Páginas

miércoles, 21 de agosto de 2013

¡Culpable!





Luego de varias indagatorias, hablar con testigos que se encontraban en casa al momento del crimen y después de una exhaustiva investigación que me llevó cerca de treinta minutos por lo difícil que el caso se presentaba, llegué a la conclusión que: 

Gerome Stravinsky (el pez beta) no pudo ser el asesino de hongos porque su tamaño no se lo permite. Salir de su pecera equivaldría a morir. ¡Glu glu!
Gerome Stravinsky queda libre de toda culpa.

Babo Alejandro (el chihuahua joven) tampoco pudo ser porque estaba con la Hermosa Dama o sease yo descansando de descansar todo el día.
Babo Alejandro tampoco fue, es libre.
Te puedes ir perro.

Benito Tiki (el chihuahua viejo) queda descartado porque dormía la vejez en mi cama.
Mi Tiki no fue, luego entonces puedes seguir tu vida mi chulo.
Bye, besitos.

El Hombre Guapo se elimina de cualquier cosa que tenga que ver con el fungicidio porque no hace más que ver los videos de su hija La Bella que ya habla mucho y es muy lista. Obvio porque es nieta de la MaLquEridA.
El Hombre Guapo no fue. Puedes irte a seguir viendo a La Muñeca.
Te amo, bye. ¡Ya duérmete!

La Dama Hermosa o sease yo, no pude haber sido por obvias razones.
Yo no fui, soy una reina incapaz de matar nada y menos de destruir una obra de arte tan valiosa, además con qué fin lo haría. No, nel, descártome ya mismo.
Amén.

Atando cabos, El Hombre Sabio en el que recaen todas las sospechas estaba la noche de marras en la sala viendo televisión. Los hongos estaban en el librero de la sala. Luego entonces...
Siendo la única persona que se encontraba ahí todo apuntaba a que él era el fungicida. Cosa que vine a corroborar cuando desde abajo gritó: -¡Chikis, te rompí algo!

Al oír ¨Te rompí algo¨ los pelos se me pusieron de punta. Me dio el supiritaco tres veces pero pude mantenerme ecuánime para saber qué había pasado, llegando a la conclusión que fue un accidente imprudencial. ¿Todos los accidentes son imprudenciales o nada más este? No lo tengo claro.

Dado que el acusado aceptó su culpa sin chistar además de hoy reparar el daño, concluyo que queda libre de oír mi perorata todos los días.
Repondrá con creces el objeto de mi afecto de inmediato y comprarme esa blusa que tanto anhelo, el pantalón. El outfit completo para que la afectada quede satisfecha por un buen tiempo.

Así pues condeno a Barry, digo al Hombre Sabio a purgar su condena hoy antes de irse a trabajar. Teniendo que además pagar la hamburguesa del viernes y el desayuno del sábado. Esto tomando en cuenta que aceptó su culpa sino JesúselCristo de soslayo nos agarre confesados.

Caso cerrado.
Muchas gracias
Hasta luego
Bye.








25 comentarios:

  1. Muy buenas investigaciones y sus respectivas conclusiones.

    Además de la condena impuesta por la Sra. Malquerida (jueza, víctima colateral y verduga), no estaría nada mal que el fungicida el Sr. Hombre Sabio, como símbolo de arrepentimiento, dibujase sobre papel a los ya fallecidos hongos (QEPD), con el fin de que su dibujo, en su parte, una forma de arte, sea publicada en un post futuro en este blog.

    Recibe un cordial saludo,

    Dave

    ResponderEliminar
  2. A pesar de esa condena Barry es un hombre muy afortunado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Menos mal que hubo reconocimiento de la comisiòn de hechos delictivos por parte del autor, eso, claro esta, atenùa la imposición de (la creo debiò ser) la pena capital. Pero... misericordia quiero y no sacrificios.

    Caso cerrado.

    PS: bien con el nuevo oufit. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Todo aclarado, y tus conclusiones como gran especialista en casos oscuros y criminología, han dado sus frutos.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  5. Fue barry!!! por lo menos lo confesó.

    ResponderEliminar
  6. Creo que pagará su culpa con gusto... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. I knew it!!!!
    Pero ya pagará sus culpas, creo que puedes extenderlo hasta el desayuno del domingo no?

    Beso!

    ResponderEliminar
  8. :O Al igual que tu creo que fue sin intencion, el sabe perfectamente como quieres a esos hongo y con el castigo suficiente.

    Saludos Malque.!

    ResponderEliminar
  9. La monarquía nunca fue de fiar. No tengo claro que la reina de los hongos esté libre de culpa, además, ella es quien narra la historia y llega a la conclusión del autor del asesinato. La Dama Hermosa culpable, no veo razones obvias que la esculpen. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  10. ¿Barry fue? ayer te lo iba a sugerir pero pensé que quizás tu o el eludido os podía saber mal que desconfiase.
    Culpable sr. Barry que no me entere yo que le rompe nuevos hongos a nuestra querida amiga Malque...
    Besitos, buen día

    ResponderEliminar
  11. jajajaja Menuda jueza y mejor investigadora estás tu hecha, pero yo creo que el Barry no ha sido, para mi que está encubriendo a alguien que no quiere que tu sepas que fue...
    ¿Quien?
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. BARRY SIEMPRE ES EL PROTAGONISTA EN ESTAS HISTORIAS TAN TUYAS, TAN AMENAS QUERIDA MALQUE.
    CON GUSTO ME TOMARIA CONTIGO UN TE, UN CAFÉ, LO QUE TU QUIERAS.
    MUCHOS BESOS

    ResponderEliminar
  13. XD que buena investigacion, apesar del delito, hay un final feliz o eso esperemos, estaremos al pendiente :D

    ResponderEliminar
  14. Por su confesión sincera, merece una reducción de pena, ¿blusa o pantalón?

    ResponderEliminar
  15. Despues de esas pesquisas y teniendo la suerte de hallar al culpable...
    Yo le hubiera impuesto aun mayor el castigo...una cenita con velas por ejemplo...
    Besitoss

    ResponderEliminar
  16. jajajjajaja parece CSI!!! Malqueee eres una buena investigadora!!!

    ResponderEliminar
  17. Olvida Su Señoría que una obra de arte deja de pertenecer a su autor (autora en este caso) para ser patrimonio de la Humanidad. En consecuencia, considero parcial la reparación con una blusa.
    Dios guarde a Usía muchos años.

    ResponderEliminar
  18. Resolvere asi todos mis problemas de cosas sospechosas o.O suena un buen metodo y sobre todo porque al final viene el pago, la ondena jaja.

    Al menos ya sabes quien fue, un abrazo Malque!

    ResponderEliminar
  19. que encantadora historia MALQUE
    felicitaciones

    Abrazos

    ResponderEliminar
  20. Y yo que pensaba que era alguno de los chihuahuas... qué bueno que no me dediqué a eso de las investigaciones, ya habría mucho inocente en la carcel...wait! los hay! OMG! :|

    ResponderEliminar
  21. yo llegué a pensar que había sido La Bella jugando con la pelota o algo así

    eso de fungicidio me sonó a la tremenda corte y el tremendo caso del honguiricidio

    josé barry ¡a la reja!

    ResponderEliminar
  22. Estupendo. Caso resuelto. Las novelas policíacas no suelen tener un final tan tan feliz, así que ya era hora de que llegara una historia que termina con un beso de concordia. Y yo que pensé siempre en el gato... Besos, Flor.

    ResponderEliminar
  23. espero que puedas reponer los hongos que tanto te gustaban (además del valor sentimental que tenían para ti).
    besos.

    ResponderEliminar
  24. Jejejeje bien dicen que "la verdad los hará libre", barry ha quedado libre de escuchar los debidos regaños :-D ¡van apapachos Malque!

    ResponderEliminar
  25. ¡te dió el supiritaco! JAJAJAJAJA!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje