Páginas

jueves, 17 de agosto de 2017

A besos entiendo, a veces no

María de los Dolores me hubiese gustado llamarme pa' que me dijeran Lola. Tengo cara de Lola. Fuerte, bravía, respondona, intransigente. Lola. Hola Lola, aí viene Lola. Lola. Lola. Lola. Maria de los Dolores. Sin ser hipocondríaca juro que me duele todo. Perdido mi destino con su partida concentro las fuerzas en fastidiar al mundo. Miren ustedes comencé con el dolor de muela, alueguito seguí con la otra y con la otra. No me quejo por deporte. Cuando digo me duele es porque así es y no se hable más. Me duele la cabeza. A cualquiera le dolería si trajera ese color zanahoria que me quedó cuando sin tener nada qué hacer, tomé un sobre viejo de tinte y me teñí el pelo blanco hermoso que tenía. Mi sello personal se volvió zanahoria. ¡Madre mía ¿Qué le hiciste a tu pelo. Pinche loca?! Parece que traigo el sol otoñal metido en la mata frondosa de cabello. No quiero que nadie me vea. Yo creí que se veía bonito. Lo siento por Barry. No voy a salir -tengo pena penita pena- de que me vean. Digo pues que me duele todo pero no me quejo. Me convertí de buenas a primeras en santa estoica. Me duelen los dedos de la mano gracias a la última caída. Los dedos gordos de los pies. Esta nueva forma de caminar de puntitas ha hecho de los huesitos de los pies un atolladero. Bailarina de ballet en despedida. Cual símbolo de bandera de pirata esquivo la vida de manera inadecuada. Me duelen los ojos, me duele el tiempo, el intelecto, las ganas y la costumbre. Me duele el tedio de las tardes sin sentido, me duelen los viernes, me duele la panza. Me duele el destino sin ti. En este tiempo contigo olvidé un poco los quebrantos. Soy de nacencia adolorida. ¿Cómo se vive sin ti? Mi tiempo era tuyo. ¿Ora qué hago? Los recuerdos se enredan en mi cerebro. El primer día de escuela cuando bailaste al escuchar los acordes del Himno Nacional tu carita de azoro cuando viste que nadie bailaba. Y yo, ¡Noooooo, el himno no se baila! Los llantos por las mañanas ¿Por qué tengo que ir a la escuela si ya fui mañana? las coletas chuecas. Mis consejos bobos. "Una señorita no debe salir sin perfume, sin un kleenex ni sin aretes ¿Escuchas? Te extraño. El abuelo te extraña. Los chihuahuas, los pájaros, mis plantas, Calixto, la casa. Todos. Min manos están vacías de ti. Los desapegos me cuestan tanto como encontrarle camino a una bala perdida. María de los Dolores del alma pa' servir a Dios o al diablo -es un decir ¿Eh? No lo crean tan literal. Tengo embarrada el alma de nostalgia por ti. El hacedor de nubes me dotó de mil dolores para que no olvide mis ganas de ser. Nadie descubrió mi potencial de actriz dramática. "Natalia se parece tanto a usted". La última enseñanza que le ofrecí antes de salir de casa: No necesitas de nadie para ser feliz. Ya me voy abuela, hasta luego. Hasta pronto muñeca. Hasta pronto La Bella Natalia. Voy a recobrar el rumbo. Al fin "La Angelita" nos escuchó. Tú estarás con quien más amas. Yo voy a seguir haciendo noséqué. Nomás guardo los sentimientos en una bolsita y me apearé de nuevo al mundo siguiendo el camino trazado. El destino se me perdió. No puedo parar los recuerdos. Bomba de destrucción masiva en la mente. Seguiré durmiendo con tu almohada entre mis brazos. ¿Recuerdas el juego que más te gustó? Si es no y no es si, ¿Me quieres abrazar? Si. ¿Si? ¡Pues abrázame no te quedes con las ganas! Nos vemos muñeca, vamos a buscar nuevas aventuras cada una por su lado. Te quiero más que el sol envenenando mi piel. Te amo más que a mi iPad. Eso es muchísimo abuela. Abuela Lola. Chau preciosa cómete el mundo, aí me guardas un cachito en lo que tomo aire y aprendo a vivir sin ti pero contigo. Ganamos.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Hoy hace buen día para volar

Apelo a mi necesidad de murmurarle a Dios o al diablo su ayuda. Si grito "Ay Dios ayúdame" nadie va venir a echarme una mano. No es lo mismo decir "¡Barry ayúdame!" o "¡Laura ayúdame!" porque entonces vendrán corriendo ¿Entiendes? A lo mejor el dios de las escaleras se baja de la cruz pa' echarme una manita. ¿Quién sabe?

 Apelo a mi necesidad de murmurar por lo bajo una ayuda que nadie más que mi fuerza y coraje harán que camine. El pp no me ha arrebatado ni la sonrisa, ni la salud ni a Barry. He sido yo quién los ha dejado ir.

Soy invisible.
Ayer me vestí linda, nadie se dio cuenta de ello. Tan bonita que estaba. A lo mejor el pp me está haciendo súper poderosa y mi peculiaridad -la suya es no comer- será el volverme invisible.
Eso será lo que dejaré que me quite el pp.
Presencia.
Como digo mi cuerpo está enfermo. Mi mente no. Como sea, seguiré murmurando por lo bajo ayuda a Dios. Enrique dice "O todo el mundo está loco o Dios es sordo". No reclamo nada. Mi vida es mi vida. Aí se lo haiga quién así no lo crea. El corazón no ha dejado de latir. Hay cosas que mi mente obtusa no entiende, es más que la verdad. Es todo lo que es. El sedentarismo se está acuñando en mi panza. Dejaré de ser la MaLquEida. Seré la MaLquErruEdA. Cosa de reírse un poco. Llorar dejó de ser opción.
Voy a extender mis alas bajo un cielo encapotado. Desafiando la naturaleza volaré tambaleante ante la realidad. Defenderé mi cordura como último bastión de una guerra perdida desde su inicio. Aí luego les platico cómo se ve desde acá arriba al lado de las nubes gordas. Ojalá no me caiga el madrazo sería duro.










En vía de mientras ¡Echen paja!

sábado, 5 de agosto de 2017

El llanto del gato

Varias cosas quedaron en evidencia después del accidente de Barry -todo bien gracias- y de mi millonésima caída -el piso se ha vuelto el lugar más visitado por mi eb los últimos tiempos- quedó en evidencia que podemos hacer mil simulacros pero a la hora de la verdad reaccionamos de forma inesperada. Podemos perder la cabeza pero siempre habrá alguien que la mantenga fría y actúe como se debe. Ojito -como decía Emilio- las lágrimas no ayudan. Hay que morderse un huevo para que no fluyan. Aspiren aire y déjenlo salir suavemente. ¡Listo! A lo que te trufe chencha. La siguiente cosa es que Barry y yo somos iguales -no mucho. Él es bromista yo sot más seria que el color negro- ninguno acepta ayuda. Si alguien ofrece una mano -¡Usha vete yo puedo solo- la desdeñamos inconscientes del daño que ocasionamos en el corazón de quien solícito la ofrece. ¡Déjame chingao, yo puedo sola! Otra cosa es que dado nuestra forma de ser, el "carajo" se vuelve el lugar preferido a donde mandarnos. ( A la chingada ya no vamos, está lleno de imbéciles. Nosotros seremos un tanto pendejos pero no imbéciles). La última evidencia es que dos niñas no pueden solas manejar una vida enferma. Los dulces ayudan pero no son remedio. La última última es que si hubiese sabido que me enfermaría de pp habría aplicado mi frase favorita: de haber sabido ni nazco. Viene a cuento porque nunca me gusto trabajar por el simple hecho de detestar recibir órdenes de un supiritaco preparado más que yo. Preferí poner mi libertad en manos de Barry. Con él soy más libre que un pájaro enjaulado. Conservo lo mas preciado en mi: la libertad de mi consciencia. Lo demás se consigue fácil. No pido que me entiendan. No pido nada más que conservar serenidad en mi alma. La última de veritas -no se rían- las circunstancias me orillaron a manejar sola mi silla de ruedas. Como siempre es Barry el que me conduce en ella no había reparado en que yo podía maniobrarla sin ayuda. Estúpida de mi, hasta aprendí a manejar las dirëccionales. Mátenme o algo. Y decían que yo era muy inteligente. Imaginen cómo estarán las pendejas. Descubrir que puedo manejar mi silla de ruedas no me deja bien parada. Río pa' no llorar. Ay. Me voy, tengo que encontrar la manera de pagar el tiempo y las distancias que recorren algunas personas para regalarme su tiempo y dinero para las putas medicinas. De haber sabido que en los límites de la existencia tendría una enfermedad incurable, habría terminado la universidad. Habría estudiado mil maestrías y obtenido ochocientos doctorados nomás para poder cubrir los gastos del pp pero preferí casarme, tener mi casita y mis hijitos pues ni modo. A darle que es mole de olla. A trabajar que las medicinad esperan a por mi. Ustedes se preguntaran ¿Y el gato qué chingados tiene que ver aquí? Muy fácil mis queridos, Calixto o sease mi gato salió huyendo con el escándalo que se formo en mi caída. Regresó bien entrada la noche arañando la puerta maullando por su ama. Y ya es todo. Ora si se los juro. Regresaré cuando el sol salga de noche o cuando te encuentre en mis sueños. Aí los vidrios nos cortamos (pa' que me entiendan, aí nos vemos).

jueves, 27 de julio de 2017

Saluton al vi

Cuando alguien llega a este blog lleno de palabras gastadas, empanizadas con polvo de olvido.
Énfasis en polvo sombrío.
Diluyen la entendedera en palabras sin sentido.
Ecuánime y culto lector sal de aquí antes de arrepentirte por el vacío 
inocuo de un texto surrealista quizá.
¿Eh?
Hay palabras que no se llevan bien. Me lo dijo el otro día un escribidor borracho.

¡Knock! ¡Knock! ¡Knock!
-¿Enibary jom?- pregunta el despistado que llegó puchando uno y otro link.

Nadie responde. 

Entran echando un vistazo a lo inmediato. Posts desgastados, olorosos silencios tatemados por infiernitos volubles.
Mirada perdida en un lugar del infinito.

-Jai, ¿Can yu hir me?- 

Última fecha del texto. Uhhh esto huele a abandono.
Para mi el abandono empieza en el instante mismo que huyo de aquí.
Mi segunda vida,

Si les llama la atención leen los diferentes escritos que adornan el blog en pasmoso estilo churrigueresco junto con imágenes desnudas de tanto mirar.

Mirada de soslayo que enamoró a uno que otro masoquista despistado cuando no se sabía de qué color era tu alma. Incluso en letras el amor se da a desear. Pa´ que no se diga que los amorosos pululan por aquí. Es cosa diferente en la igualdad. 
Me conquista ese sentir -según tú- pero no te lo digo para que no corras peligro de caer de lo alto de tu ladrillo.
 Querencia ignota. Amores sustentables. De amor se tiñe la calma.

Alueguito se mira que sencilla no es por más que las palabras dictadas por el espíritu de un escritor frustrado en las noches aciagas de plenilunio cuando el sueño se demora en otros ojos.
Si la ves amigo dile que no se corte el pelo.

-¡Jelou!- 
Asoma la cabeza alguien cotidiano. Taciturno lector costumbrista. Don let mi daugn plis. Te lo digo a ti silencioso artista de letras pausadas. Y a ti, a ti, a ti, y a ti, y al de más allá, y al de acullá. ¿De qué tamaño es tu infierno?

Te vas. Se van. Te fuiste. Mejor no entro, esto huele a naftalina y a miados de gato.

Después de acariciar con esos ojos que arden de tanto mirar el amor eterno las últimas letras. Sales de este proyecto de escribicionista un tanto desolada por los cambios de miradas. Acróbatas del desafío diario de no enloquecer ante tanto que se lee en este mundo quesque virtual. Salir airoso del vertedero de lágrimas de algunos, victimistas otros, poetas vanguardistas, heroínas de mijitos, padres amorosos, solteros infalibles, groseros victoriosos. Yo sin ti y tú sin mi sobreviviendo los viernes a la vista de un acantilado. Tan cerca.. Tan lejos.

-Hola tú-

De puntillas pa´ no despertar a los espectros cierras con sigilo la puerta con un click suavecito.

Atrás de esta, sin haber hecho el mínimo ruido me dejo caer como caricatura pegadita a la pared donde todo el tiempo estuve mirándote. Mirándolos. 
Ojos impávidos.

Suspiro -arrojo de valor tardío- musito: No se extraña lo que no se ha ido. Siempre he estado aquí en obligado silencio para no boicotear la vida perfecta que afuera construyo con zapatillas nuevas. 

Presta estoy a la consigna de lo estipulado. 
Tu Dios se ha puesto de mi lado. 
Aquí sigo sin esperar la muerte que un día ha de llegar.
Amas la vida. 
Secreto de confesión guardado en las entrañas
porque no quiero que piensen que tengo corazón.
¿Y aluego qué sería de mi?

















miércoles, 12 de julio de 2017

Historias vagabundas

Esto es una carrera de resistencia. No gana el más fuerte. Tampoco el que más dinero tiene. El dinero y la familia son un plus con el que pocos -muy pocos- cuentan. Resisten un poco más pero no es garantía de ganar. Podría decir que la actitud ayuda pero estaría mintiendo. Igual da. Los últimos días del ciclo escolar se ven muy lejanos. Voy a vender todo menos mis hongos. ¡Oferta! Somos --hoy especialmente- tres zombis deambulando por la casa fría. Húmeda. La lluvia nos tiene en sus manos. No me quejo estoy en mi hábitat, ¿Qué más puedo pedir? Nada. Ah si, ya me acordé. Quiero un café calientito. Comida caliente. Es todo. Es poco pero es mucho. Es todo. Los saludo desde este lugar del mundo. Me voy. Hoy no hay iPad para nadie. Si la vida marcha hoy recobraré la parte esencial de la casa. Mi cocina. Hoy espero también perder el miedo a entrar. Hasta luego, hoy algunos alguienes esperan por mi. Hoy para empezar pido un café caliente pero no servico en mi cama -ni que estuviera enferma- lo quiero cerquita de ellos. Es todo. Sonrían' la vida es bella -dicen a mi no me lo crean- yo por mi parte desde lo alto de mi cama sonrío -como dice alguien- voy a tomar el mundo por montera. Eso haré. Y si no pues no y ya está. Hoy no hay avisos ni disculpas ni reproches. Con la venia de ustedes largome allá abajo. Chido

martes, 4 de julio de 2017

Entonces...







.. no encontré el acta de matrimonio para saber qué día me casé. Lo que recordé entre tanto revoltijo de añoranzas -apenas supe porque yo ni en cuenta, la hermana favorita de Barry no fue a la boda -muero de risa ¡Por Dios!-. (No se rían para una hermana favorita no es cosa de risa). 

Qué se puede esperar de mi si en la boda por la iglesia perdí las moneditas esas que dan pa´que no falte ek dinero -ahora entiendo todo-  y el tocado y... pero nunca la vergüenza. Ah también perdí los anillos. ¿Qué? No me vean feo ¿A poco a ustedes nunca se les ha perdido nada? 

 El asuntechi -diría Chaly- es la razón del porqué no encontré el acta susodicha. ¡Nunca fuimos al Registro Civil por ella! Cabría aquí un ¡Mátenme o algo! Peo nah, esa no es razón válida para morir. Nomás tengo una copia -la que dan para después recoger la original- que he guardado toda mi pinche vida. Pinche de pinche no crean que porque de verdad ha sido pinche. Digo perra vida pero a Emilio no le gusta que diga así' tonces le cambio el "perra" por el "pinche" se oye más mono ¿No? 

 Como sea Barry y yo moriremos juntos para finalmente separarnos en el adiós verdadero. Y es que no puedo pedir que sus cenizas y las mías sean mezcladas para seguir juntos por toda la eternidad porque -ustedes lo saben por mi- soy muy voluble y al rato voy a regresar de los infiernos a pedir a Los Hijos de Suchi separen las cenizas de Barry ¡Que yo quiero las mías, joder, y a ver cómo le hacen! Por eso mejor seguiremos juntos peto no revueltos. Él amando a las flacas, huesudas lombricientas y yo a Enrique. Claro que en el fondo peto muy requete en el fondo seguiremos amándonos.(Eso digo yo. A él me abstendré de preguntárselo no vaya a ser el diablo y ora si deveritas se los juro me suicido arrojándome desde lo alto de mi cama o mínimo muero poco a poco de dolor sangrante de mi corazón bendito si me entero que ha dejado de amarme ay). 

 Orita vengo nomás no me esperen parados porque se van a cansar.









sábado, 1 de julio de 2017

¿Qué día fue?

  1. Nos casamos un día de julio. Él porque sí. Yo ¿Por qué no? Fue un día de julio. Un viernes. Los padres serios. Los novios serios (no era para menos). Los invitados serios. ¡Cuanta seriedad! Como en los pueblos todos nos fuimos caminando al registro civil (¿Se escribe con mayúsculas? Npi). Regresamos igual pero casados. El juez nos leyó la epístola de Melchor Ocampo. Si si si, esa que dice básicamente que el hombre fuerte y viril debe proteger al débil o sea su mujer. Esta debe ser tierna, compasiva y OBEDIENTE (Permítanme morir tres veces de la risa. ¿Yo obediente? Habrase visto tal desatino. Barry y yo debimos haber estado sordos, no encuentro otra explicación a nuestra seriedad de entonces. Ya me imagino al buen Barry con su látigo de amo azotando mi espalda de esclava mientras yo beso el suelo que pisa. Si amo... Usted manda, yo obedezco. (Permiso, voy a morir de nuevo de risa). Oigan, ahora que recuerdo. Nadie estuvo feliz en la vida si no ¿Por qué nadie está sonriendo en las fotos? Después de todo eso llegamos a casita paterna. No pregunten qué pasó porque ni me acuerdo. Lo que si recuerdo es que mi hermana mayor puso un mantel blanco donde novios e invitados estampamos nuestra firma. Tiempo después mi hermana las bordó (Ya saben ustedes, las hermanas mayores de antes hacían maravillas de la nada) y me lo obsequio. Mucho tiempo guardé el mantelito hasta que un día dije: Chingue su madre lo voy a usar para qué lo quiero guardado. El tiempo y mi uso desmedido de cloro (Si fuera psicóloga habría encontrado en él la razón de mis demonios). Decía que el uso y el cloro hicieron que el mantelito se fuera desgarrando algo así como al amor eterno le sucede. ¿Dónde quedó ese trapito? Sepa la bola. El olvido terminó con él. La cosa es que leí en twitter las estupideces esas de los nosécómonombrarlos marcando tendencia cos sus "Bienvenido julio", "Sorpréndeme julio" y toda esa sarta de tonterías que me niego a creer sean optimistas los que lo escriben. Yo creo han de ser pendejos. No encuentro otra explicación a semejante barrabasada. Se me acaba de ocurrir algo para poner en aprietos a Barry. Le voy a preguntar: Cariño mío ¿Sabes qué fecha es hoy? Obvio me va a decir que no. Si yo no sé el día que vivo él menos. Los hados de la desmemoria nos han tomado bajo su protección. Barry no va a saber qué día es hoy, entonces le voy a preguntar: Sol de mi vida ¿Qué día nos casamos por el civil? No lo va a saber porque como la mayoría de los hombres olvidan las fechas importantes. Eso haré en cuanto se despierte. Mientras tanto voy a leer de nuevo la epístola esa caduca para reirme todo lo que no el día de mi boda. Si acaso dejo que la duda me carcoma, iré al baúl semivacío de los papeles importantes. Buscaré hasta el fondo el acta de matrimonio y veré la fecha impresa. Si, eso haré. Después de una larga vida juntos sabré ¡Por fin! Qué día empezamos a vivir una vida que muchos decían no duraría por mi carácter altanero y caprichoso pero mírenme aquí sigo con el alma en los labios amando al hombre que ha sido el amor de mi vida pero ¡Malditos peros! nunca lo ha creído. Así es esto. Ni siquiera a Enrique amé tanto. Mi vida es un verdadero culebrón de los buenos no de los de ahora. Absurdos y ñoños. Y ya, se acabo por hoy. Al rato corrijo errores y hago sus debidas pausas. Me ha entrado la ueprgente necesidad de saber qué día me casé. (ni estas).

martes, 27 de junio de 2017

Días sin memoria

De todo aquello queda un incierto misterio. 
El dejo de las letras borda en las memorias recuerdos rococó en vidas que jamás se cruzarán. Lo que te gusta dice mucho más de lo que quieres. La niña-adulta discute contigo sobre el guardarropa. ¿Dónde estabas mientras ella crecía? 
El tiempo se va. Luces caóticas del amanecer desdibujan los sentidos. Temes perder el color de tus pétalos. Vas quedándote sola. ¿Y tú cuándo te vas a morir? Guerra sin balas. 
Mexican Margarita revela un destello de complicidad española. Nadie puede entender. ¿Hay quién quiera hacerlo? Las campanas de la iglesia de ricos toca a difunto. Sin saber dónde poner la mirada se dejó abrazar. ¿Desde cuándo pasó? Las costumbres como el amor se diluyen con agua de lágrimas. Un ejército de saltimbanquis para limpiar mi casa. Queda poco espacio en el corazón. ¡No me pidas que me quede! 
El tequila y la música redoblando esfuerzos por mantener alejada la melancolía. 
A mi se me hace que eres pura payasa. Y a mi se me hace que eres puro pendejo. 
Él se está quedando sin memoria. ¿Este teléfono también se puede arrojar por los aires? Los brotes de furia renacen los jueves por la noche. ¡No! Gritaron ambos dos a la par de juntos los Hijos de Suchi sorprendidos por mi infantil pregunta. Mi celular es indestructible. Lo arrojo lejos lejos, se parte en tres para pasada la furia armarlo y seguir como si nada meramente como yo. 
A ti que en mi memoria llegaste para nunca partir.
El lago de los cisnes se quedó sin su espigada bailarina. 
Me regaló las ganas de escribirle un gracias atolondrado. Las musas tienen delirio de persecución. Ah y también les duele la panza. ¿Qué color de tinte usa? Cuando reparé ya tenía a mis espaldas a cuatro mujeres interrogándome sobre el pelo blanco que luzco. ¡Usha no me hablen, yo ni las conozco! Tu legado es El encanto del erizo. ...¨soy pequeña, fea, gorda...¨ me recuerda a alguien cuya memoria insiste en pervivir en cada uno de los rincones de esta casa. 
¿Y si un día se pierde? Shhh calla, eso no pasará.
No hagas caso de lo que resulte, vivo en permanente estado catatónico.
-Todos debemos luchar por nuestra justicia-dice ella. Luchemos pues.
¿Dónde venderán valor?
Quise ignorar a la parvada de cacatúas pero unos ojos cafés de rizadas pestañas no se apartaban de mi.
Lo que para unos es ejemplar perfección para mi son sólo ganas de joder.
¿Quién querría en este mundo vil ser ejemplo de alguien? Levante la mano
para lanzarle la primera piedra.


adiaŭ












sábado, 24 de junio de 2017

El amor es fácil de entender

Para desahogarme necesito estar triste -no vale, es mi estado natural- o estar enojada para aguantar que la computadora voluble se apague cada que se le calienta el cerebro.

¨Cuídate para que no te cuiden¨, decía una página a la que me invitaron. No hagan caso niños o so, Hagan lo que quieran mesmamente como yo.
La cosa es que sobreviví una noche sola. No me feliciten, no es cosa de aplausos. Los bichos me asustan mucho la mera verdad. Me ahuyentaron de muchos lados de mi casa. Mi cuarto es el refugio seguro onde ellos no entran.
Les he dicho miles de veces que ya no quiero estar aquí pero nadie me escucha. La paranoia y los olvidos rondan por aquí. Háganme caso. Sé lo que les digo.
¿Qué? ¿Creen que estoy loca? Nómbre mijitos ni loca ni nada. Doy fe de ello y si no me creen pregúntenle a mi neurólogo o a la señorita médica.

Hace rato que amaneció. No quería vivir este día pero los chihuahuas, Calixto y los pájaros no saben de nada más que de comer y dormir. Igualito que yo.

A veces pienso que necesito de alguien para vivir pero cuando amanece el día y poco a poco voy haciéndome dueña de mi cuerpo, sé que estoy lista para seguir otro puto día más. 

Me siento como los niños que están aprendiendo a caminar. Les da miedo dar un paso aferrándose a lo que encuentren en el camino. Casi siempre la mano de mamá o papá o de un clavo ardiente para no caer.

Pues eso, estoy aprendiendo a caminar de nuevo. En realidad lo hago todas las mañanas cuando mis pies olvidaron cómo es dar un paso. Hay que volver a empezar.
No se preocupen por mi si algo me pasa serán los segundos en saberlo, Después de todo son mi familia de caras desconocidas.


Bueno abur.

















miércoles, 7 de junio de 2017

Solecito








Soy un perro triste,
arrinconado,
solitario.
No quiero que nadie me vea,
no quiero nada.

¿Por qué si soy un sol?
Demasiado para alguien como yo.
Tan yo.
Tan apagado
ya.

Debo mantener la cabeza quieta,
debo mantener la cabeza
debo mantener
debo
la cabeza quieta.

La mente no da más.
El cuerpo cansado está.
El motivo
sigue ahí
yo
ya
no.



¡Mátenme o algo!
¡Por favor!


















viernes, 2 de junio de 2017

Concierto en Do mejor

(Cuento de viernes pa´ manecer en sábado)


Después de recorrer el mundo cosechando innumerables triunfos ha llegado a este lugar alejado de la civilización la Gran Orquesta de Grillos Alucinantes dirigidos por el excelso tenor José Dosbarrios de Altas Alcurnias quién además funge como solista, director de orquesta, capitán del barco y taquillero cuando se ofrece.

El concierto en do mejor que hoy presentan a cuatro patas de su éxito mundial ¨Para no dormir¨, los afamados pianistas Juan y Rudifuldo Gómez Perellón, haciendo una parada especial en esta gira en colaboración con Gabino Torrelaguna, barítono de bajos vuelos caído en desgracia tras el abandono de su amada de toda la vida Loretta Armengol. Nadie nunca antes cayó más bajo del suelo porque no había más donde caer.

También estarán en el escenario la mezzosoprano Águeda Saltelongo y el barítono Carmelo Martínez Pérezruíz y Sánchez en su gira de despedida del bel canto.
El evento está programado a la medianoche en la casa de la esquina donde siempre se ha ubicado. Para más señas la de zaguán rojo y blanco, ahí merito. Un letrero de barro de Oaxaca con la leyenda ¨Este hogar es católico, no admite protestantes¨ indica que ya llegaron.

Los asistentes podrán deleitarse como si estuviesen en primera fila, que digo en primera fila  como si estuviesen pegaditos a sus oídos. 

En la sala, en la cocina, en el patio trasero, en los baños, en las escaleras, en el hall, arriba del baúl, etc. Donde ustedes se encuentren en absoluta comodidad podrán sentarse, acostarse, permanecer como soldados en formación. Como se les antoje. La acústica es muy buena. 
Se recomienda tener mucha paciencia dado que los grillos músicos no se callan hasta que se callan. Ni antes ni después porque así son ellos, un poco necios.

Habrá un pequeño intermedio cuando a algún músico se le de la gana estirar las patas. Nadie podrá abandonar el anfiteatro so pena de ser abucheados por los presentes. Aí se lo haigan si se les ocurre salir manque sea a fumarse un cigarrillo de hoja verde. 

Si la dicha es mucha y el placer es poco podrán terminar la noche sin haber pegado el ojo pero muy felices. Los ojos de cotorra llorona se desinflaman con bolsitas de té de manzanilla sobre los párpados. No vayan a creer que tomado ¿eh?

Al final del concierto podrán acercarse a los grillos digo a los músicos para hacerles una que otra observación (por si acaso exista alguno que no haya visto los bichos de cerca y quieran saber de qué color tienen los ojos).

Como cortesía de la casa se ofrecerá un ambigú consistente en croquetas de malvón, salpicón de huele de noche, orugas tibetanas en salmuera. Croissant engarzado con volutas de jamón serrano traído de allá muy lejotes. Macerado de lomo de mosco zancudo. De postre Parfait de leche de cabra sangrona y Patas de araña esquinera rociada de chocolate blanco con un pis de licor de borlote.

Todo servido con los mejores vinos traídos de los exclusivos viñedos de Dn Pedro de la Garza y Garza de los Garzas ubicados por donde vive la señora de los tacos. No la de delantal y rebozo de bolita. Esa no. Yo digo la de los tacos de guisado de a dos por cinco o tres por diez según les salga más barato.

El personal de servicio vestido de etiqueta les atenderá en cuanto asomen las narices. La propina corre por cuenta de la casa.

Quedan cordialmente invitados al último concierto que se celebrará antes de la llegada de La Gran Fumigación.

Los esperamos pero apúrenle muchachos, córranle.


Atentamente


Los habitantes de aquí merito.















jueves, 1 de junio de 2017

El escepticismo de lo ígnoto

Preciso tres poemas para dormir,
dos bolsitas azules de sueño encantador
el perfume de tu encanto.

Dulce manera saber que no pasaras los días arropándome entre tus brazos. Osado es aquel que deja de lado su destino para regalarle su vida a otro.

Tratándose de amores requiero 
un buenos días con ojos enamorados
la vigilia de tus besos.
en duermevelas asustados.

Mi perro viejo sale del sueño profundo con un ¨grito¨ doloroso. Dice alguien: Un amigo lo llevaría al médico. Si lo llevo probable es que lo duerman. Demasiada presión cargar con la elección final. Los viejos perros antes de ser exiliados de la vida, prefieren dejarse morir sobre las piernas de su ama.

Cuatro cajas de sueño,
diez de vida feliz,
una de caminos llanos,
otra de flexibilidades a oscuras.
¡Viva la vida!


No es lo mismo ser la segunda esposa que una esposa de segunda. Lo que tampoco es igual es que lo segundo no será lo primero.

Inconclusa queda la historia de amor no vivida,
nadie se atreve a dar el siguiente paso.
El miedo es el destino de los poetas
y musas desaliñadas.

Las heridas abiertas recaen sobre papel en blanco. Mitos y realidades desventajosas. Tú mientes, él mintió, ella miente, nosotros vagamos en la verdad. Ustedes creen saberlo todo. Ellos jamás dicen mentiras. Todos cantan las verdades.

Pido mucho sin merecerlo
¿Qué tanto es poco?
¿Cúan mucho es tanto?
¿Cómo saber lo que merezco?

Lo que hice fue mi obligación no vale me sea reconocido. Sobre eso no merezco más que un gracias no obligado. En términos laborales los finiquitos morales no existen.
Los reconocimientos son vulgaridades fatuas que no van conmigo. 


PD: Sabina 







jueves, 25 de mayo de 2017

La inquietante frugalidad del ser

Y que se me olvida que tenía que comprar una medicina que me recetó el neurólogo en marzo pasado.
Y que recuerdo que por estos días toca revisión.
Y que encuentro la receta
y que me acuerdo que no la compré
y que me pongo a investigar cuánto cuesta y los efectos secundarios en mi cuerpo.
Y que veo que es un antidepresivo.
Y que recuerdo que la señorita médica también me recetó un nuevo medicamento.
Y que me pongo a investigar 
y que me doy cuenta que es un antidepresivo muy fuerte.
Dos médicos diferentes mandan antidepresivos.
O estoy muy mal muchachos
y
no me he dado cuenta o de plano necesito una habitación permanente en La casa de la risa.
A lo mejor soy un orate actuando normal evitando ser encerrada en un cuarto acolchado.
Quizás mi chip necesita ser  cambiado por uno de nueva generación.

No estoy deprimida, no estoy ansiosa, no tengo pensamientos suicidas. No tengo ansiedad. Me como las uñas cuando veo a la señorita médica porque no sé qué hacer con las manos en la consulta. 
¿Lloro? Cualquier perro llora no es novedad. ¿Me siento una chancla vieja? Obvio soy el treinta por ciento de lo que fui.

Rechazo tomar los antidepresivos. Mi familia preocupada lo acepta. Es mi decisión. Es mi vida.
¿Qué tal si nomás tengo un cable suelto?
¿Y qué tal si se arregla todo con una simple trepanación?

Si si si muy bien bla bla bla pero ¿Qué les voy a decir cuando me pregunten cómo me siento con el arsenal de pastillas que sumados a los somníferos hacen que la vida se vea más fácil? 

Npi

Voy a rebelarme.
Mandaré todo cerquita del carajo. 
¿Y si los médicos se confabulan con mi familia? ¿Y si empiezo a ver conspiraciones como antes a mi alrededor? ¿Y si renace mis ganas de borrarme de este mundo?

Renuncié a las pastillitas coloridas. Acepté los golpes bajos sin chistar Lalaralará.. Estoy resignada a ser un robot tipi tipi tom tipi tom. 
Tengo que encontrar una excusa lo bastante fuerte para convencer al neuroloco de mi no tomar el antidepresivo.

Haré lo mismito que la compu, entraré en estado catatónico en el momento oportuno.

Ay dios si existes échame una manita
ya ves que a pesar de todo
nunca te olvido.
Amén
o algo así.
Bye.











sábado, 20 de mayo de 2017

Con la música a otra parte

Así no se puede. Venía a escribir con todo el ánimo del mundo la historia de cómo me iba a partir la madre en dos estando sola y mi alma pero después de informarme como va el mundo y leer las terribles noticias sobre la guerra y la violencia que hay en el país -en todos lados pa´que no digan que nomás aquí- mejor me voy con mi música a otra parte.
Nomás les digo que las orillas de las paredes pueden ser letales para cualquier persona por más sana que esté. 

Algunos dirán: Blah no pasa nada. Normal.
Para otros será motivo de preocupación. ¿Quitar las paredes para que no tenga accidentes? Pues no, no hay manera.
Por eso no se lo he dicho a nadie nomás a ustedes. Ni modo que se lo cuenten a mi familia si ni la conocen.

¿Qué puedo hacer para evitar accidentes que pongan en riesgo mi vida? ¿Contratar una nana?. Im po si ble.Ya estoy grandecita pa´ esas cosas para tal caso tengo a mi sombra.

Lo que voy a hacer es seguir la vida con mi celular a cuestas por si las moscas y se le vuelva ocurrir a una hormiga meterme una zancadilla.


¡Estoy viva!



Aplausos.

















sábado, 13 de mayo de 2017

Notitas sin causa y ningún efecto

Los silencios se hacen más largos.
A la cuentacuentos en desuso los bichos se le aparecieron no como héroes de aventuras sino como plagas que hay que exterminar. El H24 es efectivo pero hay que tener cuidado en su manejo puede equivocarse de bicho.
Los hijos de suchi migraron a lugares mejores.
Soy tan fan de la MaLquEridA que soy su seguidora así me aseguro de nunca abandonarla. Querencia mutua.
El amor para toda la vida existe. Tengo prueba de ello.
La musa dejó de inspirar.
Sus mascotas perviven mal que bien a un ladito de ella.
Las costumbres perecen.
Lo habitual muere en pos de nuevas aventuras.
Regresan los rompecabezas salvadores de los tiempos proclives al tedio.
Los orgullos se quedan en cuadernos de notas pa´ no olvidar mijita.
La lluvia llegó ¡Viva!
Los posts son abortados
La reestructuración de un personaje es demasiado compleja para una mente sin recuerdos.
La información recibida no es digerible.
Asumo los costos del abandono.
No voy ni vengo.
Aprendería a leer tus aullidos.  Eso fue música para mi alma. Gracias eternas.
Hay quien piensa que mi vida es puro llanto.
Hay quien sabe que mi vida es normal.
Hay quien ni siquiera piensa.
Lo que muchos no saben -ni es importante saberlo- es que río más de lo que lloro.
Los dolores son pasajeros.
Las palabras tienen el peso que nosotros les damos. Por lo demás no digo nada.
La tecnología avanza muy rápido. No pienso correr tras ella.
El calor de mayo es agobiante.
No pido perdón por algo que no quiero hacer
La flojera no es pretexto es un fin.
Terminé de leer el libro de Paco. Después de mil años de no hacerlo leí completito un libro de 99 págs. Me aplaudo. Para una mente dispersa es un logro que pocos tienen. Pensar y leer no muchos pueden hacerlo.
Por eso y más estoy un poco orate.
Minimizo lo que hago para ahorrarle trabajo a los demás.
Me maravilla la capacidad de la gente que se deja engañar ¿Dónde está su sentido común?
México es después de Siria el país más violento del mundo y sin embargo todavía tenemos la capacidad de sonreír.
Conservo mi casa, mi familia, mi entorno. Mi blog.
Sigo viva.
Un poco más pendeja pero viva.
Para muchos es un tan sin embargo
para mi -egoístamente- es suficiente.

Ninguna enseñanza de Buda, Dios o el diablo valdrá la pena si los rencores siguen guardados en el corazón.


Digan click!















lunes, 8 de mayo de 2017

Taqui taqui...

Las mujeres deberíamos contar con un dispositivo que sirviera como mecanismo de defensa que funcionara cuando las lágrimas quieran brotar. Cuando el puto nudo en la garganta estuviera ahogando nos trasladara de inmediato a un recuerdo feliz disolviéndose con el jugo gástrico. O lo que sea al cabo no me importa a dónde se vayan. Las lágrimas son muestra de debilidad. Un lujo que no debo permitirme. Me ahogan. Me dejan muda. Las lágrimas deberían volver al mar salado. Las lágrimas son un estorbo. No tendrían razón de existir sino fuera porque sirven nomás para mostrar mi lado humano pendejo. Sino fuera por ellas estaría saboreando mi derrota. Pero no, aí salen en vendaval. Ríos infames de silencios. Queda como colofón una de mis frases favoritas: De haber sabido ni nazco. Epitafio primero escogido al azahar. Me duele la panza. Ha de ser por tanta sal. ¿Por qué no nací perro?

domingo, 7 de mayo de 2017

Tenemos que hablar

El panorama es oscuro no lo voy a negar. Soluciones hay pero no las veo. La más fácil es dejarme caer de las escaleras pero tengo tan mala suerte que seguritito me salvo. Todo se ha perdido. Mi familia, el bienestar, la salud, las ganas de seguir. Uno le apuesta a la vida nomás por hacerle caso a las buenas consciencias que gritan que no, ese no es el camino. La casa, la vida, el sueño, todo se está llevando el pp. Ya no lucho ¿Pa' qué? Enrique dice "Cada uno se dedica simplemente a salvar su propio pellejo". Es muy dura la vida niños aún con la fortaleza del corazón yo ya no veo lo duro sino lo tupido. Si si si si "hay otros quue están peor que tú". Lo sé de sobra pero yo no vivo con ellos ni ellos sufren mis circunstancias. Se escurrió de mis manos mi matrimonio ejemplar, la comunicación con quien quiero, la sonrisa franca. Tocarnos es como abrazar un rosal. Mejor no pa' no espinarme. Soy malagradecida, no agradezco lo que tengo. ¿Qué tengo sino la nada? Me siento la papa caliente. Nadie quiere -es mi percepción- tenerme en sus manos. No porque no quieran sino porque en sí esta enfermedad es incomprensible, castrante. ¿Qué voy hacer? Me pregunto todos los putos días con mi sonrisa de soslayo. No me quedo cruzadita de brazos esperando que la ayuda me caiga del cielo. Me muevo, hago, consigo, redimo, soluciono como una hormiguita afanosa. No es suficiente, tengo que hacer más. ¿En qué momento se fue todo al carajo? Lo que más me duele es mi familia. Ellos lo son todo para mi. Existo por existir pero no soy nada. Creo haber hecho todo y más pero ante este desasosiego me siento perdida. Mañana será oto día. Tengo hecho trizas el corazón. Mi irritabilidad está en su punto más alto. ¿Haz probado caminar con un ladrillo bajo los pies? Por favor no me apapachen ni me digan que todo estarà bien porque NO lo está. Este es mi lugar de desahogos, de mis cantos al fracaso de no haber sido alguien mejor. De no luchar lo suficiente por mantener vivo el único amor verdadero que la vida me dio. No sabía que doliera tanto. "Me arrincono pa' llorarte". Estoy berreando como vaca herida pero queditito para que nadie me oiga. Mañana con la cabeza fría haré lo que deba. Ahorita toca hacerme un ovillo clamando los brazos de una madre. A falta de ello me abrazo solita. Toca agradecer los silencios. Ya llegarà la hora de gritar tan pero tan fuerte que nadie será capaz de entenderme. ¿Qué voy a hacer? ¿Cómo recompongo todo? Esta vida es un reverendo desmadre. Me voy a poner a llorar abrazada a mi almohada. No hagan ruido, estoy desconsolada. Lo he perdido todo. Bueno no pero sí.
¿Y ahora qué voy a hacer Santísimo Señor de los Oídos sordos? ¿Estás ahí Señor? ¿Dios? ¿Santito? ¿Lucy? ¿Alguien?

viernes, 5 de mayo de 2017

Vivir de puritito milagro

Beber tequila solo es parecido a masturbarse. Carece de sentido. Los besos no tienen dueño sino es el aire copulando con el sol. Egoísmo necesario. Decir ¡Salú! a uno mismo dista de ser lo mejor. Cuando no se puede no se puede. Cuando sí pos si.
La opción a beberme un tequila aparece de la nada sentada frente al televisor. Demasiada violencia afuera. Aquí me quedo gracias. Mi mundo pequeño. Abstracto lleno de hongos. No pasa nada si me emborracho. Voy a la cocina. Tequila, sal y limón. ¿No hay limón? Me lleva la chingada. Un tequila sin limón es lo mismo que una mujer sin aretes inimaginable para mi. Salir a comprar me da flojera. Igual me lo bebo. Total es uno nomás. ¿Dos quizás? Busquemos el motivo. ¿El cumple de Pepe? ¿La caída mundial de whatsapp? ¿El valor de reconocerse herido de sinamor? El motivo no es necesario. Se bebe y ya.
Ante mis ojos el tequilero se yergue retador. Hey, pon sal en la herida digo en la mano. Un sin pensar empuja el líquido a mi boca, ¡Pa' dentro! El fuego recorre la garganta llegando al estómago. Caminito de alhelí. ¿Otra poca de sal a falta de limón? Nada pasa si no es contigo. Sin ti ya está dicho. El misticismo de los idiotas se vuelca en el olvido. Cuanto olvido y yo con la memoria llena.
Luego llegas tú.
Tomamos otro tequila por el motivo de ayer. Lamento hacer preguntas. Lamento vomitar obscenidades. El universo mundo a veces gira como si quisiera desaparecer.
Un tequila rasposo es mejor que un whisky modosito. Finolis. Un túlastrais educado. Un café con galletas no hace efecto. Señoritas sin fe. El tequila bravío impulsa las ganas de escribir lo callado del olvido.
¿Otro tequilita? ¿Estás tomando medicina? Obvio sino sería ahora mismo el fútil hazmerreír del Dios implacable de mi niñez. El tequila redime mis esfuerzos. El onanismo es un placer creado para las beatas de las iglesias semivacías.
No te entiendo, estás muy densa. Y tú muy pendejo para ser mi Alter Ego. Necesito seas de mente ágil para que sepas mis ideas antes que se me ocurran. Si no sirves pa' eso no sirves para nada mejor sigo sola que pa'l caso da igual.
Existencialismo puro.
Sigamos leyendo a Paco.  El mexicano de cepa me resultó español de nacimiento.
Olvida las preguntas. Entierra tus dudas al vaivén de la música de quien sólo para ti existe. Saca de tu mente las pesadillas recurrentes. Solázate hoy con quien contigo duerme dejando de lado las risas rotas. Céntrate en el hoy existente. Denuncia el futuro caminando firme al ocaso que nos queda. Vivir sin apariencias tal como siempre ha sido. Total qué tanto es tantito.
Dicen que la ociosidad es la madre de todos los vicios. Yo digo que no. La ociosidad es la oportunidad que eligen algunos de mostrarse desnudos ante quienes cierran los ojos de puritito susto. Qué fuerte.
Sí.
Prefiero las flores.
¡Salú!
















lunes, 1 de mayo de 2017

Del olvido ni me acuerdo

Pregunta usted dónde quedó la mujer inteligente que conoció. No está escondida como piensa debajo de estas ruinas que ve. Más bien le digo que se murió. ¿A poco no le avisaron? Si. Morí el día que dejé mi voluntad y mi cuerpo en manos de quien creí podría salvarme. Su mundo de olvidos no es muy diferente al mío. Lo que lo hace diferente es la libertad que lo mueve. Puede ir a donde quiera. Lo único malo es que tiene por obligación volver. Unas por otras. Nadie se es completamente libre. 

Yo ¿Sabe? Soy prisionera en esta casa que tanto amé. Tuve -la vida me las dio- dos opciones para elegir. De las dos me quedo con la tercera. Ofrece cierta seguridad aunque debo decir que trae consigo cierto vivir sobre una cuerda floja. Si me muevo un poco mis huesos caen directito a la chingada como la última vez que no pude platicarle porque el tiempo se acabó. Confusión sin nombres.

Para elegir esta opción dejé a un ladito del camino -por si un día mis huellas me vean volver a recoger los destierros- mi dignidad estorbosa, los paseos, las citas médicas que me mantenían más o menos funcional. Las visitas sabatinas a La casa de los aviones. Los regresos cantando en familia. Abandoné un poco mi cuerpo, mi hermoso pelo, mi vestir ansioso. Los desayunos programados, la libertad de decidir a dónde ir se murió en mis pies. Eso no me servía, tenía que dejarlo si quería seguir. Y bueno pos aquí estoy. Dando bastonazos a la vida. Dicen que a todo se acostumbra uno menos a no comer y mire usté yo podré con todo menos con la maldita hambre que siempre me da. ¿Se acuerda que le dije que cuando mi madre murió yo quería comer pero había que abstenerse porque nadie pensaba en eso? Pues eso, soy como las gordas criticadas en el mundanal mundo. Comen sus ansias vertidas en pan porque la ceguera sentimental no les permite ver más allá de su puta nariz. . Así mismito yo.

Las opciones fueron dadas. Elegí la mejor. Caminar de su mano con los ojos cerrados al amparo de sus olvidos. Eso si ¿Eh? Mi tiranía no la dejo. Me quité la corona peto no olvido lo que fui.. Elegí vivir. Por cierto recordaba hace rato -esto no tiene que ver con nada- hoy es el último día para entrar al concurso de cuento. Gracias a dios elegí no participar. Me habría dado mucha pena perder. Digo, está bien que me pasé al bando de los perdedores por elección pero al menos quiero conservar la capacidad para elegir mis derrotas.
Ahí tiene usted la respuesta donde corroboro lo que le dije, la mujer inteligente que usted conoció se murió.

¡Salú!
(Hoy no hay besos, aí apúntemelos pa' la otra).
















sábado, 29 de abril de 2017

de días

Escribía cualquier hora, en cualquier momento. Cualquier instante era bueno para sentarme a escribir. Lo hacía como un acto reflejo. Algo normal en mi. Sentada hace poco ¿Cuándo? ¿Quizás ayer? Me quedo fija la mirada en el blanco monitor. Escojo el título. El dedo aprieta mal la tecla. Blanca la pantalla. Todo es perfecto. No pasa nada. Escribo. Las ideas fluyen agolpándose en la yema de los dedos bailarines. Hay imposibles demasiado perfectos. Mis dedos aprietan la tecla errónea. El texto se fue al carajo. ¿Quieres que te ponga un micrófono? Pregunta alguien que ha permanecido a mi lado sin decir nada hasta ese momento. ¡No! Declino el favor. No es lo mismo hablar que escribir. Lo mío mio es escribir. Espero el efecto ansiado de la pastilla. Han pasado dos horas desde la última toma. Dos horas agónicas con la cabeza a reventar. Olla de grillos queriendo parir lo efímero del sentirse gente normal. Desisto. Me voy a hacer otra cosa que no me provoque tanta cordura. El tiempo se agota. Las horas de claridad duran menos. Vuelvo al lugar idóneo. Comienzo a escribir el origen de los sinsentidos caducos. Todo bien. Los dedos aliados escriben bajo mi mando. Las teclas cobran vida, se mueven bajo un temblor incipiente. Terremoto en escala desastrosa ha borrado todo otra maldita vez. Hace mucho la tecnología quedó rezagada junto con mi aptitud para manejar cualquier aparato que me suponga trabajo complejo. Ya no hablo, ya no escribo. Ya no existo. ¿Dónde se pierde lo que queda de mi? Tercer intento. Diez de la noche. Me he convertido en tartamuda de movimiento. Pe pe pe. Yo yo yo. Mi mi mi. Click y la nada aparece ante mi. Me largo, me voy al carajo. El velo cae ante mis ojos. La nada como forma de violencia. ¿Qué más da escribir? Te traje un libro de mandalas. Las puedes colorear a tu gusto, están muy bonitas incluso las puedes regalar. Atrás viene la dedicatoria. Muchas gracias pomelo ahí. El silencio absoluto ametralla mi cerebro. Dos burbujas azules. El mundo es hermoso. Cuando nadie me ve dejo que el pp se apodere de mi. No opongo resistencia. Me arrastro para ver mi imagen frente al espejo entonces puedo ver a lo que se enfrenta mi familia. Entiendo las razones. Yo haría lo mismo. Me voy sin firmar. Mi cuerpo ha recobrado la conciencia. Iba a escribir que al rato regresaba a corregir errores y apuntalar la firma en un texto doloroso. El dolor de estar es más fuerte que el de ser. Recordé que es sábado. Hoy especialmente estaré a la vista de mi interior. Hoy especialmente no estoy para nadie. ¿Por qué publicas el texto si tiene muchos errores? Redacción mala. Ideas imprecisas. Lagunas. Sin firmar. La última vez tardé tres días en voover a corregir errores. Firmar me supone demasiado esfuerzo. ¿Qué más da todo o nada? Tus errores no son inútilmente visibles para los demás. No te preocupes por ello. No me preocupo. ¿Entonces? Nada. Enjoy. Ya vete. Ya me fui desde hace mucho y ni te diste cuenta.

miércoles, 26 de abril de 2017

Tortuguita

La próxima vez que comiencen a surgir los primeros brotes de locura correré a encerrarme en un cuarto acolchado, de esa esa forma evitaré dañar a nadie ni tendré que andar juntando los cachitos de errores con la cabeza gacha.

En la ventolera se pierde mucho pero se gana experiencia. Regresar a evaluar los daños con ganas de salir corriendo para empezar por otros rumbos. El calor agobiante merma las ganas de todo menos de dormir. Leí mucho sobre la apatía. Compartí textos que a nadie llamaron la atención. Otro tema más directito al cesto de la basura.

Leí otro texto que hablaba sobre el interés que un escribidor debe mantener para que sus lectores sigan cautivos. Una chinga tener que pensar todos los días un tema interesante.
El mundo -cuentan, a mi ni me lo crean- será mejor cuando se deje de pensar en el "Yo" convirtiéndolo en "los demás". Si dedicara el tiempo que paso dormida en ayudar a los demás tendría sentido mi vida. No me veo de samaritana ayudando al prójimo si ese prójimo ve mi cara de pánico al tener que cruzar la calle. Llegar al otro lado es un logro entendido por muy pocos.

Y sin embargo sigo recogiendo trozos de mi que quedaron esparcidos en el último brote de locura. No me pido más. He logrado sin hacer alharaca regresar a la cocina. Comer en familia. Mitigar los enojos con sorbitos de chistes bobos.

Dentro de casa la vida tiene sentido. Afuera no hay nada que merezca la atención a no ser la libertad que me ofrece el aire enmarañándome el pelo. Del brazo de quien se ofrezca acompañar a una tortuga que no ve si la liebre ha llegado a la meta sino saborear la libertad de sus pasos sin miedo en los ojos.

Despiértenme cuando las primeras gotas de lluvia caigan convertidas en tormenta.
El placer es suyo. Parto a la recolecta de daños. (No se aceptan reclamaciones).
Me voy sin firmar.
No se culpe a nadie de mi suerte ¿O cómo era?




















domingo, 23 de abril de 2017

Cabeza de Escorpión

Terminaron las vacaciones. Vuelve el ruido. Caos de los lunes. Tremendo calor. Vuelta a las tareas. Normalidad. Llega Mayo con sus moscas zumbonas. Lluvias precoces de la mano de arañas panteoneras. Teje que teje tejedorita. La abuela teje una capa para las madrugadas de Agosto. Se avecinan festivales. Día del Niño, Día de la Madre, Día del Maestro, Día del Trabajo, Día del Estudiante. Te faltó el Día de las Mentes Ociosas. Mayo es un cataclismo de celebraciones. Son los últimos días de actividad normal en las escuelas después el fin del ciclo escolar llega como tornado. Vivimos demasiado rápido. Apenas me estaba acostumbrando a la sin rutina de las vacaciones cuando ¡Madres! Es hora de retomar lo habitual de los días. Prisas, prisas, prisas. En un mundo sin memoria las prisas no tienen sentido. Pecesito Jirafa ¿Qué harás mañana? Escoger los vestidos, tenerlos preparados. Quien vuelve no es el mismo que se fue. La nada no cambia. El todo deja rastros en la vida. Soy lo que dejas en mi. La música alimenta las horas solitarias. De Saloon y Lucybell. Cabeza de Escorpión y Mataz. Alguien recordó a Cinderella Star. Si Enrique la hubiese conocido en esa época hubiese caído rendido a sus pies. Las letras de sus canciones habrían sido escritas sobre las piernas adolescentes. La historia sería otra y no ésta. Caracolas de sueños. Bendecida. Vacaciones, música, amigas, hermanas, hijas, nietas. Aquellas y estas descubriendo el complejo mundo de la convivencia. La música une recuerdos. Epílogo fugaz. La historia de Flor de Loto. Era un lugar destinado para los fracasados y perdedores en la vida. Una especie de derrotados y causas pérdidas. Tristeza y melancolía bordando dos corazones como el cursi Tú y Yo de los cojines matrimoniales enraizados en los pueblos viejos. Las costumbres perecen con el olvido de las rutinas. No queda más que seguir pellizcándole recuerdos al descanso de días pasados. Dormirse con los acordes de la melodía hecha sin querer para ti. Poesía sobre la piel. Hasta el fin. Buenas noches tengan vuestras mercedes.

viernes, 21 de abril de 2017

Estas locas ganas de saber de mi

Estoy repasando lo sucedido ayer. Me entran muchas pinches ganas de llorar. Enterarme de cosas me tocan el corazón. Soy muy pinche chillona. Digo lo que siento. Lastimo sin querer a la gente que amo. Mi sinceridad hiere. Recompongo la situación con caritas graciosas. Whatsapp y su forma irreverente de enseñarme a ¨hablar¨ con emojis.

Lo que dije no se puede borrar. He olvidado -tenía la costumbre de responder con otra pregunta para evitar herir- ¿Quieres escuchar la verdad o lo que te hace sentir  bien?
Por lo general la verdad no hace mucho bien por ser dura y yo con eso de que no soy Tarzán por aquello de andarse por las ramas, jodo todo. Toca recomponerlo sin llantos vanos por favor. Ya lo dijiste asume las consecuencias. Si alguien quiere oír halagos no vengan conmigo.
-¿Me veo bien con este vestido?- -A ni no me gusta-. -Nunca debes decirle eso a una mujer cuando está a punto de salir- -Le friegas el día-. -¿Entonces para qué me pregunta?-
-¿Le gustó la comida?-
-Emmm...Eso no me gusta.
-¡Mamá no seas grosera!-
Soy mal educada si no contesto y si lo hago soy descortés. ¡Mátenme o algo!

En fin.

Leí no sé donde que el precio por ser libre es la soledad. Yo estoy más sola que la luna y el puto sol en el cielo. Olvidemos eso.

Centrémonos en la invisibilidad. Lo que me hace un nudo en la garganta es saber el papel que jugué en las vida de personas allegadas a mi. Una por una son nombradas. Gracias y aportes a la vida de alguien. ¿Y yo? ... Este... Perdón... ¿Y yo? Pena penita pena me da enterarme que fui invisible. Que soy invisible. Va a ser cierto que esa etapa de la vida que no recuerdo no existió de verdad. Tanto rascar y rascar pa´no encontrar nada porque hubo nunca nada.

Las pinches lágrimas escapan de mis ojos. Con mis manecitas rechonchas las limpio rápido no vaya ser que alguien las vea. Una vocecilla me recuerda en la vida de quienes sí figuro. Sonrío. Me siento bien. Las buenas obras son recordadas cuando alguien muere. Todo lo bueno que uno ni siquiera sabía que hizo se recita frente un ataúd. ¡Ah chinga! ¿A poco yo hice eso?
En la vida pesa más lo malo que lo bueno. "Eres una hija de la chingada, no te dejas". "Eres muy enojona, me das miedo". "Tu soledad lastima". ¨Te querrás algún día?¨
Cientos de frases acuñadas en el más puro estilo sincero del que soy fan. ¿Por qué entonces me quejo? La verdad aunque duela. No es que quiera que me digan a cada rato que soy un sol y que sin mi no viven. Disculpen eso pero hasta yo que dije no vivir sin ti ahora que ya no estás sigo viva.
No quiero eso, elogios vanos ni mimos a granel ¡Qué fuerte!

Los ogros también tienen corazón. ¿Tienen uno cerca? De vez en cuando viene bien hacerle cariñitos a su alma.

Fíjense. El sábado me dijeron ¡Qué bonita se ve! Mi look autóctono adoptado por cómodo a mi genial figura es el sello que me identifica. Hay muchas igual pero nadamás una Flor de María. La de blusitas autóctonas de algodón con bordados sin igual. Pantalones de brincacharcos calzando tenis viejos y pelo peinado hacía ningún lado esa soy yo. La que le hacen el día con piropos tan así como el Que bonita se ve genuinos. Sin comillas.
No mintió quien lo dijo. Así me sentía esa tarde. Ella pudo traspasar mi barrera huraña pudiendo encontrar lo que demás no. La ¨bonitud¨ de mi alma. (Ustedes no me conocen pero tengo a veces el alma bonita).

¿He dejado algo bueno a alguien? Le pregunto a quien no ha aprendido a mentir.
-Di una cosa buena de mi-
Silencio total.
-Di una cosa buena que tenga yo-
 Cri cri cri.
-¿Y bien?-
-Espera, estoy pensando.

¿No les dan ganas de llorar? A mi si.

Hoy es viernes nadie espera por mi. Ni yo la salvación de mi alma.
















lunes, 17 de abril de 2017

Disculpe mi señor es hora de levantarse

Como digo una cosa digo otra, toda la vida ha sido luchar por causas perdidas. Nací con las estrellas al revés. Miro el suelo creyendo que es el cielo. La sensación de perder aún con la victoria en mis manos es inherente a mi. Caminar en la otra acera me ha llevado al lado contrario de la vida. La mayoría camina por el lugar correcto ¿Por qué debía yo ser igual? El triunfo no me sabe cuando pienso en los que cayeron para que me levantara con la gloria entre mis manos. Los perdedores elegimos el camino más peligroso nomás pa' darle sabor al caldo. Todo sea nadar contracorriente. 

Cuando algunos saludan tú ya estás diciendo adiós. 

En la vida me he conducido con la verdad como bandera. Si alguna vez dije una mentira os conmino a que me la restrieguen en la cara.
No digo mentiras ni siquiera cuando miento. Si maquino alguna para salir del paso mi yo subconsciente convierte mi lengua en trapo. No hay mentiras piadosas. Se miente y ya. No hay razón válida que cueste una mentira. No se pone en duda mis "Te quiero" mucho menos un adiós. Cuando lo digo es para no volver. Por eso mis "adioses" son limitados y muy bien pensados. Alguien me enseñó no llorar dos veces por el mismo dolor. Arrancas de cuajo del corazón lo que te lastima. Levantas la mirada, caminas de frente con todo y que te estás desangrando no te acobardes. Ya no hay marcha atrás. El corazón queda con un hueco pero sigues vivo gracias a Dios. 

Que nadie se sienta aludido. 

Mis dedos han despertado muy temprano. Lenguaraces como son dilapidan ideas al por mayor estrellándose en el muro del raciocinio. En medio de la madrugada, cuando el diablo mayor está haciendo recuento de las almas ganadas, una voz femenina, de tono dulce ha sonado en la otra recámara diciendo: Disculpe mi señor es hora de levantarse que tenga un buen día. 

Los despertadores no suenan como antes con un estruendoso ¡Riiiiiiinggg! Los de hoy casi casi lo hacen como una mamá pesándole despertar a su niño pa' que se vaya a trabajar. ¨Ändale mijito ya es hora¨. 
Reflexiono sobre la llegada de esa voz femenina salida del celular de mi hijo. Es cuando pienso en las  batallas perdidas. Un hecho sin mayor importancia hace mi entorno se mueva. El mucho empeño que pongo para ganar. Cuando lo logro preferiría haber perdido. ¡Oh que la!
El verdadero triunfo será cuando muera. Habré engañado a la muerte. Haré creer que me lleva mansita de la mano sin  imaginar que esa pelea estaba cantada desde el momento mismo de mi nacimiento. Los aplausos se los llevará la calaca pero el triunfo será mío. 

No vivo para morir. Muero para vivir. 

 Mientras eso sucede lucharé por otra causa perdida: La ya muy manoseada del volver a caminar sola sin ayuda de nadie. 
Ya saben lo típico de mi.














domingo, 16 de abril de 2017

La libertad de lo efímero

Cuando acepté hacerme cargo de Los Tres Huastecos no pasó por mi mente que eran pájaros y que deben ser libres porque es su naturaleza serlo.
En mi mente sólo cruzó la idea de enseñarles a decir ¨Puto¨. ¿Ay qué quieren? soy de espíritu bizarro con una pizca de estupidez ante lo obvio.
 
Los Tres Huastecos son descendientes de los primeros loros pertenecientes a los antepasados del joven matrimonio al que les fueron heredados y que como toda pareja actual la vida se les va en trabajar para poder vivir sin hacerse cargo de nada más que ellos y el infaltable celular. ¿Ya les conté que volví a arrojar el celular lejos de mi? Si pero de nuevo no tiene ni un rasguño. 
La cosa es que me hice cargo de ellos.
Cuando llegaron muy monos en su jaula me dije a mi misma: ¡Pendeja son pájaros! ¿Ora qué voy a hacer?
Pensé dejarlos libres pero vivo en la ciudad entonces morirían seguramente o serían atrapados por otras personas. No podía hacer eso.
Después pensé donarlos a un zoológico o algo parecido pero en este país las instituciones no tienen buena reputación así que deseché la idea.
No quedaba de otra más que hacerse cargo de ellos. En mi familia fueron aceptados pero no son muy del agrado porque son muy escandalosos.
SabinaCuca es una gritona de lo peor. MiltonSilvio tiene un timbre de voz exageradamente alto. Cuando empieza con su alharaca de inmediato salta un ¨¡Cállate cabrón!¨ Y es que de verdad se necesitan nervios de acero para no salir corriendo. Solamente yo los aguanto porque son míos si es que alguien me cree que puedo ser dueña de un ser vivo.
Panchito es el que menos lata da porque ya está viejito. El gran defecto que tiene es que le grita mucho a su papá.
-¡Papá! ¡Papá! ¡Papá! interminablemente.
-¿Cómo no te has vuelto loca?- preguntaron el otro día.
-Porque ya estoy- respondí con una sonrisa extrañamente exquisita.
Y es que de verdad se necesita estar orate para que una amante de la libertad como yo, tenga pájaros enjaulados. 
No hay de otra. Los regalo a quiénsabequién sin saber qué vida les darán o los dejo conmigo  en su jaula sacándolos de vez en cuando de ella. Tal vez en un golpe de suerte aprendan para qué sirven las alas.
Dentro de sus limitaciones -y las mías- les hago la vida lo más placentera posible incluyendo otorgándoles la libertad que todo ser que respira merece tener. 
Ya después contaré lo que hacen con la libertad que eligieron para sí mismos. Ser pájaros no les quita la capacidad de escoger lo mejor para ellos.
¡Qué es lo mejor para un pájaro enjaulado?
Eso todavía no se los he preguntado porque sé de sobra la respuesta.
Tonta no soy, que parezca es otra cosa.
















viernes, 14 de abril de 2017

Rumbo al último trayecto

Es algo como de estilo churrigueresco pero en letras no en adornos, de esa manera redecoré mi blog. Recargado hasta la saciedad no hay espacios vacíos para que no quepa ninguna duda. Quité adornos, agregué letras de Enrique y mías. Dejé algunas frases que marcaron mi existencia sin dejar daños visibles. 
Los espacios vacíos no me agradan.

Dando paso a ¨lo nuevo¨ me deshice del último recuerdo visible que quedaba de lo desconocido. Lo heredé a la única persona que podría aquilatarlo en su valor justo. Soy libre del pasado enigmático con el que rodee toda mi vida. No sabré nada dado que no hay nadie que responda a las dudas. Si el pasado se pudiese heredar lo dejaría en medio de la tierra bajo un árbol común para que a nadie le dieran ganas de cortarlo y buscar entre sus raíces. Hay historias que conviene nunca ser contadas.

El después ya se verá, todavía no se inventa. La única mujer que ha impactado mi vida volverá aunque sea para preguntar con esa sonrisa de la que pocos logran pasar de largo: ¿Cómo está Flor?

En el después sin inventar existen hadas con gráciles dedos lanzando conjuros para limpiar el aura. Con los ojos muy abiertos dejo hacer sobre mi lo que haya qué hacer. Cuando uno tiene ante su vista un aciago despertar busca las últimas opciones. Algo de qué asirse para no morir sin haber dado la pelea.

Serena y sin prisas escribo estrenando este blog tan rechulo que me quedó. Marcho de nuevo a cierta distancia, solitaria esta vez y de poco hablar a un nuevo destino.  
Todo comienzo proviene de un final. Con lo básico empiezo esto que no es un reto ni obligación.  Tal como dice al principio de mi todo: ¡Ay riata no te revientes que es el último jalón!
Porque así lo siento, porque así lo creo comienzo el último trayecto sin más que mi propio yo de compañía, al fin y al cabo morimos igual que nacimos. Solos.

Sea pues, el cielo espera por mi que del infierno logré escapar y hasta alitas me salieron.



















lunes, 13 de febrero de 2017

Hay flores que se yerguen sin aroma

Hace días cuando se rompió mi familia lo primero que pensé después de recibir el golpe fue cerrar el blog. Eso sucede desde que comencé a escribir pendejadas. Cerrar el blog para no tener distractores. Escribir es el cordel que ata la realidad con los sueños. La idea de cerrarlo no germina porque no quiero perder la capacidad de soñar. Le doy vueltas y vueltas en como hacerlo de la mejor manera. ¿Ven como me distraje de lo que nos -mi familia y yo- estaba pasando? Necesito tener la cabeza vacía para pensar.
Existo luego pienso.
Vivir es la consigna. La locura exige toda mi atención. Dejemos las virtualidades para después.
La voz de Barry me devuelve a la realidad. Miro su cara de susto. En las manos tiene los trozos de mi familia.
-¿Qué vamos a hacer?-  Pregunta.
Yoi que no soy más que un ente aterrorizado contesto: Trae pa' cá vamos a pegarlo.
Soy experta en resarcir resquebrajos -dije- pero vamos a decirle a Laura y a Bruno que nos ayuden. 'tonces nosotros tres aquí valientes pero asustados y Bruno tan lejos -bendito whatsapp- fuimos uniendo trozo a trozo todas las partes rotas. Sin echarle un vistazo al blog para no empaparme de optimismo seguimos la vida. La vida que ustedes pierden mientras me leen.
La cosa es que la virtualidad está unida a la real. No atada, unida. Pensar en cerrar el blog es como cuando pensaba suicidarme. Lo pienso no hago. Soy aprendiz de suicida marca patito. Chafa pues porque los suicidas se matan no lo andan anunciando. ¡Ay miren me voy a tirar de lo alto de mi cama! ¡Ayúdenme! Blah. Fin.

El domingo empieza la semana. Hoy es lunes por si no se habían dado cuenta ya se los aviso. Abrí los ojos, lei algo que me puso triste. Carajo tengo una facilidad para ponerme triste. Nada, nada no pasa nada Flor tú eres más que tu melancolía.
Saludé a mi gato que no es mi gato pero bla bla bla. Recorro su rabito con mi mano a manera de saludo. Le sirvo el desayuno. Pinche gato suertudo ni Barry tiene ese privilegio. Vuelvo a mi vida normal. Es lunes. Mi familia está unida. Yo sigo con mi puto blog soñando que soy escribidora y rezando -si ¿Y qué?- por la cura de todos mis males. No se rían. Ya sé que la cura la tengo en mis manos pero qué le voy a hacer. Soy ciega por elección.
Alguien decía que cambiara el nombre de mi blog porque es un sin sentido. Según yo la gente recuerda más a los que pierden con la cara al sol que a los que se levantan con una sonrisa todos los días.

Que mi familia se haya roto fue un golpe muy fuerte. Eso no hizo que cerrara mi blog. ¿Hay un golpe más duro que ese? Sí, que Barry deje de amarme. Por cierto ¿Ya les dije que alguien me donó medicina -la más cara de las que tomo- para cinco meses? ¿Saben lo que es cinco meses! Pues eso. Un gasto menos. Gracias srita de Guadalajara.
Y ya es todo. Como le dije a mi hija hace rato por whatsapp, "T smo" que significa Te amo. A ustedes tambiën los amo a otros nomás los quiero tampoco es ir por la vida de fácil. Después de todo la locura se vive bien con una pizca de cordura. Y por si acaso no lo hubiesen notado, estoy loca de atar. Gracias. Al rato vuelvo a corregir errores y resarcir entuertos. La Bella viene en camino y eso señores requiere una mente lúcida. No me distraigan. Estoy interpretando el papel más complejo de mi vida: ser abuela.




















sábado, 11 de febrero de 2017

De familias rotas y la onomatopeya de un círculo vicioso

Mi familia se rompió: ¡Crash!
Bruno dice: ¡Gulp!
Laura dice: #$%&/()=&?($
Barry dice: ¡Ay!
Mi Alter Ego perro (el chihuahua viejo) dice: Grrrr
Babo Alejandro (el chihuahua joven) dice: zzzzzz
Panchito (el loro anciano) dice: ¡Mamá! ¡Mamá! ¡Mamá!
Milton Silvio (El mediano de los 3 huastecos) dice: ¡Hola! ¡Hola!
Sabina Cuca (La hembra de los 3 huastecos) dice: ¡Fifififiiiiiii!
Calixto (El gato que no es mi gato pero si porque vive en mi casa dice: Miau miau miau (¿Qué otra cosa podría decir un gato?)
la MaLquEridA dijo: ¡No chingues!





Cornadas donas pli malsato.


Double click.













miércoles, 8 de febrero de 2017

Una de cal por las que van de arena

Por cada maldición que lance voy a escribir un "gracias" a todos los ángeles que se han cruzado en mi camino. A ver qué pasa primero. Me aburro de escribir o se me acaban los ángeles. Son las 4:56 de la mañana. En el primer lugar Flor de María y sus maldiciones. Segundo lugar: la MaLquEridA y su pesimismo maldito. Uh ya lancé la primera. Tercer lugar: desierto. ¡Arrancaaan! ¡Tutururututututuuuuu! 1er Ángel: Pepe. Merece el mérito de ser el primero. Desde hace ocho años lucha por sacarme del agujero y no se ha rendido. Todos los días está al pie del cañón haciéndome la vida más ligera mientras fiel a mi intrínseca necedad digo ¡No! ¡Maldición debí poner primero a Barry! Ha pasado mas de la mitad de su vida cuidándome ptm. Ojalá diosito quiera y no me lea. ¡Loor a Pepe! ¿O a Barry? ¡Staris Junulino Chongo!
De aquí en adelante es su responsabilidad que sigan leyendo. Yo como Poncho Pilatos me lavo las manos. Ya me cansé de estar tirando el dinero a lo pendejo, si no me he de aliviar ¿Qué caso tiene seguir? Ámonos a la fregada de aquí. ¡Pinche pievderecho déjame dormir! Otro ángel: Laura. Además de mi ángelmse ha convertido en mi madre. Me niego. Los robots no tienen madre. Tipitipintom tipi tom. Hija-madre. Madre-hija. Dejarbsu vira para cuidarme. N'ombre.

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje