Páginas

domingo, 15 de abril de 2012

Te amo mi querido Jhon





Jhon Cruz es mi pez beta que llegó cuando murió Jason Enrique que a su vez llegó cuando murió Mauricio que a su vez llegó cuando murió Roberto, el primer pez beta que llegó a mi vida un día aciago en el que fui a una fiesta y lo regalaron con unas flores que creo eran tulipanes o algo así.
Al verlo dije:
-¡Ah un pez beta!- y me lo quedé.

Lavo su pecera cada semana para que nade limpio y contento, pero ayer se me pasó la mano. 
Jhon al sentir la pecera llena, quiso explorar el universo sin agua, brincó haciendo una pirueta y ¡Sopas! se salió de la pecera.
Como no había nadie, su destino era morir en las escaleras por andar de juguetón.

Sucede que al llegar en la noche vi en un escalón algo como una hoja seca, no había mucha luz así que sin pensar, la toqué con mi dedito índice de la mano derecha, y ¡MOCOS! que se mueve.
De pronto imaginé que abría sus fauces enormes para tragarse mi dedito índice de la mano derecha y un grito espantoso salió de mi garganta ¡¡¡BARRY!!! ¡¡¡Un animal raro está en las escaleras!!!
Barry solícito y presto para ayudar a su amada y salvarla de cualquiera que quisiera hacerle daño dijo: -¡Asht tú y tus cosas!- y siguió viendo la televisión.

-¡Pinche perro!- tú no Barry, el bicho raro.

Traté de ver que animalejo era, incluso pensé que era una cucaracha voladora de esas que había en Guadalajara pero con la poca luz no se distinguía bien. Creí que el pie vengador de Barry la había aplastado sin misericordia, ¡Toma perra, digo cucaracha! y la había dejado ahí.
No es que en casa tenga cucarachas, es que últimamente al recordar a algunos hombres me acuerdo de ellas.

Para ese entonces, me había quedado viendo al bicho, que seguía moviéndose y queriendo tragarse mi dedito índice de la mano derecha. 
De pronto mi cabeza se iluminó, -¡¡¡Es Jhon!!!. grité de tal modo que Barry y Kiku corrieron a tratar de salvar al pez, prestarle los primeros auxilios, darle respiración de boca a boca, llamar al 911 de pescados beta y patatí patatá o lo que se ofreciera.

-¿No que no tronabas pistolita?- dije para mis adentros al ver que Kiku y Barry corrían hacía mi.
Con manos temblorosas, agarré a Jhon de su colita y con el dedo índice de mi mano derecha le sobé la cabecita -sin albur- y corrí a su pecera, echándolo al agua ver si revivía.
-¡¡¡Esta vivo!!!- grité-
-Obvio sino no se movería pendeja- dijo mi yo interior.

Lo demás no vale la pena contar porque me regañaron muy feo y dijeron que bla bla bla pero no se ponen a pensar que si Jhon está vivo es gracias a mi y a mi dedo índice de la mano derecha que lo tocó y vi que se movía y que se quería comer mi dedit... y así.

Gracias al dios de los pescados beta que llegué a tiempo si no Jhon Cruz hubiera sido pasto de las hormigas que visitan mi casa en esta temporada.

Y ya, soy la heroína de Jhon Cruz -quien en estos momentos nada que nada- que estuvo a punto de morir por haberme pasado de agua y por andar de travieso

Amén.




*El de la foto es Jason Enrique porque no tengo fotos de mi Jhoncito. Jhon es rosita.








20 comentarios:

  1. Hola!!!! jejejejejeje!!! Me hiciste reir con tu entrada!!! Yo tuve un pez hace unos 2 ó 3 años que me regalaron mis sobrinas para Reyes y sólo me duró un mes!!! Luego me dijeron que los peces son muy glotones... y claro!!! me parece que murió de una indigestión!!!! Besos españoles.

    ResponderEliminar
  2. Yo quería ser primera ):

    jajaja toma perra :'D

    las cucarachas son todas feas, igual que las arañas y esas cosas u_u

    Está lindo Jason *-*
    Yo nunca he tenido peces de esos, se ven todos tiernos O:

    que estés bien :D

    ResponderEliminar
  3. Duda existencial: ¿lo de "toma perra" lo dijo Apolline a la que le ganó el primer puesto? (o_O)

    xD jajaja ok no...

    Muy divertida tu entrada :D aunque supongo que para ti no fue nada divertido ver que tu pez beta se había salido de la pecera... Pero bueno, lo importante es que ya está bien jeje

    Saludos, Malque...

    Peace&Love n___n

    ResponderEliminar
  4. ¡Uf, menos mal que lo salvaste!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. Querida Malquerida: ¡Qué susto y qué oportuno sin embargo! Excelente relato, sabes que escribes muy bien.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Querida Malquerida: ¡Qué susto y qué oportuno sin embargo! Excelente relato, sabes que escribes muy bien.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. una mascota que orina lo que toma...iggggggggggggggg por eso prefiero los dinosaurios como mascotas...saludos malque

    ResponderEliminar
  8. no aparecerás en los libros de historia, pero para jhon cruz tú serás su heroína por siempre. un beso.

    ResponderEliminar
  9. Pues saludos al John Cruz, con un día mas de vida :D
    Y saludos a ti, que ya casi eres como un superman de los peces caseros XD

    ResponderEliminar
  10. Jajajaja que feo, pero como le hizo para sobrevivir fuera del agua ese rato?

    :O

    A mi nunca me paso eso cuando tenía peces jejeje

    pero una vez mi tortuga que escalaba cosas se lanzó desde el lavadero y se cayó bien feo u___u

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. amiiita malque!
    no soy amante de los peces, pero recuerdo haber tenido en casa.
    ___ el culpable que hoy no tena pecesotos... un gato, que se fue encima en horarios cuando nadie estaba en casa, no encontramos ratros de ni uno solo, he de suponer que todos estarian dentro de la watita del felino...

    __ gusto de haberte leido mi querida amiiia!
    ___ saludos!!! : kisss

    ResponderEliminar
  12. Los peces traen mala suerte.
    Mejor lo regalas y las cosas te van a ir mejor.
    Saludos chaparrita.

    ResponderEliminar
  13. Bendito sea el Dios de los Beta xD
    ¿Por qué no le tomas una foto a John para que lo presentes en sociedad?.

    Yo alguna vez tuve varios Beta, mi favorito era uno parecido a Jason (en cuanto al color, del carácter no sé) que se llamaba Mike. Cuando se murió ese si me dolió y de hecho el epz de mi sidebar se llama Mike en honor a él.

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. QUE BUENO QUE VIVIÓ!!!!!!!!!! En un momento pensé que había pasado al mundo de Jason, Mauricio y Roberto!
    Pero gracias a Dios la Malque vino a rescatarlo!!!!
    Un beso!
    Heroína!!!

    ResponderEliminar
  15. yo tenia un beta que siempre se estaba suicidando hasta q tuve que ponerle algo encima a su pecera para q no estuviera brincando...
    finalmente le compre una pecera mas grande para q nadara a sus anchas y termine matandolo porque como estaba mas grande la pecera necesitaba un calentador y yo no sabia... y se murio jaja
    esa vez el dios de los betas no estuvo con nosotros :(

    ResponderEliminar
  16. hahahaha la nota al pie de la ultima foto es la onda hahaha

    le hago un post a un pez que no es este pez por si lo creian hahaha

    buena semana malque

    ResponderEliminar
  17. ME ENCANTO VENIR A LEERTE EN LUNES, ME PONEN DE BUENAS ESTAS AVENTURAS TAN TUYAS!!

    AHIJADA MUCHOS BESOS!

    ResponderEliminar
  18. Tienes una manera tan sencilla y amena de relatar que incluso esta casi tragedia me pareció muy divertida.

    Que bueno que se salvó el pez.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  19. Pobre! Lo bueno es que sigue vivo.
    Malquerida al rescate!

    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  20. Qué suerte Flor, llegaste a tiempo.

    Yo pasé por la misma situación muchas veces, pero siempre llegué tarde.

    Saludos querida amiga.

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje