Páginas

martes, 9 de julio de 2013

En mi casa se oye el zumbido de las moscas

Tengo que vencer esta apatía que carcome mis días,
quisiera salir a caminar ahorita
pero es de madrugada y además peligroso
entonces
tendré que esperar a que amanezca,
pero en el ínter
el sueño se habrá apoderado de mis ojos
y el camino que recorre el sol tendrá que esperar.

Me acurruco en el sillón viendo televisión
(verso bobo)
esperando den las siete o se asome el alba.

Miro mi interior vacío,
me pierdo en instantes
con olor a eso que sólo los tus y los yos
inventamos
en conversaciones extrañas
de quien apenas se conoce,
pecado le llaman otros.

No vuelvo a saber más,
mis ojos se han cerrado
oyendo la perorata del conductor.

Dormito hasta oir a Barry bajar las escaleras
sintiendo encima de mi
-si, encima de mi-
a los chihuahuas alborotados porque ya amaneció
y quieren salir al patio,
urgencias urinarias
ya sabes si tienes perros.

Demasiado tarde, son las ocho y a esa hora
no quiero  hacer nada
¡déjenme dormir!

Qué injusta es la vida sana
que no me permite comer lo que quiero
en los años en que todo debe ser bueno,
ni quedarme como marmota en el sillón
oyendo en la calle las risas de los niños,
los afanes de las señoras platiconas
ni el desesperar de la caterva de mocosos
que andan paseando en moto con su ruido infernal.

Demasiado tarde es las ocho de la mañana
porque el tedio se apoderó de mi.

El ruido de los coches molesta mi calma
¿quién los inventó?
mejor hubiera sido
andar a caballo,
si
eso es.
Andar a lomo sobre un caballo bayo.
infaustas palabras se me acaban de ocurrir
porque regresaste de mis recuerdos,

que te había enterrado
en lo más hondo de mis pensamientos.
Me arrincono pa´ llorarte.

Divago entre sombras y gotas de lluvia perezosa
de julio sin sentido.

Pido permiso a un pie para levantar el otro
y no lo otorga
quedo tirada en el sillón
con los ojos de la rana de peluche sobre mi

¡Croac!

Desde que llegó se quedó ahí
paciente
a que le asigne un lugar
que no encuentro.

Quiero ser rana de peluche o perro o ya de perdida
quisiera ser hombre
¿para qué?
npi pero siento que los hombres se la pasan bomba.
será que soy mujer
y ese es mi punto de vista.

¿Por qué no puedo salir ahora que tengo ganas de caminar?
-Porque te pueden hacer daño- responde una voz en las alturas.
No, no es dios, es mi hijo que se prepara para bajar a desayunar.

¡Oh bendito café! lloro porque de ti me han alejado.

Paradoja ingrata que no me deja ser.
Debo moverme para hacer las cosas
pero es el movimiento inútil que no me deja
volver a ser yo.
Ser...
hacer...
ser...
yo quietecita,
así como un maniquí.

¿Qué día va en esta espera que no termina?
sesenta y siete dice el calendario,
una eternidad digo yo.

Me siento a escribir deseando que amanezca
pero el sol no madruga.

¡Dios de los eternos! dame un motivo para sacudirme esta apatía
o mínimo ayúdame a poner los tenis
no ves que no puedo.

¿No has visto mi chamarra gris, esa que le robé a Alan?
Ayer no fui a caminar porque no encontré el pants gris
es que estaba en una bolsa de ropa de la mudanza ficticia,
por eso no fui
y me enojé
removí todo
saqué
metí
tiré
nombré a la madre de todos los pants
pero no lo encontré.

Babo Alejandro no dejaba de ladrar
el timbre de la entrada suena
¿hay otro?
el teléfono,
Barry
yo
tú al otro lado del charco
lejos,
ruidos
ensordecedores
¡Quita!
al final me tiré en el sillón
y no fui a caminar.

Así todos los días
no puedo vencer la flojera
circulando por mis venas
inventando pretextos obtusos
que ya nadie cree.

Me voy a tirar en la cama
en una de esas el sol madruga
y me deja salir temprano
sin miedo a que me pase nada.

Una paloma nocturna anda merodeando sobre mi escritorio
para ver que escribo
¡Chismosa Priscila! (siento que así se llama,  y que es teibolera, pero eso no viene al caso, cada quien es lo que es)
La espanto con la mano
¡usha!
se esconde tras mi guitarra
pobre,
encima que le dije teibolera
debe esperar también el día para salir de aquí.
¡Pobre Priscila pobre!
suena a estribillo de canción
sin componer
poema de amor digerible en tres tiempos.

-Camina, es por tu bien- me dicen,
si pudiera,
mi bien lo elegiría yo mera
pero soy tan sin embargo
que otros deben elegir por mi
porque ciega
no veo lo que ha de llegar.

Pena penita pena
arrastro por mi casa los pies
siendo un fantasma flojo
sin más ánimos
que dormir.

¡Tengo que aguantar despierta!
el azul del cielo se está asomando por mi ventana
ya casi es de día,
no me tengo que dormir.
¡Aguanta un poco más!

¿No han visto mi gorra rosa?
Tengo los pelos parados, así no puedo salir
pensarán que soy una loca
y
no estarán alejados de la realidad
pero
una cosa es que lo piensen
y otra
confirmando que lo estoy
... pues vivirás mejor lejos de mi.










23 comentarios:

  1. Muchas veces lo pienso ¿Y que pasa si como y bebo y en general hago lo que me da la gana? ¿Que vivo menos? pero agustito ...:)
    Lo malo es que ese no es el resultado, yo ya firmaria ahora mismo, lo malo es que va uno adquiriendo malestares que le hacen sufrir haciendo peor el remedio que la enfermedad, así que será una de cal y otra de arena, así hago yo, rompiendo las reglas de vez en cuando, disfruto, y normalmente no tengo que pagar por ello.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Vivimos agobiados, unas veces porque estamos chungos y en otras muchas ocasiones porque nosotros mismos nos complicamos la vida, dándole vueltas e importancia a cosas que quizás tengan más fácil resolución de la que nos imaginamos. Cuídate pero no te agobies demasiado, como decían, bueno y como dicen las beatas que sea lo que Dios quiera.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Sácate de la cabeza que eres loca, NO LO ERES!

    Te mando un beso, el más grande que existe!!!


    ResponderEliminar
  4. yo hace mucho que no hago caso más que a misma, y vivo contenta y lo que tenga que vivir bien, sea mucho o poco tiempo... no importa
    lo que importa es haber vivido a concho

    con todas nuestras dicotomías y miedos y también aciertos

    la vida es para gozarla
    no para aislarla

    ánimos y abrazos vivos

    ResponderEliminar
  5. si tanto necesitas caminar, dile a tu hijo que se haga una rutina y horario, y salga contigo de la mano esa hora y listo
    así empiezas y hasta él tiene un tiempo para compartir en solitario contigo

    es una idea
    :)

    ResponderEliminar
  6. Escucharse a uno mismo, ver lo que ocurre alrededor ya es una manera de camino, después lo que te salga, sin presiones, claro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Adoro los locos.
    Los cuerdos me aburren con su monotonía gris taladrante.

    Pienso como Genín.
    Hay cosas a las que no pienso renunciar por mucho que me cueste unos años de vida.

    No tengo ganas de batir ningún record de longevidad.
    Tengo ganas de pasarlo bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. "Me arrincono pa´llorarte".

    No le des placer al cuerpo ni a los malos recuerdos, dale lo que te pida la imaginación... Y sé feliz. Estás inspirada. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  9. Malquerida (ese nombre insisto no te queda)
    me sorprende tanto . me agrada tanto y me conmueve leerte ...
    como has cambiado en tu forma de expresión y me entusiasma mucho que te liberes porque uno a veces escribiendo es como trata de hacerlo.

    la vida sana a veces puede ser tediosa o aburrida o no le hallamos sabor, pero sabes? haces bien en quejarte en distraerte y en exteriorizar todo ese malestar que a veces es como un lastre si no lo sacamos

    te quiero mucho.

    yo deseo de coraz{on que te sigas conservando asi

    Viva
    quejumbrosa
    mal hablada
    graciosa
    y querendona



    :)

    ResponderEliminar
  10. Somos nuestros peores verdugos. No te exijas tanto, Malque.
    Toma las cosas con calma, verás que pronto mejorarán.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Creo que debes disfrutar de lo que hagas... así sea ver tele. Tenés derecho a la tranquilidad, y todo moviemiento es protesta, significa querer ir a otro lugar. Pero tambien tenes derecho a eso. Podes todo... pero primero, tenes que estar comoda en vos misma. De ahi, todo lo demas es facil :)

    Un abrazo muy grandote


    Emilie

    ResponderEliminar
  12. ahora y cada que me he quedado sin trabajo, me pasa exactamente lo mismo que a ti, me puedo pasar el día entero dormitando y cabeceando frente a la computadora, queriendo sacar "inspiración" de dónde no la hay, y justo cuando llega la noche y se me ocurre algo, mi intolerancia al ruido me saca de quicio completamente, unos dirán que es apatía o depreseión, yo digo que sólo es el hecho de querer quedarme solo con el mundo, para poder disfrutarlo así como tú con tus ganas de salir a caminar

    saludos

    ResponderEliminar
  13. No soy buena para dar consejos alentadores, yo misma no puedo con mis propias penas...pero se ve que eres una mujer luchadora, asi que a no decaer!

    ResponderEliminar
  14. los días difíciles no deberían de existir. si se les pudiera eliminar por decreto...
    besos.

    ResponderEliminar
  15. Si acaso estás loca... entonces eres una loca muy adorable y te ves re linda con esa gorra rosa, con los pelos tiesos, dando vueltas por el parque, valiéndote madre lo que piensen los demás, jajaja!
    Fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Malque, con lo bien que lo explicas parece que te veo, eres una mujer encantadora, contigo no debe conocerse el aburrimiento.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Te entiendo, muchos días yo estoy despierto cuando todos duermen y viceversa. No tengo perro (aun, me han prometido uno en diciembre) así que por mientras tengo aun paz. Yo salgo a la calle (sin la menor vergüenza) tal como me bajo de la cama (bueno me pongo pantalón, tampoco es cuestión de salir en paños menores)

    ResponderEliminar
  18. wow... una paloma teibolera! que loco.

    ResponderEliminar
  19. Reinvéntate. Sólo tú puedes hacerlo.

    Besosss.

    ResponderEliminar
  20. Ay qué terrible, tener insomnio y encima no poder tomarte un cafecito :( Amo la cafeína, sin ella nada sería igual, sobre todo en los días que duermo no mal.

    Ánimo Malque.

    Beso!

    ResponderEliminar
  21. Mi Taylor igual se loquea por salir apenas amanece.
    Pero eso si, no se me trepa ya, esta muy grande
    abrazo.

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje