Páginas

domingo, 23 de octubre de 2011

No estoy gorda lo que pasa que de chiquita no me fajaron*

.





*Leer bajo su propio riesgo, post un tanto groseresco, si lo leen aí ustedes sabrán, luego no digan que no se los advertí.

¡No señores, no!

No se le dice a una mujer a punto de salir que se le ve la lonja. No señores eso no se hace, porque es algo muy feo que nos hiere hasta el último rinconcito de nuestro corazón, ese que está escondido bajo esos pechos turgentes y una capita de grasa pero chiquita nomás tampoco es que sea mucha.

No se dice de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia, so pena de ir derechito a la chingada. Primero porque ya no da tiempo de cambiarse.

Segundo porque se nos borra la sonrisa y el día por más bello que esté se nubla muy feo. Ya sé que no hay nublados bonitos pero este vaya que es feo.
Ya no se disfrutan igual esos tacos de suadero ni la cerveza fría, ni los cacahuates ni las papas ni el algodón que nos comemos en los intermedios o durante el partido o a cualquier hora el motivo es lo de menos. Ya no sabe igual esa rica torta de carnitas acompañada con una coca bien fría. ¿Cómo se puede comer rico si nos dicen Gordita? 

Tercero: Porque no hay cosa más horrible que le digan a una¨Ay qué es eso, una lonjita? No, es que los calzones se me hicieron bola o sea ¡Jelouuu! ¡Claro que es lonja pendejo!
O dicen: ¨Ay que bonita pancita ¿Bonita? Mis huevos, esos si son bonitos. Si ya sabemos que es una lonja por qué nos la recuerdan?

Cuarto: Porque no y ya.
Que miren que suficiente es con vernos al espejo y saber que esa pinche lonja por más que uno haga ejercicio se aferra  a nuestra cintura como sanguijuela.

Y último porque no es que una esté gorda lo que pasa que le tomamos aprecio a esos kilitos de más y nos cuesta mucho trabaja deshacernos de ellos por más que sudemos la gota gorda haciendo chorromil sentadillas y no sé cuantas abdominales.

Como digo siempre: No soy gorda soy coleccionista de kilos nomás,

Por último, si no quieren que estemos enojadas todo el día, por favor no digan ¨Gordita¨ porque el espejo nos lo dice cada vez que nos miramos en él y eso no es bueno para la estabilidad emocional de ninguna gordita amigajonadita y los hombres que la rodean.
Gordita tu madre con el debido respeto que la señora me merece.

Y ahora si por último último último, ¡Señores, no mamen!













*La de la foto no soy yo eh? no vayan ustedes a creer, estoy rubia peliteñida pero no gorda, nomás poquito.

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales