Páginas

martes, 5 de julio de 2011

Abraxas, el canto de Lucybell y el hijo que gritaban, les hiciera Claudio

.




Parece un punto perdido en la rampa del Lunario del Auditorio Nacional, descansando solitario robándole los pocos rayos al sol que se asoma entre un cielo encapotado, está Abraxas, un minino que alejado de su madre inspecciona nuevos caminos, si son buenos o malos él sabrá qué hacer. Le puse por nombre Abraxas porque estoy leyendo un libro que bla bla bla.

Se despereza alzando su cuello mirando al cielo, se echa para atrás, luego para adelante, se sacude y empieza a caminar entre los rollos de la estructura del edificio, pareciendo que caerá a cada paso que da, pero haciendo malabares logra detenerse ante nuestra mirada atónita, se tira a tomar el sol hecho bolita antes que caigan las primeras gotas de una lluvia torrencial 

Abajo unos cuantos pares de ojos lo vemos, estamos esperando entrar al concierto del grupo chileno, Lucybell, favorito de Kiku desde hace tiempo, no quiso perder la oportunidad de escucharlos ahora que vinieron a México.
A mi solo me gusta el disco de Sesión futura pero los demás no mucho, pero como Kiku siempre me lleva a ver al papacito de Enrique Bunbury, accedí a ir con ella.

Estuvo un poco aburrido porque fue acústico el concierto, si sé es fan se disfruta o sea me aburrí. Durante este me entretuve viendo como una muchacha lloraba y zarandeaba a su novio cuando cantaron Milagro. Después otra pareja frente de mi se besaba como si fuera la última vez, mmmta no me dejaban ver al papucho de Claudio el vocalista, además que se besen enfrente de mi me da friki, aggg! no me gusta.

Kiku cantaba como poseída, me gustó verla disfrutar el concierto, desde que voló del nido es otra, la  jovencita que se fue hace casi un año no es la misma del sábado, pensé que le sería difícil sobrevivir sin nosotros pero a todos nos ha dado una grata sorpresa al ver lo madura que es y sobretodo lo responsable que ha salido, obvio se parece a su padre porque lo que es que yo...

Atrás de mi tres muchachitas  gritaban sin parar ¡Claudio házme un hijo! ¡Cote házme tuya! ¡Claudio te amo! y así sin parar, mis pobres oídos quedaron lastimados por los gritos agudos de semejantes especímenes que gritaban sin parar, mñeh ni modo es un concierto y hay que aguantar.

Me emocioné cuando cantaron Mataz, que es la mejor canción que les he escuchado, me la supe toda todita toda, también me supe Cuando respiro en tu boca, Tu sangre, De sudor y ternura y así y así y así...

Me gustó ir al concierto porque descubrí una nueva hija que estaba escondida debajo de ropas que no dejaban salir su belleza, me gustó ir porque recordé las épocas de Lucybell con Kiku en el departamento. Y también porque viendo a Abraxas me di cuenta que uno puede andar solo por la vida y las elecciones que uno tome durante estas serán solo responsabilidad propia, como la que hoy tomé.

Y ya
es todo
la vida sigue...







28 comentarios:

  1. Ya me tocará, y creo que será muy pronto. Tu post me anima a hacerlo.

    ResponderEliminar
  2. Tengo dos hijos, muy pequeños aún, pero el leerte me inspira, y mucho, quiero ser para ellos lo que tú eres para los tuyos ahora. Eres una madre a toda madre!!! Felicidades a tus hijos por tenerte a ti.

    ResponderEliminar
  3. Tengo dos hijos, muy pequeños aún, pero el leerte me inspira, y mucho, quiero ser para ellos lo que tú eres para los tuyos ahora. Eres una madre a toda madre!!! Felicidades a tus hijos por tenerte a ti.

    ResponderEliminar
  4. Tienes el alma joven, Malque y eso es admirable.
    Cuídate, que estés muy bien, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. coincido totalmente con el comentario anterior ''tienes el alma joven'' yo a mis 24 rara vez me pongo a escuchar algo de antes de los 90's... y tu todo lo contrario :P

    ResponderEliminar
  6. Hermoso gesto, uno conoce bien a sus hijos.
    Yo he acudido a un solo concierto con mi madre... fue un grupo que tocaba al aire libre, estuvo bonito, fue bello ver a mi madre cantar.
    Claro, en otro contexto, nunca la veré en mis conciertos favoritos ni me veo en los de ella.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Cómo me gusta Bunbury! Aunque extraño a los Héroes!

    ResponderEliminar
  8. Cierto, la vida sigue, esperemos que tarde en pararse...
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  9. Cuánto hace que no voy a un recital! La última vez fui con mis dos hijas. Cantamos las tres al unísono!Jaaa!

    Qué gran satisfacción es ver a los hijos crecer, madurar y elegir su propio camino en la vida.

    Y si, Malque, la vida continúa. ¡Menos mal!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. interesante :)
    nuevo blog:
    http://declairagedethe-morena.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  11. Qué chida la imagen esa de tú y kiku en un concierto, vientos por las dos!
    =)

    ResponderEliminar
  12. Posiblemente haya a quienes les sorprenda que las madres vayamos a los conciertos con nuestros hijos.
    Yo he ido a muchos con mis hijos! y como no! si hasta los arrullé con rock y metal, asi que se aguantan y me acompañan, ja ja ja Hasta la fecha lo seguimos haciendo, bueno...a decir verdad no quise acompañar a mi hija mayor a una tocada de Moderatto, que asco!eso si sería insoportable.

    Para Pherro: EL ALMA NO ENVEJECE, a poco no sabias?

    Besos y apapachos

    Diana

    ResponderEliminar
  13. A MI TAMBIEN ME DA COSITA QUE SE ESTEN BESANDO ASI CASI CASI COMIENDOSE EN FRENTE DE MI.

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  14. ¡Pero que bien que tuviste un poquito de mi Chile por esas tierras!

    No son mis favoritos (de hecho sólo me gustan justito las que nombraste tú y que vienen a ser sus hits).

    Claro que ahora que compartiste ese concierto con tu Kiku los hiciste parte de tu historia, porque para siempre esas canciones te recordarán ese momento. Es la magia de la música.

    Un beso gigante!!!!

    ResponderEliminar
  15. te felicito, Malque, porque no dejas de departir con tus hijos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. A mí me parece una falta de respeto besarse enfrente de los padres (morreos, claro). Es algo que debe quedar en la intimidad, aunque sea intimidad entre la multitud. Otra cosa es que lleven mucho tiempo saliendo... Pero, claro, es mi forma de ver las cosas. Por supuesto mi hija no se besará delante mía.

    ResponderEliminar
  17. Y no... todo parece indicar que no he aprendido nada de lecciones...

    ResponderEliminar
  18. Preciosa foto... regálamela en grande... o ese es el tamaño real?.

    Estás leyendo Demian de Herman Hesse.

    Kiss

    ResponderEliminar
  19. y lo mejor de todo es que ya tienes una nueva mascota que te haga compañía. del nombre no digo nada, ya que yo tuve un cocker spaniel acaramelado al que le puse cerbero, (y una mujer bastante inocente cuando lo escuchó, dijo: ¿cerbero?, ¡cerberito, qué nombre más bonito!), je.

    ResponderEliminar
  20. ese si fue un concierto que tenia de todo.

    ResponderEliminar
  21. La vida sigue, es la verdad, y hay que seguir con ella con toda la fuerza que podamos.
    Un abrazo muy fuerte para tí, linda flor!!

    ResponderEliminar
  22. Los conciertos y sus multitudes... pero vale la pena si te reencuentras con alguien querido y la ves disfrutar así :)

    Hasta pronto Malquerida, un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Me agradó como comenzaste la historia. En efecto, los hijos pueden tomar un crecimiento notable cuando ya se ven solos, y es por ello que es muy sano hacerles su espacio lo más pronto posible, por muy difícil que sea, pero ello les permitirá empezar a construirse su propio destino y saberse tal cual pueden ser.
    Claro, lo digo tan fácil porque no soy padre, ya veremos cuando tenga mis propios críos :D
    Van apapachos Malquerida...

    ResponderEliminar
  24. Es bonito que saques todos esos recuerdo malque!! de verdad genial!!!

    ResponderEliminar
  25. los chilenos Lucybell ... es lo máximo.. sesión futura.. creo que fue un disco que grabron en mexico!!...

    =D .. nunca los vi en concierto, ya que no llegan a mi ciudad T_T.

    Amiita ... malque! =D dile a milku. que se escuche dolores delirio.. la produccion del 97.. ^^; .. besos abrazos!! amiiita!!

    ResponderEliminar
  26. Yo ahorita estoy en epoca de puras peliculas infantiles, perolas disfruto a morir ¡¡

    saluditos ¡

    ResponderEliminar
  27. Que bueno Flor, ver a un hijo crecer debe ser muy gratificante.

    Que bien que te divertiste.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje