Páginas

martes, 10 de febrero de 2015

Des-intoxicada a renglón seguido

La verdadera razón por la que pasé una noche de perros es simple, para los que tienen un enfermo crónico es muy complicada. La falta de dinero para adquirir medicamento nos resta años de vida por la preocupación. No hay para comprar pastillas eyaculadoras de salud mentirosa. Un enfermo crónico es una deuda eterna sin visos de algún día poder saldarla. A menos que llegue la muerte, claro. RIP. El domingo me quedaban tres tabletas que son las que me permiten caminar, ¿no? Las de la rigidez aguantaban todavía. Opté guardarlas todas para el lunes. Obligaba a suspender el domingo el medicamento. No importaba mucho, los domingos tengo muchos brazos para apoyarme. Los domingos nadie cae ni se muere. Hay veces que el dinero no alcanza, lo veo, estoy consciente de ello, por lo mismo trato de alargar el consumo de pastillas. Eso no es bueno pero no interesa. Levante la mano a quién. A estas alturas de la vida me valen madre cada vez más algunas estúpidas razones para sobrevivir en este mundo insolente de solecito y cielos azules. Para algunos deprimidos -que no deprimentes- eso duele porque el cielo no entiende de estados de ánimo. Su alegría no es compatible conmigo en ocasiones. A lo que iba: El cuidador se truena los dedos pensando y viendo qué hacer para comprar la medicina. El enfermo inconsciente hace lo que yo. Se asoma al abismo de la abstinencia. Puedo con ello con tal de no ver a mi familia preocupada. Doy mi vida en trozos pequeños pa'que alcance. Eso traerá dolor y temblores descontrolados pero blah, ¿quién dijo miedo? Todo va más o menos bien. Sonrío, disfruto, desayuno, peleo, lloro, escribo, lloro, leo tu comentario, lloro inconsolable, me enojo, ya no lloro, vuelvo a discutir, disfruto el arroz con molito rojo, sonrío, soy feliz. ¡Viva la familia! Sigo con el problema. Dice alguien que el cuerpo con sus trastornos avisa que el alma está enferma. ¡Me lleva el diablo, estoy jodida! La alergia en la piel dice que estoy lejos de ser saludable. Otro carajito màs. Eres toda una caja de sorpresas dice Barry. No sanas de una cuando ya estás en otra. Lo que Barry no sabe es que mi cajita de sorpresas es copia exacta de la de Pandora. ¡Échate un trompo a la uña! Entonces ¡tarán! Cuando estoy de lleno preocupada se me ocurre la más grande idea de todos los tiempos: Comprar la medicina con el dinero de la despensa, ¡Siii! ¡Que buena idea! ¡Viva yo y mi instinto de supervivencia medicamentosa! Sigo, llega la maldita noche. Tomo la cápsula verde pero la falta de droga anti-sismos me prepara la peor pesadilla que comenté en el post de ayer que borré porque me dio vergüenza. Soy un fiasco. Pues ya está. Amaneció, me alisté pa' ir a la escuela de Nati pero no pude llegar. Mis pies no pudieron más. Haciendo un gran esfuerzo fui tras La Bella y Barry que habían partido sin mi, -no podían esperarme- solamente llegué a media calle. ¡Abuelita ven! Me puse a llorar. Lo bueno que casi no había gente. Lo malo que si. Me vio el señor güero y su hija que venden fruta. Todos los días me ven pasar garbosa y salerosa. Reina del bastón de doble historia ¡Mátame camión! como dice un amigo español malhumorado. Para ese entonces Barry venia de regreso ¡Dios de los pies torpes apiádate de mi! Al verlo me solté a llorar a moco tendido. Tomó mi mano, abrazándome dijo -No llores ya estoy aquí- y aí vamos de regreso. Tranquilita. Sentados en la sala le expliqué la maravillosa idea para comprar las pastillas. Me escuchaba atento pero a mi me costaba hilar las palabras. Con mucho esfuerzo logré mantener los ojos abiertos. El cansancio emocional y físico me aniquilaron. Poco recuerdo de lo dicho en esa comunión de abuelos interrumpida por el sueño absoluto. Barry me mandó a dormir tres veces. Yo lo mandé al carajo las mismas. ¡No y ya! Llegada la noche fuimos a la farmacia, alcanzó para la pomada de la alergia y nos sobró. No tenemos para la despensa -de hambre no moriremos, tengo un protector llamado Barry presto a llenar mi estómago de farol- pero puedo caminar. Como dice la atea de Laura ¡dios existe! Como dice Enrique: lo demás será siempre lo de menos. Como digo yo: Ufff salvada, me alejé por millonésima ocasión de la orilla del abismo. Y eso señores para mí es digno de contarse que no significa sea digno de leerse. Abur.

29 comentarios:

  1. duro relato, mal de muchos
    (demasiados)
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fiuuu menos mal que lo aclaras. Aquí decimos, mal de muchos, consuelo de tontos :D

      Eliminar
  2. Cuanto lo siento Malque estos momentos tan chungos que pasas, al menos tienes por aquí mucha gente que te da ánimos, aunque no sé si esto apacigua algo. Te dejé un comentario en otra entrada, y se ve que se perdió, o algo raro pasó por ahí.

    Muchos besos Malque, y cuídate todo lo que puedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí arribita dice que borré el post. En realidad lo mandé a borrador. Lo siento.


      Gracias Rafa si que me ayudan, gracias.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Tremenda tu historia. No deberían suceder este tipo de cosas!!! que rabia....
    espero que puedas salir adelante! tienes muchos brazos que te quieren abrazar.
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Que dificil!
    Hay alguna forma de conseguir alguna ayuda para las medicinas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nah no te preocupes, esto es cíclico. Ya resolvimos el problema. Muchas gracias.

      Beso

      Eliminar
  5. Te mando un abrazo comadre. Espero y pronto todo se acomode y se arregle, Besos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias comadrita. Gracias por los buenos deseos, valen oro.

      Un beso

      Eliminar
  6. sabes? hoy a pesar de la crudeza de lo que narras , tus giros alejan la pena y si ... hasta para los ateos existe un dios que nos salva del abismo en un click o en un ploff, hoy ni se
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. O en Fiuuuu salvada, como el mio.
    Tú siempre sabes.


    Abrazos cariñosos.

    ResponderEliminar
  8. Y como digo yo, mas vale morir que perder la vida...
    Siento mucho que lo estés pasando tan mal querida amiga, no se que tonterías mas decir para animarte... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  9. Todo lo que escribes es digno de leer, desde muy niña cuando leía, (me cuentan) que me enfadaba porque tenía que recurrir al diccionario, mi respuesta era que no sabían escribir. Contigo se aprende fácil...sin intermediarios. Por mucho que te diga: lo siento, nunca te quitaré un ápice de tu dolor, pero en verdad lo siento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Si Dios existe debe ser un gran incompetente.
    No conozco a nadie que se sienta feliz de forma habitual.
    Bueno... conozco algunos mentirosos que dicen que siempre son felices pero bueno esos no cuentan como personas honestas.
    Te leo y uffffffff, ya no sé...

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Paz, pero no de rendición... Mucho ánimo y mucha fuerza. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  12. Digno de leerse sí que es. Como todo lo que tú escribes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Eres una gran luchadora, no sabes cómo te admiro.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. No solo es digno de leerse, lo has contado tan fantásticamente bien que hasta no parece tan terrible como es lo que has contado y eso te hace diga de un enhorabuena inmeeenos...un ole! tus narices!!!! porque sin duda se las echas a la vida y un abrazo fortísimo de esos de espachurrarte ( de mentirijillas no vaya a ser que te haga daño) de verdad MALQUE tienes mi admiración .. toda.. no vale de nada pero te la dejo y

    Un beso.. no, dos uno en cada moflete!
    Y Graaaaaciaas .. quejarse a tu lado es pa darnos unas tortas bien dadas!! ;))

    ResponderEliminar
  15. Y quién podría juzgarla,pedejona??
    Vaya por Dios!! que no dejemos ni nos echemos el melodrama al cuello.
    Sólo aquel que no haya vivido, ni sepa de las gominolas, de lo que los pocos pesos alcanzan las más de las veces y todos sus efectos... pues que juzgue.
    ;)

    Saluditos.

    Pero por el momento no más, sin tequila,eh? no vaya a ser que le prenda fuego en lo de la loquera por lo de mezclar la tequila o el mezcal con las gominolas y luego me culpen de incendiarle la guayabera a la güerita, mija.
    Pero en cuento se pueda, pa Garibaldi!!! y a pie, que allá la espero un viernes!!
    Y parriba, me oyó??.
    Que la vergüenza se mata en dos tragos no más... o en un par de cositas desas azulooonaasss.
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pendeja... pendejona...
      en cuanto...
      me corrijo, que ya ando medio azulona entre mezcal y gomileada... será??
      ;)

      Eliminar
  16. en tu caso -y el de muchas personas que están en la misma situación que tú por diferentes enfermedades crónicas- es muy difícil comentar y no sentir que se puede estar metiendo la pata al escribir algo inadecuado.
    siempre te leo y siempre te apoyo mandándote mis mejores vibras que aunque vayan desde muy lejos espero que lleguen muy rápido, al instante.

    besos.

    ResponderEliminar
  17. Animo amiga, es todo lo que puedo decirte, te aseguro que mi vida no ha sido fácil tampoco... ¡fuerza!.
    Un abrazo grandote desde el sur del mundo.

    ResponderEliminar
  18. Arriba ese animo Malque! te he dejado una sorpresa en mi blog para que te pongas contenta :)

    ResponderEliminar
  19. Queridisima Flon..., hermanita linda !!! =)

    ¡Esa Foto es MI MAS FAVORITA DE TODAS! =D.

    Abrazos mil para vos.

    ResponderEliminar
  20. Siempre tienes ahí a gente que te apoya y eso es muy de agradecer pero entiendo que tiene que ser frustrante en muchas ocasiones. Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  21. aunque parezca competencia mi querida, lo hago paras que veas la parte buena: yo ni siquiera tengo un barry ni perro que me ladre. me tengo que comer las lágrimas solita no más. agradezca sus compañías que valen oro
    besoso

    ResponderEliminar
  22. Hola Malque, se que tal vez tantos comments te sirvan de nada, pero como tu dices, dios existe (asi con minusculas y con mayusculas tambien), n imagino lo que debe ser padecer lo que padeces, pero si imagino lo fuerte y valiente que eres (y esta bien que a veces no lo seas tanto, eso te hace mas humana, aunque ser mas humana a veces no sirva de mucho)Desde aqui te mando todo el apoyo del mundo, y todo lo bueno que pueda deseartte, desde el corazon, con sinceridad, Me encanta leer la familia que tienes, te fortalecen, te apoyan, valen mucho, tu los educaste, asi que tu vales el doble. El cuerpo con el tiempo deja de responder, pero sabemos que al corazon nadie lo puede parar, incluso despues de la muerte, el amor de alguien que ama de verdad se sigue sintiendo.

    ResponderEliminar

Aí usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo. Sucede que en este su blog -que es mio pero por educación se lo ofrezco- el pp se apodera de la poca lucidez y tiempo que poseo.

Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje