sábado, 1 de noviembre de 2014

Psicoanálisis

Él ejerce una fuerte presión sobre mi,
como si apretara de tal modo la cabeza
que en cualquier momento estallará
en mil pedazos
y
después
recogerá las piezas avasalladas por su pie
con mucho cuidado
armará el rompecabezas de mi vida
y
el mundo seguirá girando.

Psicoanálisis,
remedio para un presente sin recuerdos.
Sigo cada vez más sin ti
y tu ya no sabes dónde estoy.
Seres sin brújula y sin norte
tocando a ciegas sus corazones heridos,
¿cuándo nos perdimos?

La cabeza es un remolino,
escucho los tambores de las ceremonias
casi ausentes al lado del abismo
como colofón a un día plácido.
Tú bailando sin mi
y yo sin saber ya lo que digo.

Contradicción de palabras
doliendo en el alma
diciendo nunca quise hacerte daño
y me encajas el puñal de la amargura,
pájaros comiendo mis entrañas
en el dolor de la soledad incomprensible.
No puedes seguir sufriendo
y limpias de mis ojos
las lágrimas acurrucadas
en el fondo de los días.

No quiero buscar a nadie
tras la pantalla muda del monitor
como antes
cuando no me gustaba escuchar mi voz.
Hablaba con los dedos,
y las risas eran caracteres de dos letras
traspasando el corazón contrito.
encontrando siempre un alma noble
leyendo mis sinsentidos,
los que ya se fueron,
los que ya no están,
y tú poco a poco me perdías.

No esperes nada de mi,
ni de mi,
de mi tampoco.
No espero nada de nadie
porque la vida es así.
Sin ti yo no vivo.
¿Dónde estás?
¿por qué no te hallo?

Crueles derrotas
dedos crucificados en un día de muertos,
iglesias cerradas al clamor de mi alma desesperada,
nadie me oye,
el silencio es bastante fuerte
para ser escuchado en un mundo de cabezas con audífonos.
Ye te he perdido.

Oh angustia que te clavas en mi pecho
lacerando el alma atormentada que en mi habita,
¿quién te hizo tanto daño?
déjame lamerte las heridas.















26 comentarios:

  1. Tras las pantallas sólo hay más desolación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Eso es lo malo del psicoanálisis: se fija en la angustia y encima dice que las mujeres tenemos envidia del falo. Viva Jung

    ResponderEliminar
  3. Mi comentario ha parido un poemilla.
    Lo voy a publicar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Enséñale tu poema al que te psicoanaliza.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Las angustias no sirven abolutamente para nada, bueno, tal vez toro le sirvan para parir poemas, a mi no me sirven de nada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Cuando algo muere algo debe nace. (Imperativo del amor). Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  7. Romper para arreglar, quizás no existe otro modo, quizás. Pero el peaje de dolor me parece altísimo

    ResponderEliminar
  8. Pues a mí, me has emocionado, Malque, me he metido de lleno en las palabras que has parido y me has traspasado todo el sentir y me has dejado con un nudo en la garganta.

    Precioso.
    Triste, pero precioso

    Besos apretaos, querida Malque

    ResponderEliminar
  9. Coincido con Yeste. Es triste, pero muy bonito. Un besote.

    ResponderEliminar
  10. Todos ablan de parir .ke pass?? Ha ha ha

    ResponderEliminar
  11. Un blog es el mejor psicoanalista, y es gratis.

    ResponderEliminar
  12. De acuerdo con Yeste, en todo...se me puso un nudo en el estómago.
    Pero es precioso ese psicoanálisis.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. A veces me pregunto si el dolor es un misterio (doloroso) o es sólo una burla más del destino. Salud y un abrazo Malque. Y al diablo con el psicoanálisis!! no sirve. Búscate un psiquiatra más moderno
    Besos

    ResponderEliminar
  14. El día de muertos hay una razón para esa angustia de vida: se les extraña, se respeta y envidia su estado, ajeno al dolor. Cuanto sangra tu alma, de deshaces de adentr hacia afuera. Alguien pondrá huevos de ternura en tu dolor. UN beso. Carlos

    ResponderEliminar
  15. Día para algunos estar tristes :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  16. hace mucho tiempo leí en el diario que muchas personas consideran a sus psicólogos y psicoanalistas como sus mejores amigos, esto debe ser porque es pagado.

    besos.

    ResponderEliminar
  17. A mí, me has emocionado, Malquerida. Se me ha puesto un nudo en la tripa.

    Precioso ese psicoanálisis. Sangra tu alma querida amiga
    Un beso fuerte
    Isa

    ResponderEliminar
  18. mija me gustan tus letras me pierdo en ellas, y aunque la mitad no las entiendo, ni pretendo, las gozo, aunque casi nunca ponga comentarios a lo que escribes, pero siempre estoy aquí agazapado , detrás de tu pantalla, elogiándote, criticándote, riéndome contigo o llorando
    beso

    ResponderEliminar
  19. 'A esos, por psicoanalistas, ni humo
    a esos, por que vean menos de lo previsto, pantalla en velo
    a esos, que yerran, yerran, yerran succionando almas, solo es cuestión de días
    sin hora. De noches con luz: y entonces SÍ verán

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Somos como la fruta del granado
    ..... coraza dura
    en la que la vida nos desgrana por dentro..
    pd/ no me hagas caso o mucho caso ... ando buscando las pepitas de la última sangría

    buen semana

    un beso

    ResponderEliminar
  21. He vuelto a releer esta entrada, es mejor no lamer ninguna herida , ni propia ni ajena porque se está sano-

    Un beso, ¿será posible poder hacerlo?
    Sí.
    Es mi única esperanza, malquerida. Feliz semana.

    ResponderEliminar

La dueña de este blog, una parkinsoniana medio reina medio bruja, prófuga de la cordura, fan sin estilo del poeta trashumante y amante sin suerte de Enrique, agradece la visita y comentarios los cuales serán respondidos cuando el modo off impere en su mente (el modo on lo ocupa para caminar enfundada en sus secretos, sin bastón ni artilugios mágicos). No desespere, tarde pero devuelve la visita (si es que no lo olvida antes de abandonar este sitio).
Dicho lo dicho tiene usted la palabra, comente bajo su propio riesgo.

la MaLquEridA

Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.