Páginas

miércoles, 8 de julio de 2015

Ella



Ella es tierna: Abuelita ya no hay que pelearnos.
Ella crea: Abuela te hice una ¨sopa de canasta de joja¨.
Ella siente: Abuela no tiembles, me das miedo.
Ella aprende: Abuela, estoy gordísima.
Ella piensa: Abuelita ¿puedes caminar?
Ella es certera: Abuela aquí saliste fea.
Ella sabe contar: Veintiocho, veintinueve, veintimuchos.
Ella es soñadora: Quiero ser bailarina de ballet.
Ella extraña: Papá y mamá ¿dónde están?
Ella acaricia: Abuelita linda te extrañé.
Ella es mandona: Abuela quiero leche.
Ella se enoja: -¡Vete de mi vista!- -¿Yo?- -¡Si!-
Ella quiere: Ven mi Sabinita te voy a abrazar.
Ella tiene miedo: ¿En la cocina hay monstruos?
Ella es astuta: -Di las palabras mágicas- (por favor y gracias). -Mamá se las llevó-.
Ella sabe: Abuela come zanahoria para que tu ojo sane.
Ella obedece:¨Plometemos set fieles y leales a los plincipios que la patlia nos malque¨. (La niña hace honores a la bandera).
Ella enseña: Dame la mano abuelita, te voy a enseñar a caminar.
Ella llora: -Abuela, arrúllame como mi mami-. -Ven preciosa reina mía-  -Así no dice mamá- -Oh perdona-
Ella experimenta: -Mira  abuela, estoy brincando en este charco-. -Te vas a enfermar- -Claro que no-
Ella es linda: Toma abuela, te traje estas flores (las cortó de mis plantitas, aggghhh).
Ella ¨habla¨ inglés:: -¿Cuántos años tienes Natalia?- -Guan, tu, tli, casi for.
Ella pregunta: Abuela. ¿eres feliz?
Ella canta: Libre soy, libre soy, no puedo ocultarlo más.
Ella chantajea: -¿Ya no quieres que sea tu nieta?- -Si- -Entonces préstame tu iPad-.
Ella es frágil: Abuelita abrázame.
Ella protege: Ven mi Tiki tan chiquito. (Tiki es mi alter ego perro)
Ella es todo.
Ella es Natalia La Bella y yo si se trata de vivir, vivo por ella y si se trata de morir, muero por ella y háganle como quieran.













Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales