Páginas

viernes, 4 de noviembre de 2011

La cochinilla coja

.




¡Mira Barry, mira!

¡Bruno mira rápido!

¡Rápido, tómame una foto!

¡Otra vez Barry, mira!

Cuando era pequeña, mi madre decía que iba a ser contorsionista porque podía hacer posiciones que ni en el Kamasutra se habían inventado.
Podía poner los pies detrás de mi cabeza, o enredearme como cochinilla. Tocar sentada el suelo con mi frente y muchas muchas más, eso era cuando era pequeña.

Sin nada qué hacer, hace poco, intenté tocarme la nariz con el dedo gordo del pie, ¡SI PUDE! Cierto que en lugar de cochinilla parezco vaca pero no importa porque recuperé mis poderes contorsionistas de cuando era bebé.
Pude tocarme la frente sin mucho esfuerzo.

¡Mira Barry!

¡¡Rápido, mira!

¡Barry!

¡Ba...!

¡CRACK!

¿Qué pasó?

¡AY!

¿Qué te pasó Chikis?

¡Ay!

Me tronó algo en mi rodillita, ¡Ay!

Te estoy diciendo pero pareces chiquita

¡Ay me duele!

Algo tronó en mi rodillita y se me hizo una bola. Barry me regañó, Bruno se río de mi y yo parezco cochinilla coja.
Me dolía tanto que tuve que decirle a Barry que me pusiera ungüento mamario, del que le ponen a las ubres a las vacas paranoséqué. 
No... no me la puso en las ubres digo en los senos, me lo puso en la rodilla.
Tuve que aguantar la letanía de ¨Te lo dije¨ ¨Pareces chiquita¨ ¨Apenas puedes caminar y andas haciendo tus ridiculeces¨eso y más... mucho más.

¿Ya qué? 

Ando coja, ojalá nadie me coj... digo ojalá me alivie pronto. Necesito un bastón, Barry dice que me presta el suyo pero está muy grandote jeje.



Yo lo que quiero es aliviarme porque voy a ir a recoger mi patín del diablo y con bastón no voy a poder jugar,
Además voy a ir a ver los alebrijes y debo aliviarme.

Como han pasado los años... Mi vida se divide en antes y después y el antes siempre fue mejor porque en el después siempre salgo madreada por mi inconsciencia, uts!

Perno no importa, me pude tocar la nariz y la frente y nadie pudo aí stá.









Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales