Páginas

jueves, 2 de agosto de 2018

Prim pram prum

Terminado el todo comenzamos la nada. Los enojos sin razón aparecieron a la voz de ya. Npi de donde salieron. La cosa es que cuando reaccioné estaba fulminando con la mirada a El Jefe. Mirando a Barry sorprendiéronse del cambio de actitud. Incluso tuve la descortesía de voltearme a seguir escribiendo. ¡Déjenme en paz, quiero escribir! No se amedrentan siguen hablando sobre las vacaciones y la carestía. La crisis está arrastrando a mucha gente al hoyo. Seguí exprimiendo mi cerebro. Los dedos estaban recobrando un ritmo paulatino carente de sentido, lo que escribía era soso. Igual siempre lo ha sido pero ahora más. La cabeza me iba a reventar. Tengo que expulsar las ideas de alguna forma. Prim pram prum. ¿Por qué me enojé, alguien sabe? Natalia preguntó algo. Reaccioné que era a mi a quien hablaba, y ya. El Jefe recriminó mi falta de atención con la niña. Abracé a la muñeca, le di muchos besos. Te amo abuela. ¿Dónde está mi cabeza metida? Estoy un poco asustada la mera verdad. Tiki tiene muy nublada la mirada como cuando la abuela murió. Así mero mero petatero. Lo estamos consintiendo mucho. Cuando mis hijos o Barry llegan se va con ellos. A mi obvio me ladra. "El que llegue se hace cargo de él", les digo. Llevarlo al baño, cumplirle su capricho de estar subiendo y bajando del sillón de la marmota. No regañarlo sobretodo. Nunca había visto tales ganas de vivir. Y bueno, como repito hasta el cansancio que nos iremos juntos al más allá pues eso me da miedito. Vaya ser que Chuchin o Lucy me oigan y ora si me cumplan este deseo de Tiki y yo morir iguales. No creo que eso sea la razón de mis enojos, yo creo ha de ser el calor agobiante o vete tú a saber. A lo mejor es esta sequía agonizante que por tres años seguidos nos está acabando. No hay lluvias, el calor está a tope. La canícula en todo su esplendor. Vivir en un país tercermundista tiene sus bemoles. ¡Llueva, llueva, llueva, La virgen de la cueva! Tanto que me gusta la lluvia. Aprendí a reciclar el agua. Lo que no me gusta es tener que bAñarme a la antigua usanza. Hay que bañarse con un bote de 20 litros y yo con tanto cabello. Ni modo así la vida es. La plegaria de hoy: agradezco a Dios o al universo que poquito pero todavía sale agua de la llave. Si no hubiese agarrado la mala costumbre de bAñarme a diario como diría Jesusa Palancares, no me preocuparía por ello. Sigamos, no me distraigan, ¿Será la cercanía del viernes lo que alborota mis delirios? No puedo sustraerme al encanto terrorífico de los viernes. Como sea, vomité las ideas que no pensé antes que me indigestaran. Amanecimos de nuevo sin agua. La próxima guerra mundial será por el agua. Las grandes compañías cerveceras, refresqueras y todo eso son en contubernio con los gobiernos las dueñas del líquido salvador del mundo. Dejan los mantos acuíferos secos. ¡Perra vida de pobre! Hubiera estudiado para ser magnate. ¿Qué? ¿Qué para eso no se estudia? ¿Ya lo ven? Ni en mis sueños puedo ser algo más que "una señora decente".¡Ya me voooy! ¡Adiós!ah no perdón "adiós" no, hasta lueguito. Como dice la Adriana, "nos vemos cuando nos veamos" o antes si es posible. ¡Estamos vivos señores! (o...¿será mejor estar muertos? Los muertos no se bañan).

14 comentarios:

  1. Estamos vivos, acalorados pero vivos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Nena,es bueno vomitar palabras, solo así una puede vaciar tanta cosa que está reconcomiéndote la panza y el alma!
    Besos gordotes ( y ojalá que llueva!)

    ResponderEliminar
  3. No le des más vueltas: la nada acaba como empieza.
    El todo no es porque no existe.
    Las guerras termin

    ResponderEliminar
  4. nanas con la paciencia del santo Job
    y aquí quien menos razones tiene, más chilla. Hala, a vivir, que son dos horas!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Si encuentras la escuela para ser magnate, avísame, que yo también me quiero apuntar...
    Besotes y ánimo con el tema del agua. La verdad es que tiene que ser un rollo estar así.

    ResponderEliminar
  6. A lo mejor podrías considerar la posibilidad de llevar el pelo mas cortito, hasta puede que te guste mas, por ser mas fresquito... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Pues no sé yo si me convencería mucho eso de ser magnate. ¿Sabes si ocupa mucho tiempo ejercer la profesión? No puedes relacionarte con quien quieres, sino con quien le conviene a tus negocios. Prefiero ser así de pobre. No cambio a mi Malque por un jeque.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. A veces me pregunto si existe algo decente en querer o poder vivir ( por no decir sobrevivir...).

    Besos.
    Y que llueva , lo wue sea necesario en cada vida: agua, amor , comida, trabajo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Qué carácter, jajajjaja...
    Te adoro.

    Aquí el calor me tiene frito, nunca mejor dicho.

    Un horror.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Por aquí, ya entró el calor por derecho.
    Tu habla, yo vengo
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. si se pudiera te mandaría un poco de mi frío invernal para que te refresques.

    ¡mi ron! ¡¿dónde está mi ron para calentarme?!

    besos.

    ResponderEliminar
  12. Jajsajaja. Los muertos huelen a carne podrida y no se pueden bañar. La verdad que el agua es un verdadero problema. Deseo que se solucione y puedas bañarte cada día como es costumbre.
    Un abrazo sincero

    ResponderEliminar
  13. Sí está muy fuerte el calor. Pero el genio se cobra aparte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Estás muy viva.
    Siento el problema del agua, a ver si llueve por allí.
    Aquí, este año, ha llovido mucho, casi no es necesario ni regar.
    Jaja, también puedes enojarte, ¿eh?, cuando me enfado también tengo mucho genio.

    Otro beso enorme.
    :)

    ResponderEliminar

Advertencia:
Este blog es administrado por una bruja psicótica que habla con los dedos mientras lanza maldiciones en idioma abstracto.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales