Páginas

miércoles, 29 de julio de 2015

Tomando un poco de conciencia

Saliéndome un tanto de la placenta prismática en la que de diario tengo inmersa la cabeza, redundante menester de quién poco o nada sabe de temas coherentes, acabo por ver que el lugar de confort en el que me sometí a propia voluntad, mamo sólo lo que me conviene. 

Discuto conmigo mi caótico proceder, aciago delirio de quién a mi se enfrenta, 
entrañando una inescrutable presunción de lo que creo e incito a borrar de la memoria el oscuro y trémulo futuro al que me enfrento. 
En días predominantemente lluviosos y atardeceres bucólicos, pierdo la mirada por instantes, 
fijándola en el punto exacto donde segura estoy miran los tus ojos azul vestidos de amor glorioso.
Ay de mi y de mi escasa prosapia. Tú no miras pa´ bajo y Yo no alzo los ojos tan alto.

Cultura irrelevante de una seudo poetisa -conmigo mueres- devanándose los sesos queriendo sangrar la delicada grieta de un corazón que no se pierde por mi. 
Interludio de amor -tic tac ding dong- incomprensible, medianamente escrito en una madrugada de olores brujos donde el perfume de tu cuerpo se hace dueño de mi nula inteligencia. 
Bruna sensatez que de mi te apiadas, dime quién soy y en qué lugar me encuentro. 

Exprime las memorias 
-dolores exacerbados, ayes cantarinos, dulces besos purpúreos-
cundiendo mis delirios de alegrías insanas. 
Amores superfluos, 
gentiles vanaglorias que de mi -sin yo quererlo- emanan. 
Fortuita casualidad el choque de pupilas como tantas hay en este claroscuro mundo en el que habitamos. 
Exquisito dolor corre por las venas. 
Punto final.

Lenguaje simbólico jamás conceptuado. 
Tú tan de mi,
Yo tan sin cordura. 
Tregua sin causa ni efecto. 
Versos que no son verso. 
Amores de dueños sin dueño de común acuerdo. 
Locura demencial. 
Amores que no se explican y ni quién pueda entender. 
Amores nomás
¿de letras muertas?







23 comentarios:

  1. exquisito ritmo Malque
    Discuto conmigo mi caótico proceder, aciago delirio de quién a mi se enfrenta,
    entrañando una inescrutable presunción de lo que creo e incito a borrar de la memoria el oscuro y trémulo futuro al que me enfrento.
    En días predominantemente lluviosos y atardeceres bucólicos, pierdo la mirada por instantes,
    fijándola en el punto exacto donde segura estoy miran los tus ojos azul vestidos de amor glorioso.
    Ay de mi y de mi escasa prosapia. Tú no miras pa´ bajo y Yo no alzo los ojos tan alto.

    suele suceder y la palabra va rebasando los cuencos del alma
    buena jornada
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. En ese delirante frenesí de autocomplaciente y autoestima andamos todos, unos con mayor o menor fortuna : dando bandazos a la coherencia y esquivando los ataques verbales, siempre a traición, que derivan del desconocimiento de las reglas del juego mínimas. Así que, feliz tú y/o la burbujeante cavidad en la que, a tu criterio, nos alojes. Besitos, Malque querida!!!

    ResponderEliminar
  3. En ese delirante frenesí de autocomplaciente y autoestima andamos todos, unos con mayor o menor fortuna : dando bandazos a la coherencia y esquivando los ataques verbales, siempre a traición, que derivan del desconocimiento de las reglas del juego mínimas. Así que, feliz tú y/o la burbujeante cavidad en la que, a tu criterio, nos alojes. Besitos, Malque querida!!!

    ResponderEliminar
  4. Tomando un poco de paciencia se vive la vida suspiro a suspiro, con tiempos buenos y menos buenos, así son los días de nuestras vidas.
    Gracias mi bien querida por tus alentadoras, palabras, la nostalgia nos visata de vez en cuando, la atrapo y la pongo en letras.
    un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  5. Hola Flor de María. Yo creo que debemos tomar conciencia del presente. El futuro cuando llegue tomaremos conciencia del momento. Yo antes siempre iba por delante de los acontecimiento. Esto me hacía sufrir mucho en ese momento y cuando sucedía. Tomé la determinación de vivir el momento y cuando surjan los problemas, pues atajarlos de la forma que mejor pueda. Así sufro lo justo y no antes de que suceda.

    "Sólo existen dos días en el año
    en que no se puede hacer nada.
    Uno se llama ayer y otro mañana.
    Por lo tanto hoy es el día ideal para amar,
    crecer, hacer y principalmente vivir".

    Dalai Lama

    Saludos y abrazos enormesssssssssss

    ResponderEliminar
  6. Leo esta mixtura de texto entre narrativa y verso, y de manera hermosa plasmas lo surreal, y drenas tantas adentros tuyos, que se convierten en palabra literaria. MI abrazo y afecto. Carlos

    ResponderEliminar
  7. Amores de letra muerta, redactados por una latiente y vibrante Malquerida.
    :)

    ResponderEliminar
  8. Yo ya no me exijo responsabilidades por los delirios de mi corazón.
    Que haga lo que quiera.
    Y que lo disfrute.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Solo tu pudieras tener las respuestas... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  10. whoo... maravillosa forma de escribir

    como siempre un placer leerte.
    :)

    ResponderEliminar
  11. Yo te admiro que manera de escribir malque :)

    Susy

    ResponderEliminar
  12. locura demencial sí, como toda mujer bien puesta.

    besos

    ResponderEliminar
  13. Nadie como tú para escribir locuras tan normales.

    ResponderEliminar
  14. En ese delirio de dichos y contradicciones andamos un poco todos
    Abrazo

    ResponderEliminar
  15. De las entrañas parece haberte salido este texto surrealista.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Aquí está tu verdadera esencia, chamaca.
    Estupendo.
    Besos maravillados.

    ResponderEliminar
  17. Fascinante; te he encontrado por casualidad, ¡bendita casualidad!, ¿qué demonios te comento?, que me ha encantado, cruda y tierna, real y soñadora. Prosa poética, poesía prosaica, resultado "proesía".
    La seta que adorna tu espacio es como tantas cosas en la vida, muy bella por fuera, pero venenosa y letal por dentro.
    Con tu permiso volverè a perderme en tus letras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Lo terrible es no entender. Lo precioso es no entender. Dos caras de la moneda. Lo atroz y lo misterioso... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Qué bonito, Malque, hay veces que me dejas con la boca abierta. A cerrarla ya.
    Un beso grande,
    HD

    ResponderEliminar
  20. Me alegro que sigas con ganas de escribir....eso es todo!

    becho y abacho =)))

    ResponderEliminar
  21. Cómo explicar el amor?
    Trae siempre la locura con él.
    Pero bienvenido sea ese delirio.

    Tú escribes letras bien vivas,las muertas están anestesiadas y tus textos lejos de adormecer...están vivos,hacen pensar y sentir.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Hoy no te quiero .......
    .... me hiciste llorar

    bruja de las palabras
    maga del alma

    aún así te dejo mi abrazo perpetuo

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje