Páginas

viernes, 13 de junio de 2014

Olvido que no te olvido






Pregunta el neuroloco que si algún miembro de mis antepasados, recientes, lejanos e inconscientes ha padecido alguna vez de la tiroides.
Sepa su madre digo yo, a duras penas conozco  a los miembros más cercanos de tan rancia estirpe y ninguno está enfermo de eso.
Los miembros que conforman el árbol genealógico de Los Apellidos Ilustres -como llama la MaLquEridA a su familia- tiene tantas ramas como nubes el cielo. Ramas que ha ido desapareciendo al paso tiempo. Como sucede a todo árbol, algunas persisten y otras sucumben apenas siendo unos botoncitos pequeñitos como el respirar de un colibrí. ¿Han oído respirar a un colibrí? Es como si el aire pidiera permiso de existir.

Algunas ramas no llegan a ser fuertes, se doblan y aunque no se quiebren su existencia es muy corta. Otras se tuercen al primer aironazo pero otras se crecen ante la adversidad y cumplen su cometido de ser guardianes de nidos y de dar sombra al que más.

Bueno...

Preguntar a cada miembro de tan grande familia si alguno se ha enfermado de la tiroides está de la chi.
Los miembros viejos con trabajo saben que existen y los nuevos apenas saben que existen.

Como sea el caso es que me he dado cuenta que este árbol de ramas muy fuertes se está quedando pelón. Cada vez tiene menos sitios donde arropar nidos nuevos.
Dentro de un tiempo dicho árbol será un tronco viejo donde lleguen a orinar los perros. Servirá de guarida a incipientes seres de gran imaginación como en vida lo fue. siendo todo de lo que él se recuerde.

Sus ramas no existirán más. De Los Apellidos Ilustres no quedará ni la A, como sucede en esta vida, de todo lo que fuimos sólo el viento sabrá y eso si aún sopla porque al paso que vamos ni el aire sabrá de nadie. Sólo traerá entre sus chiflidos el sonido de alguien que desde cuadras antes anunciaba su llegada, pero no habrá quien corra a su encuentro porque el tiempo se habrá encargado de borrarlo de la memoria.










24 comentarios:

  1. Mira Mal que estoy intentando identificarte en la foto que pusiste...

    Tienes mucha razón, el tiempo lo borra casi todo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ahí estoy! ¡Mira mira! ¿Ya me viste! Esa, esa merita soy yo.


      :D

      Eliminar
  2. Qué bonita imagen la del colibrí! Mi familia era numerosa, pero cada vez nos reproducimos menos, yo no tengo hijos y mi madre tiene solo un nieto (que es el centro de nuestro universo familiar) en mi familia las enfermedades no abundan pero si hubiera abanderados de las varices ajajaja pues mi familia iria a la cabeza jajajaja yo si me he cuidado mucho! Y no las he desarrrollado. Yo creo la semilla de mi abuela prosperara mucho y bien, que sus semillas han viajado a otros continentes.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan esas fotos del recuerdo....
    Ese neurólogo bien flojo, no quiere trabajar y descubrirlo el mismo jejeje
    Bah!
    No tienes nada malo y punto!

    Beso mi Malque!

    ResponderEliminar
  4. BIENQUERIDA
    Parece un cuento de ÁNGELES MASTRETA ¡para qué te pregunta esa pavada? si con tsh y todos los análisis de sangre hormonales pueden ver si tenés hipo, o hiper, tumor o lo que sea. Yo tengo hipo (segúne studios) pero no me medico más con levotiroxina, simplemente tomo cloruro de magnesio cuando puedo y medito (decir el OMMMMMMMMM es bueno para la tiroides, lo dicen ENDOCRINÓLOGOS que practican meditación), y nuestros ancestros ya no son raíces, sino NUBES como vos decís. Las ramas de mi árbol (es decir: mis hijos, mis sucesores: son perritos y gatitos, y las plantas de mi terraza, mis rimas y las casitas de juguete que hago para regalar) y ¡recordás un cuento infantil con ilustración de zapatitos rojos en las ramas de un árbol ?, tengo ganas de hacer un árbol de cerámica con zapatitos o con otras cosas, como corazones, colgando entre las ramas. Y volver a leer LA RAMA DORADA de FRAZER, un beso bendecido BIENQUERIDA. magú

    ResponderEliminar
  5. Es por esa razón, que tanto hombres como mujeres, a los hijos los prefieren hombres.

    Elmito sabrá mantener el árbol frondoso.

    ResponderEliminar
  6. Hola malquerida , eso suele pasar en las grandes familias , que el viento se encarga de llevarselo todo a su paso , la fotos es muy bonita y tierna , quien de todos eres tú , besos de Flor.

    ResponderEliminar
  7. Pasa amiga,eso pasa,es ley de vida,abrazos y dile al médico que trabaje

    ResponderEliminar
  8. Por mucha tecnología y leches que haya ahora, no hay nada más bonito que repasar esas viejas fotografías de toda la vida, y que tan buenos recuerdos nos traen.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  9. El tiempo es el culpable de todo.
    Besos amiga, buen finde

    ResponderEliminar
  10. Tanto vagar para no conservar nunca nada.....

    ¿Querrás tu rectificar las lineas de mis manos?
    ¿quien esparcirá al azar los pozos del café?
    y que decía la bola de cristal cuando echo a rodar?



    Saludos Mi Malquerida

    ResponderEliminar
  11. yo tengo tan presente mi terrorífico historial clínico familiar que no entiendo cómo los miembros de mi familia (tanto cercanos, lejanos y colaterales) pueden tener la suficiente disposición anímica como para seguir multiplicándose.
    de seguro que les sobra mucho amor y las ganas de follar para hacerlo.

    besos.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, lo de multiplicarse está bien, pero lo que es indispensable e imprescindible es follar como si se fuera a acabar el mundo,te conservarás genial a la par que disfrutas como una enana :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  13. Este texto es la memoria del olvido. Con el tiempo nos vamos quedando sin nuestra historia...lo que hemos sido por generación...dirán algunos, para qué recordar, si esta vida está lleno de sinsabores. La boca nos sabe a sangre, ante tanta tragedia...Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  14. En una de sus ramas anidó una pareja de halcones, que dejó como recuerdo una pluma, que untándose en el tintero de la vida va escribiendo lo que se le ocurre para deleite de quienes queremos leerlo.
    Besos Rama de la Pluma.

    ResponderEliminar
  15. Me ha venido a la cabeza este poema mío después de leerte.

    ÁLBUMES DE FOTOS
    Mis álbumes de fotos
    se están llenando de muertos
    ya no soporto abrirlos
    y mirar esas fotografías
    donde los cadáveres
    anclados en el tiempo
    aún festejan y sonríen
    tan ajenos a la tragedia
    que imparable se acercaba.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces el lindo recordar toro momentos vividos
      las fotos de tus chicos
      la primera comunion de ellos
      cuando nacieron

      Eliminar
  16. La vida tiene la peculiaridad de ser eterna hasta el final. Y quizás eso la hace tan maravillosa.

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Es un poco triste pero sí es cierto que los orígenes de las familias se van difuminando y, al final, uno termina no reconociendo la familia como propia. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  18. Que los apellidos ilustres vayan desapareciendo me parece una señal positiva y democratizadora. Que el tiempo llegue a borrar todo de la memoria es algo que me asusta precisamente porque puede ser verdad.
    Besos Malque

    ResponderEliminar
  19. Viviendo en USA me di cuenta que lo de los de antes no vale lapena
    Aun en mi tierra los apellidos tienen importancia y lla gente se junta entre ellos
    Muy buen texto

    ResponderEliminar
  20. Donde yo vivo es fácil encontrarse con esas ramas familiares, pero al final en realidad ya ni nos sabemos parientes... Y es que lejos de multiplicarnos (que eso lo saben hacer bien) sus pichurrientas peleas hacen que se vayan difuminando los lazos amistosos y cuando ya quieren arreglarlo la huesuda llega por ellos.

    Lo que verdaderamente acabará con mi familia son sus absurdos pleitos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  21. La tercera de la izquiersa, la del mandil amarillo.

    Besos

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje