sábado, 1 de agosto de 2015

Capitulo II según recuerdo (si es que la memoria no me falla)


Capítulo II
¿Qué no el II fue el pasado?
¿Si?

Digan sus nombres para poder llamarlos cuando se ofrezca.

Nota mía otra vez: Por si no lo saben, en la casa paterna ¨existían¨ según mencionaba la vidente, chamanes, y demás tipos de las artes adivinatorias que alguna vez fueron a la casa para tratar de convencernos de los hechos inexplicables que ahí sucedían.

Decían que había tres niños pelones rondando por la sala grande que luego se convirtieron en dormitorios pero esa es otra historia.
Los tres niños gustaban de sentarse en uno de los dos sillones individuales de aquella nuestra primera sala en forma. Tal vez esto tenga relación con la muñeca sin pelo que soñé.

Gran lío debe ser armar historias de sueños y realidades. Rompecabezas de mil piezas. Psicólogas vestidas de ángeles salvadores de señoras dedicadas a la insensata búsqueda de trocitos de tiempo perdidos mucho ha.

Sigue el camino correcto aún cuando vayas sola.

Hay casas antiguas con paredes llenas de vidas anteriores, empotradas en el silencio fingen no existir. 
Luego sin prisa y sin pausa, todo desaparece bajo la evolución de un pueblito que ya no puede seguir siendo lo que fue. Lo de hoy es demoler historias para construir monumentos a lo banal e inmediato. Lapsus brutalis en mis sueños gloriosos.

Esta segunda pesadilla que no ha logrado despertarme, termina cuando comienza la otra. Ah si todo lo que escribo fuera bonito.

Capítulo III y final ¡Fiuuu!

Todos somos iguales pero nomás poquito.

Veo a mi entrañable amigo -al que nunca he visto físicamente- en la cocina de mi casa. Estoy parada junto a la mesa con una toalla enredada en la cabeza. ¡Dios bendito, él aquí y yo con estas fachas!

Me da pena que vea vivo en la pobreza de al tiro paupérrima. Mi vestido está hecho jirones. Los muebles desvencijados alumbrados con un foco de luz mortecina tapizado de caca de moscas irreverentes -Aún en las peores pesadillas el dramatismo es inherente a mi-.
Hay gente alrededor de la mesa pero no logro ver sus caras, preocupada por evitar que mi amigo siga viendo estos mis deshechos mortales.

No lo logro.
Me habla pero no hago caso. Me pica las costillas con su dedito índice. Ni siquiera volteo.
Él es muy parecido a Barry, siempre cargan con la sonrisa en los labios. Será por eso que no me gusta contarle mis penas porque cuando me oye, su carcajada desaparece por arte de magia. 

Mi amigo es como el clásico amante al que mostramos nuestra mejor cara. Cuando se empieza a hablar de otras cosas que no sea sexo o amor, se cae en lo trivial y cotidiano. Dicen, a mi no me lo crean. Recuerden que soy una mujer que de amor sólo sabe la forma en que se escribe, no tanto pero si.

Epílogo 

El non plus ultra de un drama sin pies ni cabeza.

La cuarta pesadilla en la que lloré y no precisamente en sueños, fue cuando alguien asomando la cabeza a ras del suelo, quería atraparme.

Este tipo -sepa la bola quién era- jalaba mis pies quieriéndome arrastrar para con él. Luchaba por deshacerme de sus manos tentaculares. Oprobio perverso. Miradas desordenadas. ¡No te irás!
Alguna ocasión soñé con un tipo vestido de blanco dándome la mano para llevarme a la salvación. No presté resistencia -quizá dios existe- pero este de la pesadilla estaba más feo que el último concierto al que fui. 

Me despertó la mano de Laura diciéndome que todo estaba bien. Es un mal sueño mami, todo está bien.. Esta ¨pescadilla¨ estuvo fuerte amiguitos.
El corazón quería salir corriendo pero lo atrapé muy fuerte en un nido que hice con mis manecitas -¿pio pio?- quedándome de nuevo dormida.
Me parece que en otras vidas fui aventurera -que no puta- sin salir de casa. No encuentro una respuesta para tanto que me pasa. Objetivos primordiales. Niña de largas y negras trenzas do estás que no te hallo.

Soldadito de plomo
brazos magullados,
denominación de origen  debajo de mis pies dubitativos:
5º miembro de Los Apellidos Ilustres sin derecho a nada
que no sea lo que ya no le pertenece.


Fin.













22 comentarios:

  1. pues entre pesadillas e ideas nos has llevado Malque, de tu mano y pluma
    la muerte no la temo, me he entregado a ella mansamente un par de veces, pero ella me devuelve , de seguro tengo algo pendiente

    abrazos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Mis pesadillas son las mismas, nada cambian en ellas y las mismas siguen en mis sueños años tras años, tales el caso que en mis sueños me digo a mi mismo: no te asustes esto es un sueño.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Eres la campeona mundial de pesadillas.
    Deberían darte una medalla que llevara grabada una mano perseguidora, y por el otro lado un ojo muerto.
    A que soy majo eh, jajajajaja

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No se porqué me he recordado leyendo que cuando empezaba mi pubertad, les tenia mucha envidia a las jovencitas, porque de serlo yo, seria una puta de lujo y ganaria mucho dinero haciendo lo que mas me gustaba, seria muy feliz...jajaja
    Por supuesto que esto no tienen nada que ver contigo, ni casi con lo que dices de tus pesadillas... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Menudo comentario de Toro Salvaje jejeje.

    Las pesadillas son horribles, aunque te tenido pocas en la vida, no las deseo a nadie.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Uffff qué intensidad!
    No sabes lo que te entiendo...
    Yo sueño mucho que estando en un precipicio (o escalera o azotea) un hombre me empuja al vacío.
    Maldito.
    Luego no puedo dormir.

    Que esta noche sueñes lo que deseas,nada más y nada menos...
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Sueña Malque, hay de todo en ellos, es parte de la vida, las pesadillas grrrrr.cariños

    ResponderEliminar
  9. " Esencialidad, flujo de mares que no llevan pero van, compases que dibujan la tierra, pero no la hacen gravitar, espacio sideral, acercativos con luces, con viento, con rememorar......muy interesante, alla donde las ensoñaciones se disfrazan de los pasos del antier, hojarascas que detras de los apellidos ilustres, solo dan el fresco, pero no otro mas saben hacer.......muy buen post, me inspiro en muchas frases y se parece a uno que voy a poner, sipi......saluditos: )

    ResponderEliminar
  10. Vaya con tus pesadillas.....serán consecuencia de alguna medicina? O siempre ha sido así?
    Eso es dormir sin descansar....seguro que hasta te levantas más cansada de lo que te acostaste, no?
    Deberías echar unas gotitas de agua bendita.....!
    Jajaja y que te fueran ayudando????
    Mejor sigue con tu Virgen del Chongo Parado.....y me la presentas, eh?

    Becho y abacho! =))

    ResponderEliminar
  11. Nadie pesadilla como tú, eres única y afortunada. Así créelo. Vives muy intensamente en tus sueños. Yo, ni juntando todas las pesadillas de mi vida -dormida- podría juntar una de las tuyas en intensidad. Y... no tratas de relajarte antes de disponerte a dormir?
    Abrazo, mana.

    ResponderEliminar
  12. No andaba muerta, andaba de parranda!!!!
    Paso a saludar después de un muy largo tiempo, su comentario me alegro la noche al saber que alguien en este cibermundo se preocupo por mi ciberpresencia.

    No puedo decir que he vuelto (aunque bueno seria) pero pasó a dejar un gran saludo y un fuerte abrazo de parte de la bloggera que lleva años aquí.



    RaWwWwWR!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Pero chiquilla!!!!, qué horrores de sueños son esos, que te arrebatan la noche, !!! Mira de consultarle a tu galeno, que igual te dé algún brebaje maravilloso para aliviar las horas. Y descansa un poco, ufffffff, qué la emoción Te puede!!!
    Besos 😘

    ResponderEliminar
  14. Pon una Liliana en tu vida y se te quitarán los malos sueños....a mi me ayudó mucho, hace años ya......

    ResponderEliminar
  15. Cuánto para lo surreal, pero al fin de los dolores y adentros, que nos hablan, quizás de cuanto somos.Pesadillas no, icónicas de sufrimientos, amores, desdoros. MI abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  16. Si fueras Ebenezer Scrooge diríamos que esas pesadillas son frutos de la mala digestión durante la comilona de navidad, pero sabemos que estamos en Agosto, y aún faltan meses para esa fecha, ergo...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  17. las pesadillas se aparecen sin que se les llame, con historias intermedias que no tienen final y que sin embargo dejan un hondo sentir.

    besos

    ResponderEliminar
  18. Un amigo para ti es el clásico amante que limpia los azulejos de tu cocina... Lo tendré en cuenta.

    De amor sabes lo justo: como se escribe. Será verdad. Al amigo, al amante si es lo mismo, se le gana cada día con besos y algún verso. Y por supuesto no se le recibe en la cocina con una toalla enroscada en la cabeza. Yo echaría a correr... Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  19. Sueños
    Pesadillaslos tengo
    los acepto
    los escribo
    los disfruto y sigo caminando las palabras
    buen texto me ha encantado

    ResponderEliminar
  20. Hola Flor de María. Jooo vaya sueños más duros que tienes. Yo hace muchos días que no sueño.
    Me gusta como lo cuentas, es como si lo fuera soñando al leerlo.
    Saludos y besos desde la Sierra de San Vicente

    ResponderEliminar
  21. Que pesadillas!!! he tenido algunas, me hace pensar que como a mi, no te dejan descansar
    Besos

    ResponderEliminar

La dueña de este blog, una parkinsoniana medio reina medio bruja, prófuga de la cordura, fan sin estilo del poeta trashumante y amante sin suerte de Enrique, agradece la visita y comentarios los cuales serán respondidos cuando el modo off impere en su mente (el modo on lo ocupa para caminar enfundada en sus secretos, sin bastón ni artilugios mágicos). No desespere, tarde pero devuelve la visita (si es que no lo olvida antes de abandonar este sitio).
Dicho lo dicho tiene usted la palabra, comente bajo su propio riesgo.

la MaLquEridA

Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.