Páginas

lunes, 30 de junio de 2014

Sirenas cantoras




Llueve desde hace muchos días. El agua amanece encharcada en los caminos. Transcurren los días bajo un diluvio feroz. Por la noche sigue llorando el cielo. Los aguaceros son música dentro de las soledades onanistas. Poco a poco el sonido de las gotas cayendo sobre el tragaluz arrullan las somnolencias de quien escucha los cantos nocturnos de una voz apaciguada por el tedio que provoca el desvelo. Pronto saldrán escamas a ese cuerpo blanco abandonado por el sol. Citadina de mar de asfalto. Sirena gorda de mirada triste y canto veleidoso. Los marineros no harán caso de su voz difuminada en mitad de la noche. La escucharán pero no podrán verla agazapada como está detrás de las rocas de su indiferencia. Desde la colina escondida donde rompen las olas peina el pelo rubio ensortijado quitándole la sal de los mares. Su canto lánguido será un murmullo de olas quietas azotándose en el arrecife sin llegar al otro lado donde termina el mundo en el cual los barcos se pierden en la espuma del mar. Sirena extraviada en la medianía de la noche sin nadie a quien enamorar con su canto frívolo de notas cautivantes. Duermevela arraigada en las profundidades de un mar simbólico. Sirenas cantoras para marinos desvelados. Sortilegio oculto en el fondo del mar-amor indescifrable.












27 comentarios:

  1. En esta mi noche calurosa, se me antoja una sirena detrás de los párpados. Que me endulce y me arrastre al fondo del mar-sueño. Que aflore luego su monstruosa belleza, y asesine a ese otro que hay en mi. A ese que no me está dejando sonreír antes de dormir. En esta mi noche...

    ResponderEliminar
  2. Hermoso, sirena citadina... Es que cantas cuando los marineros duermes, no seas así, jajaja
    Más besos.

    ResponderEliminar
  3. O lo entendí muy mal, o este texto me pareció que cuadra a la perfección para relatar las andanzas nocturnas de una mujer de la vida galante (que diplomatico suena ese termino).

    ResponderEliminar
  4. si las mujeres en general son seres misteriosos, las sirenas lo son doble, y más con lluvia como telón de fondo.

    besos de un pirata cazador de sirenas, je.

    ResponderEliminar
  5. Que triste las Sirenas citadinas, se esconden, , su canto no es un llamado, perdió su esencia el asfalto se trago el mar su espacio natural .... la lluvia siempre acompaña mejor si es para la autosatisfacción que dura entrada me golpeo TE QUIERO ....

    ResponderEliminar
  6. Aquí no llueve.
    Y claro... no hay sirenas.
    Hay ranas verdes y sapos marrones que llenan el metro, los autobuses y la ciudad entera.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Duerme al son de esas gotas de lluvia, y sueña con esas sirenas que te canten una canción suavecita para tener dulces sueños.

    ResponderEliminar
  8. Asi es, las mujeres somos misteriosas como sirenas. Que placer leerte. Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  9. Me ha dado más o menos la misma impresión que a Syd... Un gran texto. Me ha gustado mucho. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola amiga Malque, poco a poco voy visitando a los amigos porque os echo de menos mucho, pero hoy no sé por qué no podía dejar de decirte que es un
    Texto precioso, me ha encantado la forma de expresarte y me he sentido bien l volver a leerte en esta entrada

    Muchos besos apretaos, amiga.

    ResponderEliminar
  11. Hola Bienquerida.
    Aquí llueve pero no hay mar ni sirenas, igualmente seguimos soñondo, pues los sueños alimentan el corazón, bello relato.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  12. Justo este fin de semana pensaba escribir también algo sobre la lluvia, creo que lo haré hoy, su canto ha resultado inspirador, sirena citadina n___n

    Ya extrañaba leer su blog, mi estimada Malque :)

    Por cierto, le dejo el Link de mi otro blog (creo que después del cambio de URL se les perdió a muchos, o algo así jeje) http://uncronopiollamadomago.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. La lluvia ensordece la voz de la sirenita....

    ResponderEliminar
  14. A mí lo de las sirenas como que me da lo mismo, pero la lluvia si que hace falta. En Valencia este año hemos tenido un otoño y un invierno muy seco, y ahora ya en pleno verano, llover como que no.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  15. Las sirenas... una de mis criaturas mitológicas preferidas.
    Precioso escrito, un saludo :)

    ResponderEliminar
  16. también hay sirenas que perdieron sus escamas al cantar al marino que le robó el alma.. suelen tener frío en el alma porque es ahi donde se les ha instalado la lluvia eterna

    ResponderEliminar
  17. Aquí ha comenzado la época de garua, lima la gris se pone más gris ahora uno va por las calles melancólico y triste y atento a que no lo empapen a uno si caminas cerca a la vereda. También tenemos sirenas, son mustias y gritan quedito en las esquinas.

    ResponderEliminar
  18. No recuerdo haberte leído en ese registro y me ha gustado mucho.

    Aquí tampoco llueve y cuando lo hace en este tiempo casi que es peor porque suele caer granizo y destroza las cosechas.

    ¿Te quieres creer que está todo tan seco que ahora mismo he regado las plantas y tengo 5 pajaritos bebiendo agua al lado del desagüe de la terraza?.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Cuánto juego da la lluvia cuando se sabe escribir como tú y qué poco me gusta en la vida real. Si no mojara sería otra cosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Realmente me gustó tu escrito de hoy,abrazos

    ResponderEliminar
  21. Hasta aquí me llegan sus cantos,
    Un beso para ti.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  22. Siempre digo lo mismo, pero qué genial se siente leerte. Es toda una melodía!
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  23. La lluvia lo tiñe todo de un color inigualable... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. La de la foto ¿es una sirena o una ballena?

    ResponderEliminar
  25. Que hermosas son tus letras ! recien te descubro y me quedare leyendolas. Un abrazo enorme y un gusto

    ResponderEliminar
  26. Aqui tambien a llovido pero no he visto ninguna sirena, y mira que me gustaria ver una..

    Muy bonito post, me gusto mucho el relato

    un beso
    Isa

    ResponderEliminar

De reina a plebeya en tres pases mágicos. Eliminada por sí misma un día que el carácter le comió el entrecejo. Sin amores extraños palpita la vida entre Enrique y con el que la vida premió. No es coleccionar derrotas a punta de rencores se absuelve a sí misma con sus letras por encima.

Egocéntrica, pagada de sí misma escribe cuando la gana se le da miren que en eso de hacer berrinches se dibuja sola. Lenta que no lerda, callada flagela todos los días las ganas de escribir con latigazos de silencios.
Siendo dueña completa de su mente -que no de su cuerpo- regresa comentarios en cuanto el off lo permita.

Ai se lo haigan, Sobre advertencia no hay engaño.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje