Páginas

viernes, 24 de mayo de 2013

Orgullo

Hace diez años -un 15 de mayo- dejamos el departamento donde vivíamos para venirnos a esta casa en la que hemos sido muy felices, por eso cuando se vislumbra la posibilidad de regresar, me niego rotundamente. "Mis amigas" y la mucha gente que me conoce me vio irme de ahí sana y feliz y no voy a regresar ahora que la vida me dio un revés enfermandome. Conozco a esa gente, me conozco y estoy cierta que si regreso me voy a enclaustrar y morir de tristeza. Bruno pronto dejara el nido y comenzare una nueva etapa con Barry y no quiero empezarla allá. Dicen que para ser libres no debe afectarnos lo que opinen los demás pero estando en mis condiciones lo que alguien diga de mi -empezando por Carmela- me va a doler. No voy a regresar, no quiero regresar y si me obligan todo tendrá un mal fin. No puedo regresar, ¿No entienden que mi orgullo esta lastimado y tembloroso? ¿Es tan difícil entender que ya no soy lo que fui? Soy un saco de enfermedades y asi no hay quien viva y ya me voy a dormir porque esto no debí haberlo escrito y menos en viernes. Tengo el orgullo herido. No quiero, no puedo volver y esto es muy serio ¿Dudar? quizás.

11 comentarios:

  1. Mal consejero es el orgullo. No seré yo quién te diga lo que tienes que hacer. Pero al cuerpo que hoy es tu mente, convienen castigarle en la medida que él te castiga. ¡Ojo por ojo!. Que somatice a la madre que lo parió.... Si fuiste feliz, indudablemente no tienes porqué serlo ahora, pero si puedes liberarte de nuevos temores que te impiden ser tú misma.

    "¿No entienden que mi orgullo esta lastimado y tembloroso? ¿Es tan difícil entender que ya no soy lo que fui? Soy un saco de enfermedades". ¡Hay que joderse!. Con el tiempo te he cogido cariño... Y sin embargo... De lo que puedes estar segura, y es una amenaza, que si sigues en este plan dejaré de pasar por tu casa... Beso pequeño.

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Uno debe vivir (y morir) donde le plazca

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que si ahora eres feliz y estás a gusto dentro de lo que cabe, lo mejor es quedarse uno como está. Pero claro como decimos por aquí cada uno sabrás sus cuentas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo bien.
    Yo tampoco volvería.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, afortunadamente todo depende de ti, si no quieres volver no lo hagas y en paz :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Sino quieres volver, nadie puede obligarte. NADIE!

    ResponderEliminar
  7. Espero que te puedas quedar donde estás bien.

    ResponderEliminar
  8. No es orgullo, simplemente aquí has sido feliz y punto. Se hará lo que tu quieras ! Te quiero Florecita.

    ResponderEliminar
  9. La desicion es tuya y eso es lo mas importante.

    Un besotototototote!

    ResponderEliminar
  10. me dolió este post, y no te daré un consejo fácil, solo llorare un momento contigo

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje