Páginas

martes, 31 de enero de 2012

Notorious





Mi familia y allegados saben de sobra que soy mamona en exceso. Demasiado chocante para comer y pulcra hasta más no poder. No como en la calle y si lo hago el lugar debe pasar mis estándares de higiene si no lo siento mucho pero no como y a ver cómo le hacen.

En esa fama que tengo, saben también que hay una especial aversión a los asiáticos y todo lo que huela a chino, japonés y ojos rasgados. No es nada contra nadie en particular pero hay algo que no termina de gustarme.

¨Debes educar tu paladar¨ me dijeron un día y aí voy de madreardiente. Quise darme una oportunidad de comer otras cosas que no sea lo que siempre pido cuando tengo que comer en la calle: Bistec asado sin lechuga ni verdura y papas. Nada que tenga que ver con cosas crudas.
O si no pido tacos dorados de pollo sin lechuga, jitomate, crema ni nada más que queso. ¿A qué me sabe? pregunta la familia y respondo que rico porque es la verdad.

Toda esta historia de mamonés viene a cuento porque ayer acepté educar mi paladar y comer comida japonesa, no lo hubiera hecho, todo iba bien hasta que comí un rollito de sepasumadre envuelto en la chingada.
De ahí no he parado. El dolor de estómago es desesperante. Me duele la cabeza. He estado en el baño mil millones de veces, tuve un poco de fiebre anoche y no pude dormir.

Hoy sigo en lo mismo y todo por querer educar mi paladar cuando como dice Barry: ¨Tu eres de tacos y quesadillas, no te quieras hacer la muy muy¨ . 
Yo lo mandé a chingar a su madre (en mi mente, mensa no soy) y le digo que un enfermo lo que quiere es que lo apapachen y no que lo regañen.

Barry quiere que me tome un thé, ni que estuviera enferma. Los thés me dan mucho asco, por eso digo que soy mamona en exceso.

Siendo demasiado dramática por cualquier cosita lloro pero esto se está pasando de tueste. Me siento muy mal. Tendré que ir al médico -con lo que los odio- y esperar a que mi cuerpo desaparezca todo vestigio de comida japonesa.

Todo por querer probar otra cosa.
No puedo hacer sentir mal a mi hijo porque él me convenció de comer esa madre, ´tonces debo aguantar, eso si no sé cuánto. Estuve pensando que si el pescado o los camarones o la lechuga o la chingada pudieran haber tenido una bacteria, me enchina el cuero.

Yo lloro.

Mejor voy a leer mis chistes a ver si así me río y se me olvida es maldito olor que traigo en la nariz y que nada más recordarlo los ojos se me hacen bizcos.

Y yo jáctandome que ya sé comer con palillos chinos.

Me duele mucho el cerebro (si tengo aunque no parezca) Me duele la panza y todo lo que puede doler, eso me duele.
Estoy enferma y debo aguantar los regaños, porque de esos si no me salvo. Aguantar además que se rían de mí porque lloro. 
De algo estoy plenamente convencida JAMÁS en la vida vuelvo a comer comida china, japonesa ni la chingada, prefiero tacos pero limpios.

Me duele la cabeza y todo lo demás ¿ya dije?
´toy enfermita y lloro.

















33 comentarios:

  1. Recupera pronto esos dolores. Apropiate de tu cuerpo con tu mente, y haz que el dolor desaparezca.
    Un saludo.

    Areku Desings
    Brush Art Designs

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajja, Uuuuuhh Tengo ojos rasgados y ayer cocine, Curry Japones, este... Ya me voy antes de que me Madrees X_x

    *Huye despavorido*

    Vale la pena probar algo nuevo cada dia, bien lo dijo Hannibal Lecter ;)

    Saludos Malque!

    ResponderEliminar
  3. Mujer!!! tanto mal te hizo????
    y yo que andaba con ganas de probar comida japonesa... esto ya me hizo dudar!!!!

    TOMÁ UN TE DE BOLDO!
    (hay allí eso?)
    seguramente tendrà otro nombre!!!
    y bue... la otra es ir al mèdico

    :-)

    SUERTE MALQUERIDA!

    ResponderEliminar
  4. uyy, no, pues yo tengo un especial interes por las asiaticas, jajajaja.

    saludos malque....

    ResponderEliminar
  5. Ainnns como me gusta esa palabra "apapachoo", nunca he sabido bien que era, si abrazos, o mimos en general, pero igualmente cuando una esta enferma tiene que tener derecho a su ración de apapachos.

    Ya ves, yo soy muy escrupulosa tb mas que con lo que como, con el lugar donde se cocine. Eso si...soy de boca fácil, pruebo cualquiero cosa.

    Por cierto, el otro día en un Asiatico probré ancas de rana y solo puedo decir...NUNCA MAS.!!!

    Besos desde un faro en mitad del mar.

    Y gracias por pasearte por mis humildes letras.

    Mar (...la vendedora de humo)

    ResponderEliminar
  6. yo creo q lo del té te lo dijo barry con otro sentido... para que llegues y le digas:
    -"Barry quiero tomar-te"
    jajaja

    ResponderEliminar
  7. La comida china tampoco es mi preferida... pero algunas cositas las paso con agua...

    Respira hoooondo por la nariz inflando la panza y luego la hundes todititita mientras exhalas por la nariz tb! PASA!!!

    ResponderEliminar
  8. Ay Malque.. jajajaja.. el que me ría no es más que sarcasmo extendido.. jajaja.. yo soy casi asi de mamona..pero te entiendo. llora y grita y que te consientan!! yo extraño eso.. cuando me siento mal, si es migraña, Yeagob me dice.. y ya vas a llorar???? jajaja aquí uno no puede tirarse.. tírate por mi!!!
    y recupérate pronto!!
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  9. "... todo iba bien hasta que comí un rollito de sepasumadre envuelto en la chingada"
    Hahaha hay frases que usas que simplemente me fascinan, historias concisas y simples, que deleitan la imaginación unos buenos minutos, saludos.

    ResponderEliminar
  10. A mi tampoco me va la comida china o japonesa, nunca sabes lo que comes, siempre parecen sobras del dia anterior. que te mejores¡¡

    ResponderEliminar
  11. Pobrecita, ojalá y te recuperes ya mismo...
    Yo seguiré teniendo el paladar sin educación...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. Hola que tal..
    después de unos meses obcecados
    vuelvo a tomar las riendas de mi Caja De Zapatos..
    he vuelto con una nueva nota llamada “Secándonos”
    te invito a que sigas leyendo..
    un abrazo fuerte!!!

    ResponderEliminar
  13. Yo tambien soy quisquillosa no taan en extremo, nomas con el huevo y el olor a vainilla jiji.

    Cuidate, y que mejores Ahijada!

    BEso

    ResponderEliminar
  14. Al principio pensaba que solo eran cosas tuyas, pero después de leer bien y enterarme de cómo te pusiste por comer eso creo que tienes razón, deberían apapacharte en vez de regañarte.

    Mi padre igual se pone mal por algunas comidas, por eso siempre cuida que lo que le sirvan para comer no le vaya a hacer daño. Yo si me como lo que sea, lo único que me pone mal es la comida picante, pero ya me acostumbré a comer así, aunque después me arrepienta xD jejeje

    Saludos, mi estimada Malque', espero que ya pronto estés mejor n____n

    Peace&Love

    ResponderEliminar
  15. Mi bienquerida, en primer lugar quería comentarte que en español de acá, de Argentina, decir que eres mamona es hacer una confesión MUY osada... nada malo, eh, sólo que no todas se animan a decir que les gusta tanto el sexo oral ;)

    En relación con la comida oriental, me pasa que de vez en cuando la como, pero después me sale un olor a cebolla y ajo hasta por los poros. Yo sé que ese día no puedo (ni quiero) acercarme a mi chica. Es más, no me acercaría ni a mí mismo.

    Que esté bien.
    Te dejo un beso inmenso sin olores.
    HD

    ResponderEliminar
  16. Agua de limón con una pizca de harina de trigo...
    Y...
    ¡Sayonara al malestar!

    ResponderEliminar
  17. Te duele la barriga por que es tal tu aversión a lo chino y japones oriental lo llamas tu (que no es lo mismo, que tu mente enfermo a tu cuerpo.

    Es como el efecto placebo, pero al reves.

    El poder de la mente es infinito, lamentablemente no lo usamos de menera apropiada y este esun claro ejemplo.

    ResponderEliminar
  18. Por cierto a Acido Obscuro.

    El curry no es japones es de India.

    ResponderEliminar
  19. Malque todo lo que tomes o comas con desconfianza te hara mal y ese malestar psiquico provocara el desencadenamiento de los sintomas fisicos.... ese dicen los que saben, habra que probar
    Cuidate

    ResponderEliminar
  20. tu rechazo a ciertas comidas (por muy ricas que sean o parezcan) es cultural y eso deben respetarlo. a seguir disfrutando de tus tacos especiales sin culpa alguna. besos.

    ResponderEliminar
  21. ¿Tanto así te enferma la comida japonesa?? parewce que fuera un trauma psicológico; espero que te pongas bien. (Qué raro)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. No hagas caso, Linda Flor, y come lo que no te haga daño, aunque te digan lo que te digan, que con la salud no se juega.

    ¡Biquiños!

    ResponderEliminar
  23. jajajaja ay Malque, fíjate que a mi me fascina la comida japonesa, quizás no fue un buen día para tu estomaguito o la comida de plano estaba infectada, espero que ya estés mejor.. un abrazo!

    ResponderEliminar
  24. úchales malque, ha de ver sido tanto condimento que usan, no tanto el pescado o camarones, pero si dices que comiste un rollito, igual fue el arroz, que te recuperes pronto

    ResponderEliminar
  25. Malque!!!! pues no queda más remedio que esperar a que pase la enfermedad, y yo creo que fue más el "asquito" a la comida, que la comida en sí la que te puso mal... recupérate pronto!!!

    ResponderEliminar
  26. jajajajaja perdon por reirme pero jajajajajajaja sorry sorry que te mejores XDDD

    ResponderEliminar
  27. que mala onda , lo que comiste quizas era sushi , a mi me encanta por cierto ,pero que mala pata que te hiciera daño quiza tu organismo no esta acostumbrado a aa comer ese tipo de cosas...espero te recuperes malque un abrazo!

    ResponderEliminar
  28. No pasa nada por ser de paladar clásico...lo que se tiene que educar son las cabezas no los paladares, además ahora te puedes reafirmar en lo que ya sabias...tu especial aversión a los asiáticos y todo lo que huele a ojos rasgados.

    Saludos y a recuperarse.

    ;-)

    ResponderEliminar
  29. Ahora ya entiendo porque amanecí malita de la panza... me transmitiste tu malestar! ji ji Ahora si en serio, lo siento mucho, a mi me encanta probar cosas nuevas pero no es de negar que el malestar llega después, mucho ánimo y me gusta le idea ar le digas a Barry: quiero tomar-te!

    ResponderEliminar
  30. Capullito, a mi me suena mas que agarraste un virucillo por ahi y dio la casualidad de que comiste algo diferente a los que estas acostumbrada. Ojala ya te sientas mejor.

    ResponderEliminar
  31. ahora si, ya sabias pa q le buscas, no les hagas caso tu come lo que quieras manita, animooo al rato andaras como nueva,

    ResponderEliminar
  32. Aquí necesito una traducción, exactamente a que te refieres con eso de mamona, porque aquí tiene dos acepciones muy marcadas, a los niños pequeños que lloran como loquitos por cualquier motivo y el segundo relativo al felatio jejeje ¬¬’



    Ah mira yo si no le hago muchos ascois si tengo mucha hambre! Como donde sea!!

    OOh mi familia tiene ojos rasgados! Buaaaahhhh!!! Jajajaja que habrá originado esa aversión, mmmm esto amerita una investigación profunda!!

    Jajajaja Oh dios también se te ocurre mandarte con la comida japonesa! Jajajaja Oh dios! A mi me paso lo mismo! Jajajajaja (una sola noche acabe con 3 rollos , como para que te hagas una idea! Jajajajaja)

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje