lunes, 20 de octubre de 2014

El mundo es un poco bastante eterno en el amor

(Cuentos sin causas ni efectos)

Hace tempo que dios y yo nos miramos de soslayo. Él hace como que no me ve, yo hago como que no existe. Sobreviví a un fin de semana normal. En las fiestas infantiles los que más comen son los adultos. Si no fuera porque alguien me rescató de un rincón del comedor en el que me refugié para que nadie me viera me habría atarragado de banderillas de fruta cubiertas de chocolate. ¡Quiero más! ¡Muchas! Aún así tuve cruda melosa. Mi cabeza me daba vueltas. Tomé tres pastillas para el dolor casi juntas. No lo vuelvo a hacer. Me la pasé dormida todo el día. Sin tomar mi cápsula verde de felices sueños dormí sin saber lo que pasaba a mi alrededor. Los hechos pasados repercuten en el presente. Sin que lo deba pago por ello. Otra sesión de terapia. Otro yo sin ti, tu nunca conmigo. La iglesia cercana a la casa de los aviones sigue esperando por mi.  Ellos no me quieren llevar, piensan que me estoy poniendo vieja y por eso quiero acercarme a dios. Yo solamente quiero ver la cara de los santos y si se puede rezar a hurtadillas. El mundo es un poco bastante eterno en el amor. Si no fuera porque estoy enferma estaría sana. Los poetas tienen corazón de condominio. Le oculto cosas a uno de mis mejores amigos. Él tiene la culpa por ser tan feliz. ¿Quién soy yo para estropearle su felicidad con cosas nimias como hablar de amores? La violencia psicológica deja huellas en el alma. In memoriam. Nadie las puede ver. Las sombras dicen más de lo que te imaginas. Gasté el dinero que no tengo comprando medicinas para curar un dolor incurable. Papito querido.  Antes habría dado lo que no tengo por la oportunidad de volver a tener el cuerpo con el que siempre soñé. Quise que me diera un abrazo pero no se lo pedí. El whatsapp de los cobardes para título de canción de Sabina. Él escribió su epitafio cuando dijo que la eternidad es mucho tiempo. Los cupcakes no me gustan. Si me hablan claro entiendo, si me escriben versos soy más de pajarear.  Vino Enrique a México y yo ni me enteré. El amor entre él y yo ya no es inmortal.  Dejémonos de sandeces y pongámonos a trabajar. ¿Y si en realidad no pasó nada y por eso no existen recuerdos? Hay preguntas que nunca nadie podrá responder. ¿Dónde están papá y mamá?  Los lunes no se hicieron para pensar. Versos callados para poetas ausentes. Cataclismo de letras. Nadie a quien reclamar. Sacude las caracolas de tus cabellos y recuerda que... ya lo olvidé. Hace tiempo que dios y yo nos ignoramos mutuamente. Hey tú, si tú, olvidaste abrazarme. Muero por  un abrazo tuyo y tú ni te enteras.









29 comentarios:

  1. Os mirasteis de solayo mutamnete y no dejais de miraros en el verso.
    Un beso.

    Muy lindo post, enhorabuena, Besos.

    ResponderEliminar
  2. *attendez donc les immortels....
    et bien aimez-les!!!*


    besos

    ResponderEliminar
  3. Mal, no te olvides lo bonito que son las reconciliaciones :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. definitivamente deberías escribir un libro! escribes tan pero tan bien. este estilo pauta críptica es genial!!

    esos abrazos que no llegaron cuánto duelen!!

    ResponderEliminar
  5. Los amigos son felices siempre escuchando palabras de quien aprecian, con Dios no me meto digamos que nos respetamos, hace años .. me cabreé.. pero un abrazo siempre es necesario
    perdona divago.. hay tanto tanto en tus letras que me desnudaría el alma aquí y eso no se hace en casa ajena

    ResponderEliminar
  6. Cuando llega la reconciliación los abrazos son mucho más fuertes.

    Besos Malque

    ResponderEliminar
  7. Mamá y papá...

    No somos otra cosa que unos niños viejos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. "Los poetas tienen corazón de condominio" Híjole Malque...Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Hijolee que barbara! Barbara! Escribes súper mega genial

    ResponderEliminar
  10. Una persona que sabe escribir guapap con todas sus letras puestas en su sitio no puede ser mayor, por lo menos para mí. Eres una chavalica, no presumas.
    Besos, chamaca.

    ResponderEliminar
  11. Muy entrañable lo que has escrito.
    Lleno de ternura.
    un abrazo....

    ResponderEliminar
  12. has hecho que este pirata sonría en más de una frase.
    ciertas cosas hay que tomárselas con humor. ¿ya para qué molestarse y darle vueltas a ciertos asuntos inexplicables?

    besos.

    ResponderEliminar
  13. No perdais la oportunidad de daros un abrazo... Hay que cominicar, las reconciliaciones siempre alegran los corazones.
    Yo te mando uno lleno de cariño.. Me gusto mucho tu relato
    Un beso amiga
    Isa

    http://cabalgandoporlamusica.blogspot.fr/2014/10/oda-al-agua-palabas-de-sindel-43-de-52.html

    ResponderEliminar
  14. En el texto te desangras, catartizas. Tienes el alma herida...y hay razón. Has sufrido golpes arteros, que te han atacado no la peil, sino el alma. Y eso duele más. Pero aquí está mi abrazo, esgtrecho, fraterno, humano. UN beso. carlos

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado el texto, Malque. No tengo palabras... Un besote!!!

    ResponderEliminar
  16. no sé si lo pretendes, pero a veces duelen tus letras
    .
    mis saludos

    ResponderEliminar
  17. Si de algo te sirve, te envío un fuerte abrazo, con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  18. Tus escritos no dejan nunca indiferentes.
    Una suerte venir de la mano de Isa Iss, cuanto me perdí por no conerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Hola mi querida amiga ,malquerida nunca te dijeron que las renconcilaciones , son lo mejor de una relacion ya sea con padres , hermanos amigos y pareja , despues de un mes y 4 dias ya tenia ganas de pasar a leerte , besos de flor .

    ResponderEliminar
  20. el E.Bumbury fue vecino de casa allá hace mil años!!!!

    ResponderEliminar
  21. Duro y real como la vida misma. Sin edulcorantes, quizás eso nos hace más fuertes.
    Besos de gofio que reconstituyen el alma.

    ResponderEliminar
  22. Después de leerte te diría muchas cosas, pero todas las cosas que te diría se resumen en el abrazo que te envío. Un abrazo muy muy muy grande. Y una sonrisa, también :)

    ResponderEliminar
  23. Recuerdos, como duelen algunos y como quisiéramos olvidar otros, ya ni se que quiero, ahhh ya se, solo quiero olvidar.

    Besos

    ResponderEliminar
  24. Aquí va mi abrazo Malque por el cariño que te tengo y no me preguntes por qué te lo tengo, es así y se acabó. De tu texto de hoy saco una frase que me ha gustado muchísimo: "Versos callados para poetas ausentes..." sólo por expresiones así merece la pena escribir y tú hilvanas una tras otra.
    Todo un placer leerte Malque.

    ResponderEliminar
  25. En este texto hay una libertad deliciosa: la del pensamiento que va de una cosa a la otra, en una asociación cuyo encanto es no ser vectorial. Hay frases hermosas que ya otros han apuntado y hay, sobretodo, un gusanito que se cuela en la mente del lector y le cosquillea asuntos que se supone estaban olvidados. Dios y yo también nos miramos de soslayo; me pregunto cómo le va por allá. En fin, me ha gustado el post y me ha inquietado un poco. Buena cosa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Tus palabras llegan al alma porque salen del alma. Te dejo abrazos, muchos, tómalos poco a poco, como vayas necesitando, que en realidad serán una fortuna para mi si los tomas. Bienvenidos. Te quiero Florecita.

    ResponderEliminar

La dueña de este blog, una parkinsoniana medio reina medio bruja, prófuga de la cordura, fan sin estilo del poeta trashumante y amante sin suerte de Enrique, agradece la visita y comentarios los cuales serán respondidos cuando el modo off impere en su mente (el modo on lo ocupa para caminar enfundada en sus secretos, sin bastón ni artilugios mágicos). No desespere, tarde pero devuelve la visita (si es que no lo olvida antes de abandonar este sitio).
Dicho lo dicho tiene usted la palabra, comente bajo su propio riesgo.

la MaLquEridA

Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.