito Tiki asustado se mete entre el refrigerador y el fregadero, se esconde, le teme a los cuetes. Babo Alejandro mira inquieto desde el sillón el cielo iluminado. No tiene miedo, tiene sueño pero el ruido no lo deja dormir. El aire se vuelve espeso. Me tapo la nariz con el cojín pero no logro que el olor aminore. Calixto el gato ha huido a refugiarse a un lugar que mis ojos no pueden ver. Siguen las luces en el cielo y el tronar interminable. Hay tertulia fuera de mi casa. La música a todo volumen impide conciliar el sueño. Los cristales se cimbran al son de las notas musicales. Me asomo a la calle, pareciera que hay neblina pero es el humo de los fuegos de artificio quemados para celebrar la independencia. Los comercios estan abiertos pese a la hora. Risas de una mujer las mas que se oyen. Los niños andan fuera. Soy un ser antisocial. Huele mucho a pólvora, ¿Asi olerá la guerra? Quiero dormir.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Un pato... dos patos... tres patos

Hace mucho tiempo no veía llover de esta manera. Ha caído tanta agua que es un milagro no andemos en balsa o con raíces en las plantas de los pies.
No hay gente en las calles. A veces el silencio es roto por el camión del gas o la campana del señor de la basura. 
En este domingo llovioso no he escuchado ni las campanas de la iglesia. Igual, Dios descansó hoy.

Ha llovido mucho esta temporada pero desde ayer ha sido continuamente, ¡Que manera de llover señores! No me quejo, ¡Jamás! Estoy en mi hábitat natural pero es tan extraña tanta agua caída del cielo..

¡Que llueva
que llueva
La Virgen de la Cueva! 

Recuerdo que cuando éramos pequeños, a mi madre le costaba mantener quietos dentro de la casa,  a la bola de chamacos. No hallaba que inventar para entretenernos. No teníamos televisión y nuestro mundo de juegos era el patio con su columpio enorme en el que jugábamos a  ver quién se elevaba más alto, ganando el que tocaba el tejado con la punta de los pies.

Jugábamos a los escondites durante largas horas. 
Observábamos a las palomas en el techo de lámina juntando sus piquitos, viendo como se metían en los recovecos del tejado a hacer sus nidos.
Vimos formas insólitas a las nubes.

En ese entonces la casa estaba frente a la carretera. Sentados en la barda de piedra nos poníamos a contar el color de los coches. Cada uno era dueño utópico de todos los coches de su color favorito. 
Mientras esto hacíamos, mi madre preparaba los alimentos en "La cocinita de humo" (un pequeño cuarto hecho de adobe, con huecos de ventana y puerta pero sin estos) y el exquisito olor de los frijoles con epazote cociéndose en el fogón nos llenaba el alma. Preparaba tortillas a mano y café de olla. Todo mientras no lloviese porque entonces quedarnos tranquilos era imposible. Un hermano me jalaba las trenzas, yo lo acusaba, el se reía, yo lo correteaba. Tropezábamos con los muebles o con mis demás hermanos. Los otros al vernos tomaban partido y comenzaba el juego de guerritas hasta que llegaba mi padre con a aplacarnos.
Riendo por lo bajo decíamos, ¡Me las pagarás! Mientras nuestra mente estaba maquinando qué hacer.

La lluvia no para.
Mis hermanos cuidan ahora a sus hijos o nietos. Ya casi no contamos coches -ni siquiera contamos nuestras cosas-, el paladar se ha refinado o mejor dicho nos volvimos mamones -algunos- ya no hay trenzas que jalar ni hermanos que perseguir.
Los columpios ya no nos atraen, la seriedad nos llegó con la adultez..

De todo aquello sólo quedan testimonios vivos contados a los nietos quienes algún día se juntarán a recordar los decires de Los Apellidos Ilustres y cada uno con su recuerdo como trozo de rompecabezas formará la época de los que en ese entonces habitamos la casa paterna.

Mientras tanto,

Mientras llueve,

Mientras todos duerme en un domingo trasnochado,

.Yo recuerdo a una niña de trenzas negras convertida en solitaria cuentacuentos.

¿Y qué más da? Si todo como el agua se diluye entre mis dedos.



viernes, 13 de septiembre de 2013

De lo que no hablo

Comienza un fin de semana largo dado que se celebra en Mexico el Dia de la Independencia. En muchas casas ondea la bandera nacional. Las familias se reúnen a cenar pozole, tostadas de pata, chiles en nogada -en mi vida los he comido- sopes, quesadillas y otros guisos acompañados de cerveza generalmente. 

¡Vamos a tronar cuetes, siii! 

En la televisión ridiculizan a la gente al preguntarles lo que celebraran la noche del 15 de septiembre. Pocos conocen de qué se trata pero eso si, saben todo del Chicharito Hernández -y se ríen de ellos- máxima gloria futbolistica de Mexico en la actualidad. 
A muchos duele mas que Mexico no vaya al mundial que las demandas de los maestros. ¿A quién le importa qué pasó hace sepasumadre cuantos años? ¿A quién importa que los niños no tengan clases? Hay que celebrar, mañana Dios dirá.

Se ríen los conductores de la gente que no sabe quién compuso el himno nacional ¿Y qué? Con eso no comen ni les garantiza nada.
Son felices en su ignorancia ¿Por qué burlarse de ellos? Deberían avergonzarse porque ellos tuvieron oportunidad de progresar y burlarse de los demás los pone en un plano menor.
¿Qué no leen? ¿Y con qué si apenas alcanza para comer? No digo que la ignorancia sea buena pero mofándose de los semejantes no se gana nada. Que no los critiquen por no saber. 

Estos días nos bombardean con frases gastadas de que somos la raza de bronce, bien aguantadora y noble por no decir que somos muy dejados y que soportamos que nos pisen sin apenas protestar -algo de dignidad debíamos tener- y no hacemos nada. 
Gritaremos un ¡Viva Mexico! Porque somos libres -¿Libres?- olvidando que estamos en las manos de la delincuencia. Que muchos pasamos las noches en vela cuidando las pocas pertenencias que tenemos pero gritamos ¡Viva Mexico! carentes de ilusiones. Que nos enfrentamos a los delincuentes con nuestras manos porque las armas nos dan miedo.

¿Viva México?

Nos quejamos de los miles de maestros que vienen a provocar el caos a una ciudad que muchos odian pero no nos damos el tiempo para informarnos sobre sus demandas porque es mas importante saber a quien eliminaron en el programucho de cuarta que la televisión ofrece para hacernos olvidar que mañana hay que chingarle duro para poder comer. 
Nos reímos de los que semidesnudos bailan para que volteen a verlos y así poder hablar con los gobernantes, pero no importa nada. Lo que importa es vivir el hoy y el hoy trata de preparar la cena del 15. Ir a comprar la ropa que se va a estrenar porque tendremos la panza vacía pero bien vestidos ¡Que caray! Antes muertos que sencillos. 
Y ahí vamos pian pianito viviendo la vida como si no pasara nada porque es así, vivimos en el país del no pasa nada viendo como se desangra en violencia y corrupción. 
Suena mamón lo escrito pero pues es así.
Somos patrioteros y el que no lo sea que se desmarque igual da. (Aí luego pongo los acentos, voy a izar la bandera en el portón de mi casa y a suspirar hondo por lo orgullosa que me siento de ser mexicana aunque otros días quiera ser de otro país).









martes, 10 de septiembre de 2013

Recuerdos tácitos

(Fragmento)

Pronto llegará el tiempo
que mis noches vuelvan a ser para dormir,
y todo aquello que me mantenía despierta
pase a ser el vago recuerdo
de una época que no debió venir.

Las buenas madrugadas despertarán
con un esbozo sonriente,
agradeciendo tardíamente a quien desvela con versos
a la musa de todo el año

Y seré feliz
-más feliz-
con letras de mares profundos
escritas con amor de a quien le gusta escribir.

La vida volverá a su cauce normal
pero,
ya no seré la misma que meses antes dormía por dormir
porque sabré de cierto
que mis noches se hicieron para soñar
y
toda utopía por mí ansia codiciada
se habrá hecho realidad.







domingo, 8 de septiembre de 2013

Arsenal de armas contra el aburrimiento

En casa hay muchas cosas que ya no ocupo. Objetos que sirven pero que están abandonadas, como mis libretas de cuando iba al curso de inglés y otros. También están cientos de hojas en blanco, plumones, pinturas, plumas y lápices que se cuentan por muchos.

Quería regalarlos a algún niño que les diera un mejor uso. Pensé en Tadeo pero no me decidía a darle mi arsenal de armas contra el aburrimiento.

El viernes -para tratar de entender La Divina Comedia que estoy leyendo- comencé a hacer un análisis de cada personaje y quien está en cada círculo del infierno.

Busqué una de esas libretas olvidadas, mi lapicera y comencé a escribir. Mi letra en desuso está un poco amodorrada por que casi no escribo a mano sino en la computadora. Espero mejore con el tiempo o mínimo sea entendible para cuando termine el análisis.

Bien, ¿A qué viene esta introducción tan efímeramente larga?

A que ayer estuve cuidando a La Bella.

Me da un poco de envidia lo feliz que Natalia se pone cuando ve a su abuelo o a Laura. Es que a mi me ve, se sonríe y sigue en lo suyo pero no corre a abrazarme ni nada de eso.

Bueno,

La cosa es que ayer me quedé con ella muchas horas. Sin saber cómo entretenerla le mostraba vídeos de cuando estaba pequeñita o sea hace unos meses, Natalia sigue siendo pequeñita.

Estaba ella un poco aburrida -yo más- la cosa no estaba funcionando pero de pronto ¡Oh! ¡Se me prendiò el foco!

Recordé que tenía su disco de canciones infantiles. Cuando lo empezó a escuchar se puso muy contenta. Comencé a cantar y a bailar en la sala.
Después saqué dos discos que tengo guardados de cuando su papá era niño.
Yo seguía bailando mientras ella me veía. -¡Canta Natalia!- le dije. Entonces ella empezó a tararear y a seguir mis pasos de baile.

Cuando me cansé -a la segunda melodía- saqué mis plumones y le di unas hojas en blanco. Nunca la había visto tan feliz estando sola conmigo. Se puso a dibujar hasta que llegaron sus papás.
Estoy sembrando en La Bella, la simiente de la imaginación, algo de lo que tengo en demasía sin que suene a presunción.

Fui feliz porque es la primera vez que la dejan conmigo y no se la pasa llorando. Cierto que no quiso comer, pero bueno su mamá se encargó de ello.

Estoy cumpliendo mi sueño truncado de ser maestra en Natalia y de paso ella es feliz conmigo. Yo soy feliz con ella y todos somos felices, de eso se trata la vida. 

¿Bien, no? 









viernes, 6 de septiembre de 2013

Ayer surgió la oportunidad de volver a participar en un maratón. Sería de 5kms y lo ¨correría¨ con gente ¨normal¨ no como el otro en el que éramos puros parkinsonianos y la distancia fue meramente simbólica.

Laura me dijo que lo correrá. Me parece que es la segunda o tercera vez que concurre a un evento de este tipo desde que la diagnosticaron. Le dirá a Emilia quien seguramente querrá ir con nosotras.

Es la carrera contra el cáncer de mama. 

Será en octubre y a menos que no me permitan participar por mi calidad de parkinsoniana, nada va a impedir que vaya, obvio a menos que me muera antes lo cual espero no ocurra. Eso no vale.

Me gusta ¨correr¨ pero como todo reto, me da cosquillas la panza de la emoción. Participar en una competencia de gente ¨normal¨ me da nervios. Si en la otra estaba nerviosa, no imagino como voy a estar en esta. 

No es difícil, puedo hacerlo, Laura será mi motivación.

Esta vez no aspiro a ningún lugar -como la vez pasada, asht- mi máxima ilusión será llegar y lo voy a lograr de la mano de mi hija.

Si no llego -cosa que no va a ocurrir- me cambiaré de nombre como tantas otras veces en que me propongo algo extremo, me llamaré Petra de María, y si llego pues ya está, seguiré con mi hermoso nombre.

Aunque sin ponerse exigentes Petra de María no suena mal, se oye cool,

si.








miércoles, 4 de septiembre de 2013

Doña Viejita

Dice Doña Viejita que necesitamos mínimo ocho abrazos diarios para que nuestra necesidad de afecto esté cubierta.

Acabáramos, haberlo dicho antes si de abrazos se trata doy muchos virtuales.¡Soy muy feliz!

-No- dijo Doña Metiche digo Doña Podóloga, los abrazos virtuales no valen porque no se sienten.

-Aquesicierto- dije- si se sienten en el alma.

-Mira mi nena- dijo Doña Viejita -el chiste es que cuando abraces a alguien, tu corazón y el del que lo recibe deben juntarse.

-¿Para qué?-pregunté.

-Porque cuando los corazones se juntan el intercambio de energía es tal que te da para ser feliz durante un buen rato. Si das ocho al día te alcanza de la mañana hasta la noche.

-Mchálas Doña Viejita, yo nada más doy uno a mi hijo cuando se va a trabajar y usted quiere que de ocho ¿Pos ónde?

-Con razón tienes esa cara mi´jita.

Todavía estoy pensando qué cara habrá visto Doña Ruquita para decirme eso ¡Pos esta! Si no soy seria lo que pasa que  me río para mis adentros.






Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje