Páginas

lunes, 27 de mayo de 2013

Tesoros polvosos

De entre tantas cosas que han salido en este reacomodo de mi casa, han surgido tesoros arrumbados en el desván de lo olvidado. Unos cuantos libros guardados en una caja polvosa llena de libros y tarjetas de cumpleaños y de amor. Quien lo dijera, en mi familia nos daba por escribir cartitas de amor y de reclamos. Todas ellas guardadas por diferentes manos para no olvidar y hoy que las hemos releído nos han llenado de alegría por lo vuelto a vivir.

De entre todos los libros hallados, me ha gustado uno de Antologías porque me ha sumergido en un mundo diferente del que poco conozco.
Contiene poemas, odas, cantatas, cuentos, en fin, no termino de explorar sus páginas. Entre muchos autores de los que ahí vienen y que había oído pero poco leído está José Juan Tablada, poeta mexicano del que recuerdo un pequeño poema aprendido en mis épocas primarias.
Hoy supe que el poema es un haikú del que en mi vida reciente (cuatro años para acá) he querido escribir uno pero siendo mero aprendiz de cuentacuentos no lo he logrado.
Parece sencillo pero no lo es.
Bien dice el dicho: zapatero a tus zapatos. 
Así pues visto lo visto seguiré leyendo e intentando escribir quien quita y en una de esas hago un haikú y ni cuenta me habré dado. 
¿Se podrá hacer uno que hable de la amistad? 
Lo voy a investigar. 
Es mejor estar entretenida inventando haikús que pensando de qué quejarme digo yo.






18 comentarios:

  1. Ahora que hablas de los haikús, y si en ellos puede caber un tema de la amistad, me viene a la memoria un poeta ´popular de estos lares, que pretendía meter a Nietsche y su filosofía en un coplero. ESe si sería un despropósito, pero no el tuyo, porque si un nicho especial para sentenciar la amistad, hacer de ella una bella greguería, el haikú. UN beso. Carlos

    ResponderEliminar
  2. Hay que distraer al cerebro.
    Con haikús o con lo que sea.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo con el último párrafo. Aunque si no te salen los haikús, tampoco te preocupes. A alguno nos gustaría saber escribir malqueridas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La amistad es poesía, como un haikú que también es, pero menos complicada. Mucha matemática en los haikús. Difícil componer versos múltiplos con sílabas respectivamente. Mejor reinventa la amistad de cada día que bendita tú eres entre todas las mujeres... (No tengo claro qué es peor, que te entretengas inventando haikús o que pienses en qué quejarte... Desde luego bueno no es). Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  5. Largamente mejor es un haiku a una queja. Aunque puede hacer una cosa adentro de la otra... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¿Y vas a contar las silabas y todo? :))

    Haikú:
    "Composición poética de origen japonés que consta de tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente."

    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Esos recuerdos encontrados son los mejores!!!

    Hacer haikús es un pasatiempo buenísimo!!! Jugamos???

    :)

    Beso!

    ResponderEliminar
  8. Investigaré qué es un haikú! :D

    Qué lindo es encontrarse con viejos tesoros, es lo único que me gusta de las mudanzas ;)

    Beso!

    ResponderEliminar
  9. alguna vez lo dije, encontrar un buen libro o uno que te guste, es como encontrar un tesoro

    buen día malque

    ResponderEliminar
  10. A mi me da que sí podrías escribir buenos haikus. Se te nota hábil manejando la palabra.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  11. cuando uno revisa su pasado intangible encuentra cosas maravillosas.
    besos.

    ResponderEliminar
  12. Qué maravilla encontrar esas cápsulas del tiempo, querida Flor. Subidos constantemente en el carro del presente tendemos a perder la noción de los paisajes y las sensaciones que vimos y vivimos tiempo atrás. Y acá estamos esperando tus haikús, seguro que encuentras la inspiración. Me gustó la idea, yo también quiero aprender. Muchos besos, Malque :-)

    ResponderEliminar
  13. Ironicamente hoy unos mocosos majaderos que obviamente no tienen madre o padre que les de un buen chanclazo en la boca me hicieron revivir una epoca en la que me sentia impotente y pusilanime ante las groserias. Es bonito recordar algunos tiempos pasados, pero no es nada cool revivir viejos rencores y odios que amenazan con golpear mas fuerte que nunca las tranquilas costas que solian ser mi alma..

    ResponderEliminar
  14. Jejeje

    Me encanta encontrarme con esas cosas que guardamos, yo también las leo y me alegro mucho el momento.

    Ya quiero ver tu poema de la amistad! =D

    Saludos Malque

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que lo harías genial.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Claro que sí, se pueden hacer haikus de todo.

    Besos, simplemente estar inspirados.

    ResponderEliminar
  17. Pues ordenando mi casa he encontrado fotos valiosísimas!! Y eso me ha tenido distraído! Pues si, tienes que mantenerte ocupada 

    ResponderEliminar
  18. A ver cuando lo leemos, Reina.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje