Páginas

sábado, 4 de mayo de 2013

De madrugada vienes

Los silencios de madrugada en esta casa son apacibles, como un bebe durmiendo. Durmiendo debería estar pero como sucede últimamente me despierto en la madrugada. Madrugada fresca que me ha despertado en cama ajena, junto a Laura. Laura es como yo, por eso peleamos mucho. Con caracteres similares nadie da su brazo a torcer. Las dos tenemos la razón. Razón que me trajo a su casa y en la que de camino a casa he contado los escalones que subimos y bajamos. Bajamos menos y subimos mas. Eso hizo que a medio camino empezara a arrastrar el pie. Pie necio que no quiere caminar al paso del otro. Otro día que vivi junto a Barry escuchando a Serrat y Sabina. Sabina le gusta mucho. Me da mucha risa que de oír sus canciones seguido no se las aprende. Aprende a escuchar me dijo cuando quiero que sea solo mi voz la que se oiga. Oiga, lo mire de soslayo hace ratito pero no ha escrito nada. Nada tengo que estar haciendo despierta asi que me voy a dormir. Dormir para levantarme temprano. Temprano para ir a Coyoacan. Coyoacan me gusta. Y ya me voy, las palabras en el iPad se acabaron. Hasta mañana o hasta al rato según sea su horario. Aquí no puedo usar imágenes ni firmas ni nada. Acaba de romper el silencio un avión. Ah tampoco hay acentos, el iPad no sabe escribir bien. Tengo fijacion por escribir correctamente ya que en mis años mozos escribir bien era un orgullo. Tenia una buena idea para rematar el post pero se me olvido, todo fue por culpa de ese avión que acaba de pasar. ¿Ya les conté de la vez que me subí a uno y que al asomarme por la ventana vi que algo nos perseguía y después del susto y un rato mas me di cuenta que era el ala del avión? Me sentí provinciana ante su primera vez. Bueno Bye ahora si ya me voy, debo dormir. Cuando es menester hacer algo por obligación ni al sueño se le da la gana llegar.

24 comentarios:

  1. Lo siento pero me reí con lo del ala perseguidora, jajajjaa

    Jajjajajaa

    Valeeeeeee, no me río más...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Va Toro, aguanto porque si da risa.

    :)

    ResponderEliminar
  3. Que Barry es un santo ya lo sabía, pero no que le gustaba el Serrat y el Sabina. Lo del IPap y sus faltas de ortografía también. Y de ti ahora sé que te gusta Coyoacan. Yo ni sabía dónde paraba Coyoacan y ya lo sé. Me encanta saber cosas de ti. (Seguiremos en contacto y aprendiendo). Beso grande.

    Salud

    ResponderEliminar
  4. Cómo sabes aprovechar tus ratos de insomnio contándonos cosas con las que te vamos cogiendo cariño y no vas a poder echarnos de tu casa.
    Inmenso abrazo Malque.

    ResponderEliminar
  5. jajaja No estaba yo muy lejos, pensaba que era el motor...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. El silencio inspira... eso es lo bueno ;)

    ResponderEliminar
  7. Caramba; eres como un hamster: siempre dale que te pego a la rueda...

    Un dia se hara cierta la profecia de Barry y, tus dedos, se habran gastado. Jajaja... :D

    ¿Imaginas? ... ¡Glups! :(

    Bss

    Namasté.

    PD: Disfruta mucho mañana y... ¡Mucha suerte, Compi! ;)

    ResponderEliminar
  8. Estoy vivo, luchando contra un virus que entró a mis oídos, pero ya es tratado por el otorrinolaringólogo.
    Saludos, Flor.

    Tu foto te muestra muy bella, como te imaginé

    ResponderEliminar
  9. Ese despertarse sin querer tempranamente, o acostarse sin que el sueño venza el cerebro. Terrible. Saludos. Carlos

    ResponderEliminar
  10. Lo bueno es que el ala nunca llego a alcanzarte.

    ResponderEliminar
  11. TODO, TODO, TODO MI ÁNIMO PARA TI!!!!!!!

    VENGA QUE VOY CONTIGO!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Escribir correctamente debería seguir siendo un orgullo. Con los nuevos planes de enseñanza, el tiempo dedicado a conseguirlo se emplea para aprender inglés. Como si no hubiera tiempo para las dos cosas.
    Antes también se le daba importancia a escribir con buena letra. Creo que es en ortografía en la única asignatura que he sacado sobresalientes en mi vida. Con el tiempo me estropeé un poco la letra, para que no pareciera de niño pequeño.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Ahh Malque, tú y tus post que me terminan encantando. Una disculpa por ser muy, muy poco constante por no comentar, es que tenía un problemita con el navegador, pero lo he resulto.

    Saludos y un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  14. Lo que vuela es la imaginación en las noches de desvelo. ¿No?
    Abrazos, amiga

    ResponderEliminar
  15. Hola,solo decir,que también conozco esas madrugadas que son de lo peor y de lo mejor,Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Jajaa Malque eres de terror! Cómo que te asustaste con el alal del avión ? En que pensabas ? que cosaaa! :P
    besos

    ResponderEliminar
  17. Casi siempre yo publico y comento desde mi iPad y cierto es que se pone rebelde y hace su voluntad.

    El toque de la madrugada se lo dio sin duda la anécdota del avión.

    Abrazo :)

    ResponderEliminar
  18. Querida malquerida, venidas de sueños o de insomnios, tus palabras resuenan más que un avión mal parido o un Coyoacán de retozos y gentío.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Yo también soy duro de oído para las canciones, incluso las que he escuchado incontables veces sería incapaz de repetir de corrido lo que dicen. Bueno, y con los acentos a veces hay que andarse con cuidado, Flor, porque no es lo mismo decir: "El papá esputó por la noche" que "El papa esputo por la noche", jeje. Besos, guapa, y feliz viaje.

    ResponderEliminar
  20. dichosa

    aca me despiertan los vecinos fiesteros y los autos que pasan a mucha velocidad

    ResponderEliminar
  21. Jajaja bueno...

    Ahora que me suba a un avion ya no me asustare :D

    Saludos Malque!

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje