Páginas

lunes, 29 de julio de 2013

La soledad de un viejo

Estaba triste el sábado porque estuve sola todo el día. Los pensamientos melancólicos volaban como pájaros sobre la cabeza, tapando mis ojos para no ver más que lo poco que me dejaban ver entre sus alas.. Recordé a los viejos que he conocido. A Benjamín en su mecedora sentado, sobándose las rodillas, persignando las ganas de caminar para no perder la cordura. Cogiendo manías con el tiempo. Sin nada que hacer, recluido en un rincón nadie reparaba en él. La soledad en sus ojos grises vestidos de ausencias. 

Recordé a Soledad, la abuela que pronto cumplirá un año de haberse ido. Sentada en su sitio a la cabecera de la mesa observando a todos, sin participar porque ya estaba grande a pesar de tener mucho que decir, nadie le preguntaba algo. Acuñando manías veía a todos desde su pedestal de "Abuela te amo pero nada más". Era una muñeca mas de su colección de porcelanas, sin un pasado que contar, porque a nadie interesaba, sin embargo cuando murió, se rompieron las vestiduras pidiendo perdón a la abuela muerta, ¿Ya qué?  Amada, respetada y olvidada hasta que el día de su muerte recordaron que existía.

Mis abuelos murieron antes de yo poder quererlos. Provenientes de generaciones donde vivir pasando los cincuenta es demasiado. Morir sin apenas disfrutar a los nietos igual que mis padres. Vago recuerdo de una señora tomando el sol a la entrada de su casa, no de una abuela.
Tener la suerte de conocer a los hijos de sus hijos no está permitido salvo en raras ocasiones. Mis padres en su noble fortuna murieron antes de saber si serían amados por sus nietos.

Estela. Soledad,  son dos abuelas un tanto abandonadas. Solas en el momento que necesitan compañía de risas infantiles arrullando las siestas. Abrazando nietos ausentes. Miran la tarde cabeceando cariños.





¿Esa será mi vejez? No la quiero así.  No quiero quedarme sola en el ocaso. Nada garantiza que mis hijos no me abandonen. El ser humano cambia continuamente. Sola, sin hablar con nadie, inventaría manías para no morir ahogada en tiempos mejores. Hablaría con mis perros, mis plantas. Con corazón de Trapo sentada en el sillón viéndome con sus ojos negros de botón. 


Los abuelos son olvidos en el tiempo. 

Pronto tendré la suerte que La Bella ilumine los albores de los días en mi casa, entonces plantaré recuerdos lindos en su alma para que valore a los viejos, a sus viejos. No soy la mejor abuela pero espero serlo para Natalia para que un día se le llenen los ojos de alegría al recordarme.

Sin generalizar, ¿Por qué los abuelos suelen ser una carga para los hijos si los hijos nunca fueron una carga para los padres?








33 comentarios:

  1. Se explica con una sola palabra tu pregunta del final: EGOISMO y además es estúpido, no le proporciona nada positivo a quien lo practica, pero hemos construido entre todos, especialmente las multinacionales y el poder, este modelo tan cretino de sociedad y solo individualmente nos podemos evadir un poco de los resultados trabajando nuestras mentes para no sufrir tanto las consecuencias. :)
    Tu, cuídate mucho.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. No sabría contestarte, reina.
    La única abuela que conocí estuvo con nosotros hasta el final. Somos una familia unida.
    Por lo que he leído por acá, la tuya también lo es. La soledad puede ser posibles, pero no ineludible.

    Tenés al luz de tu Bella.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me has abierto una herida con esta entrada!
    Siempre he pensado que he tenido dos abuelos nada mas, los padres de mi mama. Los abuelos paternos murieron cuando el era un niño.

    Mi abuela se llama Estela (y mira que uso el presente, porque prefiero hablar de ella como si estuviera viva) y siempre la tengo presente.
    Su partida fue rapida, un dia se enfermo y en tres meses se fue. Se achico al punto que parecia una muñeca cuando la cargaba.

    ella usaba una frase que siempre recuerdo "Tranquilos todos!. estoy en paz"
    Yo la extraño mucho! Y siento que nunca pase el tiempo suficiente con ella, estudiar , trabajar ... es una excusa que a veces usamos.

    ResponderEliminar
  4. Me atrevo a decir que porque somos egoístas, porque nos hemos deshumanizado al grado de olvidar lo importante que es la familia.
    En mi caso no fue así, no conocí a mis abuelos paternos, murieron cuando aún no nacia. Pero a los maternos los visitábamos y cuidabamos con mucho cariño.

    Seguro que la bella te cuidara de la misma forma.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me recordaste de algo que leí hace poco y que me gustó muchísimo. Solo para recordar que así como el viejo nos ve, se vio, así como lo vemos a él nos veremos.

    Mi abuelo fue un ser muy sabio, lo amé y estuve con él así como él conmigo, mi abuela.... a mi abuela la sigo recordando las noches de tormenta, pues ella me cubría con sus brazos para apagar el miedo que tenía.

    De ellos aprendí muchas cosas y doy gracias por haber vivido junto a ellos hasta el fin de sus días.

    Saludos!!

    Ánimo, Malque eres una super abuela.

    je

    ResponderEliminar


  6. No me quita el sueño el saber si despues se acuerdan o no de mi, menos aun si me querran. Yo me contento con quererlos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Es triste que esta sociedad no sepa valorar y respetar a sus mayores, que no quiera aprender de ellos y que los arrincone porque ya no sirven.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Coincido con la opinión de Genín.

    Que locura de sociedad...

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Tal vez los hijos huyen de la imagen premonitoria de lo que ellos serán algún día...Es decir de una suerte de imagen y visión propia de sí mismos.

    ResponderEliminar
  10. Porque solo por ser viejos creemos que tenemos razón y queremos que nuestros hijos bailen al son que tocamos. ¡Porque somos unos plastas!. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  11. Sabes, fui voluntario en un asilo de ancianos hace tiempo. Conocí a muchos personas, todos llegaron por distintas circunstancias pero que escondían la misma razón: sus familiares no podían atenderlos (así tuvieran dinero). Tengo bellos recuerdos de cada uno, de sus historias, su amistad, sus consejos, su tranquilidad absoluta en espera de la muerte. Pero su soledad no es justa (hay cosas que no son justas en esta vida). Me hicieron pensar como podría ser mi ancianidad y créeme que a veces se estrujaba el corazón al pensar en esa soledad, como tu bien dices así tengas hijos... nada garantiza que...

    ResponderEliminar
  12. lo más importante que existe en este mundo es la acumulación de dinero y propiedades.
    ¿porqué?
    porque el dinero proporciona independencia en todos los aspectos.
    el dinero evita que a uno se le junte gente indeseable, con él se puede obtener la soledad deseada y la compañía que uno desea.
    ¡hasta hace que lo quieran a uno! (no importando si es de verdad o de mentira)
    el asunto aquí es tener el control de la situación.
    besos

    ResponderEliminar
  13. El cariño de unos padres por un hijo (y particularmente el de una madre) es el amor más puro y desinteresado que existe en las personas. Te hace reconciliar con el género humano. Aún partiendo de la base de que seas un buen hijo, no podrás devolverles ni la décima parte de lo que te dan. Ya no te digo si eres un mal nacido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. ¿Abandonar a los abuelos? ¿Que mis padres alguna vez sean una carga? Jamás...
    Un día tendré que extrañarlos a fuerza..hoy los disfruto al máximo.

    ResponderEliminar
  15. Todo es muy relativo, es mejor no preguntar los por qués a la Vida, Un beso.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  16. En mi caso, tuve la fortuna de disfrutar de mis 4 abuelos hasta mi juventud. Cuatro seres distintos y cada uno con sus bondades y sus fallas (simplemente humanos) y creo que esa experiencia de compartir mi vida con ellos, fue una de las mejores cosas que me han sucedido en la vida. Creo que es una posición de egoismo muy típica de los occidentales. En Oriente, los ancianos son reverenciados por su experiencia y sabiuría. En cambio en nuestra cultura del "forever young" solamente vale ser joven.
    Así nos va.
    Abrazo enorme, linda Flor!

    ResponderEliminar
  17. Malque, algunas veces sufrimos innecesariamente y antes de tiempo, dejemos pasarlo de la mejor manera posible, quizás nos llevemos una sorpresa para bien llegado el momento del que hablas.
    Besos, buena semana amiga

    ResponderEliminar
  18. Buena pregunta la del final. Si todos nos centráramos en ella, y en su valor, los abuelos (y hablo en general) tendrían otra vejez, con el amor y el cuidado que merecen. Duele ver como muchas veces pasan a ser un estorbo, o un olvido.
    No te quedarás sola en el ocaso, serás “Bienquerida”, igual hablarás con tus perritos y las plantas, va en la naturaleza de quienes los amamos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. De todo esto, te vienes a dar cuenta, cuando el maldito tiempo ha pasado
    Entonces corres para atrás, pero ya no puedes decirles, lo mucho que los quieres y que los extrañas.

    Según te vas haciendo mayor, te vas dando cuenta que la vida, es un noria

    Besos,malque

    ResponderEliminar
  20. Es curioso, pero antes leía tus textos y ahora tus palabras me obligan a releerlos. Te aseguro que soy el mismo. Así que algo nuevo tienen tus textos. Creo humildemente que las palabras te han transformado positivamente. Sea lo que sea, me gustas más ahora. Infinitamente más. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  21. No lo entiendo BIENQUERIDA, ayer te leí una entrada sobre el insomnio y hoy me encuentro una de abuelitos ¿se puede saber dónde me metí? perdón...te juro que soy un desastre y última mente tengo la cabeza no sé ni donde, en fin...esta también me ha gustado aunque no creo que debas preocuparte por lo que sucederá cuando seas abuela...solo sé... sé abuela, disfruta de serlo y te aseguro algo, a los abuelos que lo son es imposible no quererles... puede que los hijos que a veces somos muy ingratos, egoístas y tenemos memoria de pez olvidemos toodo lo que debemos a nuestros padres ( yo intento que no me ocurra.. lo intento) pero los nietos... si un nieto saborea lo rica que sabe su abuela jamás, de los jamases la olvida, ni arrincona ¡¡NATALIA TE ADORARÁ!! seguuuro.


    Un beso guapa y discúlpame si te escribí vete a saber donde... graacias también aquí;))

    ResponderEliminar
  22. Ay... no! Los abuelos nunca han de ser una carga, todo lo contrario: en sus manos está la sabiduría.

    Disfruta de tus nietas, eso no pasará, no vas a ser una carga.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Aunque no todos los abuelos son dignos de seguir con el cariño de sus nietos. El padre de mi madre deja mucho que desear, por tal motivo me he alejado de él.

    Y bueno Luego mis abuelas si las quiero mucho y a menudo estoy en más comunicación con ellas. Porque el padre de mi papá nunca lo conocí, murió joven.

    Mis abuelas son todo para mí, han estado en momentos donde mis padre nunca lo estuvieron. las amo.

    ResponderEliminar
  24. Malque :/

    Me acuerde de mi abue, es una entrada muy triste, yo le quiero mucho y me gusta que me platique de todo, lo que no entiendo es como hay primos y hasta tíos que se "aburren" con su presencia.

    Me opongo a esa forma de vivir la vejez ¬¬

    Te mando un abrazote Malque.

    ResponderEliminar
  25. Este post me ha llegado al alma. Y es que pienso en mi abuelita. Que ahora sólo la saludo y converso poco con ella. No debe ser así. Qué bien me ha hecho leer este post mi Malque.

    Se te quiere mucho!

    ResponderEliminar
  26. Disfruté mucho de mis abuelos cuando era niña..Ojalá que mis tres nietitos puedan decir lo mismo cuando crezcan y yo ya no esté...

    Besos
    Maribe

    ResponderEliminar
  27. Hay, mira, mis abuelos, bueno solo me quedan dos y estan lejos.
    los otros dos fallecieron cuando era niño.

    No sabría decirte como es la vejez de uno, o como sentir por uno. no los tengo siempre conmigo. sobre si son carga o no, Ahora en mi casa se esta quedando una tía de mi mamá, tiene más de 80 años, y no puede hacer casi nada, todo le duele, no puedo caminar mucho, le duelen las articulaciones, sus nietos no la pueden tener es cuidarla todo el día.

    Mis padres de 60 años y yo, la estamos viendo. Y si bien podemos tenerla bien ¿Qué hubiera pasado si no tiene un familiar que vele por ella?
    En Lima ya somos los únicos que podemos verla. No quisiera que mis padres pasen por eso. Yo no dejaré de cuidarlos, ni dejarlos solos.
    Sé que se dice fácil, pero creo poder cumplir eso. La gente cambia pero nunca pierden los valores que se le inculcaron de niños.

    abrazo

    ResponderEliminar
  28. Somos ingratos por naturaleza, supongo...espero no haberlo sido tanto con mis abuelos, y si lo fui en algún momento, no repetir el error con mis padres cuando estén viejos.


    Saludos Enfermos.

    ResponderEliminar
  29. El "miedo" a los ancianos radica en la simple cuestión de que ellos nos muestran en lo que llegaremos a convertirnos. Y en ésta sociedad triunfalista y consumista, que cada vez requiere más de nosotros a cambio de mucho menos, ser un viejo es estar fuera de todos los sistemas posibles.

    En fin.

    Suerte!

    J.

    ResponderEliminar
  30. Aunque nuestros abuelos y viejos estén siempre con nosotros y bien cuidados. Mi padre siempre decía. "que puta que es la vejez".

    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  31. En esta sociedad se han perdido muchos valores. Lástima. La generosidad, el amor, la entrega y el respeto se fueron al desierto del olvido y en el oasis sólo crecen las malas hierbas del egoísmo.
    Pensemos en positivo y que la "Irremediable" haga bien su trabajo, con una visita breve y a tiempo, sin que nuestras nalgas se peguen demasiado a la mecedora.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Apenas el día de ayer hablaba con una amiga sobre la situación de su abuela que tiene Alzheimer.

    Es muy triste que personas que tienen tanta experiencia y sobre todo tanto para compartir terminen relegadas así. Hace mucho tiempo, cuando estaba yo todavía en la universidad, hicimos un trabajo de investigación sobre personas de la tercera edad y en un hospital público una enfermera nos comentaba el caso de un señor que tendría quizá un poquito más de cincuenta años y había sido abandonado por su familia en ese hospital...
    Es muy lamentable...

    Por otro lado estoy segura que Bella se quedara con hermosos recuerdos de tu parte y serás una influencia determinante en su vida.

    Eres una persona muy sensible y tienes una manera muy peculiar de plasmarlo en letras.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje