Páginas

martes, 18 de febrero de 2014

¿Bueno?

Ya no me causa sorpresa que llamen para extorsionarnos. Ha pasado en múltiples ocasiones, otra que más da. 
En este año, en menos de un mes han llamado dos veces queriendo hacernos caer en su juego para sacar dinero fácilmente.
Me estoy acostumbrando.
Reacciono "como debe ser" pero hay mucho de malo en todo esto. Mi tranquilidad ante ese delito es extremadamente sorprendente. Cuelgo y a otra cosa como si hubiese llamado un cliente.

¿A dónde llegaremos en este país que está en poder de la delincuencia y la corrupción? ¿Cuánta gente caerá en manos de esos malhechores que encontraron en la extorsión telefónica su modus vivendi? Lacras de la sociedad que como muchos deberían ser quemados vivos junto con toda la runfla de políticos corruptos que encontraron en el delito su forma de vivir. Gentuza que no se preocupa porque "los derechos humanos" los defienden. 

¿Y las víctimas del delito? Están en la cárcel.

Así funciona México, pero nadie se espante, sigan viendo la telenovela de las seis, o los programejos que hacen reír -según- pero no pensar. Recuerden que vivimos en el país del no pasa nada. La gente honrada sigamos trabajando para malvivir. 

Blah, siempre digo lo mismo cuando esto sucede. Círculo vicioso del que no saldremos nunca porque estamos esperando que el primero levante la cabeza y se rebele ante tanto avasallamiento. Estamos tan acostumbrados a tener el pie en el cuello, cuando nos lo quiten no sabremos qué hacer, volveremos a agachar la cabeza porque esa es la forma en que hemos vivido siempre. 

En fin, sigamos viviendo una paz utópica en nuestro mundito seguro de cuatro paredes, ¿Bueno?









30 comentarios:

  1. Hasta que por fin puede ser primero en tu blog.

    Por otro lado, cuando leía tu post pensé que se trataba del Perú, la misma situación se da en todos los países.

    Hay tres tipos de delincuentes:

    - los que elegimos democráticamente
    - los que usan uniforme, y
    - los que aún tienen vergüenza y corren cuando cometen algún delito.

    ResponderEliminar
  2. Te faltaron los cobardes - todos son pero estos mas- escondidos dentro de una linea telefónica, ¡Malditos! Y no me da pena maldecirlos, es lo menos que se merecen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, esos también tienen vergüenza y llaman anónimanente, a diferencia de los bancarios que te asaltan hasta por teléfono.

      Eliminar
  3. Todos son sabandijas malnacidas hijas de Belcebú, sin cabida en el infierno. Asht me estoy enojando y apenas se esta asomando el sol. Me voy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya va siendo de día para que asome el sol. Quizá sea porque los hijos de puta vuelan.
      No te vayas tú, que se vayan ellos.
      Besos.

      Eliminar
  4. Nunca falta este tipo de larvas... ahí, allá y acá tenemos este tipo de gente. No entiendo la verdad, pero bueno, creo que debe haber algo así para demostrarnos que la maldad existe, pero tb la bondad.
    Beso mi Malque!

    ResponderEliminar
  5. que lacra!!!!!!!!!!!!!!!!!! a la cárcel todos!

    ResponderEliminar
  6. Desgraciadamente todavia impera la ley que somos culpables hasta que no se demuestre lo contrario. Pero seguimos votando por estos politicos que lo que menos le importa somos nosotros.
    aqui en morelos cada dia peor y lo peor es que no se ve la luz.
    besos
    carlos

    ResponderEliminar
  7. No creas, de vez en cuando la gente se harta y tiene los cojones de salir a la calle a pelear, mira lo que está pasando en Venezuela, por hablar de los nuestros, los latinos, porque también la están armando en Ucrania en Egipto y en mas países por ahí, pero no es fácil reaccionar así mientras la mayoría esté mas o menos cómodo, pero un día, por una pendejada, de repente, cae la gota que colma el vaso y ya, se formó la de dios es cristo :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. En todos lados hay de esos. Estemos en contacto con ellos menos o más. Peor que alguien entre en una casa con una pistola, mate a la dueña de casa y el juez diga que es demasiado joven para discernir lo que es malo y que la pena sea un tirón de orejas ( o casi...)

    A pesar de todo eso...estamos los otros, y también los más buenos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. En todos los países se están destapando situaciones muy tristes, los protagonistas suelen ser políticos que no hacen su trabajo (intentar resolver los problemas de los ciudadanos) La seguridad ciudadana está bajo mínimos y vivimos con miedo, no hay trabajo, el poco que hay es esclavista y la gente estamos hartos que cada día nos roben nuestros derechos. Si,empezamos a salir a la calle porque es la única forma de que nos escuchen, somos pocos pero cada día nos estamos concienciando más. Lo triste es que unos cuantos vándalos aprovechan la ocasión para crear disturbios.
    Saludos afectuoso

    ResponderEliminar
  10. Como creo que ha dicho Macondo, se trata de unos hijos de puta, que ahorcándolos tres veces no pagan. Eso creo que está ocurriendo en mayor o menor medida en todos los países. Y aunque dicen que la violencia no conduce a nada, hay ocasiones que sólo se soluciona el tema dando hostias.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  11. Que cerdos.
    Ojalá sufran en su propia carne todo el dolor que causan.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Pues pinta fea la cosa ¿no?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Por un momento creí que estabas hablando de España porque la verdad es que estamos en algunas cosas muy parejos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. al leer algunos comentarios me queda en claro que el delito telefónico del que nos cuentas se ha internacionalizado.
    y estoy seguro que no es el único.

    besos.

    ResponderEliminar
  15. Caray! Que fea situación! Desgraciadamente, aquí en Lima se está volviendo común esta práctica, algunos caen en el engaño y venden sus vidas para pagar a los malditos extorsionadores! Bueno habrá que estar atentos!

    ResponderEliminar
  16. sigue votando por el PRI.....jajajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  17. También he recibido ese tipo de llamadas en casa. Pero ya estábamos alertados pero una vecina se la creyó y ya iba hacer depósitos y todo eso. Me da rabia e impotencia al no poder dar con estos tipos xD bueno físicamente no puedo hacer daño a nadie pero algo hay que hacer. Hasta la autoridades no hacen nada y pues están esperando que se haga justicia local.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. afortunadamente aun hay gente buena, tu eres de las pocas
    cuidate mucho por favor
    y no bajes los brazos

    abrazos para ti

    ResponderEliminar
  19. Mi abuela también recibió llamadas a casa de ese tipo de gente, ya esto es demasiado, y aquí en Lima es igual, que mal va todo, la delincuencia reina en todas partes.

    ResponderEliminar
  20. Por suerte, esas llamadas por aquí todavía no se dan. Pero al tiempo, que se pega todo menos la hermosura. Lo malo, como dices, es acostumbrarse. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  21. Parece que los avivados están en todas partes. Crecí en Buenos Aires mirando todas las novelas de Verónica Castro, el Chapulín Colorado y el Chavo del ocho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Está cañón!! :( y ante quién denunciar, si no se logra nada más que quedar más vulnerables.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  23. Mirar a otro lado no soluciona las cosas, es lo que tristemente terminamos haciendo muchos mexicanos.

    ResponderEliminar
  24. La opción es denunciar, pero... dudo que sea efectiva.

    ResponderEliminar
  25. MARIA (María era el nombre? o NIÑA BIEN QUERIDA

    Ayer acá en VICENTE LÓPEZ, FLORIDA (a cinco cuadras de LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, nuestra CAPITAL FEDERAL) hicimos el VEREDAZO, Nos sentamos en una callecita todos los vecinos, cortamos la calle, pintamos el asfalto con corazones, cantaron, tocaron la guitarra. Son propuestas que se están haciendo en distintos barrios para que la gente vuelva a hacer vida de vereda y de calle, y el miedo se vaya a freir churros a otro planeta, o mejor, desaparezca, y con él a todos esos cucos virtuales y vampirescos, que transmuten en tipos buenos

    ResponderEliminar
  26. Lo peor es saber que el ingenio para las basuras sociales siempre esta trabajando al 100% en cambio el ingenio para lo productivo, ese esta dormido.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje