Páginas

sábado, 16 de julio de 2011

Quizás en este precioso momento pueda ser como tú*






*No encuentro palabras para decirlo y a veces pienso que el pensamiento es un idioma de signos sin sentido...

Pensé que si dejaba de escribir sería la muerte, dejé de hacerlo un tiempo corto y mi vida se volvió un caos, no soporté mucho estar sin escribir. Debo hacerlo, mis dedos me lo piden. Debo escribir o enloqueceré...  debo seguir viva. 

Empecé a ¨hablar¨ menos, quedarme callada hasta que las palabras hincharan tanto mi pecho que debí  escribir como antes... como siempre, pero solo salían palabras sin sentido, No soy yo me dije y me asusté.
Pasó que ya no tenía nada que decir, mis dedos quedaron suspendidos sobre el teclado y me asusté, ya no había más.

No siempre entiendo que sucede conmigo, zarandeándome voy hasta que caigo terriblemente borracho...

Hace tiempo cerraba los ojos atrapando los buenos y malos momentos, construía historias, me sentía bien, había encontrado la sazón de la vida, pero desperté a la normalidad, me di cuenta que el lastre que cargaba quedó en el camino, ya no hay más sobre que llorar, sobre que hablar, sobre que sentir...

Tan solo déjame estar un momento a solas... Tan sólo déjame en paz

Introspección en una noche en que no debí quedarme sola, mañana volveré a sonreír, siempre pasa, unos momentos de introspección de vez en cuando hacen falta para mirar atrás y ver lo que se ha construido, tomar aire y seguir... así siempre pasa, una bocanada de aire y seguir tomados de la mano.

Quizás en este precioso momento pueda ser como tú...


¿Algún día volveré a ser yo? ¿Dónde me perdí? ¿Quién soy ahora?










*Flor venenosa, Enrique Bunbury

19 comentarios:

  1. Quien sabe


    e___e

    a veces yo también pierdo la motivacion pero la recupero con el tiempo

    cuidate y espero que vuelvas a ser tu

    :D

    ResponderEliminar
  2. Todos nos perdemos en alguna ocasión. Lo importante es darse cuenta de que estamos perdidos, hacernos cargo de la situación y recoger todo aquello que hemos dejado atrás y que nos ayude a encontranos otra vez.

    Un abrazo.


    Biquiños.

    ResponderEliminar
  3. Querida Flor:
    Forma parte de nuestra "humanidad" perdernos de a ratos... La mente nos juega malas pasadas... Lo importante es que nuestra alma trasciende todos los obstáculos. Yo sé que la tuya sigue cálida maravillosa como siempre.
    Miles de besos desde Buenos Aires, querida amiga! :D

    ResponderEliminar
  4. No creo que el talento que tienes se seque o se pierda nunca, simplemente estás pasando por un momento rebelde... tal vez tu mente quiere descansar.

    Tu sigues siendo tú :)

    Saludos querida Flor

    ResponderEliminar
  5. Cuando me ocurre a mí, suelo coger el lápiz y escribo directamente sobre la pared, con letra bien grande. No; Ana no me dice nada. De cuando en cuando me toca repintar el dormitorio.

    Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
  6. "Pasó que ya no tenía nada que decir...ya no hay más sobre que llorar, sobre que hablar, sobre que sentir..."
    Me pregunto al leer tu post: "si ella lo escribe igualito que yo lo siento....será que ella lo siente igualito que yo?"...Si es así...sólo decirte que ojalá pase pronto esa noche de introspección...
    Un abrazo enorme...
    Las cosas nunca se quedan como están....Todo pasa...

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa!!!!! Nunca dejes de escribir porque realmente eres TODA UN PEDAZO DE ARTISTA!!!!! que hay veces que no te sientes inspirada!!!! bueno pero eso también les pasaba a Picasso, Dalí y muchos más. BESITOS Y SALUDITOS DESDE ESPAÑA.

    ResponderEliminar
  8. esa mima pregunta me la hago yo muchas veces dulce amiga, pero tu tranquilina que enseguida volvemos a tener consciencia de que aunque ya no nos conozcamos tenemos que seguir nuestra senda, un besin de esta amiga que te aprecia un montonazu y te desea feliz tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  9. No te preocupes, enseguida despertarás de ese sueño y todo volverá a ser normal, seguro, siempre sucede, y además, varias veces...
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  10. Sabes, veo el escribir como correr, hay veces que uno tiene que descansar para dejar que el intelecto descanse, acomplete ideas y ya después volver aponerse en marcha, es enfadoso el no poder escribir..pero te digo después de un descanso , a veces forzado uno va para adelante con mas!!!

    ResponderEliminar
  11. Pus, quien eras antes malque?¿
    Me quedo con la de hoy! (no creo que seas mejor, 0 si se puede?) :P

    Estamos en Frecuencia.

    ResponderEliminar
  12. siempre existen baches y lo mejor es ir siempre adelante. besos.

    ResponderEliminar
  13. Uuu yo tengo un buuuennn perdida, pero aun tengo confianza que me encontrare...

    ResponderEliminar
  14. Es bueno perderse Malquerida, le permite a uno explorarse como si se fuera un individuo distinto y al encontrar el camino, saberse aun más completo, listo para nuevas aventuras ;)
    Van apapachos!!

    ResponderEliminar
  15. ¿Ya estás mejor?
    Espero que si...

    Biquiños!!

    ResponderEliminar
  16. Tomar aire, mucho y volver a volar. No se puede parar.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola!
    Es horrible cuando sucede eso...
    igual ando así, me siento perdida a veces, pero ánimo... ya volveremos

    =D ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  18. es que escribir es como amar, se lleva en la sangre.

    ResponderEliminar
  19. Esos momentos en los que las manos se quedan sobre el teclado y nada más no salen las palabras son algo frustrantes, más cuando tienes la idea pero la coordinación cerebro-mano nomas no jala.

    Besos!

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje