Páginas

lunes, 10 de febrero de 2014

Sepasuchi






Pregunta la señorita médica (la asistente porque la titular está revisando una montaña de papeles) que si tengo gastritis. 
Contesto que no.

La señorita médica titular ordena sin levantar la vista desde su silla de reina:
Dale las tabletas de tenmeacá. Que se tome una en la noche el día que quiera pero solo una por semana y sin cambiar de día.
Recétale también las tabletas de sepasuchi. Se va a tomar una tableta en ayunas. Debe dejar pasar una hora sin comer nada, no debe hacer ejercicio durante ese tiempo, ni caminar, ni subir o bajar escaleras, ni bla bla bla. Puede lavar los trastos o si lo prefiere quédese sentada. ¡Vaya cosa!

El caso es que con las nuevos medicamentos agregados voy a ser una farmacia ambulante. Me niego a ello. No entiendo como con tanta medicina mi estómago no resiente la agresión de los mismos.

Qué voy a hacer si me resisto a tomar más pastillas. Las que tengo ya me causan náuseas y mareos. Así no hay quien viva.

Ya no se me ocurre qué hacer más que venir a escribir a mi blogcito.
Hoy no estoy para nadie,
me voy a mi cubil,
esto también pasará y todo eso que se dice cuando no hay más qué decir.
Y conste ante dios y el mundo que no me estoy quejando, estoy escribiendo.


¡Click!



















29 comentarios:

  1. Escribes divino, no te quejas, eres un solazo cuídate enorme, te mando todo mi cariño :) TQM

    ResponderEliminar
  2. Eso lo sé María jaja nocierto.

    Estoy confundida y no encuentro refugio más que en mi blog pero lo siento como queja aunque no sea así.

    Estoy enferma snif, ¡muero!

    Yo también te quiero.

    ResponderEliminar
  3. Si, es cierto, tanta pastilla no tiene que ser demasiado bueno pero lo malo es que si uno no las toma se va pal cementerio y que mas rápidamente :(
    Cuídate mucho, y si no estás bien pide otra opinión médica, plis :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. "No entiendo como con tanta medicina mi estómago no resiente la agresión de los mismos."
    es que también os han recetado una medicina para que vuestro estómago no se resienta. eso de seguro.

    besos.

    ResponderEliminar
  5. TAMBIÉN ESTO PASARÁ!!!

    COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS.

    ResponderEliminar
  6. oH Malque, que felicidad poder responderte, ya ando de nuevo aquí, me extrañaste? porque yo siiiiiiiii!!

    De aquí ya no me sacas!!

    Enciérrate en tu cubil, ya saldrás con más fuerzas

    ResponderEliminar
  7. odio cuando nos antiborran de medicamentos puf,

    ResponderEliminar
  8. A mí me pasa igual con las medicinas.
    Que ascazoooooo, pero a veces no hay más remedio que tomarlas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Yo odio las pastillas, me dan gases, prefiero las ampollas, de frente no ma!. abrazos! fuertes

    ResponderEliminar
  10. Como bien dices, esto también pasará. Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Como se suele decir, a veces es peor el remedio que la enfermedad. Hay medicamentos que te apañan una cosa, y te joden otra. Es cierto que en ocasiones no queda más remedio que tomarlos, pero como decía mi padre, tantas pastillas, y total "ná de ná".

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón Juan Carlos Mina, por un error se borro tu comentario, mil perdones.

      Eliminar
  13. Fuerzas para aguantar esas nauseas.!!
    Tu puedes con ellas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. A mi también me cargan los medicamentos, pero si no hay de otra Malque.
    Cuando te los tomes vete algo divertido, pon una cajita de música o algo así.
    Asi cambias el pensamiento y lo enfrentas mejor. Que cuando se está de malas...

    Un abrazo y cuidate mucho!!

    ResponderEliminar
  15. Cuidate mucho, mucho Malque, y hacé caso dentro de todo lo posible, así vas procesando todo esto lo mejor posible. Tomate tu tiempo, mimate a vos misma, pasa mucho tiempo con la pequeñita que te saca, de seguro, miles de sonrisas. :)

    ¡Abrazo gigante!

    ResponderEliminar
  16. Puaj las pastillas, pero tienes que cuidarte mi reina!!! Hacerle caso a la doctorita como sea!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Escribir es bueno para la salud (por lo menos la mental)
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Las medicinas son una lata, pero usted se las va a tomar como una niña buena. ¿Qué ejemplo va a tener si no Natalia con una abuela tan rebelde?
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Escribir es medicina...de la que cura el alma...y la que no da efectos secundarios, ni monetarios...
    Mientras tanto UN BESO GRANDE, para que te recuperes YA.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Y si te promovemos de diputada o de senadora, con las indicaciones de no hacer nada, reúnes el perfil perfecto. Mmm... solo que tienes un alto I.Q. eso si sería un gran inconveniente. Bueno, pero podrías fingir que no, difícil.
    Échale ganas y dale las pastillas a las macetas ¿no?
    Abrazo fuerte, mana!

    ResponderEliminar
  21. tu te crees mucho.... jaja
    yo tampoco cargo ya con cosmeticos en la bolsa... que te crees¡


    cargo con cremas antiarrugas y pa la choya


    :p

    ResponderEliminar
  22. Te preguntaba si tenías gastritis para provocártela, está claro.

    Matasanos...

    ¡Animo!

    ResponderEliminar
  23. A veces las pastillas ayudan, pero en dosis moderadas, no en cantidades industriales, jo!!

    Un abrazo grande y sin pastillas.

    ResponderEliminar
  24. No todo puede estar mal en tu cuerpo, no?? ánimo =)

    ResponderEliminar
  25. Te entiendo T_T, a mi me paran recetando pastillas hasta por las puras, me fui a quejar de que me ardía la barriga de tantas y la doctora me recetó uno para ese ardor. Auch! :(

    ResponderEliminar
  26. Somos varias que andamos con ese saquito...
    los años?
    o será que ya no confiamos para nada en la medicina d e las abuelitas
    que vivieron tanto y sin estos achaques,,,

    ResponderEliminar

Aí usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo. Sucede que en este su blog -que es mio pero por educación se lo ofrezco- el pp se apodera de la poca lucidez y tiempo que poseo.

Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje