Páginas

lunes, 24 de octubre de 2011

Compi






La amistad con Compi es una de esas cosas raras que se han dado en mi vida -real o virtual- que me hacen creer que el mundo no es tan malo porque hay personas sensibles y de buen corazón que aceptan a otras tal como son, sin cuestionamientos ni dobleces. Ofrecen su amistad y su tiempo sin esperar nada a cambio.
Viéndolo bien, el mundo no es malo, somos nosotros los que lo hacemos, al menos yo con mi intolerancia pongo mi granote de arena.
Quererme es un poco difícil porque soy muy voluble e intolerante. Pocas personas me han aceptado sin reparos, eso debía merecerles el cielo -si es que lo hay-. Ni yo me aguanto así que el que otras lo hagan merecen mi más grande admiración.

Hoy agradezco a Compi esto.





















*Imagen tomada de google como casi todas las que ilustran mi blog.

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales