Páginas

jueves, 30 de agosto de 2018

No pos si

Nuestra historia escrita a tres porrazos. ¿Ah no? ¿Si? ¡Si quiero! La manera de ver las nubes habla de la candidez de tu alma. El matrimonio no es un juego. Bautizmo en repetición al vuelo. La primera obligada, la segunda razonada. Dos flores huyendo del pragmatismo ignoto. El cabello veleidoso, negro desbocado se desliza por la espalda deteniéndose en las formas adolescentes. Si así está el caminito, cómo estará el pueblito. Cinderella Star transforma su vida en pícara voluptuosidad. Vanas las miradas que la desnudaron al caminar por la calle. Altiva. Orgullosa. Derecho al camino no trazado. Los poetas convocan a un casting de musas de cuerpos vírgenes. Tú y tus musas. "Thank you very much I love you" El amor eterno no existe. Hay costumbres con significados escondidos bajo la capa del buen ejemplo. La maestra inolvidable soñó con educar el alma, lienzo blanco infantil. Se la comió el tiempo. Cinderella Star en el último capítulo de la primera temporada perdió el libro, el rosario, las arras, la sonrisa y la virtud valorada en una sábana. ¿Pos ónde las dejaste muchacha? Si supiera no estarían perdidas. No pos si. La vida nunca comienza por el final. ¿Cómo empiezan los 37? Olvidando. Los columpios no llegan a las nubes. Ama la vida, respeta la muerte. Ella sabe cuando llegará. Quiero ser incinerada. Alguien verterá los polvos muertos mezclados con tierra negra de la del monte. Siembren una matita que pasado el tiempo se convertirá en árbol. "Árbol la MaLquEridA". No cuenten cual es mi árbol, no quiero que nadie profane mi olvido. La cadencia pretenciosa de unas caderas tímidas llevan el ritmo de un despertar a tiempo. Minifalda de lunares marrón ¿o eran de colores? Pos ya no me acuerdo tú. No me mires por favor voy a renunciar a ti. Los celulares esconden lo desconocido de los conocidos. Envidiaba tu cabello negro rizado. Una hippie asomó en las botas de gamuza. Estilo inmortal del mundo nuevo. Porque me dejo querer por ti. ¿Adónde envío la carta? Los secretos guarecidos en la planta de los pies. Nada más quería que cantara la melodía que me prometió. Lucha, pelea, gana. No me distraigo en batallas perdidas. ¿Y si no existieran los viernes? Los inventaría con trozos de días felices. La visión de la gente es muy diferente a la real. Él no se quiere ir. Yo no tengo donde ir. El documento de Voluntad Anticipada me permite ver una luz para tener una muerte digna. Hay que pagar por ello. Las notas melódicas de tu sonrisa son para otros espacios. Tú eres mi Júpiter. ¿Podemos estar juntos como una familia feliz? Si te mueres no podré ir a tu boda. Piensa en la libertad que te dan tus pies. Llegaré caminando. Los secretos son armas infalibles para acabar con tus enemigos. Todas las mañanas me saluda. Por las noches se despide. Somos raros. Estoy perdiendo mis recuerdos. Yo las ilusiones de un mutuo final. Hasta que la muerte los separe. ¿No podría ser antes? Recuerda. Cinderella Star ha vivido siempre en ti. Una perla de La Bella. Abuela quiero decirte algo. Hay personas que abandonan a sus abuelos. Eso no pasará contigo. Mira, esta niña que ves frente a ti, esta nieta tuya jamás te abandonará. Jamás ¿Lo oyes? ¡Jamás! Te amo mi linda. Tengo los mejores abuelos del mundo.
¿Publicar? Si.

18 comentarios:

  1. Derecho al camino no trazado. Los poetas convocan a un casting de musas de cuerpos vírgenes. Tú y tus musas.
    Tú no necesitas de musas ni castings.
    Ni aun siquiera de un Júpiter
    Pero tienes los secretos guarecidos por los pies. Y ello basta, Malque 😘😘😘😘

    ResponderEliminar
  2. magistral ejercicio del subconsciente! un abrazo querida Malque

    ResponderEliminar
  3. La niña es sensible para darse cuenta e inteligente para saber apreciarlo. Y afortunada. Por sus abuelos, quiero decir. A la abuela la conocemos bien y al abuelo cada vez que nos lo asoma a través de sus líneas es para mostrarnos un buen hombre y que se viste por los pies.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Bah, no te preocupes por los recuerdos viejos...
    Al final serán incinerados... cenizas de recuerdos... yo creo que la gente que había en ellos no quedará muy favorecida con las caras calcinadas... o a lo mejor así, a lo mejor el gris (ceniza, claro) les sienta muy bien.
    Se convertirán en Cenicientos.
    Y a las doce de la noche:
    DESAPARECERÁN!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Cuando formemos parte de las cenizas de nuestros abuelos, nada importará tanto como dejar algún buen recuerdo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Limpiar el alma, dejar salir los demonios,los fantasmas,quemar las naves, volar... todo eso iba recorriéndome la piel mientras te leía.
    Mil besos Malque.

    ResponderEliminar
  7. uno nunca abandona a sus abuelos ni en sus recuerdos. debe ser porque -en mi caso- eran unos seres que necesitaban ayuda.

    besos.

    ResponderEliminar
  8. Creo que somos un enorme cofre de recuerdo, que con los años vamos modificando. Lo que no cambia es la tibieza cen como lo recordamos. Hay recuerdos que abrazamos y son eternos y otros que debemos solar al viento para continuar el camino. Siempre es tan hermosa tu manera de contarnos, que me voy con vos en el relato. Se te quiere Malke!!!

    ResponderEliminar
  9. Siempre consigues involucrarme en tus historias. Eres maravillosa.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  10. "Los celulares esconden lo desconocido de los conocidos", buenísimo y muy cierto.
    Genial escrito, como siempre.

    Besos, Malque

    ResponderEliminar
  11. Este texto es una suma de confesiones lo más parecida a un exorcismo. En el fondo escribir, echar pa fuera, es eso: exorcisarse uno mismo.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Me has asombrado en un dia de lluvia con sol
    gracias

    ResponderEliminar
  13. Por algo será que se dice eso de que los niños mienten.
    Lástima que luego se les ocurra crecer...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  14. Los recuerdos con el tiempo van cambiando

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Como todo va cambiando a medida que crecemos tambien.
    Y si, nada mejor que los abuelos♥

    ResponderEliminar
  16. Nadie sabemos lo que nos van a ir deparando los años. Lo más importante es hacer frente a cada complicación que se nos presenta.
    Tú si que sabes enfrentarte a lo que te sucede.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  17. "Ama la vida, respeta la muerte".
    Tienes mucha vida dentro de ti.
    Eres muy profunda, Malque.

    Una perla preciosa la de Bella, dice mucho de ella y de vosotros.
    Los abuelos son muy importantes.

    Un beso, mi querida Malque.

    ResponderEliminar

La titular de este blog, dama exquisita, dueña de su mente pero no de su cuerpo agradece la visita a este refugio de chilanga triste.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales