viernes, 31 de octubre de 2014

Frío

Sanar, ser una persona normal. Caminar con prisa y jugar y reír y caerme y ser feliz y todo eso que hace una persona normal. Después diré lo contrario pero ahora eso es lo que quiero. Tos de perro grande. Abuelita, ¿te comes mi sopa? No porque... porque... porque la sopa... la sopa es para que te pongas más bella. Quiero cruzar sola la avenida en menos de los 39 segundos estipulados. Lo pasamos en 13 segundos, ¿recuerdas Laura? Tú me jalabas, yo reía. Me daba miedo que los conductores de los autobuses no me vieran y fuera hecha papilla. Abuelita, ¿por qué estás chiquita? Porque no comía calabazas. Quiero ser chiquita abuela. Quiero ver al dios de la iglesia de piedra pero no puedo ir sola.. Lo que sucediera lo soportaría. ¿Me odias? No porque te amo. Quiero ser normal y no vivir este infierno que en ocasiones me creo.  Abuelita, ¿por qué tienes esa panzota? Porque me comí a una niña de ojos rasgados.. Viernes frío. Ay las discusiones de los viernes interminables. ¿Por qué lloras? Ya pasó. Si pero se me queda un poco de dolor en los ojos. Entre la espada y la pared. Estoy en manos de Barry y su intrínseca necedad y el compromiso con ella. Siempre cumplo mis promesas, no lo olvides. Abuelita dígale que no se acerque a mi. Siempre quiero más de lo que tengo. Ser una persona normal, independiente, libre. ¿Por qué si al final vas a decir que si, me haces llorar? Deseos imposibles. Abuelita, ¿me cuentas un cuento de sapos? De sapos no sé ninguno pero te puedo contar uno de una araña amarilla con mallas rojas, ¿quieres? Si abuela. Quiero tener valor para tomar mis propias decisiones sin que nadie me cuestione. ¿Abuelita? Dios y yo ya tenemos algo personal. ¡Péiname abuelita! Él siempre está a la mano decía mi madre. Débil soy. Me refugio en el misticismo de la vida callada. Debilidades manifiestas en mi carácter. Abuelita Chiki. Monólogos existenciales. Cultura del querer vivir pero no. Abuelita, ¿por qué tienes ojos de vampiro? Porque no comía zanahoria así que cómetelas todas muñeca. Anda tranquilízate, ve por Bella, sé feliz y deja de pensar barbaridades. ¿Usted ya no se deprime? Obvio no, tengo a La Bella y no me da tiempo de eso. Recuerda, tienes al sol en tus manos.  Abuelita ¿por qué no puedes caminar como yo? Emmm porque estoy enferma. Dame la mano, te ayudo. Si. Mis ideas fluyeron de nuevo, mezcladas con mi mente y la realidad termino tergiversando los hechos. Lo que es real es que me haces llorar cada viernes. Yo no te hago llorar, yo nadamás te hago enojar. Y ya, es todo como dice Emilio, pasen un buen día. Ven por mi.







38 comentarios:

  1. Concuerdo contigo "Tienes al sol en tus manos." es complicado y lo puedo entender mas no saber, pero Malque los pasos cortos aun te mantienen de pie intenta disfrutar esos pasos cortos jamas son los mismos, solo disfruta...

    Un abrazo Grande, no tan frío como la mañana de ayer pero ni tan calido como el sol de medio día...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es que me deprimí pero ya se me paso mira :)

      Eliminar
  2. Hola Flor María. Es muy difícil dar consejos para responder a tu escrito.
    Solo decirte que la vida es bella y hay que vividla cada minuto. Podrás pensar que tiene guasa que esto te lo diga una persona que sí pude caminar e ir deprisa. Como tú dices, tienes el SOL en tus manos. ¿Hay algo más grande que eso?

    Desde los seis años hasta los treinta y tres que me operaron de corazón y reimplantaron dos prótesis (mitral y aorta) en mi corazón, no pude hacer vida normal. Ni fui niña que jugó como las demás niñas. No pude saltar a la comba,... Por eso ahora intento recuperar el tiempo que no puede disfrutar. Lo importante no es el tiempo que se tarda en llegar a un lugar, si no, llegar a la meta. Lo importante es sentirse viva a pesar de las limitaciones que tengamos. Seguro que tú estas más viva que muchas personas que están sanas y se sienten enfermas.
    Saludos y un abrazo fuerteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacia mucho que nadie me decía Flor Maria, hiciste que recordara quien me lo decía. :P

      Eliminar
  3. me gusta tu escrito
    estas viva escribes y amas tus letras
    vomitandolas maravillosamente .y

    se que sos feliz
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un vomito maravilloso, eso es muy bonito... creo.

      Eliminar
  4. Me temo que cada día que pasa vamos a peor.
    Todos.
    Todos tenemos alguna cosa.
    Tú con lo tuyo, yo con lo mío y cada uno con lo suyo.
    Es imposible volver a ser lo que éramos.
    Quizás lo inteligente es aceptar el deterioró inevitable que a todos nos comerá.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me deprimí Toro y lo escribí pero ya se me paso.

      Eliminar
  5. Ven por mi, hoy es viernes. Y yo digo de fiar y creer. Dios te salve... Beso enorme.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ven por mi, hoy es viernes. Y mañana sábado de escuchar campanas y cruzar la avenida en 13 segundos para ver a dios.

      Eliminar
    2. No olvides rezarle al Dios que todo lo puede una oración por mi alma y otra por mi cuerpo.
      Ese tal Emilio puede que tenga razón: "Yo no te hago llorar, yo nada más te hago enojar".Beso.

      Salud.

      Eliminar
  6. La gente cada vez estamos más hechos polvo, y quien no tenga nada que espere. A mí los huesos cada día me duelen más y con más fuerza, y mi mujer está mucho peor. Y me dice: "achaque que entra ya se queda" y tiene razón. "Dice un refrán que mal de muchos consuelo de tontos". Con los males o aprendemos a vivir con ellos, o en cuatro días acaban ellos con nosotros. Así que viviremos día a día como decía Rambo.

    Besos Malque

    ResponderEliminar
  7. Lo se pero hoy me deprimí, ya se me paso mira :) ¿Ves? Ya estoy sonriendo.

    ResponderEliminar
  8. Yo te entiendo, porque la enfermedad me atrapó hace 5 años y no sólo no se va sino que vienen "sus primas" de visita y cada vez tengo más cosas.

    Por ello, comprendo perfectamente esos momentos de bajones (imagina que yo uso máscara de pestañas resistente al agua por eso) aunque lo importante es que los bajones no se queden permanentemente sino que vengan y vayan.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me haces bien diciéndome eso.

      Un saludo

      Eliminar
  9. Déjate de vainas, que no venga de momento... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  10. La normalidad es un mito.

    La realidad está llena de rarezas.

    Y de lluvias que nos vienen de dentro sin saber muy bien qué hacen ahí si no les dimos permiso para venir desde dentro y que se ve que limpian cosas y nos invitan nuevamente a sonreír.

    Ya te digo, vida rara esta :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy rara Ximo, demasiado para entenderla.

      Eres grande Ximo

      Eliminar
  11. No te deprimes porque tienes un sol en tu alma, sino estarías ya muerta.
    Y esa es la verdadera realidad que nadie ve, la importancia que es en esta vida tener un sol, y sino una luna y sino al menos una estrella.
    He dicho.

    Y eso no le da importancia nadie, excepto el alma, que a veces cansada no sabe ni dónde ir a morirse ya.
    Un beso, Preciosas tus letras, como siempre.

    ResponderEliminar
  12. durante las tardes era mi abuela materna lidia y yo. yo era el nieto en la pubertad que le llevaba la comida. ella era ciega y los temas que me conversaba siempre estaba en tiempo pasado y yo trataba siempre de actualizarla pero era inútil, pues, al día siguiente me hablaba de temas de diez o quince años atrás.
    era una mujer tranquila y muy bien educada. toda una lady.
    una tarde me quedé sentado en el sillón reclinable para ver qué hacía después de almorzar. ella pensaba encontrarse sola. se quedó largo tiempo sentada en la mesa, como unas tres horas. yo seguía sentado y no llegaba nadie. reflexioné sobre muchas cosas en ese lapso de tiempo hasta que mi tío alejandro llegó y me fui.

    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre hablo en pasado, nunca he sabido por qué.

      Eliminar
  13. Si tienes que deprimirte para escribir tan bonito, nos conformaremos con que escribas un poco más feo. Seguirá estando muy bien.
    Hoy abrazo, casi mejor que beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acepto el abrazo Chema, casi mejor que el beso.

      Eliminar
  14. -¿Y por qué nos peleamos?
    -¿Qué por qué? ¡Por tu culpa!.
    -¡No! ¡Por la tuya!.

    Y dale... Enséñame a regalarte cada día una palabra sencilla... ¡Terca, más que terca!.
    ¡Descúbreme!.
    Y regálame algo de tu tiempo
    y tu atento corazón
    y tu mirada abierta
    y tu sonrisa.
    Regálame tu perdón.

    Recuerda: rézale por mi alma y mi cuerpo. Y no le des importancia si son 13 ó 39 los segundos estipulados para cruzar la calle.

    Puedes creerme si te digo que escucho en la radio a Enrique... ¡Qué gracia!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tú escuchando a Enrique? Ver para creer.

      Regálame algo de tu tiempo...

      Eliminar
  15. Cuando uno toma esa mano que se nos ofrece, todo fluye con toda la normalidad del mundo. Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo fluye para bien o para mal pero fluye.


      Beso, cariños a Forlán y al otro bicho.

      Eliminar
  16. Hay dias que uno no sabe nada ni nada entiende, por suerte solo es un dia.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. La literatura que no se alimenta de nuestra propia realidad, nunca llega a la vida.

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabias tus palabras como es costumbre.

      Gracias.

      Eliminar
  18. Querer ser normal es lo más normal que existe, los que quieren destacar de lo normal suelen ser infelices.

    ResponderEliminar

La dueña de este blog, una parkinsoniana medio reina medio bruja, prófuga de la cordura, fan sin estilo del poeta trashumante y amante sin suerte de Enrique, agradece la visita y comentarios los cuales serán respondidos cuando el modo off impere en su mente (el modo on lo ocupa para caminar enfundada en sus secretos, sin bastón ni artilugios mágicos). No desespere, tarde pero devuelve la visita (si es que no lo olvida antes de abandonar este sitio).
Dicho lo dicho tiene usted la palabra, comente bajo su propio riesgo.

la MaLquEridA

Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.