Páginas

viernes, 29 de octubre de 2010

De vuelta a la eternidad.






Con los ojos cerrados, escucho a lo lejos el sonido insistente del timbre. Veo a mi madre que presurosa se acerca a la puerta no sin antes verme acostada en el sillón. Abre la puerta pero el timbre sigue sonando. Me levanto y soy yo la que abre. Veo a mi hijo que empezaba a deseseperarse más de lo que ya estaba y pregunta qué pasa que nadie acude al sonido del timbre.
Le digo que mi madre estaba ya en la puerta pero....
Esto parecería normal sino es porque mi madre lleva 23 años de muerta.

Se asoma noviembre y con él, los ruidos extraños en casa se hacen cada vez más frecuentes. Sombras que se esconden tras de mi y a las que no hago caso. Tal vez en otro momento me ponga a investigar. 
Tal vez después cuando el terror no me tenga paralizada y vea sombras donde no las hay. Ni oiga ruidos que toman por asalto mi corazón.
Dejaré que Benito Tiki duerma conmigo aunque me muerda, así me aseguro que mientras él esté cerca mío, mantendrá alejados a los difuntos que no encuentran su camino y que buscan en nuestras caras algún vestigio familiar.
Fantasmas etéreos deambulando sitios desconocidos en el que nunca estuvieron y en el cual ahora no saben que hacer. Sus llantos lastimeros desgarran la noche cortándola en mil pedazos.

Se asoma noviembre y con él llegan las sombras del pasado buscando sus querencias. Los muertos que han traspasado la barrera del tiempo para venir a ver a sus familiares y saber como están.
Los muertos que se cuidarán de las ráfagas de viento para que este no les arranque el poco pasado que recuerdan.
Los que tienen suerte, tendrán una veladora prendida para alumbrar el camino que los guíe sin perderse con las sombras de otros muertos.

Mis muertos encontrarán en casa, una mesa con un vaso de leche, dulces y una poca de sal. Esto será para Miguel Alejandro, el bebé que murió porque fue el más débil de los mellizos, dándole oportunidad a su hermano de saborear la vida no sin antes robarle un trozo de labio para que no se olvide de él. Miguel Alejandro, el primer muerto en mi familia.

Después llegarán mis padres, mis tías, los abuelos que ya no se acordarán de nosotros pero vendrán guiados por los pasos de mi madre. 
Ellos encontrarán un jarro de café muy caliente, un vaso de agua para remojar sus labios en el difícil camino de retorno al más allá. También encontrarán un bolillo, una manzana, una mandarina, sal, azúcar, chocolate, pan de dulce, una guayaba que será quitada casi de inmediato porque las hormigas pueden acabar con la ofrenda antes que los muertos lleguen.
Habrá un vaso de cerveza para mi padre y un tequila doble, con el que brindará a la salud de los que quedamos.
Habrá rosas para mi madre y nube para recordarle las flores que comprábamos para rellenar los frascos que servían de floreros cuando había fiesta.  
Nube que rellenaba el vacío de las flores solitarias tan caras que no se podían comprar más que unas cuantas..

Vendrá mi gemela. Aquella tía en la que renací. A la que nunca quise parecerme por más que traté de ser diferente a ella. La tía que para asegurarse de que no la olvidara, el destino quiso que muriera el día de mi cumpleaños.

Los muertos que nos visiten chuparán el sabor de las frutas y los líquidos. Dejaran los despojos de lo que alguna vez fueron. El bagazo chupado por mandíbulas desdentadas.
La veladora quedará prendida por si acaso alguno llegó tarde o perdió el camino de regreso a donde ya no hay nada más que suspiros exhalados por el viento frío del mes de noviembre.

Los muertos que no tengan la suerte de que alguien les haya prendido veladora, su dedo será el que lleve la llama que los alumbre en la oscuridad de sus recuerdos.

Y llegará el día en que retornen a las sombras, allá donde otros iguales regresaran platicando sus novedades. Irán contentos porque habrán encontrado nuevos familiares pero también irán olvidando poco a poco quien es quien. Los menos afortunados regresarán tristes sin haber encontrado a nadie ni el lugar al que pertenecieron. Y llorarán sin consuelo sin comprender porque aún después de la muerte las lágrimas siguen apareciendo, lavando sus huesos descarnados y llegando al lugar donde alguna vez estuvo el corazón.

Yo mientras tanto, cuidaré que a mis muertos no les falte nada de lo que tanto les gustaba.

Ha amanecido ya y debo dormir ahora que el sueño está llegando a mis ojos. Últimamente estoy viviendo al revés. Duermo cuando llega la hora de levantarse.

Muero un poco cuando el día empieza a vivir.






52 comentarios:

  1. De veras hay mas ruidos raros en tu casa en noviembre que en otros meses?

    Que lindo que pongas ofrenda, yo quiero ir a buscar cosas para hacer una pero nunca hay tiempo. En mi familia no hay muertos (ventajas de tener una familia minima) pero Trying tiene dos y quiero empezar a hacer costumbre para cuando teenga el infortunio de tener. Si yo me muriera creo que me gustaria que me pusieran una.

    Deberias regalarnos una foto de tu ofrenda. Al menos a mi me encantaria verla.

    Un abrazote y mucho ánimo, MaLquE.

    ResponderEliminar
  2. siiiiiiiiii los muertos hay que festejarlos este dia 2 de noviembre...

    sabes el año pasado fui a la tumba de mi madre, la limpie y le puse comida, la que a ella mas le gustaba...en la tumba vecina llego un señor a ponerle flores muy bellas por cierto.....
    al verme me pegunta con son de burla..
    -"a que hora sale el muerto a comer?"
    y le conteste -"a la misma hora que sale el tuyo a oler las flores!!!!..... baboso!!!..."

    saludos perros

    ResponderEliminar
  3. pienso que los muertos queridos, andan como ángeles, cerca nuestro. y no les temo!!
    ahora, eso de sentir ruidos, no sé cómo lo manejaría. pero, no hay nada que una oración, no pueda aquietar.
    buen finde linda!!
    kisses

    ResponderEliminar
  4. tambien tienes que descansar...

    :P

    Suerte malque!

    ResponderEliminar
  5. En mi familia nunca tuvimos esas costumbres, aunque las mismas se hacen en el pais.


    un beso

    ResponderEliminar
  6. Me gustò mucho este escrito malquerida iba a postear acerca del mismo tema pero no creo poder superarla, adoptarè mejor sus palabras.

    ResponderEliminar
  7. muy bonitas tus palabras malque!! slaudos estamos en contacto!!

    ResponderEliminar
  8. Una casa muy peculiar donde yo no pasaría una sola noche, Malque, así que no me invites si visito México.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Qué lindo relato, una gran reflexión a lo que viviremos el 1 y 2 de noviembre, duele la ausencia de aquellos seres queridos, pero con mayor motivo se les recuerda y se les rinde un pequeño tributo en estos días :) (y uno diario al recordarlos)
    ¡¡Van apapachos Malquerida!!...

    ResponderEliminar
  10. Hola Ángel:

    Por aqui no se le da, al menos donde frecuento, mucha importancia a esos días de noviembre.

    No soy muy creyente de esas cosas sobrenaturales, los ruidos, las sobras y eso. Aunque respeto a quienes creen o sienten asi.

    Besos, Flor.
    Daniel

    ResponderEliminar
  11. Querida Flon,

    Y la calavera?, anda queremos calaverita!, escribela si? =D

    Abrazos huesudos para vos.

    ResponderEliminar
  12. Estas son las fechas cuando extranio mi Mexico lindo y querido mas.

    ResponderEliminar
  13. Comadre, solo nosotros hacemos una fiesta e invitamos a la catrina, el lunes hay tamales, la invito y de pasada vamos de paseo al panteon a visitar a la familia que me esta esperando del otro lado del rio, ya no hay nada, solo tierra y polvo, pero me gusta ir a la tierra de los sueños, donde tantos sueños se quedaron sin cumplir, pensar en todos ellos y acordarme de todo lo que en mi vida dejaron :D. Menos mal que tienes a Benito Tiki para hacerte compañia cuando esas sombras asoman, yo solo me cubro con la sabana y cierro la puerta de la recamara con llave, como si eso pudiera espantarlos, prefiero verlos en mis sueños.

    :D Saludos.

    ResponderEliminar
  14. =D me gusto mucho tu post!

    y no tengas miedo seguro benito tiki te cuidara, quizas te muerda pero te va a cuidar.
    saludos y un beso!

    ResponderEliminar
  15. Como siempre Malque. Buen escrito, nosotros nunca hacemos altares ni cosas de esas, bueno es que yo no creo que nadie regrese je je je.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. la vida es un sueño: Luces, càmara acción!

    un abrao caluroso para estos grados en que amanecimos y otro
    porque amanecimos vivos

    ResponderEliminar
  17. Querida Malque:

    Dice mi Madre que las tradiciones no deben dejarse ir, ella igual poner ofrenda, y ayyyyyy, despues se comen lo que ahi pusieron, yooooo???, noooooooo, guacala, no como de las ofrendas NADA.

    Querido Rey Hidrogeno, espero que pongas tu calaverita en tu BLO!!!...

    Besos Brujos*

    ResponderEliminar
  18. Noviembre y todo lo que trae, en si anuncia la llegada al inexorable final de un año mas. Que y te puedo decir de muertos, pocos tengo pero muy sentidos, a los que estamos aquí nos toca hacerlo bien y para ellos en estos días tendríamos que recordarlos y aceptar la visita de forma amable..

    un tip, a cada veladora que pongas encendida ponles un platito con agua debajo…un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Cuando era chica, para esas fechas de noviembre, en las radios sólo sonaba música clásica en señal de respeto. Tal vez todavía haya quien ese día lleve flores al cementerio para algún difunto...Pero nada más...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. yo prefiero, y tal vez me tilden de loca, pero prefiero creer que los muertos ya no son mios, que sus sombras ya no existen ni en sus casa ni en mi vida, solo elinmenso amor que alguna vez nos profesamos y que ellos no tienen la necesidad de volver aca, en ninguna epoca del añio, poruqe todo a quedado en su lugar y su alma se regocija ya en otro plano. Que triste que tvieran que vivir las mismas penuarias aun cuando se les da la oportunidad de descansar.

    ResponderEliminar
  21. Pero buen oes tu mama entonces no creo que sea un espiritu malo.

    Apenas para lo que te esta pasando mira Paranormal Activity 1 y 2, perfecto para lo de tu casa.

    http://www.youtube.com/watch?v=OSSqxrh5kp8

    http://www.youtube.com/watch?v=07XbSk7Rjt4

    ResponderEliminar
  22. recuerdo que me decia mi abuela materna(en paz descanse) que el dia de los muertos, si me quedaba despierto en la madrugada podria conocer a mi abuelo Enrique (que no conoci, porque se murio cuando yo tenia un año). Porque decia ella que mi abuelo siempre venia ese dia a tomarse la botella de tequila que mi abuela le dejaba en el altar que simepre ponia, obviamente no lo hize.

    Ya de grande, y solo una vez, compre una botella de tequila para el abuelo, la puse en el altar de muertos que mi madre puso; esa madrugada me compre unas chelas y lo espere, claro que no lo vi, pero al otro dia me cure la cruda con unos deliciosos "perros salados" que hize con la botella de tequila que le deje al abuelo, jajajajaja.


    me gusto mucho tu escrito, tanto que me hiziste recordar esta anecdota.

    muchos besos y abrazos Malque.

    ResponderEliminar
  23. Y es que en las casas de todos los que tuvimos o tenemos alguien que se nos adelanto y nos ama ... siempre hay mas ruidos en noviembre... esla añoranza... es la extrañanza dijera mi abuelo..... es el quererlos volver a ver... besos!

    ResponderEliminar
  24. Hola!! No sabía que se dejaban ofrendas! Yo ni loca, me da miedo ajjaja de todos modos los recuerdo en mis oraciones, siempre. Y también creo que me cuidan y me escuchan, pero no quiero que me contesten!!!!
    besosss Malquerida!

    ResponderEliminar
  25. Yo casi nunca pongo ofrenda, cuando estaba mas chica poniamos una pero uuuuh hace muchos milenios que no

    fijate que yo casi no sueño parientes que ya han muerto, quien sabe porque
    :S

    byE

    ResponderEliminar
  26. Malque:
    pasá cuando puedas por mi blog, que hay algo para vos.
    buen finde.
    kisses

    ResponderEliminar
  27. "Muero un poco cuando el día empieza a vivir"

    Malque, un beso!

    ResponderEliminar
  28. Me hiciste recordar a mis muertitos, a los que estaré esperando con las puertas abiertas si desean venir a visitarnos, es bonito recordar y creer que el camino que siguieron los podrá traer de regreso, pero sin duda aunque esten muertos siguen en vida con nosotros, en pensamientos, recuerdos, y todo lo que tiene escencia de ellos.

    ResponderEliminar
  29. Holaaaaaaa!!!! Muchas leyendas alrededor de este día. Que pases una feliz celebración!!!! BESITOS Y SALUDITOS ESPAÑOLES.

    ResponderEliminar
  30. Exacto: Día de Muertos.
    Es una tradición mexicana que el Jalogüin (con sus muchos dulces) quiere opacar...



    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Dulce y Escalofriante a la vez :s

    Estamos en Frecuencia.

    P.D. muy a doc con una rola del prox FX :P

    ResponderEliminar
  32. Quiero poner un altar pero no puedo, vivo en un huevito y dentro de poco me mudo, no puedo. Pero seguro que mi familia ha puesto un enorme altar para todos nuestros muertos, lo malo es que no estaré por ahi para comer de su comida, para oir sus pasos, para ver sus espectros.

    Como me gusta el dia de muertos!!

    ResponderEliminar
  33. ya vien Malquerida!!! me extrañaste!? jejejeje
    los muertos... igual...solo tengo uno reciente y no me es tan llamativo el festejar... no por que sienta feo, siemplemente ahora no me nace snif snif jejeje pero esta bien... las personas que mueren solamente se mudan a un lugar mas seguro y tranquilo, nuestro corazon...

    ResponderEliminar
  34. bonito, muy bonito, mejor aún que se conserven las tradiciones, la muerte no debe dar miedo, y menos en México.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  35. Querida Malquerida, ¡pero qué texto más lindo!!!! Realmente es precioso, muy bueno; ¡ya hubiera querido escribirlo yo!!!! Me encantó y mucho nos hace recordar el valor de mirar y querer y recibir así a nuestros muertos...

    ¡Un abrazo y a vivir!!!!

    ResponderEliminar
  36. Es normal en estas fechas esos ruidos, yo sufro de demasiado cansancio y baja de energias, me han dicho que es por lo mismo... gracias por recordar a aquellos muertitos que no les prenden su veladora... me gusta mucho esta tradicion, un Saludo y no te preocupes... yo tambien vivo algo alrevezada... pero es que me ata la noche... que me es dificil irme sin disfrutarla un poco mas...

    ResponderEliminar
  37. Que lindo post Malque, es una de las tradiciones Méxicanas que mas me gustan, alguna vez tuve la oportunidad de ir a Michoacán a pasar estos días y es impresionante lo que se vive allá, aunque también hay mucho gandalla que te quiere ver el gabán pero es lo de menos, la tradición es hermosa, además no lo cuento mucho pero digamos que percibo cosas que la mayoría no y sin fumar nada jaja, tal vez pronto cuente alguna experiencia.

    Besos y abrazos!!!

    ResponderEliminar
  38. Arañita: Es en serio, de verdad te lo digo. Mira, si digo mentiras que se te aparezca la niña de la sábana blanca para que veas que es cierto todo lo que digo.

    Voy a comprar las cosas para mi ofrenda y trataré de subir una foto, es que no se subirlas jeje. Pero aprovecharé que está mi hija para hacerlo.

    Muchas gracias, estoy bien.

    Besos.

    Perrita: Jeje recuerda que todas las flores somos bellas.

    Beso.

    Moni: Cuando oigo ruidos se me olvida rezar solo pongo mi oído muy alerta por si las moscas.

    Beso.

    reptilio: Sipirili, trataré de hacerlo.

    beso.

    Tauromquico: Supongo que en mi familia esta tradición morirá porque mis hijos no creo que las sigan.

    Beso.

    INDRA: ¿Porqué no lo escribes?, sería otro punto de vista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  39. Raptor: Muchas gracias.

    Saludos.

    Yo-Mero: Gracias.

    :)

    srita Panque: Gracias.

    Antony: No pasa nada, ya me acostumbré , aggg! me asusta je.

    Saludos.

    Gabriel: Y se les recuerda con mucho cariño, obviamente.

    Vengan los apapachos.

    :)

    ResponderEliminar
  40. Dan: Hola.

    ya me me había olvidado la historia que te voy a mandar, perdón.

    Te la mando al rato y sino que se te aparezca la mujer sin cabeza del patio trasero para que veas que si existen jeje

    Besos Dan.

    Rey H: Mañana la posteo.

    beso.

    Micky: :(

    Ángel: Vamos, quiero tamales y conocer tu tierra.

    Por eso aguanto a Benito Tiki porque él me cuida ja.

    Ely: Gracias.

    Si se que me cuida por eso me aguanto, jeje

    Beso.

    ResponderEliminar
  41. Malhechecito: Gracias.

    Yo no estoy muy segura de eso.

    Beso.

    Jo: Un abrazo que dure mucho.

    :)

    Brujita: Jajaja no pasa nada. Bueno si, se chupan el sabor porque ya no saben a nada je.

    Beso.

    Toño: Gracias Toño.

    Es lo que hago cuando prendo veladoras. Las pongo en un plato con agua.

    besos.

    Maribé: En casa no poníamos música hasta el 3 de noviembre igual en señal de respeto.

    Y llevábamos flores a las tumbas pero yo ahora no voy a los cementerios ni aunque se muera alguien conocido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  42. Choco: Son creencias que los mayores nos inculcaban pero ahora nosotros ya de padres creemos otras cosas muy diferentes pero no podemos deshacernos de bien a bien de lo que traemos de pequeñitos.

    beso.

    Autumn: Voy a Actividad Paranormal 2 pero tengo mucho miedo aggg!.

    Saludos.

    Ángello: Yo no espero que lleguen porque si se me aparecen me moriría, jeje

    Saludos.

    Zully: es que de verdad hay ruidos y sombras extrañas, de verdad.

    :(

    Paula María: Hola.
    Jajaja yo tampoco quisiera que me contestaran jeje

    Beso.

    ResponderEliminar
  43. Avecilla: Yo si sueño con ellos pero igual no se porqué.

    Saludos.

    Moni: Ya voy, muchas gracias.

    Beso.

    Gabrielle: Gracias.

    Beso.

    Socias: Somos nosotros los que con nuestro recuerdo los hacemos vivir, ojalá que eso no les cause ningún conflicto.

    Saludos.

    Liova: Hola.

    Muchas gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Esto que voy a decir puede sonar muy fuerte y tal vez hasta poco profesional.
    Esta entrada que nos acabas de regalar, se acaba de convertir en mi favorita.
    Es simplemente extraordinaria.
    "Muero un poco cuando el día empieza a vivir"
    ¡Que remate!
    Te mando un fortísimo abrazo Bienquerida.

    ResponderEliminar
  45. DvD: Día de Muertos no halloween.

    Si pero el Día de Muertos no se deja.

    Saludos.

    frecuenciax.com: ya la escucharé como no.

    Beso.

    Cuetzpallin: Cuando ya tengas en una casa más grande ya tendrás oportunidad de ponerlo.

    Un abrazo.

    Diablita: Siiii! te extrañe mucho!

    Que bueno que estás bien.

    Besos.

    Amorphis: No da miedo mientras no llegue jeje.

    Beso.

    ResponderEliminar
  46. ChAnd: Gracias.

    Nos hace mirar que la muerte no es más que otro paso que algún día tendremos que dar.

    Beso.

    María Cereza: Ojalá que hubiera más muertos recordados para que así de algún modo puedan descansar.

    Beso.

    Uriel: Gracias.

    Ojalá algún día puedas postearlo, me gustaría mucho leer tu relato.

    besos Uriel.

    ResponderEliminar
  47. Mcrow: Muchas gracias por las palabras tan bellas que siempre dejas en mi blog.

    Un abrazo y espero que te estés divirtiendo mucho.

    ResponderEliminar
  48. Muy conmovedor, me encantó.

    Me gustaría tener costumbres así, en mi país tenemos algo similar pero en mi familia no creíamos en eso... crecí así... pero, aunque no soy creyente, me gusta creer q mi mamá todavía existe... de alguna manera... y no solo en recuerdos, sino en algo más... algún tipo de energía.

    Gracias Malque por tan lindo post.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  49. Me encantan esas historias de muertos, que en Méjico, cogen vuelo para el 1 de noviembre. Los muertos vuelven a los espacios que dejaron. Rulfo tiene de ese aire de vuelta, en Pedro Páramo. Un abrazo, Carlos

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje