Páginas

viernes, 20 de octubre de 2017

La muy muy fascinante

En lugar de ponerme a saltar de gusto como canguro brinque y brinque no, aí va la MaLquEridA y su intrínseco comportamiento. Mi hija me mostró el video donde por fin después de tanta espera se muestra el brazalete inventado por un estudiante para que los pp volvamos a la "normalidad". ¿Se imaginan lo que sería volver a ser yo? Yo no soy yo, soy una pp. La cosa es que Laura con su mejor sonrisa sin decirme de qué trataba me mostró un video. En este se veía gente hablando del cambio producido en su vida a raíz de la aparición del puto Parkinson. mientras hablaban la cámara hacía tomas de los pies, manos y cara de los enfermos. Para ese entonces mi mente trabajaba a diez mil revoluciones por minuto. Ah caray me dije a mi misma, ¿Cuándo lo grabaron? No recuerdo a menos que no me haya dado cuenta que fuera grabada. Tampoco recuerdo haber hecho pruebas con el brazalete. El video seguía corriendo. A Laura la alegría se le iba esfumando. Mi cara comenzaba a reflejar decepción. ¿Adivinan la razón? ¡Exacto! Porque no salí en el video. Aclaro que nadie me dijo que saldría ahí, luego entonces no hay nada que reprochar -banalidades al calce- dijeron que haría pruebas con el brazalete eso sí. Tampoco hubo promesas de ningún tipo. He ahí la importancia de llamarme Flor de María. El ego da cabida a todo. Entonces señoras y señores, el video se terminó ante mi mutismo. Laura cerró su computadora muy triste por mi reacción. tengo el grave defecto de dejar que mis emociones tomen por asalto mi cara al primer descuido. No las sé ocultar. En la vida esto me ha traído muchos problemas. Cuando me daban un obsequio la boca decía "muchas gracias qué lindo" pero mi cara decía "¿Esto qué?". Hiero con mis palabras -lo sé, lo sé- pero cuesta un huevo y la mitad del otro disimular. Que me caiga un rayo si miento. Empecé hace poco el camino del aprendizaje de mi condición humana. Cambiar de forma de ser lleva su tiempo. "Tantos años de marquesa y no saber mover el abanico". Salir de los ignotos silencios cuando me enojo, reconocer cuando yerro, me está costando pérdida de amigos, abandono de querencias, adioses de ingratitud, eliminación de tantos porqués. A días de haber sucedido este vergonzoso capítulo con mi hija sobre mi reacción del video, reconozco que es más sencillo seguir siendo yo a cambiar. Soy muy aferrada, si digo negro es negro y haganle como quieran, pero -malditos peros- elegí cambiar se senda. El siguiente paso es ofrecer disculpas a Laura. Me va a costar un huevo. Ni modo es el precio a pagar por mi insensatez. Si tuviese que pagar mis errores el infierno sería poco. Entonces señoras y señores, niñas y niños, toros y vacas voy a hacer lo que corresponda. El camino es largo, espero si es que hubiese recompensa por ser buena persona que el cielo no sea mi premio. Sería muy aburrido tratar con puros angelitos. Las ala me estorbarían para volar además mantener bllamca la túnica de alma buena sería como si me dijeran: Quédate sentada y no te muevas ¡¿Pos cómo!? Deseo-sin esperar- que el diablo no lea esto porque si no me dará la espalda y eso señoras y señores no es cool.

15 comentarios:

  1. Ja, ja, MaLquE. Igual que mi nieta con siete años ha roto un brazo, al hacerle la cura la enfermera le dio un pequeño objeto envuelto de regalo y saltó: ¡Qué demonios es esto! sin abrirlo. Nos hizo pasar vergüenza pero es así. No cambies me gusta como eres. Un abrazote.

    ResponderEliminar
  2. Hola hermosa, es difícil cambiar, casi imposible. Pero es precisamente cuando te disculpas que verdaderamente eres grande. Mi papá nunca se ha disculpado por nada, ya estoy acostumbrada ni modo así es el. Creo que Laura lo entiende pero el paso que vas a dar es importante. No me hagas mucho caso porque acabo de despertar y no he tomado café o jugo o huevos, jeje me acorde que eso te va a costar: un huevo. Te mando un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  3. jajaja A la gente se le quiere como es, ni modo...
    Que envidia, siempre te acuerdas del Toro...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. Pues oye, cada uno es como es. Yo no es que sea especialmente demostrativa tampoco. Pero eso no quita que se nos pueda querer así. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco soy bueno manifestando mi alegría por un regalo que no me gusta.
    Tú el abanico tendrías que aprender a moverlo, pero para todo lo contrario que las marquesas. Ellas para captar atenciones poniendo ojitos y tú repartir abanicazos y quitarte los moscones de encima. Siempre ha habido clases.
    Haz lo que quieras con Laura, pero a estas alturas no te hagas ilusiones de sorprenderla con tus reacciones. Aunque seas tú la que la hayas parido, te conoce como si ella te hubiera parido a ti. Y Natalia está en el buen camino también.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Mira que celos tiene Genín!!!!

    Jajajajajja

    No cambies, imagina que cambias y que te vuelves como los demás... tan correctos, tan predecibles, tan insustanciales, tan aburridos, tan prescindibles.... NO CAMBIEESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

    Muack y requetemuackkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  7. Lo cool y lo correcto...al final lo que importa es que tú te sientas bien contigo misma.
    Anda que no sacarte en el vídeo...pos' vaya vídeo!
    ; )

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. De cambiar, no serias tú.
    Tu hija entenderá, ya verás.
    Muchos besos 🌸 🌹

    ResponderEliminar
  9. Jajaja, no, no es cool, ni mucho menos, jaja ...
    Como eres, no hay más, como te sientas bien ...

    Un besazo con toda el alma.

    ResponderEliminar
  10. Ciertas actitudes no se pueden cambiar, es lo que somos. Lo que sí se puede es pedir disculpas a alguien que te quiere... a mí me cuesta también, no creas.
    Besos, Flor de María (recién descubro tu nombre y me encanta).

    ResponderEliminar

  11. A mí me gusta lo auténtico y tú lo eres... salgas en un vídeo o no.

    Un beso y un cálido abrazo!

    ResponderEliminar
  12. A mí me fascina como eres.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Será y brincarás de alegría y brincaremos todos contigo, mana. ¡Sí!!! Porque ya al fin podrás hacer todo lo que quieras y dejarás la enfermedad en el pasado. Hazte a la idea desde ya.
    Mil besos para Laura. Un abrazo enorme para ti.

    ResponderEliminar
  14. Se cambia, en muchas cosas, pero la esencia no...
    Y tú por ser chiquita llevas el frasquito lleno de ti.
    Sigue perfumándonos con tus humores... ;)

    Un abrazototote, mi chilanguita.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje