Páginas

miércoles, 7 de agosto de 2013

Y así fue como pasó






Resulta que desde el sábado, mi gato que no es mi gato y que se llama Calixto ya no viene a dormir a casa. Él vive en el patio trasero encima de la lavadora. Ahí tiene su camita muy mona que le hice con mis manecitas rechonchas.
No lo meto -ya saben- porque Señor Perro se pone loco al verlo.

El otro día Gatito me siguió por las escaleras, Tiki lo vio y ¡Mocos! que lo persigue por toda la casa haciendo que Calixto se refugiara debajo de la cama de Bruno y no saliera hasta la noche en que Barry lo rescató.
Señor Perro marca sus dominios. Babo Alejandro ni enterado. Lo que es ser un perro adolescente dormilón.

Bueno,

El sábado limpié el patio y todo eso que limpian las mamás en el jardín. Plantas, macetas, remover la tierra de estas, (agradezco al dios de los gusanos y lombrices que no me saliera ninguno) tirar cosas inservibles, en fin, todo lo que hacen las mamás que no tienen nada que hacer y que hacen -valga la redundancia- cuando ni siquiera sus amigos imaginarios les hacen caso. Cri cri cri cri.

Entonces, 
cambié la lavadora de lugar pero a Gatito no le gustó. 

No están para saberlo pero yo si para contarlo porque como no tengo nada que hacer pues lo platico mientras la vida camina lenta como tortuga desovando.




Mi gato que no es mi gato y que se llama Calixto muy de madrugada araña la ventana de mi recámara o la puerta de la cocina para que salga a acariciarlo. Si señores leyeron bien a ¡ACARICIARLO! Como soy muy buena ama le sobo la cabecita (sin albur), le rasco la pancita, el lomito, las orejitas y bueno ya. Calixto, ya me quiero dormir pero él nada que me deja ir.

Calixto porfa, déjame ir mira que tengo sueño. Además debo ver al Este porque ya amaneció del otro lado del mundo. Anda sé buenito.

¿Quién es el amo aquí?

Cuando quiero entrar, mete la manita para que no cierre la puerta, ¡Awww! me da mucha pena. Tengo que quedarme con él a eso de las cuatro de la madrugada -hora del Diablo- sobándole lo que quiera.
No entiendo porqué no le agradó el cambio de sitio de su camita. Como no soy experta en mininos debido a que Gatito es el primero que hay en la familia pues no sé qué hacer para que vuelva a casita.


Bueno bye, este post ya está muy largo y Señor Perro ya vio a Calixto.









18 comentarios:

  1. No le gusta la orientación de la lavadora, seguro la quiere dónde estaba. El gato es listo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ay... querida Malque me temo que el gatito quiere dormir contigo porque ahora que descubrió tu cama no se irá de allí. Los gatos les gusta dormir con personas.

    Yo nunca pude llevarlas a mis gata ( una por vez) porque siempre tuve una porque se me acostaban sobre las piernas, detras de mi espalda y no me podía mover. Terminaba toda contracturada. Unos dolores que ni te cuento!!! Pobrecilla, se pasaba toda la noche arañando la puerta y maullando bajito. Me daba tanta pena.

    Besos Malque y suerte con tu pequeño.

    ResponderEliminar
  3. Es que los animales son TAN inteligentes por Dios!

    Qué maravilla tu gato!!! Ya que duerma contigo!

    Beso!

    ResponderEliminar
  4. Enséñale a poner la lavadora, y será el rey de los gatunos.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  5. Esa es la pregunta ¿quien es el amo ahí? ¡que ponga orden!...
    Jajaja un mono que se hacen compañía juntos.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. los gatos son solitarios pero no les gusta la soledad. parece lo mismo pero no, por eso te busca.
    besos.

    ResponderEliminar
  7. Los gatos son posesivos, y dominan, pero más las gatas, esas de dos piernas y ojazos que sorprenden y enamoran...UN abrazo, bella. Carlos

    ResponderEliminar
  8. Alucinante lo mucho que hacen las mamas: porque las manas limpian el patio, las mamas limpian el jardín, las mamas tiran las cosas insensibles (que no se Barry, por Dios te lo pido). Se diría que las mamas soy el centro del universo. Las mamas que no tienen nada que hacer porque alguien lo hace... ¿por ellas? Y luego apela a sus amigos imaginarios para que le hagan caso... Amigos imaginarios vale, pero no primos. Jesús el Cristo dijo: "hermanos todos, primos ninguno". Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  9. No se si es una entrada felinicamente tierna o tiernamente felina... pues to espero que Don Perro y Calixto se puedan llevar mejor, por el bien de la familia digo.

    ResponderEliminar
  10. ¿Conoces a Gloria Fuertes? En ocasiones me la recuerdas, rebosando sensibilidad y ternura.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Entre la hora del diablo, la panza de Calixto, la lavadora que cambió de sitio, yo sólo puedo decir que recién doy con tu blog, ya sabes de link en link y ha sido muy grato leerte, con tu permiso me quedo.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  12. en casa he criado a tres gatos, y sin duda cada gato tiene su propia personalidad, son ellos y no nosotros los que deciden que hacer cuando como y donde, pues aunque pensemos que nosotros somos los amos del espacio, la verdad es que son los gatos quienes nos manejan

    no queda más que devolver la lavadora donde estaba antes , los gatos son de costumbres arraigadas y territoriales, él te eligió como ama o compañía así que no queda de otra que mimarlo

    en todo caso los gatos saben muy bien dar compañía e intuyen los estados de ánimo de las personas, y saben demostrar su inteligencia emocional perfectamente

    de los tres que había en casa , ya solo me queda una gatita, y es mi regalona, los otros dos ya se fueron al cielo de los gatos
    ( la que tengo tiene 11 años humanos, equivalentes a 65 más o menos)

    un abrazo y buena jornada

    ResponderEliminar
  13. Perro malo, ay mi pobre gatito que duerme solo afuera y espera caricias. Tendrías que enseñarlo a compartir, a ser amigos.
    Tal vez extraña la posición, son más inteligentes de lo que pensamos, debiste pedirle permiso ji.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Y vivieron felices comiendo perdices? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Que haya paz entre todos los animales, los de cuatro y dos patas :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  16. Lo siento no puedo ayudar porque no me gustan los gatos.

    ResponderEliminar
  17. Los gatos son hermosos, por experiencia, mis perros se llevan muy bien con los gatos que han crecido con ellos desde muy pequeños, en ese caso, pueden convivir juntos, pero cuando algun gatito nuevo aparece, Dios mio, la que se arma!. Abrazos

    ResponderEliminar
  18. http://mividaesteinfierno.blogspot.com.ar/

    soy yo!

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje