Páginas

lunes, 4 de octubre de 2010

¿Quién se lo robó?.






No encuentro al otoño.

Llovió muy poco esta vez. Las lluvias han sido escasas, ya no llueve aquí. El verano se ha ido dejando alegrías en un lado y desolación en otros. Aquí casi no vino a vernos.

Esperaba que llegara ya el otoño con sus aires fuertes, pero no ha venido.
No ha venido el viento con sus soplo fuerte a barrer las calles juntando montoncitos de hojas para después volver a soplar y jugar con ellas de nuevo.
No he visto a los gusanos negros con su ondulante caminar que me ponían muy nerviosa cuidando que no me cayera ninguno en la cabeza o se me pegara en la ropa. Solo pensarlo me da escalofrío. Imaginar que uno de ellos se me acerque hace que me  ponga de mil colores y quiera desaparecer. Y ellos eran los que me anunciaban que el otoño estaba por llegar.

No hay hojas muertas.

Los gusanos no aparecieron esta vez.

El colibrí llega todas las mañanas a darme los buenos días cuando salgo a la escuela. Ni que decir del zenzontle que se pone a cantar en el bebedero del jardín. Ahi sigue, cantándole a los enamorados detrás de la cortina.
¿Porqué no se han ido?. Ellos también esperaban el cambio de estación, pero...

Tampoco se han ido los pájaros negros que habitan mi azotea haciendo gran algarabía en las mañanas. Oigo muy temprano el piar de los pajarillos pidiendo de comer. Aún aquí siguen cuando debían haberse ido hace tiempo.

No ha llegado el viento enojón que se metía en las rendijas de mi ventana asustándome con sus aullidos tétricos. No he visto que despeine a las nubes con su furia revoltosa, desgajándolas como algodón de azúcar. Tampoco he visto que juguetee con las faldas de las mujeres o con los rehiletes de los niños en las calles. Mis campanas no suenan a su paso.

Se lo han robado.

Se han robado el otoño. 

Hoy el frío helado de la mañana me dio de lleno en la cara. Hizo que las mejillas se me pusieran coloradas y la nariz tan fría que no sabía donde meterla.
Las manos tuve que guardarlas en las bolsas de la chamarra porque no aguanté traerlas fuera.
Parece que ha llegado el invierno. Eso no puede ser, debía haber llegado el otoño. ¿Dónde está el otoño?, ¿quién me lo robó?. ¿Quién se lo llevó si no ha venido a quitar las hojas muertas a los árboles de mi jardín?. No ha volado la ropa de los tendederos, ¿en dónde está?. ¿Porqué este año no vino a jugar conmigo como todos los años?.
Es al único al que le permito que me toque la cabeza, ¿porqué no está?. ¿A dónde se fue?.
No ha hecho ruidos extraños en el techo de las escaleras haciendo que los chihuahuas se alboroten por no saber que pasa.

¿Dónde está el otoño?, ¿quién se lo robó?.

Quiero que venga  porque él me avisa que llegó la época más bonita del año.








29 comentarios:

  1. :( cierto en mi opinion tiene el mejor clima no hace calor (y yo detesto el calor) pero tampoco frio (que no detesto pero me incomoda) y hace aire el mejor aire del año .. y no se le ve

    ResponderEliminar
  2. si vieras que por donde vivo el otoño llego hace rato, ya casi siento que es invierno.

    Me gusta cuando las hojas revolotean por el viento.

    ResponderEliminar
  3. Mira, había leído poesía y relatos y canciones sobre la primavera, el verano y hasta del blanco invierno. Pero no recuerdo haber leído un escrito así sobre el otoño. Qué bonito.

    Es como una fecha melancólica no? Pero no triste ni depresiva, solo es como para reflexionar, o algo así.

    Muy buen escrito, iba a ser el primero en comentar pero la panquecita ya me ganó, la odio por eso.¬¬

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. a donde se fue el otoño!!!
    a donde se huyó!!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues acá también se lo robaron; pasò de las lluvias de verano a las heladas de Invierno, no hay Otoño ni hojas secas ni nada :( me gusta porque es época de calabaza en tacha,de calaveritas de dulce y de muchas otras cosas

    ResponderEliminar
  6. Aww que bonito, sin duda el otoño es la estación más bonita de todas. Fijate que acá en mi pueblo no se ha sentido tampoco que pase, y las mañanas ya son frias. Me imagino que la estación se esta dando a desear y por eso nos esta haciendo esperarla no?, tan rico el viento, tan bonitas se ven las hojas en el suelo y claro que al llegar vienen emociones con el.

    ResponderEliminar
  7. a mi el otoño me vuelve loca....

    y no por tanta lluvia ni por las plagas de gusanos, tampoco porque sea poeta...o porque sea alergica...

    sino porque trabajo de barrendera en el parque municipal y ya me tiene hasta la madre las hojas!!!!!

    saludos perros

    ResponderEliminar
  8. Acá nunca llegó siquiera a la parada del bus, no salió de su casa, no se levantó siquiera... En Nicaragua tenemos: verano/invierno, verano/invierno, verano/invierno, verano/invierno, verano/invierno, verano/invierno, verano/invierno, verano/invierno, verano/invierno, verano/invierno, verano/invierno, verano/invierno, verano/invierno, más verano/invierno, y mucho más verano/invierno...

    ResponderEliminar
  9. Hola Malque:

    Hermoso relato, grande eres para escribir.

    Besos.

    Mariposa Errante.

    ResponderEliminar
  10. mmm, yo creo que solo se ha retasado un poco..ya veras como llega...

    ResponderEliminar
  11. Me uno a Christopher... por estos lugares tropicalongos o llueve o no, depende de la altura el frío, así que si estás a 2.600 metros mas cerca de las estrellas, como le decimos a Bogotá... ni modo a aguantar frío todo el año!

    ResponderEliminar
  12. ¡Demonios, Malquerida! ¡No puede ser! ¡Si tú eres la reina de los hongos! ¿Los hongos no brotan por estas fechas? ¡Hummm...!

    Je, quedó bonito, tú vales más, eres la reina...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. De acuerdo contigo Malquerida, este tiempo nos está trayendo como locos, de repente hay un día muy primaveral ¡y zas! las lluvias de verano y al segundo siguiente el invierno ¿qué le está pasando a nuestro pobre planeta?.
    Buen relato sobre el otoño, muy poético y de todo corazón ;)

    ResponderEliminar
  14. El otoño se está dejando venir leve... pero empieza ya a hacer un poco de frio... no trda ya en ponerse verdaderamente como quisieras.. yo odio el frio así que a ver cómo nos va este año

    Saludos Malque y sí, el hongo sigue vivo!!

    XD

    ResponderEliminar
  15. A mi que me esculquen! :s

    Estupendo escrito :)

    Estamos en Frecuencia.

    ResponderEliminar
  16. El otoño..magica estacion"!°


    saludos!°

    ResponderEliminar
  17. Mi epoca favorita es esta y el invierno, Malque amo tus escritos mujer, eres, eres, eres, simplemente mi idola.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  18. Me gustó mucho el texto. Qué son esos gusanos? De sólo imaginarlos ya me da asco!
    Aquí supuestamente es primavera. Aún estoy con calefacción por el frío, jajajaja!

    Muchas gracias por tu visita.

    BESOTES Y BUENA SEMANA!

    ResponderEliminar
  19. Hola, bello blogg, preciosa entrada, te encontré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    muchas gracias, buen martes, besos.

    ResponderEliminar
  20. srita. Panque: A mi tampoco me gusta el calor pero si amo al frío es lo mejor que hay aunque me duela la nariz.

    Saludines.

    .. Âtipicä Mäddië..: Que suertuda, disfrútalo tu que puedes.

    Pith Zahot: Gracias.

    Es que cuando el fin de año se acerca, todo huele a melancolía.

    Te dormiste y te ganó la Srita. Panque jeje

    Saludos.

    Jo: Pus sepa a donde se jue.

    aLe: ¡Quiero calaveritas!.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. socias: Pues que ya llegue, quiero sentir el aire de las mañanas... bueno, no mucho porque me despeina jeje

    Besos.

    Perrita: Jajaja pero si no pasa nada.

    ¿Trabajas de barrendera? ay siiiiiii! me das ternura. Ya te imagino barriendo las hojas ajaaaaaaa.

    Beso.

    Christopher: Yo quisiera tener: Otoño-invierno, otoño-invierno, otoño-invierno por toda la eternidad.

    Saludos.

    Mariposa: Gracias Mariposa.

    Besos.

    Toñito: Ya quiero que llegue aunque luego me queje de él.

    ResponderEliminar
  22. Amaranta: Siii! quiero vivir cerca de las estrellas, ¿me llevas?.

    Gabriel: En un solo día tenemos las cuatro estaciones del año, algo malo estamos haciendo para que hasta el tiempo se vuelva loco.

    besos.

    reptilio: Siii! así podemos acurrucarnos junto a nuestro querer jeje

    Pashmina: Pues a ver como nos va que ya está aquí el frío.

    ¿Sigue vivo?, caray ya duró mucho.

    Saludos.

    frecuenciax: Que tu no te lo has robado, yo lo sé.

    ResponderEliminar
  23. tinta negra: Mágica y de las más hermosas.

    Malhechecito: Jeje, pues gracias.

    Beso.

    Stanley: A mi no me dan asco me dan mucho miedo. Se llaman azotadores y son horriblemente espantosos.

    Beso.

    don vito: Gracias por la visita.
    Ya pasaré a tu blog.

    saludos.

    ResponderEliminar
  24. Que bonito! El otoño es mi estacion favorita.

    ResponderEliminar
  25. el otoño si es lo mas bonito!! todo cambia de color dan ganas de abrazar para no pasar frio las hojas caen y todo parece lindo lo ahs describido en una entrada increible
    besos!

    ResponderEliminar
  26. Quizás se lo trago el efecto invernadero, o el calentamiento global. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  27. Si es cierto, el otoño es la estación mas bonita del año, por lo menos para mi, aunque aquí todo el mundo reclame que es la primavera. Aquí, en Sevilla, al sur de España el otoño aún está por llegar y yo lo espero impaciente deseando de que se vayan estas calores tan asfixiantes con las que nos martillea en el dichoso verano. Ya queda poco para que las hojas amarilleen y caigan irremediablemente, como caen las hojas del calendario.
    Un relato, precioso, digno de una escritora con mayúsculas como tú. Mis felicitaciones.
    Margary.

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje