Páginas

domingo, 12 de mayo de 2013

Imaginarium

Necesito conseguir un amigo imaginario para que me acompañe a correr, mi alter ego esta un poco cansado de escucharme repetir lo que ya sabe en cada vuelta de pista. Emilio me dejo el primer día y Pepe insiste en no volver. Necesito alguien que corra a mi lado. Un amigo nomas que disfrute conmigo el placer de vivir por las mañanas cuando corro. De lo demás ya yo me encargo. Despues de eso todo pinta mejor porque habré hablado con mi conciencia.

24 comentarios:

  1. WOw!
    Pues a mi ya me tienes, ahora falta que nos reencontremos de nuevo mujer!!
    Además a mi si me puedes pellizcar.
    Ya te acepté ahora tu acéptame siiiiiiiii???
    Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Ahora estaré como con el Xhab.....
    Fui la primeeeeeeeeeeeeeeraaaaaaa yupiiii!!
    jejeje
    Y la segunda también, jajaja!
    AHi que me sigan los demás!!
    me da igual!
    Tierra llamando a Malque...
    Malque respondaaaaaaaaaaaaa!!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo te acompaño a correr si tú me acompañas a nadar.

    Vale?

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. entonces cuenta conmigo en tu trote...

    saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Yo ando muy vago, pero una corridita te la llevo.

    Otro abrazo

    ResponderEliminar
  6. Los motivos y el elenco deben ser variados de cuando en vez. Siempre lo mismo... A mí no me importaría correr a tu lado, pero tengo dudas. Tal vez sea tu mal carácter... Si a tu álter ego le tienes aburrido qué decir de tu conciencia... ¿Te reconoces en tu conciencia? Y luego está Emilio que te dejó el primer día y Pepe que insiste en no volver... No sé, que corran otros contigo: prefiero esperarte. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  7. Por favor!!! Quiero tener esa fuerza!!! Me duró solo una semana eso de correr pero por las noches...
    A ver si Barry se anima no?

    Beso!

    ResponderEliminar
  8. de soslayo: ¿De plano? Tengo mal carácter pero soy un pan. Mi conciencia es bipolar y por eso se aburre de mi pero siempre vuelve igual que al mendigo de Emilio que se enoja por cualquier cosa no digamos Pepe que ya me debe tres por lo demás soy buena onda. La espera es aburrida pero igual tu te lo pierdes.

    Beso

    ResponderEliminar
  9. Gaviota, Toro, Carlos, Ojo, ¡vamos! Un dos un dos un dos. Marite ¡Vamos!

    ResponderEliminar
  10. y que escuchas en tu trote?
    algo alegre, dance, tecno, rancheras, o heavy metal ultra satanico...?

    ResponderEliminar
  11. Hola, felicidades por tu blog!
    Si usted puede visitar este blog:
    http://morgannascimento.blogspot.com.br/
    Gracias por su atención

    ResponderEliminar
  12. Te acompañaría encantada, pero me coje bastante lejos (España)
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Carlosmxax: no escucho nada, snif por eso tengo que buscar un amigo je.

    ResponderEliminar
  14. Toc, toc,... bueenaaass... ¿Se puede?..

    No te engañare: no me apunto a correr contigo. No es porque seas tu, como comprenderas, es que, no me apuntaria a correr con nadie.
    Correria "por", para ayudar pero, ¿Correr "con"?, no.
    A pasear, si. A correr,... no.
    Para correr, cada uno debe marcar su ritmo segun su propia preparacion fisica y responsabilidad medica. Todo lo demas es condenarse mutuamente y obligarse a perderse.
    En cambio, las invitaciones a pasear, son mas entrañables porque, durante un paseo -que es una marcha mas sosegada y libre de ¡Arfs! y ¡Urfs!-, caben muchos tramos: unos, mas parlanchines; otros, en silencio,... y que, el respeteo mutuo y la comprension, aprenderan a no quebrar. Hay tramos a pie y otros de banquillo, depende. Luego, con la calma ya instalada, se empieza a apreciar la brisa, el rumor lejano del trafico,... se redescubre el trino olvidado de un ave de adolescencia,...
    ... ¿Quien sabe cuantos pasos daremos durante un paseo y hasta donde nos conduciran nuestras reflexiones?... ¿Cuantos fantasmas se quedaran en el camino, para no regresar jamas?...

    Porque, otra ventaja del paseo es que, en ocasiones, es muy beneficioso practicarlo a solas.

    En fin, ya digo: ¿Correr yo?... Como dar un paso atras:

    ¡Ni para coger impulso!

    Jajaja... :D

    Eso si; si quieres salir de paseo y que charlemos, estare encantado.

    Mi horario sera su horario, Madam.

    Bss.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  15. Malque!

    Yo te acompañaría pero... tengo mucha tarea, y clases y a veces sueño, jaja.

    Ahora que, no se, puede que un día me den ganas. Y te aviso =)

    Saludos Malque! =D

    ResponderEliminar
  16. Te admiro...yo sólo tengo enemigos imaginarios...

    ResponderEliminar
  17. Por eso, suerte si hallas de los otros.

    ResponderEliminar
  18. Ayyy Flor!!! Ves? Estas cosas me hacen comprender que estamos viviendo tan lejos! De lo contrario te acompañría con todo gusto!
    Un abrazo y te felicito por seguir dando batalla!

    ResponderEliminar
  19. Yo me apuntaría a correr contigo, Malque. Y creo que no pararíamos de hablar. Yo soy calladito, pero cuando se me calienta el pico..., uffff, ya me tienen que parar, jeje. Aunque tendrías que aguantar que a veces hablo solo,.. otros lo llaman pensar en voz alta, jeje. Estas son las condiciones. Bueno, pues cuando me ponga a correr o a pasear, te imaginaré a mi lado, y las otras flores tendrán envidia de mi nueva acompañante. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Te acompaño Malque, te dejo todo mi cariño, mis deseos por una gran semana, y miles de abrazos

    ResponderEliminar
  21. ¿Es requisito que sea imaginario?, yo quiero empezar a correr o mínimo caminar para tener actividad física, me anoto.

    ResponderEliminar
  22. Súmate una amiga imaginaria más, me encanta trotar y en las mañanas mejor ;) Abrazos!

    ResponderEliminar
  23. Ay y a mi que me parece que te sobran amigos que te acompañen con mucho gusto...
    Un beso ...querida

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje