Páginas

viernes, 17 de mayo de 2013

¡Viernes que te quiero viernes!



Natalia La Bella

Es increíble lo que uno puede hacer en el día y que además sobren horas. 

Hay tanto por hacer que no terminaré en los próximos mil años. Reordenar la casa para salir de una rutina mortal incluye pintar y deshacernos de todo lo que sea posible. Aquí no vale conservar cosas inútiles hay que dejar ir los recuerdos. Es ahora o nunca. 

Hemos comenzado, no hay marcha atrás. Esta semana ha sido extenuante. Llegando el viernes hay que hacer paro obligatorio, debemos dejar por casi tres días todo más o menos habitable, llega Natalia y su "buela(abuela)ven". 

Esa niña es un remolino. 

La semana pasada tuvo el tino de agarrar un pequeño cactus y sino es porque decía: "au au mamá au" no nos damos cuenta de que estando en etapa explorativa, había llegado a mis plantas. Agarró el cactus clavándose varias espinas las que su mamá tuvo que quitar con mucho cuidado. ¿Y La Bella? nada de lágrimas, es muy valiente.

Hay que tener mucho cuidado, con eso de que le gusta tocar, esta aprendiendo y hay que andar tras ella todo el tiempo. 
Sigue sin querer estar conmigo pero bueno supongo que mi voz autoritaria la aleja de mi no así de su abuelo quien es su adoración. En fin que se puede hacer si los niños son tan sinceros y no mienten. Me conformaré con que me diga "buela ven", las veces que quiera que la rescate de no querer comer o de querer saludar al gato y me diga "mano" estirando su manecita para agarrar la mía. 

Hago lo que sea con tal que me quiera un poco más los fines de semana. Hay quien dice que soy un ser frío y sin sentimientos. Si así fuera no me dolería que estirando los brazos Barry y yo para cargarla prefiera irse con él. ¡Muero de envidia! 
Eso duele oigan y ningún consuelo vale. 
Mejor me voy a dormir porque lloro y eso no es saludable en las madrugadas ni en viernes en que a todos les da por ser felices. A mi también pero un poquito menos tampoco hay que alardear.










28 comentarios:

  1. La bella paga la estadía en este mundo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. "Reordenar la casa para salir de una rutina mortal incluye pintar". La Magdalena te ampare y te de su bendición. Amén. Beso grande,

    Salud.

    ResponderEliminar
  3. La Bella... para comersela !!

    Un beso.

    PD. A mi no me gustan los viernes.

    ResponderEliminar
  4. Amo los viernes... es el día preferido de la semana. Bueno desde el jueves en la noche ya se va sintiendo su llegada. Haciendo planes, y hablando sobre los dos días que siguen.

    Beso Malque!

    ResponderEliminar
  5. Tengo tantas ganas de que te adore la bella...

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Reordenar la casa y todo lo que quieras, pero cuando se trata de Natalia, me la has hecho ver y yo también intentaría lo que fuera para que me eligiese a mi. Tal vez ella os quiere a los dos por igual, elige los brazos de Barry porque los ve más fuertes y a la "buela" cuando necesita que le saquen de un apuro o le den algo que le gusta mucho.
    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  7. Hasta a mí me dolieron los pinchos del cactusssssssssss!!!! pero es que La Bella está despertando, está formando su personalidad... se tiene que pinchar aunque nos duela!!! Es así amiga.Besos mil querida Malque.

    ResponderEliminar
  8. Pues nada que el trabajo no se haga muy pesado, y ahora lo que toca desfrutar del fin de semana. Con los cactus hay que ir con mucho cuidado, ya que son muy puñeteros. Me alegro de que se los pudieses extraer y no pasara nada.

    Besos,

    ResponderEliminar
  9. A los niños les gusta que los adulen y que se les cante siempre la canción que mas les gusta. A mi últimamente no me sobran horas, ni minutos siquiera, pero hoy si. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Según vaya creciendo, en la medida que crezca, te irá conociendo mas y te amará más aun de lo que te ama, no seas acaparadora y déjale al Barry su porción...jajaja
    Salud y besitos

    ResponderEliminar
  11. ¿te gustan los cactus? mejor planta helechos y así no le pasa nada a la Bella ^^ pero sí que es valiente, yo ya me hubiera puesto a llorar como nena a su edad y claro que tienes tu corazoncito! solo necesita ser comprendido por alguien que sepa leer los sentimientos :) la Bella aprenderá a hacerlo pero aún en unos años. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Se de esos rechazos, frustrantes y dolorosos...Malque se feliz, no te resistas, bueno a veces, solo a veces.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  13. la bella ya cambiará y será más afectuosa contigo. ¡vas a ver!
    un beso.

    ResponderEliminar
  14. Viernes, viernes, and again viernes!!
    Todos tenemos motivos para sentirnos alegres.

    Me conmovieron mucho las letras sobre tu Bella, esta vez.
    Se ve que es valiente. Los cactos tienen pequeños anillos de espinas muy molestos.

    Que tengas el mejor fin de semana, Reina.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. EStá bellísima la princesa!!! Ý Flor, ya sabes que las mujeres nos derretimos por los papás y los abuelos! Con el tiempo aprendemos a
    a amar con el alma a nuestras madres y abuelas!
    Te deseo un fin de semana estupendo!

    ResponderEliminar
  16. La Bella seguro que te adora, tanto como la adoras tu misma.
    Cuanto trabajo, pintar, y organizarlo todo.
    Besos, buen finde

    ResponderEliminar
  17. Querida, creo que la Bella, es como tú de guapa y de temperamento jajaja. Besosss

    ResponderEliminar
  18. Que nena tan mas bonita! =D

    Ya hasta quiero tener sobrinitos, solo para verlos explorar su mundo.

    Cuidate mucho Malque, te mando un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Pues si, tienen que estar atentos a lo que hace un minuto puede ser una eternidad y puede ser la diferencia en muchas cosas, a mi sobrinito lo dejaron libre 30 segundo y cogió una brasa al rojo vivo, ahora tiene una cicatriz imperceptible en su manito! Pero no perderla de vista es importante! Estoy igual! Estoy limpiando la cada mi hermana y mi sobrino vienen para quedarse un mes!! Se que no es igual! Pero si quieres puedes ser mi abue! (aunque tienes la edad para ser mi ma’, que tampoco esta por aquí) juega con ella, acercate poquito a poco! Un besote!

    ResponderEliminar
  20. no inventes esta bien grande la nena

    quierela mil

    ResponderEliminar
  21. Ayer la veiamos envuelta en pañales y hoy una señorita.


    Besos

    ResponderEliminar
  22. Nada, nada, a renovarse.
    Yo he abierto un nuevo blog y lo acabo de pintar :)
    un besito,

    Romek

    ResponderEliminar
  23. no me sale la doreccion de mi nuevo blog

    ResponderEliminar
  24. a ver, la pongo aqui romekdubczek.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. Si que Natalia te quiere, ya me derretiría yo en el "buela ven", y es que te busca cuando esta en problemillas, eso quiere decir que también se siente segura contigo,:) a esta edad si que todo lo tocan y lo experimentan, pero estando con ellos también te lo disfrutas, un fuerte abrazo con todo cariño

    ResponderEliminar
  26. ya se es muy complicado, yo aun no tengo hijos ni mucho menos nietos por obvias razones, pero tengo un par de sobrinas de 6 años y 18 meses, que son un lio, como comentas la de 18 meses quizas como Natalia agarra todo obviamente por explorar y la otra nena de 6 meses cuando la estan regañando o no quiere ir algun lado me empieza a gritar por mi nombre, para que abogue por ella, un abrazo y sigue disfrutando a tu familia.

    ResponderEliminar
  27. El viernes me pongo uno de mis mejores rostros: el fin de semana siempre promete... Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  28. Me encantaría que fueses su favorita ...querida.

    A mi me gustas mucho...

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje