Páginas

viernes, 21 de abril de 2017

Estas locas ganas de saber de mi

Estoy repasando lo sucedido ayer. Me entran muchas pinches ganas de llorar. Enterarme de cosas me tocan el corazón. Soy muy pinche chillona. Digo lo que siento. Lastimo sin querer a la gente que amo. Mi sinceridad hiere. Recompongo la situación con caritas graciosas. Whatsapp y su forma irreverente de enseñarme a ¨hablar¨ con emojis.

Lo que dije no se puede borrar. He olvidado -tenía la costumbre de responder con otra pregunta para evitar herir- ¿Quieres escuchar la verdad o lo que te hace sentir  bien?
Por lo general la verdad no hace mucho bien por ser dura y yo con eso de que no soy Tarzán por aquello de andarse por las ramas, jodo todo. Toca recomponerlo sin llantos vanos por favor. Ya lo dijiste asume las consecuencias. Si alguien quiere oír halagos no vengan conmigo.
-¿Me veo bien con este vestido?- -A ni no me gusta-. -Nunca debes decirle eso a una mujer cuando está a punto de salir- -Le friegas el día-. -¿Entonces para qué me pregunta?-
-¿Le gustó la comida?-
-Emmm...Eso no me gusta.
-¡Mamá no seas grosera!-
Soy mal educada si no contesto y si lo hago soy descortés. ¡Mátenme o algo!

En fin.

Leí no sé donde que el precio por ser libre es la soledad. Yo estoy más sola que la luna y el puto sol en el cielo. Olvidemos eso.

Centrémonos en la invisibilidad. Lo que me hace un nudo en la garganta es saber el papel que jugué en las vida de personas allegadas a mi. Una por una son nombradas. Gracias y aportes a la vida de alguien. ¿Y yo? ... Este... Perdón... ¿Y yo? Pena penita pena me da enterarme que fui invisible. Que soy invisible. Va a ser cierto que esa etapa de la vida que no recuerdo no existió de verdad. Tanto rascar y rascar pa´no encontrar nada porque hubo nunca nada.

Las pinches lágrimas escapan de mis ojos. Con mis manecitas rechonchas las limpio rápido no vaya ser que alguien las vea. Una vocecilla me recuerda en la vida de quienes sí figuro. Sonrío. Me siento bien. Las buenas obras son recordadas cuando alguien muere. Todo lo bueno que uno ni siquiera sabía que hizo se recita frente un ataúd. ¡Ah chinga! ¿A poco yo hice eso?
En la vida pesa más lo malo que lo bueno. "Eres una hija de la chingada, no te dejas". "Eres muy enojona, me das miedo". "Tu soledad lastima". ¨Te querrás algún día?¨
Cientos de frases acuñadas en el más puro estilo sincero del que soy fan. ¿Por qué entonces me quejo? La verdad aunque duela. No es que quiera que me digan a cada rato que soy un sol y que sin mi no viven. Disculpen eso pero hasta yo que dije no vivir sin ti ahora que ya no estás sigo viva.
No quiero eso, elogios vanos ni mimos a granel ¡Qué fuerte!

Los ogros también tienen corazón. ¿Tienen uno cerca? De vez en cuando viene bien hacerle cariñitos a su alma.

Fíjense. El sábado me dijeron ¡Qué bonita se ve! Mi look autóctono adoptado por cómodo a mi genial figura es el sello que me identifica. Hay muchas igual pero nadamás una Flor de María. La de blusitas autóctonas de algodón con bordados sin igual. Pantalones de brincacharcos calzando tenis viejos y pelo peinado hacía ningún lado esa soy yo. La que le hacen el día con piropos tan así como el Que bonita se ve genuinos. Sin comillas.
No mintió quien lo dijo. Así me sentía esa tarde. Ella pudo traspasar mi barrera huraña pudiendo encontrar lo que demás no. La ¨bonitud¨ de mi alma. (Ustedes no me conocen pero tengo a veces el alma bonita).

¿He dejado algo bueno a alguien? Le pregunto a quien no ha aprendido a mentir.
-Di una cosa buena de mi-
Silencio total.
-Di una cosa buena que tenga yo-
 Cri cri cri.
-¿Y bien?-
-Espera, estoy pensando.

¿No les dan ganas de llorar? A mi si.

Hoy es viernes nadie espera por mi. Ni yo la salvación de mi alma.
















lunes, 17 de abril de 2017

Disculpe mi señor es hora de levantarse

Como digo una cosa digo otra, toda la vida ha sido luchar por causas perdidas. Nací con las estrellas al revés. Miro el suelo creyendo que es el cielo. La sensación de perder aún con la victoria en mis manos es inherente a mi. Caminar en la otra acera me ha llevado al lado contrario de la vida. La mayoría camina por el lugar correcto ¿Por qué debía yo ser igual? El triunfo no me sabe cuando pienso en los que cayeron para que me levantara con la gloria entre mis manos. Los perdedores elegimos el camino más peligroso nomás pa' darle sabor al caldo. Todo sea nadar contracorriente. 

Cuando algunos saludan tú ya estás diciendo adiós. 

En la vida me he conducido con la verdad como bandera. Si alguna vez dije una mentira os conmino a que me la restrieguen en la cara.
No digo mentiras ni siquiera cuando miento. Si maquino alguna para salir del paso mi yo subconsciente convierte mi lengua en trapo. No hay mentiras piadosas. Se miente y ya. No hay razón válida que cueste una mentira. No se pone en duda mis "Te quiero" mucho menos un adiós. Cuando lo digo es para no volver. Por eso mis "adioses" son limitados y muy bien pensados. Alguien me enseñó no llorar dos veces por el mismo dolor. Arrancas de cuajo del corazón lo que te lastima. Levantas la mirada, caminas de frente con todo y que te estás desangrando no te acobardes. Ya no hay marcha atrás. El corazón queda con un hueco pero sigues vivo gracias a Dios. 

Que nadie se sienta aludido. 

Mis dedos han despertado muy temprano. Lenguaraces como son dilapidan ideas al por mayor estrellándose en el muro del raciocinio. En medio de la madrugada, cuando el diablo mayor está haciendo recuento de las almas ganadas, una voz femenina, de tono dulce ha sonado en la otra recámara diciendo: Disculpe mi señor es hora de levantarse que tenga un buen día. 

Los despertadores no suenan como antes con un estruendoso ¡Riiiiiiinggg! Los de hoy casi casi lo hacen como una mamá pesándole despertar a su niño pa' que se vaya a trabajar. ¨Ändale mijito ya es hora¨. 
Reflexiono sobre la llegada de esa voz femenina salida del celular de mi hijo. Es cuando pienso en las  batallas perdidas. Un hecho sin mayor importancia hace mi entorno se mueva. El mucho empeño que pongo para ganar. Cuando lo logro preferiría haber perdido. ¡Oh que la!
El verdadero triunfo será cuando muera. Habré engañado a la muerte. Haré creer que me lleva mansita de la mano sin  imaginar que esa pelea estaba cantada desde el momento mismo de mi nacimiento. Los aplausos se los llevará la calaca pero el triunfo será mío. 

No vivo para morir. Muero para vivir. 

 Mientras eso sucede lucharé por otra causa perdida: La ya muy manoseada del volver a caminar sola sin ayuda de nadie. 
Ya saben lo típico de mi.














domingo, 16 de abril de 2017

La libertad de lo efímero

Cuando acepté hacerme cargo de Los Tres Huastecos no pasó por mi mente que eran pájaros y que deben ser libres porque es su naturaleza serlo.
En mi mente sólo cruzó la idea de enseñarles a decir ¨Puto¨. ¿Ay qué quieren? soy de espíritu bizarro con una pizca de estupidez ante lo obvio.
 
Los Tres Huastecos son descendientes de los primeros loros pertenecientes a los antepasados del joven matrimonio al que les fueron heredados y que como toda pareja actual la vida se les va en trabajar para poder vivir sin hacerse cargo de nada más que ellos y el infaltable celular. ¿Ya les conté que volví a arrojar el celular lejos de mi? Si pero de nuevo no tiene ni un rasguño. 
La cosa es que me hice cargo de ellos.
Cuando llegaron muy monos en su jaula me dije a mi misma: ¡Pendeja son pájaros! ¿Ora qué voy a hacer?
Pensé dejarlos libres pero vivo en la ciudad entonces morirían seguramente o serían atrapados por otras personas. No podía hacer eso.
Después pensé donarlos a un zoológico o algo parecido pero en este país las instituciones no tienen buena reputación así que deseché la idea.
No quedaba de otra más que hacerse cargo de ellos. En mi familia fueron aceptados pero no son muy del agrado porque son muy escandalosos.
SabinaCuca es una gritona de lo peor. MiltonSilvio tiene un timbre de voz exageradamente alto. Cuando empieza con su alharaca de inmediato salta un ¨¡Cállate cabrón!¨ Y es que de verdad se necesitan nervios de acero para no salir corriendo. Solamente yo los aguanto porque son míos si es que alguien me cree que puedo ser dueña de un ser vivo.
Panchito es el que menos lata da porque ya está viejito. El gran defecto que tiene es que le grita mucho a su papá.
-¡Papá! ¡Papá! ¡Papá! interminablemente.
-¿Cómo no te has vuelto loca?- preguntaron el otro día.
-Porque ya estoy- respondí con una sonrisa extrañamente exquisita.
Y es que de verdad se necesita estar orate para que una amante de la libertad como yo, tenga pájaros enjaulados. 
No hay de otra. Los regalo a quiénsabequién sin saber qué vida les darán o los dejo conmigo  en su jaula sacándolos de vez en cuando de ella. Tal vez en un golpe de suerte aprendan para qué sirven las alas.
Dentro de sus limitaciones -y las mías- les hago la vida lo más placentera posible incluyendo otorgándoles la libertad que todo ser que respira merece tener. 
Ya después contaré lo que hacen con la libertad que eligieron para sí mismos. Ser pájaros no les quita la capacidad de escoger lo mejor para ellos.
¡Qué es lo mejor para un pájaro enjaulado?
Eso todavía no se los he preguntado porque sé de sobra la respuesta.
Tonta no soy, que parezca es otra cosa.
















viernes, 14 de abril de 2017

Rumbo al último trayecto

Es algo como de estilo churrigueresco pero en letras no en adornos, de esa manera redecoré mi blog. Recargado hasta la saciedad no hay espacios vacíos para que no quepa ninguna duda. Quité adornos, agregué letras de Enrique y mías. Dejé algunas frases que marcaron mi existencia sin dejar daños visibles. 
Los espacios vacíos no me agradan.

Dando paso a ¨lo nuevo¨ me deshice del último recuerdo visible que quedaba de lo desconocido. Lo heredé a la única persona que podría aquilatarlo en su valor justo. Soy libre del pasado enigmático con el que rodee toda mi vida. No sabré nada dado que no hay nadie que responda a las dudas. Si el pasado se pudiese heredar lo dejaría en medio de la tierra bajo un árbol común para que a nadie le dieran ganas de cortarlo y buscar entre sus raíces. Hay historias que conviene nunca ser contadas.

El después ya se verá, todavía no se inventa. La única mujer que ha impactado mi vida volverá aunque sea para preguntar con esa sonrisa de la que pocos logran pasar de largo: ¿Cómo está Flor?

En el después sin inventar existen hadas con gráciles dedos lanzando conjuros para limpiar el aura. Con los ojos muy abiertos dejo hacer sobre mi lo que haya qué hacer. Cuando uno tiene ante su vista un aciago despertar busca las últimas opciones. Algo de qué asirse para no morir sin haber dado la pelea.

Serena y sin prisas escribo estrenando este blog tan rechulo que me quedó. Marcho de nuevo a cierta distancia, solitaria esta vez y de poco hablar a un nuevo destino.  
Todo comienzo proviene de un final. Con lo básico empiezo esto que no es un reto ni obligación.  Tal como dice al principio de mi todo: ¡Ay riata no te revientes que es el último jalón!
Porque así lo siento, porque así lo creo comienzo el último trayecto sin más que mi propio yo de compañía, al fin y al cabo morimos igual que nacimos. Solos.

Sea pues, el cielo espera por mi que del infierno logré escapar y hasta alitas me salieron.



















lunes, 13 de febrero de 2017

Hay flores que se yerguen sin aroma

Hace días cuando se rompió mi familia lo primero que pensé después de recibir el golpe fue cerrar el blog. Eso sucede desde que comencé a escribir pendejadas. Cerrar el blog para no tener distractores. Escribir es el cordel que ata la realidad con los sueños. La idea de cerrarlo no germina porque no quiero perder la capacidad de soñar. Le doy vueltas y vueltas en como hacerlo de la mejor manera. ¿Ven como me distraje de lo que nos -mi familia y yo- estaba pasando? Necesito tener la cabeza vacía para pensar.
Existo luego pienso.
Vivir es la consigna. La locura exige toda mi atención. Dejemos las virtualidades para después.
La voz de Barry me devuelve a la realidad. Miro su cara de susto. En las manos tiene los trozos de mi familia.
-¿Qué vamos a hacer?-  Pregunta.
Yoi que no soy más que un ente aterrorizado contesto: Trae pa' cá vamos a pegarlo.
Soy experta en resarcir resquebrajos -dije- pero vamos a decirle a Laura y a Bruno que nos ayuden. 'tonces nosotros tres aquí valientes pero asustados y Bruno tan lejos -bendito whatsapp- fuimos uniendo trozo a trozo todas las partes rotas. Sin echarle un vistazo al blog para no empaparme de optimismo seguimos la vida. La vida que ustedes pierden mientras me leen.
La cosa es que la virtualidad está unida a la real. No atada, unida. Pensar en cerrar el blog es como cuando pensaba suicidarme. Lo pienso no hago. Soy aprendiz de suicida marca patito. Chafa pues porque los suicidas se matan no lo andan anunciando. ¡Ay miren me voy a tirar de lo alto de mi cama! ¡Ayúdenme! Blah. Fin.

El domingo empieza la semana. Hoy es lunes por si no se habían dado cuenta ya se los aviso. Abrí los ojos, lei algo que me puso triste. Carajo tengo una facilidad para ponerme triste. Nada, nada no pasa nada Flor tú eres más que tu melancolía.
Saludé a mi gato que no es mi gato pero bla bla bla. Recorro su rabito con mi mano a manera de saludo. Le sirvo el desayuno. Pinche gato suertudo ni Barry tiene ese privilegio. Vuelvo a mi vida normal. Es lunes. Mi familia está unida. Yo sigo con mi puto blog soñando que soy escribidora y rezando -si ¿Y qué?- por la cura de todos mis males. No se rían. Ya sé que la cura la tengo en mis manos pero qué le voy a hacer. Soy ciega por elección.
Alguien decía que cambiara el nombre de mi blog porque es un sin sentido. Según yo la gente recuerda más a los que pierden con la cara al sol que a los que se levantan con una sonrisa todos los días.

Que mi familia se haya roto fue un golpe muy fuerte. Eso no hizo que cerrara mi blog. ¿Hay un golpe más duro que ese? Sí, que Barry deje de amarme. Por cierto ¿Ya les dije que alguien me donó medicina -la más cara de las que tomo- para cinco meses? ¿Saben lo que es cinco meses! Pues eso. Un gasto menos. Gracias srita de Guadalajara.
Y ya es todo. Como le dije a mi hija hace rato por whatsapp, "T smo" que significa Te amo. A ustedes tambiën los amo a otros nomás los quiero tampoco es ir por la vida de fácil. Después de todo la locura se vive bien con una pizca de cordura. Y por si acaso no lo hubiesen notado, estoy loca de atar. Gracias. Al rato vuelvo a corregir errores y resarcir entuertos. La Bella viene en camino y eso señores requiere una mente lúcida. No me distraigan. Estoy interpretando el papel más complejo de mi vida: ser abuela.




















sábado, 11 de febrero de 2017

De familias rotas y la onomatopeya de un círculo vicioso

Mi familia se rompió: ¡Crash!
Bruno dice: ¡Gulp!
Laura dice: #$%&/()=&?($
Barry dice: ¡Ay!
Mi Alter Ego perro (el chihuahua viejo) dice: Grrrr
Babo Alejandro (el chihuahua joven) dice: zzzzzz
Panchito (el loro anciano) dice: ¡Mamá! ¡Mamá! ¡Mamá!
Milton Silvio (El mediano de los 3 huastecos) dice: ¡Hola! ¡Hola!
Sabina Cuca (La hembra de los 3 huastecos) dice: ¡Fifififiiiiiii!
Calixto (El gato que no es mi gato pero si porque vive en mi casa dice: Miau miau miau (¿Qué otra cosa podría decir un gato?)
la MaLquEridA dijo: ¡No chingues!





Cornadas donas pli malsato.


Double click.













miércoles, 8 de febrero de 2017

Una de cal por las que van de arena

Por cada maldición que lance voy a escribir un "gracias" a todos los ángeles que se han cruzado en mi camino. A ver qué pasa primero. Me aburro de escribir o se me acaban los ángeles. Son las 4:56 de la mañana. En el primer lugar Flor de María y sus maldiciones. Segundo lugar: la MaLquEridA y su pesimismo maldito. Uh ya lancé la primera. Tercer lugar: desierto. ¡Arrancaaan! ¡Tutururututututuuuuu! 1er Ángel: Pepe. Merece el mérito de ser el primero. Desde hace ocho años lucha por sacarme del agujero y no se ha rendido. Todos los días está al pie del cañón haciéndome la vida más ligera mientras fiel a mi intrínseca necedad digo ¡No! ¡Maldición debí poner primero a Barry! Ha pasado mas de la mitad de su vida cuidándome ptm. Ojalá diosito quiera y no me lea. ¡Loor a Pepe! ¿O a Barry? ¡Staris Junulino Chongo!
De aquí en adelante es su responsabilidad que sigan leyendo. Yo como Poncho Pilatos me lavo las manos. Ya me cansé de estar tirando el dinero a lo pendejo, si no me he de aliviar ¿Qué caso tiene seguir? Ámonos a la fregada de aquí. ¡Pinche pievderecho déjame dormir! Otro ángel: Laura. Además de mi ángelmse ha convertido en mi madre. Me niego. Los robots no tienen madre. Tipitipintom tipi tom. Hija-madre. Madre-hija. Dejarbsu vira para cuidarme. N'ombre.

lunes, 6 de febrero de 2017

Así fue como pasó

La reacción de mi cuerpo ante las gomitas de mariguana no han sido favorables.
Una sensación de tener la cabeza apretujada y sentirme ligera como si me hubiesen quitado un peso de encima tal vez.
De ahí en fuera ningún cambio.

Quizá la dosis no sea la adecuada.
Tal vez no estoy lo suficientemente deteriorada para que funcione en mi.
Puede que sea en aceite y no en gomas para que mi cuerpo lo absorba como debe.
¿Quién lo sabe?

Como sea no hubo cambio alguno en mi cuerpo.
Sigo siendo la misma mujer de voz inteligible y carácter huraño.
Ni modo.
De todas maneras por ser una medicina hecha con una sustancia prohibida hace que el precio sea muy elevado.
Tendría que tomarlo como medicina normal.
Por su alto precio nos es imposible además de arriesgado conseguirlo.

Así las cosas.
No pasa nada.
Los milagros no son para todos porque sino no serían tal.
Cotidianidades como todas en la vida.







¿Para qué llorar? No se soluciona nada con ello.
La vida sigue.
Todavía quedan muchos ángeles en la tierra.
Tengo la fortuna de no pasar desapercibida ante ellos.
Suertuda que soy.










jueves, 2 de febrero de 2017

Perdón madre no eras tú es Venus

Si escribir fuera una obligación ya lo habría dejado desde el comienzo,  La necesidad de hacer lo imposible por que las neuronas eviten morir es manteniendo la mente despierta. De alguna manera hay que hacerlo sabiendo que no hay manera de evitarlo. Autoengaño.

No hay otra forma más que escribiendo. No voy a aburrir con la misma cantaleta de la hoja en blanco ni tonterías. Ese no es problema, siempre hay algo que decir. Si a los demás no les gusta ya no es  asunto del que escribe.  El que por su gusto muere hasta la muerte le sabe.
La cosa es mantener viva el alma. Si para eso tengo que darle al teclado le doy pues que chingaos. Todo fuera como eso.

Mi ingenuidad traspaso las fronteras. Toca hablar de eso porque ya me cansé del post pasado. Una aburridera cuando vengo al blog y veo que no he escrito nada. Pos cómo si apenas puedo elegir con cual pie voy a caminar.

Miren...

Un día de esos en que suelo mirar el cielo, andaba un poco melancólica. Me acordé de mi madre bendita. Venia por la calle a eso de las siete de la noche. Vi una estrella muy grande y brillosa. Dije esa es mi madre para acto seguido bautizarla con el nada original nombre de ¨Mamá¨.

Desde entonces fue un ¨Hola madre¨. ¨¿Cómo estás madre?¨, ¨¿Cómo amaneciste má?¨, ¨Te amo mucho mamá¨.¨, y todas esas cosas que uno dice cuando la madre ya no está. Hay algunos que se nos fue vedado el hablar bonito y se nos atragantan los te quieros en el alma. Mami se va al cielo -todas las madres se van allá- sin haber sabido lo que es un te quiero de hijo mayor.

Y así la vida lalaralará.  Días en que veía la estrella y sonreía. Días en que no la veía y ni me acordaba.  Igualito que cuando uno tiene a su madre. Ahí está segura mamá en su casita porque no pensamos que algún día va a chupar faros la mamita  De tan aberrante la idea de que no son inmortales no le damos cabida que algún día no estará.

Entonces muere y se acaba todo en modus dramático. He sido huérfana casi toda mi vida. Primero por elección y luego cuando descubrí que mami no era inmortal.

Pues eso. para tener algo de que asirme en los momentos bajos bauticé sin saber al pinche planeta Venus con el nombre de ¨Madre¨..

Todo este tiempo la pinche Venus fungió de madre hasta que alguien sin saberlo me dijo que esa lucecita brillante era un puto planeta llamado Venus. Quémenme en leña verde por ignorante o mejor por soñadora. Es como cuando te dicen que Los Reyes Magos no existen o que las musas son flacas o de plano que ti marido te es infiel. ¡Tómala barbón! He vivido engañada con tal de tener una ilusión.

Y ya. así fue como otra vez me quedé huérfana.


Click!






domingo, 29 de enero de 2017

Un poco demasiado imperfecto

Los incautos caen en la boca del lobo queriendo redimirse inevitablemente equivocan el camino. Mi semidios es Sabina, Sin rendirle culto y nomás porque escribe rebuscadito como lo intento yo.  Enrique no es más que un malnacido que no me ama. Osa perder la razón por otra bien formada. Vírgenes ignotas tocadas al azar por los donjuanes populares. Rockeros del amor matándolas con decibeles estridentes. Goma de opio por mi requerida. Malhaya el sino que así  pare a las diosas del perfeccionismo.
Escatimo mi propio lenguaje vistiéndolo de ocres otoños. Tal quisiera de noche venir a poseer mi cuerpo de por sí abandonado. Trémula la mano escribe nada de lo que entiendo. Como si otro por mi escribiera. Metáforas insurrectas que nadie capta. Las sirenas mentirosas me tratan con benevolencia. Nadie entiende a nadie. Mimetizo mentiras. Ni objeto de estudio merece ser quien por las noches descorcha sus venas embriagàndose del no ser.
No me gusta esto que escribes, no tiene forma. Me provoca ira la verdad escueta, lampiña, sin afeites. No entiendo lo que quieres decir. Nada digo con mis ideas inconexas. La petite morte de lo inconcluso. Dejo que mi dedo medio, obsceno irreverente se deleite bailoteando sobre el teclado de luz blanquecina. No soy yo, es mi dedo conectado por un hilo fantasmal por quien me habita cuando escribo sin entender lo que escribo, en algún lado tiene que caber lo que en un imaginario dijo Neruda. La poesía se vuelve banal cuando la empiezas a entender. No me jacto ni remotamente de escribir poesía pero si de escribir lo que nadie entiende. Le doy énfasis al final. Los incautos caen inevitablemente en la boca del lobo perdiendo el tiempo leyendo un texto que de tanto querer decir no dice nada.
Redención absoluta. Levodopa en estado puro. Tú que no estás y yo que de amor temblando.




Bonan nokton vizitantoj.




















miércoles, 25 de enero de 2017

Después del ahora

Dejemos para después la casa y el coche, los problemas, el amanecer con el canto del gallo, los amores no correspondidos, las noches sin sueño, las mujeres flacas, el dinero perdido, el departamento de arriba, tu familia, la mía, los no amigos de los dos, los príncipes azules, las imitaciones fantásticas, los confidentes que tenemos, el tú y yo para siempre, los amores que no hacen daño, los dueños de la fe, las misas de las siete, los hermanos castrosos, los perros en desbandada, los planes a futuro, las comidas del sábado, los pantalones cortos, el celular sin contactos, los ¨yo creo que...¨, los libros cerrados, las seudoamantes y los te amo sin compromiso, los cantantes decadentes, las muchachas de veinticuatro, los pasteles de aniversario, los amores caducados, los ahora ya no son los de antes, los días felices, el tú sin mi y yo sin ti, el a ver que se siente, el vámonos muriendo todos que están enterrando gratis, los besos apagados, el sexo sin respuesta, las manos vacías, los viejos desmemoriados, los escapes gloriosos, las sorpresas de fin de mes, los vacíos tormentosos, los libros paganos, la mala educación. los ojos culposos, los peros de siempre. Los nunca fui feliz, los ostracismos de domingo, los ya nunca más y todo lazo que nos unió. Las canciones de Sabina, los gritos apagados, las cartas sin remitente, las ansias atrapadas en las manos. Los pies en polvorosa. Los recaditos olvidados en la parte trasera del pantalón. Los besos flagrantes en el cuello de la camisa. El perfume que no es mío. Los vinos que no hacen daño. La mariguana pa´ agarrar valor.
Los celulares intocables, los viernes sin ti, los infiernos construidos, los paraísos sin alas dejémoslos de lado.

Pongamos las cartas sobre la mesa. Juguemos limpio, como al principio cuando todo comenzó. Sin miedos ni ataduras ni remordimientos carnales.

Pero antes de tener un después dime cómo se recupera lo que nunca empezó.















domingo, 22 de enero de 2017

Los ociosos suicidas

La realidad es esta, la verdadera. La que nadie sabe más que yo porque me toca vivir. Un fardo. A eso se reduciría todo pero no, todavía me queda fuerza en los dedos para escribir. Denostar contra todo a lo que haya lugar Después de dar gracias por haber amanecido demos lugar al pensamiento crítico. Muy bien. Perfectísimo. Abriendo los ojos a un domingo diferente. Cuando miles de agujas me obligan a querer seguir durmiendo. La mente dice que ocho horas de sueño inducido son suficientes. (Tengo mucho sueño). Muevo los dedos. Muy bien aún son mis vasallos. Muevo una pierna, luego la otra. Perfecto. (Cuanto pesan caray). La mente funciona (estoy escribiendo lo que me dicta la lucidez en un domingo temprano). El perrito de mis vecinos sigue chillando como todos los fines de semana. Supongo porque no le gusta estar solo. El olor del café preparado por Barry llega a mi nariz. No quiero bajar. Quiero que se relaje de mi un rato más. Le toca la parte dura de la historia. "Tú dijiste que te pidiera ayuda, todo lo que necesite", pero mi buen Barry no sabe leerme el pensamiento. Los accidentes se suceden y yo necesito que con una palabra adivine lo que necesito. Olvido que Barry no es mujer. Si lo fuera me habría evitado una vergúenza. Afortunadamente nadie me vio. ¿Puedes caminar mamá? No muy bien pero si me tienes paciencia... Tardamos poco más de hora y media en recorrer cerca de cien metros. ¡Dios! Dice Denzel Washington "Haz lo que puedas con lo que tienes". Tengo una silla de ruedas. ¿Y luego? ¿Quién me va empujar? Tú sola mamá, tienes dos manitas. ni siquiera tengo fuerzas. Derramé el agua hace rato. Vamos mamá, caminemos. No quiero que Laura me cuide hasta el final de mi existencia. No se lo merece. Ni Bruno, ni Barry. Natalia menos. Nadie se merece cargar con la carga que represento. Es obvio, no se quejan. Al menos no delante mío. Es domingo. El puto sol se mete por la ventana. Infame claridad vete de mi. Cizcalo cizcalo diablo panzón. Soy el ejemplo claro, contundente de lo que no se debe ser. Aceptar todo con humildad. No puedo, de verdad lo juro que no puedo. Ser un costal no es mi máximo. Es lo que hay. Pues no. No seré el ejemplo de nadie. Nadie verá en mi la abnegación ni me verá con la cabeza gacha aceptando una derrota por demás anunciada. Tampoco alabaré a Dios porque me permitió amanecer aunque sea así. El chiste es vivir. Si si si ¿A quién quiero engañar? Suicida ociosa por decirme algo. Lo menos cruel. Sobre este porvenir negro que me planteo se prenden luces de esperanza. La fe muerta da ligeros coletazos. Y ha sido Laura -otra vez- la que dice Aguanta mamá. Un poco más mamita. (Texto sin correcciones ni firma ¿A alguien le importa?). Click!

jueves, 19 de enero de 2017

Osadía

Nadie en la vida me había soltado una verdad tan contundente a la cara. Como si cualquier cosa  La Bella  Natalia, con la osadía que le da la edad -todavía puedo contar con una mano los años que tiene- me ha dicho algo que pocos por temor o precaución se han atrevido a decir:
Llana, sin adornos como me gusta que me hablen chingao:

Es muy difícil vivir contigo abuela.


Nada me describe mejor ni nadie me habló tan claro.


- ¿Por qué la vida es así?- pregunta.

¿Qué respondo? npi.












sábado, 14 de enero de 2017

Como perlas...

Viviendo así... de lejitos. Comiendo estrellas porque quiero acabar con todas. Ya me hartó su titilante inseguridad. ¿Quiere una? Me gustan las plateadas con hilos de mentira y sabor de engaño. Dicen que no coma muchas porque sensibilizan la lengua.
Como perlas hilvano mis risas en cordel de oro. Ese día me vendieron un árbol de peras en veinte centavos, entonces me hice rica. Camino entre las nubes porque me dijeron que ahí puedo volver a ser niña. ¿Ve ese lucero brillante? Me lo cené anoche pero apareció de nuevo. Yo creo que es mi mamá porque la muerdo y le sale juguito de lágrimas. Mamá lloraba mucho ¿Sabía? Vivo cada noche de a poquito. Tenía un par de trenzas recargadas en mi espalda. Un día que lloré se acabó el engaño. Amo a los hombres que tienen gusto por lo salado. Así sabe mi piel, como pescado de ojos saltones en marea alta. Otras veces olvido respirar renaciendo en días cubiertos de neblina donde me pierdo con los fantasmas de mis ancestros. Evito los exámenes de conciencia porque me limpian el alma.

Tengo el pelo de caracolas chillonas. De vida pobre me revuelco en el pasado glorioso de los que me desprecian. Paso la vida armando rompecabezas de lamentos. Colecciono olvidos.  De profesión archivista de derrotas. Llorona por convicción. Maestra en el arte sutil de decir verdades en forma de regalo. Hoy poseo más risas y menos desvelos. Necesito saber dónde quedó mi olvido, quiero llorarle un poco.  Tengo recuerditos envueltos en sangre sobretodo los de mi niñez ausente. Un día fui la más hermosa pero el loco viento me dejó desnuda a la vista de todos. Desde entonces son conocidos los recovecos de mi inocencia. Lamo huellas buscando las que perdí un Abril del año del Señor.

Ausencia me llaman por mal nombre María Solita pa´ servir a Dios o al Diablo según se me ofrezca. Me bautizaron así porque el día que nací perdí el futuro. Bebo agua de los ríos rastreando la risa de aquel que murió en pos de vanaglorias disolutas. Los corazones de los que no me aman ensordecen mi angustia. Me gusta la vida ¿Sabe? me recuerda la infancia vivida en una casita de adobe. Gozo de caminar en el lodo para lavarme después con agua de alhelíes. Escribo complejas ideas absurdas mezcladas con añoranzas. Atemporales pa´  toda la vida. Dios me lo tenga en cuenta. Yo digo que mientras menos entiendan no habrá culpables. Peco de impaciente con actitud insumisa. ¡Maldita dulzura la nuestra! Maldito el olvido que me niega tu ausencia.

Ya me voy porque acabo de recordar que ya morí. ¿Y usted cómo dice que se llama?






















domingo, 8 de enero de 2017

Las horas

La fe es un grave sufrimiento, es como amar a un extraño en vano...*

Estoy agarrada del filo de la ventana a una altura aproximada de unos poquitos metros para llegar al infinito. Al no retorno. Así mi fe.

Cuando me dieron una buena noticia me aventaron al precipicio de la felicidad. Necia como soy me agarré a la orilla. Yo no quiero paraísos, que no. No me den esperanzas que miren luego no me puedo levantar pero si me dicen con una sonrisa ten fe, verás que si. Les creo.

Llevo un tiempo asida con una mano a esa esperanza. La otra se soltó de a poco conforme los días han estado pasando.
No puedo más. Si ha de tronar que truene de una vez  La espera es una tortura innecesaria. El  ¨ya¨ tirano no admite más tiempo. Si digo ya es justo en el momento.
La fe debiera ser como yo: Necia pero pues no, más bien es bruja, desaparece a la primera por arte de magia. Y eso que no nomás estoy pensando en eso si no... Dios o el diablo salven al mundo de los necios. Apóstata de la esperanza rindo culto al desasosiego.

A primera hora solté una mano. He perdido si se puede la mitad de mi fe. Se cayó por allá lejotes de mi. Ah por dios ¿quién inventó los paraísos?

¿Dónde guardo la poquita fe que me queda antes de que termine diluyéndose en los caminos vanos de la desesperación?
De una cosa estoy muy segura. No podría ser guardiana de la bomba atómica.


¿Por qué siempre conviene alegrar a la gente? también de vez en cuando está bien, asustar un poco.*



*Las Consecuencias EB.



¿Un cafecito con un bolillo?  Que pastas de thé ni que ocho cuartos  Bolillo señores. En las mañanas beberse un café junto con un bolillito es tocar el paraíso. ¿Qué no tiene chiste? ¿Qué saben ustedes de amor si nunca les han besado el ombligo? además eso dicen porque el bolillo es tan simple como yo pero si lo probaran adiós galletitas. ¡Bolillos para todos! ¡Yo invito!
Después de eso aguanto hasta que me digas que ya no me quieres. (nocierto).










viernes, 6 de enero de 2017

¡Ay que dolor tan grande!


No sean fijados, son mis tenis favoritos.

Un poco más tarde de lo habitual, el rey mago llegó anoche con los audífonos puestos, farfullando una canción en inglés y el ritmo impregnado en el cuerpo.

-Lalaralará- cantaba muy alegre.
-¿Qué trais? ¿Estás borracho?- pregunté mientras le daba el beso de bienvenida.
-No- contestó tomando a Babo Alejandro -el chihuahua joven- de las manitas para en seguida ponerse a bailar con él en mitad de la sala.
Barry, digo el rey mago de mi casa es muy alegre.  Ni en los momentos tristes se deja caer. Es de los que nunca se le ve con los brazos cruzados ni con las manos dentro de los bolsillos. ¿Por qué nunca aprendí nada de él?

-¿tás borracho?- volví a preguntar.
-Que no - me dijo.
-tá güeno-

Desde que entró miré sus manos. ¡No podía creerlo! ¡No traía nada en ellas! ¿Cómo puede ser? mañana es Día de Reyes.

Que yo recuerde el rey mago siempre llegaba cargado de bolsas y regalos para los niños. Regalos que eran escondidos en la lavadora, dentro de la estufa, debajo del sillón, en fin. El rey era lo que se dice un verdadero rey mago.

Por eso anoche que llegó sin nada me sorprendí.

.¿Y los reyes?-

Él siguió bailando como si nada.

¿Y si están escondidos y me va a dar una sorpresa como antes? ¿Y si se le olvidó qué día es mañana (hoy)?
El rey está teniendo olvidos importantes últimamente, puede que sea eso. No puede ser de otra manera. Si.

Ya no pregunté nada. Cenamos, después me subí a dormir no sin antes y como quién no quiere la cosa, dejé mi tenis en mitad de la sala.
Este año no hubo árbol navideño entonces a falta de uno, pues dejé el tenis a mitad de la sala. Si lo veía seguramente se acordaría qué día es.

Mis esperanzas murieron cuando hoy al bajar a ver qué me trajeron, la sorpresa fue mayúscula.
¡No me dejaron nada putos reyes!
¡Nada!
¿Saben lo qué es eso?
NADA Ene a de a. N A D A.

Mejor mátenme. ¿Para qué nací?

Mi tenis huérfano pedía a gritos lo quitara de en medio de la sala. No quería que nadie más viera que los putos reyes ni lo miraron siquiera.
Pero no.
Si alguien hay necia en este mundo soy yo.. Voy a dejar el tenis ahí hasta que el rey pregunte o se acuerde .lo que suceda primero- qué hace ahí ese tenis viejo a mitad del camino.

Aunque la desesperanza me agobie , lo pisó -nomás lo hizo a un lado- en la madrugada- lo voy a dejar ahí. Este dolor de niña desencantada tiene que desaparecer. No puedo dejarlo que termine de apachurrar mi corazón, snif.
Como dice una niña que hace mucho no veo -¿dónde andas mi nieta querida?- haz destrozado mi corazón en mis cachitos.

¡Buaaaa! Qué triste mi vida es. Los Reyes Magos no me trajeron nada. Si al menos estuviera La Bella pero no. Le toca a mamá Joaquina disfrutarla.
Sea pues, también es su nieta.

¡Ay! de haber sabido ni nazco ay.


Y todavía falta decirle a Laura que no llegaron aquí los putos Reyes Magos. A lo mejor el rey está pensando qué le trajeron a él porque la verdad sea dicha, él siempre nos deja regalos y nosotros nunca le damos nada. Nomás las gracias.

Quizás el rey mago está esperando algo.
Y nosotros también.


Si así se sienten los niños cuando amanecen y no hay nada, déjenme decirles que se siente muy pero muy requetefeo.
No me juzguen banal. ¿No dicen que no debemos perder nuestro niño interior? pues eso. Muy pero muy en el fondo de mi,  la niña que me habita
suele asomarse en este día para ver si ¨ora si ¨ le trajeron lo que pidió.
No es mucho pedir ¿o si?
¿O no?
Total si nomás es hoy. Qué tanto es tantito.


Ay de mi.










jueves, 5 de enero de 2017

No me verán ni el polvo

Salir a la calle. Echar un vistazo. Para ser un día normal no hay gente. Los comercios están todos cerrados. Es miércoles 4 de Enero del año nuevo. Mediodía. Silencio raro.

Están asaltando las tiendas, cierren todo. No salgan para nada. Platico con alguien para enterarme de lo que está pasando. En las noticias no dicen nada. El descontento por el aumento de la gasolina ha creado enojo entre la población. Ambiente tenso. ¨Se están metiendo a las casas¨. ¨No salgan¨. ¡Virgen del Chongo Parado yo sin poder caminar y las pastillas mágicas en la cocina! ¿Y si corro? ¿A ónde pendeja? si no puedes mensa. Ay es verdad.

Me encierro bajo mil llaves. Las dos recientes llamadas diciendo tener a mis hijos secuestrados me tienen en alerta. Dos en menos de una semana. Hay que joderse..
Internet es el medio. Me entero lo que sucede. Saqueos en tiendas departamentales. Gente aprovechando el caos para robar. Juguetes y electrodomésticos los artículos más codiciados. A la gente no le da pena robar. Yo ni siquiera me atrevería a pensarlo. No me jacto de ser tan honrada pero la rapiña no va conmigo. ¿Cómo explicas a la familia de dónde salió ese objeto robado? ¿Cómo disfrutas de dinero malhabido? Es algo que espero nunca saber. Pobre pero honrada,

El presidente sale a dar su informe de inicio de año.. Espero hable de lo que sucede. Empieza por desearnos felicidad y un buen año. ¿Es en serio? ¿En qué país vive este imbécil que ni se entera? Cambios en su gabinete. Habla de medidas dolorosas pero necesarias. Alguien dice ¿de qué se quejan? a los pobres no les afecta el alza de la gasolina porque ni coche tienen.

¿Coche dices? Tuvimos que venderlo.No me pobreteen ¿eh? no nací en coche puedo vivir sin él.  Los impuestos cada vez más altos nos orillaron a deshacernos de una herramienta importante para Barry. Yo nomás pa´cuando voy al neuroloco pero pues siempre hay alguien dispuesto a ayudar. Desde entonces poco salgo de mi casa. No me quejo. Me andaba buscando a mi misma desde hace mucho, gracias al encierro obligado he encontrado lo que no sé qué andaba buscando. De algo puedo estar segura. no me voy a encontrar jamás de los jamases.

La situación en el país es tensa. Se habla de grupos de choque, toques de queda, el ejército por todos lados, asaltos, saqueos. Medios poco informan. Medios maniatados o vendidos.

Si antes no salía ahora menos. Hay mucha gente afectada. Cierre de carreteras. Amenazas de bloqueos y manifestaciones. Hay quién dice que no pasa nada. Otros suben videos para decir que si está pasando algo en este país al que muchos se refieren por nuestra pasividad ¨El país del no pasa nada¨.

El lugar donde vivo es uno de los más afectados. El problema está ahí. Nadie sabe como resolverlo.  Los políticos siguen dándose vida de ricos en un país de pobres.
Nosotros ni sabemos qué hacer. Una pena señores. Pena penita pena.


Chido. Aí se ven porque al menos en estos días no me asomo a la calle. Teoría del caos dice que se llama lo que está pasando. Si, creo eso es. Teoría del caos. Lo aprendí ayer.
El miedo como arma letal usado por el gobierno para alejar a la gente de las calles. Por mi parte funcionó.  El miedo será tu peor enemigo me dijo un día La Bella Natalia. Así es, no salí y hoy no quiero hacerlo.

Una cosa si les digo, esto nunca había pasado.
Los nunca no existen.

















martes, 3 de enero de 2017

Altares


Se me ocurre construir un altar al desamor, a los amores rotos.
Con flores disecadas, páginas en blanco, pergaminos endiosados.
Botellas de tequila con cartas de amor firmadas con sangre dentro de ellas.
Vientre de papel.
Diarios a la mitad, historias truncas. Héroes rotos.

Desliz de viernes.  Dulce paranoia.

Fe circunstancial. Mercaderes del azufre atiendan el mensaje.
Los manicomios como casas de venganza. Esquizofrenia en dosis perfectas.
Dime el cómo y el qué. Yo diré cuando.
Aceites esenciales diseminados por mis brazos.
¿O dónde?
Sírvase lo que quiera. No está en su casa.

Bendiciones al mayoreo.

Hoja en blanco el inicio de un algo.
Soy una escribidora mercenaria haciendo añicos mis letras.
El idioma de los locos trenzando emociones.
A nadie importa el camino seleccionado.
Escribo para mi.
Aí abran de disculpar si por error caen aquí.

Seis meses.

Nomás.
¿Te piensas sola de verdad sin nadie?. Nunca nadie.
No la había sentido tan cerca.
Tenía los ojos gris como la abuela.
Me leo escribiendo lisonjas.
Me pienso lamebotas.
Me sé bendecida por labios sinceros.

Admiro a algunos.
Detesto a muchos.
Quiero a pocos.
Nadie ha peleado mi cariño nunca.
De amor ya ni hablamos.
Mentes inconexas.

Epílogo.

Dicen que siempre escribo igual.
Renegando de mi existencia y su claroscuro desamor.
Muéstrenme a uno que escriba diferente.
No es cuestión de estilo,
lo mío
es tan sólo necedad.





















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje